I. COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN

C. OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO Y MEDIO AMBIENTE

Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia

RESOLUCIÓN de 23 de septiembre de 2016, de la Delegación Territorial de Segovia, por la que se concede autorización ambiental para el proyecto de cambio de orientación zootécnica de la explotación porcina a una explotación de 1.647 plazas de cerdas con lechones hasta 6 kg, en el término municipal de Castro de Fuentidueña (Segovia). Expte.: AA-SG-05/15-EIA.

Vista la solicitud de Autorización Ambiental formulada por D. ALFREDO GALINDO ULLOA con para explotación de 1.647 plazas de cerdas con lechones hasta 6 kg, en término municipal de Castro de Fuentidueña (Segovia), y teniendo en cuenta los siguientes:

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.– Con fecha 25 de junio de 2015, tiene entrada en el registro de la Delegación Territorial de Segovia solicitud de autorización ambiental de la explotación porcina de 1.647 plazas de cerdas con lechones hasta 6 kg, situada en las parcelas 5102, 5103, 5105, 5180, 5192, 5101 y 5106 del polígono 6 de Castro de Fuentidueña (Segovia). El Anexo I de esta Propuesta contiene una descripción de la instalación.

Segundo.– A dicha solicitud se acompañó la siguiente documentación, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de Prevención y Control Integrados de la Contaminación.

  • – Proyecto de cambio de orientación zootécnica de explotación porcina, de junio de 2015.
  • – Documentación de Autorización ambiental integrada de Proyecto de cambio de orientación zootécnica de explotación porcina de junio de 2015.
  • – Estudio de impacto ambiental del Proyecto, de fecha junio de 2015.
  • – Documento resumen para la solicitud de autorización ambiental integrada de la misma fecha.

Consta en la documentación, solicitud del informe urbanístico por parte del promotor al Ayuntamiento, tal como se establece en Art. 15 del Decreto legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León.

Posteriormente, a solicitud del órgano sustantivo, se presentan sendas Documentaciones complementarias con fechas julio, septiembre y noviembre de 2015.

Tercero.– La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, acuerda someter al trámite de información pública la solicitud autorización ambiental integrada y estudio de impacto ambiental, durante treinta días, mediante anuncio publicado en el «Boletín Oficial de Castilla y León» n.º 166 de 27 de agosto de 2015. Asimismo, dicho anuncio fue remitido al Ayuntamiento de Castro de Fuentidueña para su exposición en el tablón de anuncios.

Cuarto.– Con fecha de 28 de septiembre de 2015, dentro del período de información pública del proyecto, la asociación Ecologistas en Acción Segovia, presentan una alegación que se tiene en cuenta en la tramitación y que se resume en el Anexo II de esta Autorización.

Quinto.– Simultáneamente al trámite de información pública, tal como establece el artículo 37 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental, se efectúa el trámite de informes de acuerdo con lo dispuesto en el artículo citado; en los artículos 17 y 18 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de Prevención y Control Integrados de la Contaminación; y 14 y 15 del Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León. Los organismos consultados son los siguientes:

  • – Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería, que emite informe.
  • – Servicio Territorial de Fomento, que emite informe.
  • – Servicio Territorial de Medio Ambiente, que emite informes.
  • – Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social, que emite informe.
  • – Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo, que emite informe.
  • – Servicio Territorial de Cultura, que emite informe.
  • – Ayuntamiento de Castro de Fuentidueña.
  • – Confederación Hidrográfica del Duero, que emite informe.
  • – Diputación Provincial de Segovia.

Sexto.– Con el fin de dar cumplimiento al artículo 37.5 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental, se remite la alegación presentada a los órganos que deben informar en materias de su competencia. Habiéndose recibido contestación del S.T. de Ganadería, S.T. de Fomento y S.T. de Cultura de Segovia reiterando los informes anteriormente emitidos, y Confederación Hidrográfica del Duero que confirma la tramitación de la autorización de obras en zona de policía.

Séptimo.– Con fecha de 19 de octubre de 2015, se inicia el trámite de audiencia al promotor según lo establecido en el Art. 20.1 de la Ley 16/2002, y se le remiten los informes y alegaciones para su consideración en una nueva versión del proyecto y estudio de impacto ambiental, en su caso tal como se establece en el Art. 38 de la Ley 21/2013.

Octavo.– Con fecha 27 de octubre de 2015, se inicia el trámite de audiencia al promotor y a los interesados, mediante notificación personal, y remisión del anuncio para su exposición en el Ayuntamiento de Castro de Fuentidueña, todo ello de acuerdo con lo establecido en el artículo 17 del Decreto legislativo 1/2015, de 12 de noviembre; artículo 20 de la Ley 16/2002, de 1 de julio; y artículos 59.4 y 61 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre. De la misma manera, al no haber sido posible la notificación a todos los interesados, se procedió a su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» n.º 282 de miércoles 25 de noviembre de 2015. Durante dicho trámite se ha presentado una alegación por parte de Ecologistas en Acción Segovia que coincide íntegramente con la presentada en la fase de información pública.

Noveno.– Con fecha de 4 de diciembre de 2015 el promotor presenta documentación dando respuesta a los informes y las alegaciones presentadas al proyecto. Y posteriormente con fecha de 17 de diciembre presenta solicitud de inicio de Evaluación de Impacto Ambiental.

Décimo.– Tal como se establece en el artículo 20.1 de la Ley 16/2002, se redacta una Propuesta de Resolución y se da traslado de la misma, junto a las alegaciones realizadas en el trámite de Audiencia, a los órganos competentes para emitir informes vinculantes en trámites anteriores, concediendo un plazo de 15 días para que éstos manifiesten lo que estimen conveniente. Se reciben informes de los Servicios Territoriales de Cultura, Agricultura y Ganadería, Unidad de Ordenación y Mejora y Confederación Hidrográfica del Duero.

Undécimo.– Con fecha de 18 de febrero de 2016 y posteriormente con fecha de 4 de abril de 2016 de conformidad con lo dispuesto en el Art. 39.3 de la Ley 21/2013 de 9 de diciembre de Evaluación Ambiental, se da traslado del expediente completo junto a la solicitud de inicio de evaluación de impacto ambiental ordinaria del expediente arriba citado, a la Unidad de Secretaría Técnica del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia con el fin de que se elabore y formule la correspondiente declaración de impacto ambiental. En cumplimiento al artículo 20 del Real Decreto 815/2013, desde esa fecha se suspende el cómputo del plazo para el otorgamiento de la Autorización ambiental integrada en tanto no se reciba la Declaración de Impacto Ambiental.

Duodécimo.– La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia con fecha de 19 de julio de 2016 emite Propuesta de Declaración de Impacto Ambiental del proyecto y posteriormente mediante Orden FYM/732/2016, de 17 de agosto, se dicta Declaración de Impacto Ambiental sobre el citado proyecto.

Los antecedentes de hecho mencionados encuentran su apoyo legal en los siguientes:

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.– El titular de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, en virtud de las atribuciones conferidas por el artículo 19 del Decreto legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, es el órgano administrativo competente para resolver sobre la autorización ambiental en el ámbito territorial de la provincia de Segovia, para las actividades e instalaciones incluidas en el apartado B.2 del Anexo I del Decreto Legislativo 1/2015.

