I. COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN

C. OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO Y MEDIO AMBIENTE

Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia

RESOLUCIÓN de 23 de septiembre de 2016, de la Delegación Territorial de Segovia, por la que se hace pública la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de ampliación de la explotación de áridos, Sección A) Riomoros n.º 28, promovido por «Áridos y Contenedores Bermejo, S.L.», en el término municipal de Juarros de Riomoros (Segovia). Expte.: EIA-SG-17/10.

La Consejería de Medio Ambiente, en virtud de las atribuciones conferidas por el artículo 46 de la Ley 11/2003, de 8 de abril, de Castilla y León, modificado por el Decreto-Ley 3/2009, de 23 de diciembre, de Medidas de impulso de las Actividades de Servicios de Castilla y León, es el órgano administrativo de medio ambiente competente para ejercer, en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, las funciones fijadas para dicho órgano por el artículo 4.2 del texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, en relación con los proyectos que deban ser autorizados o aprobados por la Administración de la Comunidad de Castilla y León.

No obstante, la competencia para formular la preceptiva Declaración de Impacto Ambiental corresponde por delegación al Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León y se considerará suscrita por el órgano delegante, de acuerdo con lo dispuesto en la Orden MAM/1271/2006, de 26 de julio, por la que se delegan competencias en materia de Evaluación de Impacto Ambiental en los Delegados Territoriales de la Junta de Castilla y León.

Este proyecto se somete al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental en aplicación de lo dispuesto en el artículo 45.1 de la Ley 11/2003, de 8 de abril, y en relación con el artículo 3.1 del citado Texto Refundido, al encontrarse incluido en su Anexo I, Grupo 2, Industria extractiva, letra a), circunstancias 5.ª «Explotaciones visibles desde autopistas, autovías, carreteras nacionales y comarcales o núcleos urbanos superiores a 1.000 habitantes o situadas a distancias inferiores a 2 kilómetros de tales núcleos» y 9.ª «Extracciones que, aún no cumpliendo ninguna de las condiciones anteriores, se sitúen a menos de 5 Km. de los límites del área que se prevea afectar por el laboreo y las instalaciones anexas de cualquier explotación o concesión minera a cielo abierto existente».

El expediente se ha tramitado según lo establecido en el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos y en la Ley 11/2003, de 8 de abril, de Prevención Ambiental de Castilla y León.

Con fecha de 17 de noviembre de 2014 ha entrado en vigor en Castilla y León la Ley 21/2013, de 9 de diciembre de Evaluación Ambiental, resultando de aplicación lo que en la misma se establece.

Considerando adecuadamente tramitado el expediente, vista la propuesta de resolución de la Comisión de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia de 16 de septiembre de 2016, las observaciones y la documentación presentada,

RESUELVO

Dictar la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de ampliación de explotación de áridos, Sección A) «Riomoros n.º 28» promovido por Áridos y Contenedores Bermejo, S.L. en el término municipal de Juarros de Riomoros (Segovia) que figura como Anexo.

Segovia, 23 de septiembre de 2016.

El Delegado Territorial, Fco.: Javier López Escobar Anguiano

ANEXO

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL DEL PROYECTO DE AMPLIACIÓN DE EXPLOTACIÓN DE ÁRIDOS, SECCIÓN A) «RIOMOROS N.º 28» PROMOVIDO POR ÁRIDOS Y CONTENEDORES BERMEJO, S.L. EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE JUARROS DE RIOMOROS (SEGOVIA). EIA-SG-17/10

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El objeto del proyecto es la ampliación de una actividad minera consistente en la extracción de arenas en diversas parcelas con destino a la fabricación de hormigones, morteros y para el abastecimiento de obras de infraestructuras.

Las parcelas inicialmente autorizadas son la n.º 5084 y 5086 del polígono 5, y se plantea ampliar la actividad en las siguientes: Polígono 4 (parcelas 5078 y 5079), Polígono 5 (parcelas 5065, 5066, 5067, 5146 y 33), y Polígono 6 (parcelas 42, 43 y 44) del término municipal de Juarros de Riomoros, que constituyen tres áreas diferenciadas de explotación localizadas en el mismo entorno.

