El documento BOCYL-D-17032020-14.pdf contiene imágenes. Puede consultar la versión íntegra del documento en formato PDF en el siguiente enlace: BOCYL-D-17032020-14.pdf

I. COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN

D. OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE FOMENTO Y MEDIO AMBIENTE

ACUERDO de 20 de diciembre de 2019, de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de León, por el que se aprueban definitivamente las Normas Urbanísticas Municipales del Ayuntamiento de Fabero (León). Expte.: 2016/151.

ANTECEDENTES

I.– Mediante escrito, con registro de entrada el 29 de noviembre de 2016, el Ayuntamiento de Fabero, remite al Servicio Territorial de Fomento de León, un ejemplar del instrumento en soporte digital de la documentación para aprobación inicial al efecto de emisión de informe.

II.– La aprobación inicial del expediente, se produjo por Acuerdo del Pleno de la Corporación, en sesión celebrada el día 15 de diciembre de 2016 y el 20 de noviembre de 2017, según lo dispuesto por el artículo 22.2.c) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, según certificados municipales de 15 de febrero de 2017 y de 19 de diciembre de 2017.

III.– El acuerdo de aprobación provisional, se adoptó por el Pleno del Ayuntamiento, según lo dispuesto por el artículo 22.2.c) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, en sesión celebrada el 27 de noviembre de 2018, de conformidad con el certificado de la Secretaria del Ayuntamiento de 11 de diciembre de 2018.

IV.– La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo, en sesión celebrada el 25 de julio de 2019, adopta Acuerdo referente a las NORMAS URBANÍSTICAS MUNICIPALES DE FABERO (LEÓN), cuyo tenor literal es el siguiente:

«Vista la propuesta, y de conformidad con ella, con el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, con la Ley 5/1999, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León, con el Decreto 22/2004, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Urbanismo de Castilla y León, con el Decreto 24/2013, de 27 de junio, por el que se regulan las funciones, composición y funcionamiento de las Comisiones Territoriales de Medio Ambiente y Urbanismo y del Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León, así como las demás leyes, normativa de desarrollo y disposiciones concordantes en la materia de general y pertinente aplicación, la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de León, por unanimidad de sus miembros,

ACUERDA:

  • A) Considerar las determinaciones expresadas en el Fundamento de Derecho OCTAVO del presente acuerdo, y SUSPENDER LA APROBACIÓN DEFINITIVA DE LAS NORMAS URBANÍSTICAS MUNICIPALES DE FABERO.
  • B) El Ayuntamiento de FABERO deberá proceder a la subsanación de las deficiencias expresadas en el apartado anterior y elevar de nuevo el instrumento de planeamiento para su aprobación definitiva por la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo dentro de un plazo de TRES MESES a contar desde la recepción del presente Acuerdo.

Se notifica al Ayuntamiento el 2 de agosto de 2019 como acredita el expediente.

V.– Con fecha 4 de noviembre de 2019 el Ayuntamiento de Fabero remite la siguiente documentación:

  • «Certificación del Acuerdo Plenario, de 29 de octubre de 2019, de aprobación de la documentación rectificada.
  • Un ejemplar del Volumen II -Documentación Normativa en formato papel debidamente diligenciado.
  • Un ejemplar de los planos de información PI-04-1-1, PI-0-1-2, PI 04-2-1 y PI-04-2-2 diligenciados.
  • Un ejemplar de las Normas Urbanísticas Municipales corregidas en formato CD.
  • Un certificado de correspondencia entre el documento impreso y la versión informatizada.
  • Un ejemplar del guion de correcciones realizadas.»

VI.– Con fecha de entrada de 13 de diciembre de 2019 el Ayuntamiento de Fabero, advertido errores en la documentación presentada en fecha 4 de noviembre de 2019, remite nueva documentación.

VII.– Con fecha de entrada de 13 de diciembre de 2019 tiene el expediente la consideración de completo a los efectos determinados por el artículo 162.1 del Decreto 22/2004, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.– LEGISLACIÓN APLICABLE.