Segundo.– El expediente se ha tramitado según lo establecido en la Ley 16/2002, de 1 de julio, de Prevención y Control Integrados de la Contaminación, en el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002; en el Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, y la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental.

Tercero.– Se someterán al régimen de autorización ambiental las instalaciones que se relacionan en el Anejo I de la Ley 16/2002, de 1 de julio y del Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002.

Serán objeto de evaluación de impacto ambiental ordinaria los proyectos comprendidos en el Anexo I de la Ley 21/2013.

La actividad está recogida en el punto 9.3.c) del Anejo 1, de la Ley 16/2002 de 1 de julio, relativo a Instalaciones destinadas a la cría intensiva de cerdos que dispongan de más de 750 plazas para reproductoras, y en el apartado 4.º del Grupo 1 del Anexo I de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre; relativo a instalaciones destinadas a la cría de animales en explotaciones ganaderas que superen las 750 plazas de cerdas de cría.

VISTOS

Los Antecedentes de Hecho mencionados, la normativa relacionada en los Fundamentos de Derecho y las demás normas que resulten de aplicación, así como la propuesta de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia formulada en sesión de 16 de septiembre de 2016.

RESUELVO

Primero.– Conceder autorización ambiental para el proyecto explotación porcina de 1.647 plazas de cerdas con lechones hasta 6 kg, ubicado en las parcelas 5102, 5103, 5105, 5180, 5192, 5101 y 5106 del polígono 6 del término municipal de Castro de Fuentidueña (Segovia), titularidad de D. ALFREDO GALINDO ULLOA.

La autorización ambiental integra:

  • – La autorización de atmósfera y las prescripciones en materia de prevención, vigilancia y reducción de la contaminación atmosférica, de acuerdo con la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera.
  • – Las prescripciones para regular la gestión de los residuos y el régimen jurídico de los suelos contaminados, de acuerdo con la Ley 22/2011, de 28 de julio de Residuos y Suelos Contaminados.
  • – Las medidas protectoras y correctoras contempladas en la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto según la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de Proyectos.

Segundo.– Esta autorización queda condicionada al cumplimiento de las obligaciones derivadas de la normativa medioambiental que resulten de aplicación y de las prescripciones técnicas que se recogen en los Anexos que se relacionan, con independencia del cumplimiento del resto de la normativa sectorial.

Los Anexos, que a todos los efectos formarán parte de la presente Propuesta, son los siguientes:

Anexo I - Descripción de la instalación.

Anexo II - RESUMEN DE LAS ALEGACIONES RECIBIDAS.

Anexo III - Condicionado Ambiental.

Tercero.– El titular de esta autorización ambiental, dispondrá de un plazo de 5 años, contados a partir de la fecha de recepción de su notificación, para iniciar la actividad conforme a lo previsto en el artículo 12 del Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre.

Cuarto.– En caso de incumplimiento de las condiciones impuestas en la presente autorización se estará a lo dispuesto en el Título IV. Disciplina ambiental, de la Ley 16/2002, de 1 de julio y en el Título X. Régimen sancionador del Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León.

Quinto.– La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia podrá suspender, con carácter cautelar, cualquier actividad en fase de construcción o de explotación, total o parcialmente, cuando se produzca alguna de las circunstancias recogidas en el artículo 70 del Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León.

Sexto.– De acuerdo con lo establecido en el artículo 23 de la Ley 16/2002 de 1 de julio, esta resolución se publicará en el «Boletín Oficial de Castilla y León», y se notificará a:

  • – D. ALFREDO GALINDO ULLOA.
  • – Ayuntamiento de Castro de Fuentidueña (Segovia).
  • – Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de Segovia.
  • – Asociación Ecologistas en Acción Segovia.

Contra esta resolución, que no pone fin a la vía administrativa, se podrá interponer recurso de alzada según lo dispuesto en los artículos 107, 114 y siguientes de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común en el plazo de un mes, a contar desde el día siguiente al de su notificación, ante la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Segovia, 23 de septiembre de 2016.

El Delegado Territorial, Fdo.: Fco. Javier López Escobar Anguiano

ANEXO I

– Datos de la explotación.

Promotor: D. ALFREDO GALINDO ULLOA con N.I.F. 03430416-N.

Actividad: Explotación porcina de 1.647 plazas de cerdas con lechones hasta 6 kg.

Ubicación de la actividad: Parcelas 5102, 5103, 5105, 5180, 5192, 5101 y 5106 del polígono 6, en término municipal de Castro de Fuentidueña, Segovia.

Coordenadas UTM: X: 429756 – Y: 4585425 (Datum: ETRS 89 HUSO: 30).

Superficie de las parcelas: 2,3117 ha.

Actividad: Explotación Porcina de 1.647 plazas de cerdas con lechones hasta 6 kg.

CNAE (2009): 01.46 Explotación de ganado porcino.

Epígrafe IPPC: 9.3.c) Instalaciones destinadas a la cría intensiva de cerdos que dispongan de más de 750 plazas para reproductoras.

La explotación pasará de ser una explotación de 652 cerdas reproductoras con lechones hasta 20 kg, con 180 plazas de reposición y 2 verracos, a tener una capacidad de 1.647 plazas de cerdas con lechones hasta 6 kg., 330 plazas de reposición y dos verracos. Ello conlleva la construcción de las naves 4 y 5 y la ampliación de las naves 1 y 7.

– Descripción de instalaciones y equipamientos.

Se proyecta la construcción de dos nuevas naves (Naves 4 y 5) y la ampliación de dos naves existentes (Naves 1 y 7), de este modo las instalaciones y equipamientos con los que contará la granja serán:

  • • Nave 1.– Se amplía un lateral de la nave. Las dimensiones de la ampliación son 21,59 x 12,56 metros (271,17 m de superficie construida). Seguirá destinándose al alojamiento de cerdas en período de cubrición, y dispondrá de 548 plazas.
  • • Nave 2.– Existente, sin cambios. Destinada a cerdas en período de gestación confirmada, con 375 plazas.
  • • Nave 3.– Existente, sin cambios. Destinada a cerdas en período de parto, con 188 plazas.
  • • Nave 4.– Nave de nueva construcción, que se destinará al alojamiento de cerdas en período de gestación confirmada, y dispondrá de 360 plazas. Sus dimensiones serán 62,95 x 14,56 metros (916,55 m superficie construida).
  • • Nave 5.– Nave de nueva construcción, que albergará cerdas en período de partos, con capacidad para 176 plazas. Sus dimensiones serán 53,52 x 18,96 metros (1.014,74 m superficie construida).
  • • Nave 6.– Existente, sin cambios. Destinada al alojamiento de cerdas de renovación, con capacidad para 165 plazas.
  • • Nave 7.– Se amplía la nave existente por dos zonas. Una zona se destinará a lazareto y tendrá dimensiones de 8,28 x 8,56 metros (70,88 m), y la otra, al alojamiento de verracos, con dimensiones de 3,28 x 5,56 metros (18,24 m). La parte existente continuará dedicándose al alojamiento de cerdas de renovación, con 165 plazas.
  • • Balsa de almacenamiento de purines existente, excavada en el terreno con revestimiento de hormigón armado hidrófugo y capacidad de almacenamiento de 1.800 m.
  • • Estercolero existente, formado por una plataforma rectangular de hormigón totalmente impermeabilizada que dispone de cerramiento en tres de sus laterales. Sus dimensiones son 24,68 x 14,11 x 3 metros. La capacidad de almacenamiento es de 1.044 m.
  • • Edificio de servicios (oficina, almacén y vestuarios), pajar, vallado perimetral de la explotación y vado sanitario.