Se define una vida media estimada de la explotación de 11 años, planteando un desarrollo de las actuaciones en tres fases, una por cada área explotación, de tal modo que en una primera fase se intervendrá en todas las parcelas definidas del polígono 6 (año 1.º - año 8.º), en la 2.ª fase, interviniendo en el polígono 5 en todas las parcelas descritas excepto la 33 (años 8.º - año 9.º) y 3.ª fase, en la cual se ejecutarán actuaciones en la parcela 33 del polígono 5 y en las parcelas 5078 y 5079 del polígono 4 (año 9.º - año 11.º).

La superficie total es de 17,66 ha, de la que se descontarán las superficies correspondientes a los retranqueos perimetrales a linderos, a la zona de policía del río Zorita y al menos la mitad norte de la parcela 44 del polígono 6. La fase 1.ª es colindante al río Zorita y las fases 2.ª y 3.ª distan desde más de 160 metros al río Moros (al Este).

La explotación se realizará a cielo abierto por el sistema de talud natural, mediante arranque directo del material por medios mecánicos, con un único banco de potencia de 7-8 metros, situándose en todo caso al menos un metro por encima del nivel freático. Tras el arranque se acopiará por separado el material aprovechable de los estériles, que serán acopiados en la plaza de cantera.

El total de material de excavación es de 982.800 m3 y dado que se consideran estériles los limos y las arcillas, estimando un ratio de aprovechamiento entorno al 85%, se producirán 842.000 m3 de material útil (1.347.840 Tm) y 140.000 m3 de estériles, compuestos de estériles (98.280 m3) y tierra vegetal (42.120 m3). La producción anual de material útil en banco prevista es de unos 80.000 m3 (128.000 t). La cobertura de tierra vegetal (0,30 m de potencia) y el estéril (0,70 m de potencia) serán acopiados para ser usados en las labores de Restauración. Los materiales extraídos y seleccionados a través del proceso de cribado serán transportados a la Planta de Clasificación y Lavado de Áridos propiedad de la empresa.

El acceso a las diferentes zonas de explotación se realizará desde la carretera principal SG-V-3141 (Juarros de Riomoros - Marazoleja), tomando los siguientes caminos una vez pasado el puente sobre el río Moros:

  • – Fase 1.ª: Caminos de las Huertas.
  • – Fase 2.ª y 3.ª: Camino de los Agostillos.

El Estudio de Impacto Ambiental analiza los posibles impactos del proyecto y propone un conjunto de medidas protectoras y correctoras, entre las que se incluye un Plan de Restauración de los terrenos a afectar. Así, el citado Plan contempla la restitución topográfica mediante suavización de taludes a 18.º y acondicionamiento de la plataforma de trabajo, todo ello con el aporte de estériles de la propia explotación, y en caso necesario, con tierras limpias e inertes externos procedentes de plantas de clasificación de residuos de construcción y demolición.

Las labores de restauración se ejecutarán de tal manera que se permita su compatibilización con la extracción de arenas. Conforme se haya producido el beneficio de un manto de arenas en un extremo de una parcela se procederá a su taluzado. En principio, se plantea un ciclo de restauración anual, es decir el aporte de estériles sobre la superficie explotada correspondiente al año anterior, aunque este plazo podrá ser ampliado si las condiciones de seguridad minera y el correcto desarrollo de trabajos extractivos así lo exigieran. En ningún caso, se iniciará la explotación de una nueva fase, sin explotar y restaurar convenientemente la anterior.

Conforme se vayan obteniendo taludes y plataforma de trabajo definitivos, se procederá al extendido de la tierra vegetal y a la ejecución de plantaciones de pino negral y albar, salvo en la parcela n.º 33 que recuperará su uso agrícola actual. La densidad arbórea será de 1.100 pies/ha en la plataforma de trabajo, mientras que en los taludes se verá incrementada hasta 1.600 pies/ha. Para la parcela agrícola, se presupuesta la siembra de gramíneas y leguminosas en densidad 100 Kg/ha. Se prevén riegos durante los tres primeros años desde la implantación de la vegetación, reposición de ejemplares y otras labores de mantenimiento.