La tramitación del presente instrumento urbanístico se ajusta a lo determinado por el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, la Ley 5/1999, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León, modificada por Ley 4/2008, de 15 de septiembre, de Medidas sobre Urbanismo y Suelo por la Ley 7/2014, de 12 de septiembre, de Medidas sobre rehabilitación, regeneración y renovación urbana y sobre sostenibilidad, coordinación y simplificación en materia de urbanismo y por la Ley 5/2019, de 19 de marzo, el Decreto 22/2004, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León, modificado por el Decreto 45/2009, de 9 de julio, y por el Decreto 6/2016, de 3 de marzo, para su adaptación a la Ley 7/2014 de 12 de septiembre; la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, el Real Decreto Legislativo 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de disposiciones vigentes en materia de Régimen Local y demás normativa sectorial aplicable, el Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales y demás disposiciones de aplicación.

SEGUNDO.– COMPETENCIA.

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo es competente para la aprobación definitiva del presente expediente, en su caso, a tenor de lo que establece el artículo 54.2 de la Ley 5/1999, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León, modificada por la Ley 4/2008, de 15 de septiembre, en relación con el artículo 138.2.b) de la misma Ley 5/1999, en su redacción dada por la disposición final cuarta de la Ley 1/2012, de 28 de febrero, de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, en adelante LUCyL.

Asimismo, es competente en virtud del artículo Art. 161 del Decreto 22/2004, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Urbanismo de Castilla y León, modificado por el Decreto 45/2009, de 9 de julio, en relación con el Art. 160.1 a) del mismo Decreto 22/2004, en su redacción dada por el Decreto 24/2013, de 27 de junio, por el que se regulan las funciones, composición y funcionamiento de las Comisiones Territoriales de Medio Ambiente y Urbanismo y del Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León, en adelante RUCyL.

Y es competente de conformidad con el Art. 3.1 d) del Decreto 24/2013, de 27 de junio, por el que se regulan las funciones, composición y funcionamiento de las Comisiones Territoriales de Medio Ambiente y Urbanismo y del Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León.

Dicho acuerdo habrá de adoptarse antes de tres meses desde la entrada del documento completo. Si se observaren deficiencias, según su naturaleza y gravedad, se optará entre: a) Su directa subsanación, mediante la introducción de las correcciones, modificaciones o innovaciones necesarias, que se señalarán en el acuerdo de aprobación; b) La suspensión de la aprobación, para que el Ayuntamiento subsane las deficiencias y eleve de nuevo el expediente, antes de tres meses desde la recepción del acuerdo; c) La suspensión parcial de la aprobación, cuando las deficiencias sólo afecten a una parte de las Normas, pudiendo aprobarse definitivamente el resto; en tal caso, se fijará un plazo para la nueva presentación de la parte no aprobada.

Una vez producida, en su caso, la aprobación definitiva del presente instrumento de planeamiento se procederá a su notificación y publicación en los términos expresados en el artículo 61 de la LUCyL, y en los Art. 174 y 175 del RUCyL.

TERCERO.– OBJETO.

Según el Art. 168 del RUCyL con el documento presentado se procede a la revisión del Planeamiento General vigente en el municipio.

CUARTO.– ANÁLISIS DE LA DOCUMENTACIÓN.

Del examen de la nueva documentación que se aporta se deducen las siguientes consideraciones en relación con el cumplimiento de lo expuesto en el expositivo del Acuerdo de CTMAyU en sesión celebrada el 25 de julio de 2019:

Se modifica el Art. 3.2.10 de la Normativa que se referencia al Art. 3.2.11 donde se indican las condiciones de la prevención acústica.

Se incluyen planos con la zonificación acústica. (PO-04).

«No se analiza ni en la Memoria Informativa ni en la Memoria Vinculante, la capacidad residencial en relación con el número de habitantes y con el número de viviendas previstas según las propuestas de las NUM.»