La explotación dispone de un sondeo para el abastecimiento de agua contando con la correspondiente autorización por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero y habiéndose solicitado por parte del promotor la ampliación de la misma. El suministro de energía se realizará desde transformador existente.

Todo el agua derramada ira a parar al sistema de fosas y tuberías a las balsas de purines, que estarán adecuadamente impermeabilizadas. Las aguas de limpieza y saneamiento de los aseos y vestuarios son conducidas también a la balsa de purines. El agua de lluvia es canalizada mediante bajantes y se vierte al suelo de la explotación.

– Consumo de recursos.

Agua: 11.416 m3/año (Valor medio estimado según la fuente utilizada en el proyecto).

Pienso: 2.648 t. anuales (Valor estimado según la fuente utilizada en el proyecto).

Energía: 1.049.835 KWh./año (Valor medio estimado según la fuente utilizada en el proyecto).

– Generación de residuos ganaderos.

Producción anual de residuos ganaderos: 9.237 m3 anuales (6.487 de purín y 2.749,74 de estiércol) equivalentes a 12.091 kg de nitrógeno neto aplicable.

Gestión prevista: Valorización agrícola.

– Superficie acreditada para la valorización agrícola.

Se han aportado 151,22 ha de cultivo de varios tipos de cereal. Las parcelas a utilizar se encuentran fundamentalmente en el término municipal de Castro de Fuentidueña, aunque también hay parcelas en Torreadrada, Fuentesoto, y Castrojimeno.

Las parcelas abonar se encuentran todas fuera de las zonas vulnerables declaradas por el Decreto 40/2009, de 25 de junio, por el que se designan las zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de fuentes de origen agrícola y ganadero.

De acuerdo con el Plan de Gestión de purines-estiércol presentado, las cantidades de que se aplicarán al terreno se ajustan a las necesidades de extracción por los cultivos disponibles y siempre por debajo de 170 Kg. de nitrógeno por hectárea y año. La capacidad de la balsa de almacenamiento de purines y del estercolero son acordes con las necesidades del Plan Gestión y su capacidad sería suficiente para almacenar los purines generados en la explotación durante más de 3 meses.

– Producción y gestión de residuos.

  • – Residuos peligrosos: Se indica que serán gestionados directamente por empresas gestoras homologadas de productos –residuos zoosanitarios, (LER 180202*). El centro consta en el Registro de pequeños productores de residuos peligrosos de Castilla y León, con el NIMA 4000022034 y número de productor 07P021340000220034.
  • – Animales muertos y materias contumaces: Se estima una producción anual de cadáveres de 8.778 kg., que serán retirados por empresa autorizada.

– Emisiones a la atmósfera.

Metano (CH4): 49.821 Kg/año.

Óxido de nitrógeno (N2O-N): 165 Kg/año.

Amoniaco (NH3-N): 20.748 Kg/año.

La actividad se clasifica en los siguientes códigos según el Anexo del Real Decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y se establecen las disposiciones básicas para su aplicación: Grupo B 10 04 12 01 Explotación porcina de 1.647 plazas de cerdas-Fermentación entérica y Grupo B 10 05 04 01 Explotación porcina de 1.647 plazas de cerdas-Gestión de estiércol.

– Situación y distancias respecto a elementos sensibles.

Zonas Vulnerables a la Contaminación de Aguas por Nitratos: No afecta.

Espacios protegidos: No existe coincidencia geográfica del proyecto con ningún espacio incluido en el Plan de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León, ni con espacios de la Red Natura 2000.

Especies con planificación de protección: No existe coincidencia con ámbitos de aplicación de planes de recuperación o conservación de especies protegidas.

Flora protegida: En el ámbito de afección del proyecto no se presenta ninguna especie protegida por el Decreto 63/2007, de 14 de junio, y se constata la no coincidencia con ejemplares incluidos en el Catálogo de Especímenes Vegetales de singular relevancia, de Castilla y León, según Decreto 63/2003, de 22 de mayo.

Zonas húmedas: No existe coincidencia con zonas húmedas incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunidad de Castilla y León.

Vías pecuarias: La explotación linda al sur con la Cañada de Santa Lucía, que no se encuentra deslindada.

Distancia al núcleo urbano: Más de 1 km del núcleo urbano.

Distancia a otras explotaciones ganaderas de la misma especie: Mayor 1 km.

Distancia a la vía de comunicación más próxima: Unos 385 m a la vía SG-241.

Distancia a captaciones de agua de consumo humano: Más de 1.000 m.

Distancia a cauces públicos: El arroyo de la Hoz se encuentra a 30 m y el de la Hoyada a 562.

Por parte del órgano competente en la materia, se emite el Informe de Evaluación de las Repercusiones sobre la Red Natura 2000, que concluye que, Tras estudiar la ubicación de las actuaciones previstas y comprobar que no existe coincidencia con la Red Natura 2000, no se prevé la existencia de afecciones indirectas, ya sea individualmente o en combinación con otros, que pudieran causar perjuicio a la integridad de cualquier lugar incluido en aquella, siempre y cuando se cumplan las condiciones expuestas en esta Autorización. Estas conclusiones, junto con las condiciones establecidas, constituyen el Informe de Evaluación de la Repercusiones sobre la Red Natura 2000 (IRNA) tal y como se define en el artículo 5 Decreto 6/2011, de 10 de febrero.

– Accidentes graves.

La instalación no se encuentra afectada por la normativa relativa a accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas de acuerdo con el Real Decreto 1254/1999, de 16 de julio, por el que se aprueban las medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas.

ANEXO II

RESUMEN DE LAS ALEGACIONES RECIBIDAS

Primera.– En contra de lo afirmado, el promotor no dispone de ningún permiso ambiental en regla para la actividad que viene ejerciendo en la explotación porcina de referencia.

El objeto del expediente es la tramitación de una nueva Autorización ambiental, de una actividad que por primera vez supera los umbrales establecidos en la normativa para quedar incluida en este régimen de intervención administrativa. Por tanto, el expediente que nos ocupa, se ha tramitado como una actividad nueva a los efectos de la autorización, y de la preceptiva declaración de impacto ambiental.

Por otro lado, el promotor adjunta copia de licencia de obras y de actividad concedida a D. Alfredo Galindo Ulloa para explotación porcina en fase II (652 hembras) de fecha 11 de marzo de 2004 y copia de certificado final de obra de 30 de noviembre de 2005.

En la alegación se afirma que en realidad se trata de una legalización de una actividad que ya se viene ejerciendo, El artículo 71 del Decreto Legislativo 1/2015, establece que sin perjuicio de las sanciones que procedan, si una actividad funciona sin autorización ambiental requiriéndola, deberá regularizarse de acuerdo al procedimiento establecido en dicha ley.