PROPUESTA DE DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

A la vista del contenido del estudio de impacto ambiental y resto de documentación, y de lo anteriormente expuesto se informa favorablemente el desarrollo del proyecto siempre y cuando se cumplan las condiciones que se establecen en esta Propuesta, sin perjuicio del cumplimiento de otras normas vigentes, ambientales, urbanísticas o de cualquier otro tipo, que puedan impedir o condicionar su realización:

1.– Actividad evaluada.– La presente Declaración se refiere al Proyecto General de Explotación para ampliación Cantera «Riomoros», «Recursos de la Sección A» de marzo de 2010, que se realizará en el Polígono 4 (parcelas 5078 y 5079), Polígono 5 (parcelas 5065, 5066, 506, 5146 y 33), y Polígono 6 (parcelas 42, 43 y 44) del término municipal de Juarros de Riomoros., a su Estudio de Impacto Ambiental de octubre de 2010 y a los anexos documentales de noviembre de 2014.

2.– Afección a la Red Natura 2000 y otros valores naturales.– De acuerdo al Informe de Evaluación de las Repercusiones sobre la Red Natura 2000, emitido en cumplimiento del Decreto 6/2011, de 10 de febrero, por parte del órgano competente, tras estudiar la ubicación de las actuaciones previstas, se comprueba que no existe coincidencia geográfica del proyecto con la Red Natura 2000, ni se prevé la existencia de afecciones indirectas, ya sea individualmente o en combinación con otros, que pudiera causar perjuicio a la integridad de cualquier lugar incluido en aquélla, siempre y cuando se cumplan las condiciones expuestas en el citado informe que quedan incluidas en las medidas protectoras de la presente Declaración. Como quiera que la observancia de dichas condiciones es la que garantiza la ausencia de perjuicio a la integridad de la Red Natura 2000, su incumplimiento supondrá una infracción de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

No existe coincidencia geográfica del proyecto con ningún espacio incluido en el Plan de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León. En el ámbito de afección del proyecto no se presenta ninguna especie protegida por el Decreto 63/2007, de 14 de junio (Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León). Se constata la no coincidencia con ejemplares incluidos en el Catálogo de Especímenes Vegetales de singular relevancia de Castilla y León y la no coincidencia con zonas húmedas incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León.

Existe coincidencia con el ámbito de aplicación del plan de recuperación de cigüeña negra-zona de importancia. Las actuaciones previstas son compatibles con los objetivos de conservación de dicho plan. Respecto a otras especies protegidas de fauna con planificación vigente (águila imperial ibérica), de acuerdo a lo expuesto en el Estudio de impacto ambiental en cuanto a niveles de ruido, no se considera que se vaya a producir una afección significativa sobre la citada especie. En todo caso, las medidas protectoras y correctoras que figuran en el citado Estudio respecto a la protección de la atmósfera (aire y ruido) y protección de la fauna, se consideran adecuadas para evitar posibles afecciones sobre la especie. Se considera adecuada la medida de prohibición de circulación fuera de las pistas y caminos estipulados.

La explotación linda al Sur con el Cordel de la Calzada de Cobos y la parcela 42 es colindante con el M.U.P. 151 «Soto y Dehesa» perteneciente al Ayuntamiento de Juarros de Riomoros, el cual se encuentra deslindado y amojonado. La actividad proyectada se considera compatible con esos bienes siempre que se respete el condicionado del informe que queda incluido en las medidas protectoras de la presente Declaración.

3.– Autorizaciones.– La presente Declaración queda condicionada a la previa solicitud y obtención de las preceptivas autorizaciones necesarias, entre otras, la Licencia Ambiental establecida en el Decreto Legislativo 1/2015 de 12 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, la correspondiente Autorización de uso de suelo, así como la sustantiva en materia de minería por el órgano correspondiente de la Consejería de Economía y Empleo y las de Confederación Hidrográfica del Duero, que en su caso, resulten necesarias.