Segunda.– Las construcciones existentes vulneran las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal con Ámbito Provincial de Segovia, y en consecuencia, no pueden legalizarse.

Tercera.– Las construcciones proyectadas también vulneran las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal con Ámbito Provincial de Segovia y en consecuencia no pueden ser autorizadas.

En el expediente no consta informe urbanístico del Ayuntamiento aunque ha sido solicitado por el promotor con fecha de 14 de mayo de 2015. Si bien consta informe de la Sección de Urbanismo del Servicio Territorial de Fomento de 18 de agosto de 2015, en el que se concluye que se trata de un uso permitido en suelo rústico común y se cumplen los parámetros urbanísticos. Posteriormente a la vista de las alegaciones, desde dicha Sección se emite nuevo informe reiterando el informe anteriormente citado, por considerar que las parcelas 5101, 5102, 5103, 5105, 5106, 5180, y 5192 del polígono 6 de Castro de Fuentidueña son suelo rústico común, excepto en la zona de servidumbre, que en aplicación del artículo 31 del LUCYL será suelo rústico con protección natural, por lo que se requerirá la preceptiva autorización de la Confederación Hidrográfica del Duero.

ANEXO III

CONDICIONADO AMBIENTAL

A los efectos ambientales, se autoriza el proyecto, con las condiciones que figuran en la documentación técnica presentada, y específicamente las siguientes:

1.– Medidas relativas al diseño, ejecución y fase de construcción del proyecto.

  • a) Distancias de seguridad.– Las instalaciones proyectadas deberán guardar las distancias con respecto a núcleos urbanos, vías de comunicación, límites de parcela, recursos hídricos, granjas, industrias e instalaciones diversas y otros elementos sensibles, establecidas en la normativa urbanística, sectorial, ordenanzas reguladoras del vertido de purines o de cualquier otro tipo que sea de aplicación. En todo caso, tendrá preferencia la norma que sea más restrictiva a este respecto.
  • b) Almacenamiento de residuos ganaderos.– La capacidad útil de almacenamiento de purines en el exterior a las naves y ubicada en la propia granja deberá ser suficiente para su retención durante los períodos o épocas en que no sea posible o no esté permitida su aplicación al terreno y en todo caso no inferior a tres meses de máxima producción. En ningún caso podrán almacenarse purines fuera de las instalaciones previstas para este fin.
  • De acuerdo con lo anterior y teniendo en cuenta la capacidad ganadera de la granja, las superficies acreditadas y otros datos aportados en la documentación, se estima suficiente una capacidad de almacenamiento exterior propuesta de 2.844 m (balsa de purines: 1.800 m y estercolero: 1.044 m) con independencia del volumen acumulable bajo los emparrillados del interior de las naves y de los márgenes de seguridad apropiados.
  • Las fosas de purines carecerán de salidas o desagües a cotas inferiores a la de su máximo nivel, salvo que conduzcan a pozos de vaciado u otros compartimentos estancos. Deberá disponer de valla perimetral metálica o similar, para impedir el acceso incontrolado de personas y animales y contará con dispositivos adecuados que permitan la salida en caso de caídas accidentales.
  • Los lixiviados que se produzcan en el estercolero se recogerán en la fosa existente al efecto, que deberá ser estanca e impermeable, y con capacidad suficiente de modo que no se produzca la salida de lixiviados fuera de estas instalaciones.
  • Las instalaciones relacionadas con el almacenamiento de purines y estiércoles, se ubicarán preferentemente alejadas de cauces naturales y caminos públicos y de forma que pueda realizarse su vaciado sin entrada de vehículos al recinto ganadero.
  • En ningún caso podrán almacenarse purines ni estiércoles fuera de las instalaciones previstas para este fin.
  • c) Prevención de la contaminación.– Las características constructivas de las instalaciones de almacenamiento de residuos ganaderos, así como de cualquier superficie que esté en contacto con las deyecciones ganaderas (canales de drenaje y colectores, conducciones, arquetas, etc.) deberán ser las adecuadas para evitar el riesgo de contaminación de las aguas subterráneas y superficiales, garantizando su total estanqueidad e impermeabilidad, y resistencia a lo largo del tiempo, para evitar así cualquier riesgo de fuga o de pérdidas por infiltración.
  • La impermeabilidad de los elementos construidos en obra de fábrica o de hormigón deberá reforzarse mediante aditivos que aseguren su eficaz hidrofugado u otras soluciones idóneas. Las balsas y fosas de recepción de los residuos ganaderos no podrán ejecutarse en ladrillo hueco.
  • El almacenamiento de estiércoles y residuos para su posterior uso como abono, deberá realizarse en una zona debidamente adecuada, que se ubicará, preferentemente, a una distancia mínima de 100 metros de corrientes naturales de agua, pozos y manantiales de abastecimiento, depósitos de agua potable, zonas de baño tradicionales o consolidadas y viviendas.
  • En general, con objeto de prevenir y reducir las emisiones en su conjunto, las instalaciones deberán diseñarse basándose en las mejores técnicas disponibles, establecidas en las guías oficiales a nivel nacional o europeo.
  • d) Protección de las aguas.– En todas las actuaciones se respetarán las servidumbres legales y, en particular, la servidumbre de uso público de 5 m en cada margen establecida en los artículos 6 y 7 del Reglamento de Dominio Público Hidráulico, aprobado por el Real Decreto 849/1986, de 11 de abril en su redacción dada por el Real Decreto 9/2008, de 11 de enero. A este respecto, se deberá dejar completamente libre de cualquier obra que se vaya a realizar dicha zona de servidumbre.
  • Según la documentación aportada se considera que no existirá ningún vertido de aguas residuales procedente de las instalaciones al Dominio Público Hidráulico. De acuerdo con el Art. 100 de la Ley de Aguas, queda prohibido con carácter general el vertido directo o indirecto de aguas y de productos residuales susceptibles de contaminar las aguas continentales o cualquier otro elemento del dominio público hidráulico, salvo que cuente con la previa autorización administrativa.
  • En el caso que se produjeran vertidos de aguas residuales o pluviales sucias al terreno o a cauce público, o vertidos de pluviales limpias a cauce público, deberá solicitar la correspondiente autorización de vertido, conforme a lo dispuesto en los artículos 245 y siguientes del Reglamento del Dominio Público Hidráulico.
  • Respecto al aprovechamiento de aguas subterráneas, se atenderá a lo dispuesto en los artículos 16 y 316.c del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, aprobado por Real Decreto 849/86, de 11 de abril.
  • e) Residuos.– Todos los residuos generados durante la ejecución de las obras, deberán ser retirados periódicamente y en el plazo más breve posible, evitándose en todo momento la acumulación incontrolada de los mismos en la zona objeto de proyecto o en sus alrededores. Serán gestionados mediante entrega a gestor autorizado, conforme a lo dispuesto en la Ley 22/2011, de 29 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados, y lo dispuesto en el Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de residuos de construcción y demolición.
  • f) Otros residuos.– Se habilitará una zona específica bajo cubierta y sobre superficie impermeabilizada para el almacenamiento en contenedores homologados de los residuos zoosanitarios infecciosos y químicos (LER 180202*), así como para cualquier otro residuo peligroso.
  • g) Infraestructura del agua.– La instalación contará con sistemas de aplicación de agua a presión para limpieza de naves, debiendo contar con contador para poder realizar un seguimiento del consumo de agua. Asimismo, se instalará un contador independiente de consumo de agua en la línea general de distribución de agua a los bebederos.
  • h) Integración paisajística.– La textura y color de los materiales a emplear en el exterior armonizarán con las construcciones circundantes y las tradiciones locales, evitándose especialmente el color blanco, los tonos brillantes o metalizados y la utilización de cerramientos de fibrocemento gris (uralitas o similar) azulejo o bloque de hormigón visto.
  • En todo caso deberá cumplirse lo previsto al efecto en la normativa urbanística vigente.
  • i) Infraestructura eléctrica.– Con el fin disminuir el riesgo de electrocución de aves, en caso de instalación o modificación de línea eléctrica aérea de alta tensión, deberán cumplirse las prescripciones establecidas en el Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.
  • j) Contaminación lumínica.– Las luminarias que en su caso se instalen en el exterior de las edificaciones estarán dotadas de pantallas que limiten la dispersión de la luz e impidan las emisiones luminosas directas por encima de la horizontal.
  • k) Contaminación acústica.– El nivel sonoro no superará los límites establecidos por la Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León por causas derivadas del funcionamiento, instalación o desmantelamiento de la instalación.
  • l) Vías pecuarias.– En el caso de realizar nuevas infraestructuras en la zona Sur de la explotación y dado que la Cañada no se encuentra deslindada, el promotor deberá solicitar la delimitación de la vía pecuaria ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia, con la finalidad de evitar intrusiones en dicha Vía.
  • m) Protección del Patrimonio.– Se recuerda que si en el transcurso de las obras, y como consecuencia de ellas, se descubrieran objetos o restos materiales de interés arqueológico, tendrán a todos los efectos la consideración de hallazgos casuales (Art. 60 de la Ley 12/2002 de Patrimonio Cultural de Castilla y León), lo que obliga al hallador a comunicarlo inmediatamente a la Consejería competente en materia de cultura, y al promotor y a la dirección facultativa a paralizar en el acto las obras.

2.– Medidas de control relativas al inicio de la actividad.

De conformidad con lo recogido en el artículo 12 del Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, aprobado por Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, el titular de la Autorización Ambiental deberá presentar una «Declaración Responsable» indicando la fecha y el cumplimiento de las condiciones fijadas en la autorización, de conformidad con el artículo 71 bis de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Previo al inicio de la actividad, el titular deberá disponer de la siguiente documentación:

  • a) Certificación de técnico competente relativo a la adecuación de la actividad y de las instalaciones a la documentación presentada y al condicionado ambiental de esta autorización.
  • b) Certificado de técnico competente relativo al estado de conservación, impermeabilidad y estanqueidad de las infraestructuras en contacto con las deyecciones ganaderas.
  • c) Copia en formato electrónico (CD) del proyecto autorizado con las correspondientes modificaciones en su caso realizadas conforme a lo señalado en esta autorización.

3.– Medidas relativas a la fase de explotación.

a) Protección del medio ambiente atmosférico.

a.1. Producción de olores y molestias.– Con el fin de atenuar la producción de olores molestos y reducir su dispersión, se utilizarán las Mejores Técnicas Disponibles que sean de aplicación, tales como adición a los purines de productos autorizados, enterrado inmediato de los purines en el terreno o puesta en práctica de otras medidas que incluya al efecto el Código de Buenas Prácticas Agrarias de Castilla y León o las Ordenanzas Municipales que le sean de aplicación.

Los purines deberán gestionarse de forma que no se conviertan en foco de proliferación de insectos o roedores. De manera general, y sin perjuicio del cumplimiento de las normas antes mencionadas, el transporte del purín se efectuará preferentemente por el exterior de los núcleos urbanos. Se respetarán, en cuanto a su aplicación al terreno, los fines de semana, los días festivos y las distancias prudenciales a zonas sensibles y lugares habitados que se especifiquen en la normativa al efecto, incorporándose al suelo el mismo día de su esparcido por el terreno.

a.2. Emisiones a la atmósfera.– Como actividad potencialmente contaminadora de la atmósfera el promotor deberá velar por la adopción de las Mejores Técnicas Disponibles, que minimicen las emisiones a la atmósfera.

Se mantendrán los posibles sistemas de calefacción y/o ventilación en estado óptimo de funcionamiento, a través de la inspección frecuente y las oportunas labores de mantenimiento y reparación, con el fin de limitar las emisiones a la atmósfera y asimismo, reducir el consumo de energía.

b) Gestión de purines y/o estiércoles.

b.1. Residuos ganaderos.– La cantidad estimada de deyecciones ganaderas producidas en la instalación, de acuerdo con los índices incluidos en el Real Decreto 324/2000, de 3 de marzo, por el que se establecen normas básicas de ordenación de las explotaciones porcinas es de 9.237 m3 anuales (6.487 de purín y 2.749,74 de estiércol), equivalentes a 12.091 kg de nitrógeno neto aplicable.

El purín producido en la explotación se utilizará tanto como abono orgánico-mineral mediante la aplicación en la superficie propuesta en la documentación, según contratos aportados, debiendo realizar las anotaciones en el correspondiente libro de registro.

b.2. Base territorial.– Deberá permanecer ligada de forma continua con la explotación o actividad ganadera la superficie agrícola útil necesaria para cumplir lo establecido en el Plan de Gestión de los residuos ganaderos que ha sido presentado y con la legislación aplicable, que permita llevar a cabo, en todo momento, una correcta gestión de los purines.

En consecuencia, para la distribución y aplicación del purín y del estiércol producido anualmente en la totalidad de la explotación, de acuerdo con las características de los suelos agrícolas de la zona de aplicación, sistema de explotación, rendimientos medios anuales, y demás condicionantes y datos reflejados en la documentación aportada, se estima admisible la utilización de la superficie acreditada, de 151,22 ha, y se considera acreditada su disponibilidad.

El promotor acreditará periódicamente que dispone de suficiente superficie agrícola para la aplicación controlada de los purines y que dicha superficie no podrá ser utilizada para el mismo fin por otras granjas. Deberá tenerse en cuenta lo establecido en el Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero, sobre la protección de las aguas contra la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias, las medidas incluidas en el Código de Buenas Prácticas Agrarias, aprobado por Decreto 40/2009, de 25 de junio, las Ordenanzas Municipales que resulten de aplicación, las características particulares de los terrenos, y las necesidades de los cultivos.

Las dosis máximas a aplicar de nitrógeno por hectárea y año están limitadas a las necesidades de extracción de que sean objeto de fertilización. La utilización de purín como fertilizante deberá realizarse mediante medios que garanticen un reparto uniforme y homogéneo sobre toda la superficie apta de la parcela, respetando, en todo momento, las limitaciones señaladas al respecto en el Real Decreto 324/2000, de 3 de marzo, sin perjuicio del cumplimiento de otras condiciones o limitaciones que, al respecto, puedan establecerse en futuras normativas de aplicación.