4.– Medidas protectoras.– Las medidas preventivas, correctoras y compensatorias a efectos ambientales a las que queda sujeto el proyecto evaluado, además de las contempladas en el Estudio de Impacto Ambiental, en lo que no contradigan la presente Declaración, son las siguientes:

  • a) Superficie a explotar: Tal como se contempla en la memoria del propio proyecto y lo establecido en la normativa urbanística, se respetará sin explotar ni afectar por la actividad minera una franja de protección al río Zorita de 100 metros (zona de policía de aguas), esta protección afecta a las parcelas 42, 43 y 44 del polígono 6. Todo ello además de preservar también sin explotar al menos la mitad más al Norte de la parcela n.º 44. En estas franjas tampoco se permite la implantación de instalaciones fijas, en cuanto a instalaciones provisionales, se deberá solicitar la correspondiente autorización a la Confederación Hidrográfica del Duero.
  • También se respetarán los retranqueos de 5 metros a caminos y linderos, esta franja no se utilizará para ninguna actividad derivada o relacionada con la actividad minera. Y se mantendrá el arbolado y vegetación existente en la misma.
  • b) Plan de Restauración: El Plan de Restauración deberá estar enfocado a restituir, en la medida de lo posible, la dinámica de las llanuras de inundación a sus condiciones originales.
  • El Plan de Restauración planteado consiste en la restitución topográfica mediante suavización de los taludes hasta los 18º, acondicionamiento de la plataforma de trabajo mediante el aporte de estériles, reposición de 30 cm de tierra vegetal y posteriormente se llevará a cabo la plantación de pinos (pinaster y pinea) tanto en la plataforma como en taludes.
  • Las labores de restauración se compatibilizarán con las de extracción de arenas, planteándose un ciclo de restauración anual y en ningún caso se iniciará la explotación de una nueva fase sin haber completado el aprovechamiento de la fase anterior y sin haber llevado a cabo una restauración adecuada de la misma, todo ello en concordancia con lo propuesto en el Estudio de impacto ambiental y con el fin de minimizar los efectos acumulativos y/o sinérgicos en el ámbito de actuación, con marcada presencia de actividades extractivas.
  • Previo al inicio de la restauración el promotor deberá poner en conocimiento del órgano con competencia en la actividad sustantiva para su visto bueno, la fecha de inicio de la misma, adjuntando una planificación y temporalización concretas de las previsiones de restauración correspondientes al primer año, procediéndose de igual manera en años sucesivos, de forma que la actividad extractiva queda ligada a la ejecución efectiva de la restauración gradual.
  • La empresa promotora remitirá al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia junto con el informe de desarrollo anual del Programa de Vigilancia Ambiental, el informe final de restauración correspondiente. Si por motivos de seguridad minera o de correcto desarrollo de los trabajos extractivos no fuera posible efectuar la restauración de terrenos con el ritmo indicado, el promotor recogerá en el informe de desarrollo anual del Programa de Vigilancia Ambiental, los datos justificativos de la situación de explotación-restauración, que incluya la localización de las superficies implicadas y el calendario previsto para su restauración.
  • Para la remodelación del terreno se empleará el estéril de la propia explotación. Si se requieren préstamos externos no se podrá recurrir a inertes clasificados procedentes de Planta de Clasificación de Residuos de Construcción y Demolición sin autorización.
  • En todo caso, deberá cumplirse lo establecido al efecto en el Real Decreto 975/2009, de 12 de junio, de 12 de junio, sobre gestión de los residuos de las industrias extractivas y de protección y rehabilitación del espacio afectado por actividades mineras.
  • La revegetación se llevará a cabo de conformidad con lo previsto en el Plan de Restauración aportado, así como las labores de mantenimiento que se extenderán a los cuatro años siguientes a contar desde la implantación de la vegetación. Estas incluirán las necesarias reposiciones de marras, y en cualquier caso, se pondrán en práctica todas las medidas necesarias para garantizar el arraigo de la vegetación implantada con la densidad prevista.
  • La planta a emplear en la restauración será obligatoriamente de la que figura en el Catálogo Nacional de Materiales de Base.
  • c) Protección de vías de comunicación: Todas las vías y caminos de acceso se mantendrán en perfectas condiciones de uso, evitando su deterioro así como cualquier tipo de ocupación que dificulte su utilización y realizando los trabajos de mantenimiento que sean oportunos. Se evitará el aporte a la misma de suciedad o materiales arrastrados por los vehículos. Para ello el promotor pondrá en práctica las medidas oportunas para evitar este extremo, tales como plataformas de lavado de ruedas o limpieza de los tramos de la citada carretera afectados.