Se vigilará la correcta carga del purín en las cubas, impidiendo que se produzcan pérdidas de los mismos sobre el suelo de la propia finca o de las fincas colindantes, mediante cualquier solución que garantice la consecución de tal fin.

El promotor se responsabilizará de la adecuada gestión de los purines producidos en su explotación, y de la utilización de los medios necesarios para su adecuada distribución e inmediata incorporación al terreno.

Cualquier cambio en la superficie acreditada deberá ser comunicado al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.

b.3. Modificación del Plan de Gestión.– Tanto si se planteara un nuevo sistema de gestión de los residuos ganaderos, como si se produjese alguna variación relativa a la superficie agrícola ligada a la granja por modificación de las superficies disponibles, de las características de las parcelas o del sistema de explotación, el promotor deberá contar con la aprobación del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.

b.4. Almacenamiento de purines.– La capacidad útil de almacenamiento de purines en el exterior a las naves y ubicada en la propia granja deberá ser suficiente para su retención durante los períodos o épocas en que no sea posible o no esté permitida su aplicación al terreno. De acuerdo con esto y teniendo en cuenta la capacidad ganadera de la granja, el plan de gestión propuesto y otros datos aportados en la documentación, se estima admisible la capacidad de almacenamiento exterior propuesta de 2.844 m3, con independencia del volumen acumulable bajo los emparrillados del interior de las naves y de los márgenes de seguridad apropiados.

En ningún caso podrán almacenarse purines ni estiércoles fuera de las instalaciones previstas para este fin.

b.5. Protección de la vegetación.– Con respecto al arbolado existente en la superficie afectada por el proyecto, se informa que parte de las parcelas catastrales 5192 y 5101 se encuentran cubiertas por Pinus pinaster. La superficie total de pinar es de 1.100 m2 (unos 200 m2 de 1.474 m2 que tiene la parcela 5192 y 900 m2 de los 1.475 m2 que tiene la parcela 5101).

La instalación resulta colindante con monte o zonas de influencia forestal, le resulta por lo tanto de aplicación lo estipulado en el Anexo II del Real Decreto 893/2013, de 15 de noviembre, por el que se aprueba la Directriz básica de planificación de protección civil de emergencia por incendios forestales, debiendo contar con terreno disponible para asegurar la existencia de una faja perimetral de protección de 30 metros de ancho dentro de la misma propiedad, alrededor de la urbanización, edificación o instalación, medida desde el limite exterior de la edificación o instalación destinada a las personas, libre de vegetación seca y con la masa arbórea aclarada.

Para la construcción de las naves 4 y 5, y la ampliación de las naves 1 y 7, sería necesaria la corta de los pies arbóreos, para lo cual, deberá cumplirse el siguiente condicionado:

  • • Plazo de ejecución: Dos años desde la fecha de notificación de esta autorización, con un período de exclusión comprendido entre el 1 de junio y el 30 de septiembre.
  • • La madera deberá ser retirada en el plazo máximo de 15 días desde su corta.
  • • Los restos de corta/poda deberán ser destruidos mediante trituración (longitud máxima de resto final: 20 cm), o retirarse a vertedero autorizado en el plazo de 15 días desde su corta, no admitiéndose como norma de destrucción de restos la quema, salvo autorización expresa del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.
  • • Se deberá cumplir en todo momento lo establecido en la Orden FYM/510/2013, de 25 de junio, por la que se regula el uso del fuego y se establecen medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales en Castilla y León.
  • • La autorización para la corta podrá ser suspendida por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia en caso de apreciarse riesgo o peligro elevado de que los trabajos forestales provoquen un incendio.
  • • Previamente a efectuar las operaciones solicitadas, se debe poner en conocimiento de la Guardería Forestal de la Comarca: Centro Forestal de Cantalejo.
  • • Esta autorización, o copia compulsada de la misma, deberá estar en posesión de quien realice las operaciones de limpieza, y deberá exhibirse a los Agentes Medioambientales u otros Agentes de la Autoridad que puedan requerirla.

Con carácter general, no se efectuará el vertido de residuos ganaderos en zonas agrícolas, forestales o arbustivas no cultivadas, salvo que se disponga de autorización expresa del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.

b.6. Reducción de purines.– Para aminorar la producción de purines y lixiviados, se controlarán los consumos de agua, se corregirán las pérdidas o fugas y se efectuará la limpieza con sistemas de alta presión. Las fosas o balsas de purines estarán protegidas de la entrada de aguas de escorrentía procedentes de los terrenos circundantes.

Se establecerán las medidas necesarias para evitar los encharcamientos de aguas pluviales en la superficie de la granja, previendo la evacuación de estas aguas. El sistema de evacuación de las aguas pluviales debe ser canalizado al terreno, de forma que no produzcan encharcamientos ni se modifiquen las condiciones de escorrentía superficial, evitando a su vez, el contacto con elementos contaminantes (purines, piensos, desperdicios, etc.).

En la medida de lo posible, se adoptará el uso de dietas bajas en proteínas suplementadas con aminoácidos, dietas con fosfatos alimentarios inorgánicos de alta digestibilidad y/o fitasa y la alimentación por fases, para reducir el contenido en nitrógeno y fósforo de los purines.

c) Gestión y producción de residuos.

c.1. Jerarquía en la gestión de los residuos.– Se dará prioridad a la prevención en la generación de residuos, así como a la preparación para su reutilización y reciclado. En caso de generación de residuos cuya reutilización o reciclado no sea posible, éstos se destinarán a valorización siempre que sea posible, evitando su eliminación.

c.2. Residuos domésticos.– Los residuos domésticos generados se gestionarán independientemente de los residuos generados por la propia actividad. El resto de residuos no peligrosos serán gestionados adecuadamente de acuerdo a su naturaleza y composición y a los principios de jerarquía establecidos en la legislación vigente en materia de residuos.

c.3. Residuos peligrosos.– A los efectos de lo establecido en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados, la instalación tiene la consideración de pequeño productor de residuos peligrosos, encontrándose inscrita en el Registro de Producción y Gestión de Residuos de Castilla y León con el número NIMA 4000022034 y numero de productor 07P02134000022034.

Los residuos zoosanitarios infecciosos y químicos, y otros residuos peligrosos que se generen en la granja deberán ser almacenados, debidamente separados si es necesario, en contenedores homologados y serán entregados a gestor autorizado. El tiempo máximo de almacenamiento será de seis meses. El promotor deberá contar con el correspondiente documento de aceptación de forma previa al inicio de la actividad.

En caso de producirse accidentalmente el vertido de algún residuo peligroso, se procederá inmediatamente a su retirada junto con la porción de suelo afectado para su entrega a gestor autorizado.

c.4. Otros residuos.– Cualquier otro tipo de residuo generado en la granja deberá ser almacenado adecuadamente conforme a su naturaleza y el promotor deberá concertar con gestores autorizados un sistema de recogida selectiva y retirada de los mismos, cuando así esté regulado.

d. Medidas de protección del suelo y de las aguas superficiales y subterráneas.

d.1. Se mantendrán todas las instalaciones en contacto con los residuos y purines en buen estado de conservación, evitando o corrigiendo cualquier alteración que puedan reducir sus condiciones de seguridad, estanqueidad o capacidad de almacenamiento, reduciendo al mínimo el peligro de contaminación del suelo y de los acuíferos superficiales o subterráneos.