  • Se tomarán las medidas preventivas necesarias de modo que no se provoquen situaciones de peligrosidad o molestias a la población en general. Todas las medidas que se adopten estarán a su vez encaminadas a minimizar la producción de polvo y ruidos.
  • d) Protección de las vías pecuarias: Algunas de las parcelas son colindantes por el sur con el Cordel de la Calzada de Cobos, por lo que no se podrá invadir bajo ningún concepto dicho bien de dominio público. Se respetará una franja de 5 metros de anchura desde el límite de la vía pecuaria, para lo que se solicitará la delimitación de dicha vía pecuaria al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia. La franja de protección no podrá ser utilizada en ningún caso para remodelar los taludes de la explotación, y no podrá alterarse la cubierta vegetal de la misma.
  • El acceso a la explotación se realizará en parte a lo largo de la citada vía pecuaria en más de 600 metros, por lo que se recuerda que se debe respetar en todo momento la prioridad del tránsito ganadero.
  • El tránsito de camiones y vehículos de cualquier naturaleza, relacionados con la explotación minera, solo se permitirá por los caminos ya existentes en la referida vía. No se permitirá la circulación extraviaría fuera de los citados caminos, por el resto de los terrenos de las vías pecuarias ni la utilización de éstas como aparcamiento temporal o permanente de vehículos de cualquier naturaleza.
  • En el Programa de Vigilancia Ambiental a que se refiere el apartado 6 de esta Declaración, se deberá concretar con más detalle el seguimiento relativo a la protección del viario, estableciendo un indicador cuantificable, bien en función de la superficie de camino deteriorada o en función de la aparición de baches, blandones, etc., en la vía pecuaria indicada.
  • e) Protección de los Montes y de la vegetación: En relación con el MUP 151 «Soto y Dehesa». la explotación deberá retranquearse al menos 10 metros de la zona arbolada. Esta anchura se mantendrá como franja de protección en la colindancia con todos los terrenos arbolados, independientemente del régimen jurídico que tengan. No podrá modificarse ni la cubierta vegetal ni la topografía de dicha franja.
  • No se afectará a zonas de ribera de cauces fluviales ocupadas por frondosas y matorrales espinosos.
  • La tala de masa forestal deberá realizarse de manera secuencial en función de la superficie a explotar en cada anualidad según el ritmo de explotación planteado. La corta de arbolado deberá contar previamente con la autorización del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.
  • f) Protección de especies con planificación vigente: Se cumplirán las medidas protectoras y correctoras que figuran en el Estudio de impacto ambiental respecto a la protección de la atmósfera (aire y ruido) y protección de la fauna. Tal y como se prevé, no se superarán los niveles de emisión de 50 db (A) (umbral máximo admisible para un área de silencio).
  • Se cumplirá la prohibición de circulación de vehículos fuera de las pistas y caminos estipulados.
  • g) Protección del suelo: El perímetro de la zona de explotación se señalizará con indicadores metálicos y se procederá al cerramiento del mismo durante el desarrollo de las labores extractivas. Se replantearán y estaquillarán las franjas de protección a terrenos, cauces, caminos y vías que sean colindantes a la explotación, con antelación al inicio de los trabajos de extracción. Los suelos, conforme vaya avanzando la explotación, deberán retirarse de forma selectiva, reservando la capa de tierra vegetal para su posterior utilización en la restauración. Los acopios se realizarán en cordones de reducida altura, no superior a 1,5 metros, para evitar la compactación. La tierra vegetal deberá emplearse lo antes posible en las labores de restauración, protegiéndola en cualquier caso de su degradación o pérdida por erosión, mediante siembra y abonado.
  • h) Maquinaria: La maquinaria presente en la explotación estará sometida a un correcto mantenimiento preventivo, conforme a las instrucciones del fabricante y normativa vigente, con el fin de minimizar la contaminación atmosférica producida por una deficiente combustión en los motores, evitar una excesiva producción de ruidos por mal funcionamiento de los equipos o parte de ellos y evitar vertidos contaminantes producidos por roturas o averías. Deberá cumplirse la normativa en vigor, entre otros, el Real Decreto 212/2002, de 22 de febrero, que regula las emisiones sonoras en el entorno debidas a la utilización de determinadas máquinas al aire libre, modificado por el Real Decreto 54/2006, de 28 de abril.
  • i) Contaminación acústica: Se atenderá a lo dispuesto en la legislación vigente en cuanto a las condiciones de niveles sonoros o de vibraciones. En todo caso, no deberán superarse los límites establecidos en la Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León.
  • j) Protección de la atmósfera: Para evitar la emisión de polvo, se efectuarán riegos periódicos tanto en los caminos utilizados de acceso como en la propia explotación, cuando las condiciones climatológicas y circunstancias de trabajo lo aconsejen, además de cualquier otra medida adecuada a tal fin que imponga el órgano sustantivo.
  • Deberá cumplirse lo establecido en la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, recordándose que la actividad se encuentra clasificada como Grupo C, código 04061602 del catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, actualizado mediante Real Decreto 100/2011, de 28 de enero.
  • k) Protección de las aguas: La actividad extractiva deberá garantizar la no afección a las aguas subterráneas tal y como prevé la documentación técnica aportada, debiendo cumplir los aspectos recogidos en la misma, además de los aquí recogidos.
  • Se garantizará el margen de seguridad respecto a la cota inferior de explotación, tal y como establece el R.D. 478/2013, por el que se aprueba el Plan Hidrológico de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Duero.
  • Según se indica en la documentación aportada no se prevé que se intercepten las aguas subterráneas durante las labores de extracción en las zonas de explotación previstas. Según la documentación la medida del nivel piezométrico en el pozo aportada garantiza un margen de seguridad respecto de la máxima profundidad en la explotación de la zona comprendida por las parcelas 42, 43 y 44 del polígono 6, tal como se establece en el R.D. 478/2013. Dicho pozo se empleará como punto de control de las aguas subterráneas en el entorno de la zona de explotación. Para el control de las aguas subterráneas en las dos zonas restantes previstas para explotar, se deberá informar al Organismo de cuenca de la ejecución de las calicatas para proceder a su inspección y verificación del nivel real de las aguas subterráneas.
  • En el caso en el que se produzca el alumbramiento ocasional de las aguas subterráneas durante las labores de explotación, nunca de forma permanente, se deberá restaurar la zona medio metro por encima del nivel piezométrico en el punto de extracción, en el plazo de seis meses como máximo durante los meses de enero y abril y de un año para los meses restantes.
  • En el caso de que se produzca intercepción del nivel freático, las aguas afloradas constituyen un bien de dominio público hidráulico sometido al régimen jurídico de la Ley de Aguas y sus Reglamentos por lo que se deberá tener en cuenta lo siguiente:
    • • Según lo dispuesto en el Art. 116.3.b del texto refundido de la Ley de Aguas y el Art. 316.c del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, el alumbramiento de aguas subterráneas sin autorización constituye infracción administrativa, por lo que se deberá disponer para ello de autorización del Organismo de Cuenca.
    • • El daño o degradación de los bienes del dominio público hidráulico está expresamente prohibido y constituye también infracción administrativa de acuerdo con lo establecido en el Art. 116.3 apartados a) y g) Texto Refundido de la Ley de Aguas, por lo que el titular de la explotación debe preservar las aguas afloradas de cualquier daño o degradación.
    • • Las aguas, que en su caso, se alumbraran, se sujetarán a lo dispuesto en los artículos 174 y 175 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, y no podrán ser aprovechadas por el titular sin disponer de la preceptiva concesión otorgada por la Confederación Hidrográfica del Duero.
    • • Si como consecuencia del alumbramiento de las aguas subterráneas que, en su caso se pudieran producir, tuvieran lugar perjuicios a terceros, se estará a lo dispuesto en el Art. 76 del Texto Refundido de la Ley de Aguas.
    • • Además en el caso de alumbramiento de aguas subterráneas, se atenderá a lo dispuesto en el artículo 16 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico.
  • En general, se informa desfavorablemente la intercepción de cauces públicos o la modificación de los mismos en cualquiera de sus dimensiones espaciales.
  • No se admite el empleo de medidas correctoras de tipo estructural que eviten la inundabilidad respecto a la avenida de 100 años de periodo de retorno, tales como rellenos, muros, malecones, motas o similares.
  • No se dispondrá de ningún obstáculo a la corriente en régimen de avenidas, evitando disponer los acopios dentro de las zonas inundables frecuentes de los cauces próximos.
  • Deberá establecerse un plan de emergencia, donde se recojan las medidas a observar frente a los eventos de avenidas extraordinarias durante los años de explotación.
  • Cualquier obra en cauce o zona de policía requerirá de la correspondiente autorización de la Confederación Hidrográfica del Duero, así como de autorización de vertido en caso de que éste se realice al dominio público hidráulico.