Con tal fin, deberán realizarse operaciones periódicas de revisión y mantenimiento de las instalaciones, de modo que se garantice su buen estado de conservación, condiciones de seguridad, estanqueidad y capacidad de almacenamiento.

Tales revisiones y/o reparaciones, así como cualquier otra incidencia al respecto, deberán quedar reflejadas documentalmente mediante registros, en los que deberán figurar, al menos, los siguientes aspectos: Fecha de la revisión, resultado de la misma y material empleado en la reparación. Del mismo modo, se reflejarán en el informe anual a que se refiere el apartado 6.4 de este Anexo.

d.2. En ningún caso se realizarán vertidos directos o indirectos de estiércol y otros residuos ganaderos que contaminen las aguas, o acumular residuos ganaderos, cualquiera que sea su naturaleza y el lugar en que se depositen, que constituyan o puedan constituir un peligro de contaminación de las aguas o de degradación de su entorno.

Queda prohibido acumular residuos sólidos, escombros o sustancias, cualquiera que sea su naturaleza y el lugar en el que se depositen, que constituyan o puedan constituir un peligro de contaminación de las aguas o de degradación de sus entorno.

Cualquier acopio de materiales se ubicará de manera que se impida cualquier riesgo de vertido, ya sea directo o indirecto; por escorrentía, erosión, infiltración u otros mecanismos sobre las aguas superficiales o subterráneas.

d.3. En cuanto a las distancias a masas de agua, la aplicación de las deyecciones ganaderas a suelos agrícolas respetará las distancias establecidas en el Reglamento de Dominio Público Hidráulico y lo dispuesto en el Plan Hidrológico de cuenca.

En este sentido habrá que tenerse en cuenta los perímetros de protección y la zona de policía como limitaciones para la protección frente a la contaminación del dominio público hidráulico. El Código de Buenas Prácticas Agrarias establece una franja de protección de 2 a 10 metros de cursos de agua y de 35 a 50 metros de fuentes o pozos de abastecimiento. Por tanto con carácter general es razonable establecer una distancia mínima de 10 metros a cursos de agua y 50 metros a fuentes o pozos de abastecimiento

Salvo, aquella base tierra que se vea afectada, bien por la legislación aplicable a zonas vulnerables a la contaminación producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias o por Ordenanzas Municipales, que pudieran ser más restrictivas.

d.4. Deberá establecerse un sistema de vigilancia y revisión de los bebederos para evitar pérdidas de agua, procediéndose a su reparación en caso de detectarse fugas.

d.5. El sistema de evacuación de las aguas pluviales, será canalizado al terreno, de forma que no produzcan encharcamientos ni se modifiquen las condiciones de escorrentía superficial, evitando, a su vez, el contacto con elementos contaminantes (purines, piensos, desperdicios, etc.).

Los efluentes del saneamiento del edificio deberá gestionarse conjuntamente con las deyecciones ganaderas.

d.6. Se tomarán las medidas oportunas para asegurar que, en ningún caso, se produzcan vertidos de aceites, combustibles, lubricantes y otras sustancias similares al terreno o a los cursos de agua; sin perjuicio de lo cual se elaborarán protocolos de actuación específicos en previsión de la ocurrencia de incidentes de este tipo, para actuar de la manera más rápida posible y evitar la contaminación de las aguas superficiales o subterráneas.

4.– Medidas a adoptar en situaciones de funcionamiento anormales y prevención de accidentes.

4.1. La explotación deberá tener dispuestos para su uso inmediato los adecuados medios de extinción de incendios que garanticen que en un primer ataque, sea extinguido un fuego incipiente sin mayores consecuencias.

4.2. Afecciones medioambientales sobrevenidas: Cualquier accidente o incidente que se produzca durante el desarrollo de la actividad con posible incidencia medioambiental deberá comunicarse inmediatamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.

5.– Disposiciones relativas al cese temporal de la actividad y cierre de la instalación.

El cese temporal de la actividad y cierre de la instalación se regirá por lo dispuesto en el artículo 13 del Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio. En particular:

  • – El titular de la autorización ambiental deberá presentar una comunicación previa al cese temporal de la actividad ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente.
  • La misma se acompañará un plan de actuación en el que se indicará la forma de evacuación y gestión de los purines y del resto de residuos que obren en la granja, las medidas a adoptar para determinar la posible contaminación del suelo y, en su caso la descontaminación. Así como la adopción de las medidas necesarias para evitar impactos ambientales y paisajísticos, según lo establecido en esta autorización, y en la normativa vigente que sea de aplicación.
  • – Durante el período en que una instalación se encuentra en cese temporal de su actividad o actividades, el titular:
    • • Deberá cumplir con las condiciones establecidas en la autorización ambiental integrada en vigor que le sean aplicables,
    • • Podrá reanudar la actividad de acuerdo con las condiciones de la autorización, previa presentación de una comunicación al órgano competente, y
    • • Podrá realizar el cambio de titularidad de la instalación o actividad al órgano competente; el nuevo titular continuará en las mismas condiciones de la autorización ambiental integrada en vigor, de manera que no será considerada como nueva instalación.
  • – Transcurridos dos años desde la comunicación del cese temporal sin que el titular haya reanudado la actividad o actividades, la Consejería competente en materia de Medio Ambiente le comunicará que dispone de un mes para acreditar el reinicio de la actividad, procediendo a continuación en consecuencia.
  • Una vez formalizado el cierre de la instalación ganadera, el titular deberá justificar que se ha realizado la descontaminación de la misma con la retirada y gestión de los residuos y productos químicos almacenados o existentes en el momento del cese de la actividad, así como la correcta gestión de los mismos, adjuntando documentación necesaria para acreditarlo.
  • En el caso de que se produzca la demolición y desmantelamiento de las instalaciones la gestión de los residuos de construcción y demolición generados en la ejecución de las obras debe realizarse conforme lo establecido tanto en la Ley 22/2011, de 28 de julio, como en el Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

6.– Control, seguimiento y vigilancia.

6.1. Seguimiento y vigilancia.– El seguimiento y vigilancia del cumplimiento de lo establecido en esta autorización ambiental corresponde a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León de Segovia, salvo las correspondientes a las condiciones establecidas por la legislación sectorial aplicable, que corresponderá a los órganos competentes por razón de la materia.

6.2. Programa de vigilancia ambiental.– Se implantará un programa de vigilancia ambiental que garantice el cumplimiento de las indicaciones y medidas, protectoras y/o correctoras en su caso, incluidas en esta autorización.

6.3. Registro de operaciones de gestión de purines.– Se dispondrá en la granja de un Libro de Registro de las operaciones de aplicación al terreno de los residuos ganaderos producidos, o de su traslado a plantas de tratamiento, de acuerdo con lo establecido en la Orden MAM/1260/2008, de 4 de julio, por la que se establece el modelo de libro de registro de operaciones de gestión de deyecciones ganaderas para las actividades e instalaciones ganaderas en la Comunidad de Castilla y León, en el que constarán los transportes realizados, anotándose las fechas de distribución, volúmenes evacuados, parcelas de destino, dosis aproximada de abonado con purín en cada una expresado en t/ha, plazo de enterrado y cultivo previsto. El Libro de Registro estará a disposición de las administraciones competentes para su comprobación y control.