  • En todas las actuaciones a realizar se respetarán las servidumbres legales, y en particular, la servidumbre de uso público de 5 m en cada margen establecida en los artículos 6 y 7 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico. A este respecto, se deberá dejar completamente libre de cualquier obra que se vaya a realizar dicha zona de servidumbre.
  • Se evitará el acceso al hueco de explotación de las aguas de escorrentía superficial, construyéndose caballones de tierras o cunetas de guarda perimetrales. Las aguas de drenaje serán conducidas a zonas bajas libres adyacentes, aportándose al terreno, previo paso por una balsa de decantación. Las estructuras de drenaje se mantendrán en buen estado a largo de todas las fases de la explotación.
  • Se deberán establecer las medidas necesarias para la retención de sólidos previa a la evacuación de las aguas de escorrentía superficial, así como otras posibles medidas para reducir al mínimo el riesgo de contaminación de las aguas superficiales. Los dispositivos que se establezcan deberán adaptarse a la diferente configuración de la explotación a lo largo de las sucesivas fases de desarrollo del proyecto, de forma que se garantice en todo momento la recogida de todas las escorrentías generadas en la explotación y una retención de sólidos óptima. Además, deberán ser limpiados regularmente, para que siempre mantengan una capacidad útil suficiente, garantizando así un rendimiento efectivo del sistema de retención.
  • En el caso de que se prevea la realización de cualquier vertido de aguas residuales sobre algún elemento del dominio público hidráulico, incluyendo vertidos indirectos por infiltración al terreno, previamente, se deberá disponer de la correspondiente autorización de vertido de esta Confederación Hidrográfica, según lo establecido en el artículo 245 y siguientes del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, para lo cual se deberá presentar la solicitud y declaración de vertido, debidamente cumplimentadas, señalando la naturaleza y composición de las aguas vertidas y la localización exacta de los puntos de vertido proyectados.
  • Cualquier acopio de materiales se ubicará de manera que se impida cualquier riesgo de vertido, ya sea directo o indirecto; por escorrentía, erosión, infiltración u otros mecanismos sobre las aguas superficiales o subterráneas.
  • Para evitar el riesgo potencial de contaminación de las aguas, la zona de mantenimiento de la maquinaria deberá estar fuera del dominio público hidráulico, y en la medida de lo posible, de la zona de policía de cauce y de la zona situada sobre materiales de elevada permeabilidad. En todo caso se elaborarán protocolos de actuación específicos en previsión de la ocurrencia de vertidos accidentales de este tipo de sustancias, para poder actuar de la manera más rápida posible y evitar la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas.
  • l) Gestión de residuos: En el desarrollo de la actividad se dará prioridad a la prevención en la generación de residuos, así como a la preparación para su reutilización y reciclado. En caso de generación de residuos cuya reutilización o reciclado no sea posible, éstos se destinarán prioritariamente a valorización, evitando su eliminación, esto concierne de igual manera a las aguas procedentes del lavado y escurrido del material.
  • Se prohíbe la acumulación incontrolada o vertido de escombros en la zona objeto del proyecto o en sus alrededores; en ningún caso los materiales sobrantes se depositarán en los cauces de ríos o arroyos, ni en sus márgenes o proximidades.
  • Los residuos que se generen serán gestionados en función de su catalogación de acuerdo con el Listado Europeo de Residuos (LER). Todos los residuos y con especial atención los residuos peligrosos deberán ser almacenados adecuadamente conforme a su naturaleza y gestionados a través de gestor autorizado, según lo establecido en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos contaminados. En caso de producirse accidentalmente el vertido de algún residuo peligroso, se procederá inmediatamente a su retirada junto con la porción de suelo afectado para su entrega a gestor autorizado.
  • m) Protección del patrimonio histórico: Si en el transcurso de las obras y como consecuencia de ellas, se descubrieran objetos o restos materiales de interés arqueológico, tendrán a todos los efectos la consideración de hallazgos casuales (artículo 60 de la Ley 12/2002, de 11 de junio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León), lo que obliga al hallador a comunicarlo inmediatamente a la Consejería competente en materia de cultura, y al promotor y a la dirección facultativa a paralizar en el acto las obras. En la tramitación que sea precisa para la resolución de este expediente se estará a lo dispuesto en el artículo 82 del Reglamento para la protección del Patrimonio Cultural de Castilla y León.

5.– Comunicación de inicio de obras.– El promotor deberá comunicar al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia, con la suficiente antelación, la fecha de comienzo de la ejecución de dicho proyecto o actividad, de acuerdo con lo establecido en artículo 14.3 del Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos.

6.– Programa de Vigilancia Ambiental.– Se complementará el Programa de Vigilancia Ambiental contenido en el Estudio de Impacto Ambiental, de forma que contemple las medidas protectoras incluidas en esta Declaración y facilite el seguimiento de las actuaciones proyectadas, de acuerdo con lo previsto en el artículo 11 del Reglamento de Evaluación de Impacto Ambiental, aprobado por Real Decreto 1131/1988, de 30 de septiembre, y se presentará ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia antes del inicio de la actividad.

7.– Informes periódicos.– El promotor deberá presentar anualmente en el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo, como órgano sustantivo, un informe de seguimiento sobre el cumplimiento de las condiciones, o de las medidas correctoras establecidas en esta declaración de impacto ambiental. El informe de seguimiento incluirá un listado de comprobación de las medidas previstas en el Programa de Vigilancia Ambiental. Este informe complementará al Plan de Labores anual y su correspondiente anexo al Plan de Restauración.

8.– Seguimiento y vigilancia.– El seguimiento y vigilancia del cumplimiento de lo establecido en la Declaración de Impacto Ambiental corresponde a los órganos competentes por razón de la materia facultados para la autorización del proyecto. El órgano ambiental podrá recabar información de aquél, así como realizar las comprobaciones que considere necesarias para verificar el cumplimiento del condicionado de la Declaración de Impacto Ambiental.

9.– Caducidad de la DIA.– Conforme se indica en el artículo 43, apartado 1 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental, esta Declaración de Impacto Ambiental perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios si, una vez publicada en el «Boletín Oficial de Castilla y León», no se hubiera comenzado su ejecución en el plazo de cuatro años. En tales casos, el promotor deberá iniciar nuevamente el trámite de evaluación de impacto ambiental del proyecto, salvo que se acuerde la prórroga de la vigencia de la declaración de impacto ambiental en los términos previstos en los siguientes apartados del citado artículo.

10.– Publicidad de la autorización del proyecto.– El órgano sustantivo que adopte la decisión de autorizar o denegar el proyecto, remitirá al «Boletín Oficial de Castilla y León» para su publicación un extracto del contenido de dicha decisión. Asimismo publicará en su sede electrónica la decisión sobre la autorización o denegación del proyecto y una referencia al Boletín en el que se publicó la Declaración de Impacto Ambiental.