6.4. Informes periódicos.– Deberá presentarse anualmente, desde la fecha de esta autorización, un informe sobre el desarrollo del Programa de Vigilancia Ambiental y sobre el grado de cumplimiento y eficacia de las medidas protectoras de la autorización ambiental al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia. A tales efectos, antes del 1 de marzo de cada año, la empresa remitirá al citado Servicio, el informe ambiental correspondiente a la anualidad anterior. Éste contendrá información relativa a la gestión de residuos ganaderos y del resto de residuos generados por la actividad, copia de notificación de emisiones del Reglamento E-PRTR y cualquier otra medida como mejoras ambientales, modificaciones, o reformas de instalaciones en la explotación. Se acompañará el mismo de copia de las hojas del Libro de Registro de purines correspondientes al período de gestión de 12 meses.

6.5. En el supuesto de que se habilitara un procedimiento informático para el suministro de información, el titular de la actividad deberá adaptarse en el plazo que a tal efecto se señale. Sin perjuicio de lo anteriormente expuesto, dicha información podrá presentarse en soporte papel, en cualquiera de las unidades o lugares previstos en el Decreto 2/2003, de 2 de enero, por el que se regulan los Servicios de Información y Atención al Ciudadano y la función de registro en la Comunidad de Castilla y León, o en los lugares previstos en el artículo 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y el Procedimiento Administrativo Común.

6.6. Registro de operaciones de gestión de residuos zoosanitarios.– La granja mantendrá un registro de las operaciones de gestión de residuos zoosanitarios, donde se anoten cantidades producidas, tiempo de almacenamiento, y gestión final de dichos residuos.

6.7. Notificación PRTR.– En aplicación del Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales Integradas, y del artículo 8.2 de la Ley 11/2003, de 8 de abril, de Prevención Ambiental de Castilla y León, se notificarán a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente las emisiones anuales de la instalación.

7.– Otras prescripciones administrativas.

7.1. Modificación de la instalación.– La modificación de una instalación sometida a autorización ambiental integrada podrá ser sustancial o no sustancial. Para llevar a cabo cualquier modificación de la actividad, el titular deberá comunicarlo previamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.

El titular de una instalación que pretenda llevar a cabo una modificación sustancial, lo justificará en atención a los criterios señalados en los apartados 4 y 5 del artículo 10 de la Ley 16/2002, de 1 de julio y en las normas que la desarrollan. La modificación sustancial no podrá llevarse a cabo hasta que la autorización ambiental integrada no sea modificada. Dicha modificación se tramitará por el procedimiento simplificado establecido en el Reglamento que desarrolla la citada Ley.

En caso de que el titular proyecte realizar una modificación de carácter no sustancial se expondrán las razones y adjuntando los documentos necesarios para su justificación, siendo de aplicación lo señalado en los artículos 10.4 y 10.5 de la citada Ley 16/2002. La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, en función de las características de la misma, decidirá si procede o no modificar la presente resolución.

7.2. Responsabilidad del operador de la instalación.– Cuando el operador de la instalación no coincida con el titular de la misma, le corresponderá a aquel el cumplimiento de todas las obligaciones impuestas en la presente autorización ambiental durante el período que dure su responsabilidad como tal. Tendrá condición de operador, cualquier persona física o jurídica que cumpla los requisitos recogidos, en este sentido, en la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental y en el artículo 27.2 de la Ley 22/2011, de 28 de julio.

7.3. Revisión de la autorización ambiental.– En un plazo máximo de 4 años a partir de la publicación de las conclusiones relativas a las mejores técnicas disponibles del sector de la actividad principal de la instalación, el órgano administrativo competente en materia de medio ambiente garantizará que se hayan revisado y, si fuera necesario, adaptado todas las condiciones de la presente autorización ambiental para garantizar el cumplimiento de la Ley 16/2002, de 1 de julio y del Decreto legislativo 1/2015, de 12 de noviembre. A tal efecto, a instancia del órgano competente, el titular presentará toda la documentación referida en el artículo 12 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, que sea necesaria para la revisión de las condiciones de la autorización ambiental. La revisión tendrá en cuenta todas las conclusiones relativas a los documentos de referencia MTD aplicables a la instalación, desde que la autorización fuera concedida, actualizada o revisada.

En cualquier caso la autorización ambiental será revisada de oficio cuando concurra alguno de los supuestos establecidos en el artículo 25.4 de la Ley 16/2002, de 1 de julio.

8.– Condiciones particulares establecidas por la legislación sectorial aplicable.

8.1. Previo a la ejecución de las obras deberá contar con la autorización preceptiva de la Confederación Hidrográfica del Duero, por encontrarse la parcela dentro de la zona de protección del arroyo. Así mismo, el promotor deberá contar con la correspondiente autorización o concesión para la ampliación del caudal de agua para la explotación.

8.2. El proyecto no afecta inicialmente al proceso de concentración parcelaria por haber quedado excluidas de concentración las fincas afectadas. De todas maneras, cualquier modificación futura que pudiera afectar a dicha concentración, requerirá autorización de la Consejería de Agricultura y Ganadería conforme al artículo 23 de la Ley 14/1990 de Concentración Parcelaria de Castilla y León.

8.3. Normativa sectorial.– A la instalación objeto de la presente autorización, le resulta de aplicación entre otras, el Real Decreto 324/2000, de 3 de marzo, por el que se establecen las normas básicas de ordenación de las explotaciones porcinas, así como por el Real Decreto 1135/2002, de 31 de octubre, relativo a normas mínimas para la protección de cerdos, y demás disposiciones que los desarrollan o modifican. Deberán cumplirse por tanto las condiciones mínimas de cría, funcionamiento, equipamiento, manejo, bienestar animal, protección agroambiental, separación sanitaria, y dotación de infraestructuras, y demás condiciones establecidas en la normativa sectorial de sanidad y producción animal.

8.4. Eliminación de cadáveres.– Para la eliminación de cadáveres se deberá contar con un gestor autorizado, cumpliendo con lo establecido en el Reglamento CE n.º 1069/2009, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre de 2009, por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales no destinados al consumo humano, así como en el Real Decreto 1528/2012, de 8 de noviembre, por el que se establecen las normas aplicables a los subproductos animales y los productos derivados no destinados a consumo humano.

Los contenedores de cadáveres que deberán estar homologados, permanecerán en la granja hasta su retirada por gestor autorizado en un espacio específicamente habilitado al efecto, con acceso directo pero controlado desde el exterior del recinto ganadero.

8.5. Instalaciones sujetas a reglamentos técnicos.– Todas aquellas instalaciones sujetas a reglamentación industrial (electricidad, térmicas, agua, etc.) que se ejecuten, amplíen o modifiquen, la mercantil promotora deberá presentar en el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de Segovia las respectivas documentaciones técnicas, con objeto de proceder a su inscripción en el correspondiente registro.

Igualmente deberán inscribir en el Registro del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de Segovia, la instalación interior de suministro y evacuación de agua.