Se incluye en el Título IV de la Memoria Vinculante la estimación detallada del número máximo de viviendas y habitantes que se alcanzarán en el desarrollo de las NUM.

a) «Las NUM categoriza como Suelo Urbano Consolidado, el constituido por los solares y demás terrenos aptos para su uso inmediato conforme a las determinaciones del planeamiento urbanístico, así como los terrenos que puedan alcanzar dicha aptitud mediante actuaciones aisladas, de acuerdo con el artículo 25 del RUCyL. No obstante si ello supusiese un aumento del número de viviendas o de la superficie o volúmenes edificables superior al 30% respecto a la ordenación anterior, estaríamos ante un cambio de ordenación urbanística que supondría un cambio de la categoría de suelo urbano, debiendo clasificarse como suelo urbano no consolidado. Por tanto deberá justificarse en la Memoria Vinculante de las NUM. (Las zonas que en las NSM estaban clasificadas como suelo rústico y ahora se clasifican como urbano). Deberá tenerse en cuenta para la clasificación los criterios establecidos en las NUM así como los establecidos en el RUCyL, evitando la desigualdad de tratamiento normativo a la hora de proceder a la clasificación y categorización del suelo urbano, que no deriva de circunstancias objetivas diferentes o que las mismas no quedan acreditadas en el documento técnico. Se incluyen en esta categoría de suelo terrenos que no están integrados en malla urbana, ya que el acceso se realiza a través de una infraestructura de carácter supramunicipal. (Otero de Naraguantes).»

Se incluye en la Memoria Vinculante la justificación de las zonas que en el planeamiento vigente están clasificadas como suelo rústico y ahora se clasifican como suelo urbano, que divide la casuística en 4 grupos:

«GRUPO 1. Las traseras de parcelas ya clasificadas como urbanas. Estas regularizaciones no representan ningún aumento de densidad.

GRUPO 2. Equipamientos públicos, que no generan aprovechamiento lucrativo, por lo que no hay incremento respecto de la ordenación anteriormente vigente.

GRUPO 3. Parcelas que debieron ser clasificadas como urbanas según la propia documentación de las NNSS, o de sus modificaciones, deficiencia que las NUM vienen a subsanar.

GRUPO 4. El resto de las parcelas que, siendo urbanas en la actualidad por cumplir con lo establecido en el Art. 23 RUCyL, figuraban clasificadas como rústicas en las NNSS. Esos ámbitos, son los únicos a los que se les podría aplicar el cambio de categorización planteado, atendiendo a la interpretación señalada del Art. 26. En este caso solo se encuentran los suelos ya clasificados como urbano no consolidado, incluidos en el sector ED-3.»

Se modifican los planos de información de las redes de abastecimiento y saneamiento (Fabero y Lillo del Bierzo) para poder justificar la condición de suelo urbano consolidado de algunas parcelas.

Además se crea una nueva actuación aislada de Normalización (trasera de una parcela incluida en suelo urbano consolidado).

En relación con el núcleo de Otero de Naraguantes se modifica la clasificación de la margen sur de la vía de acceso al citado núcleo.

b) «En las conexiones planteadas se aprecia desigualdad de tratamiento normativo a la hora de proceder a la clasificación y categorización del suelo urbano.»

Se modifican las delimitaciones de los sectores afectados y se excluyen de los mismos las conexiones aludidas, clasificando éstas como suelo urbano consolidado y delimitando actuaciones aisladas de expropiación con el fin de poder obtener los terrenos para la dotación urbanística que se propone.

«Además también se aprecia la misma desigualdad de tratamiento normativo a la hora de establecer la clasificación de las citadas bolsas de suelo en los diferentes núcleos de población ya que se les da diferente tratamiento en Fabero (SUNC) que en Lillo del Bierzo (SRPA).»

Se modifica el apartado 3.1.1 de la Memoria Vinculante y se incluye la justificación de la clasificación como suelo Rústico de Protección Agropecuaria las bolsas de suelo de Lillo del Bierzo:

«El Suelo Rústico con Protección Agropecuaria (SR.PA), está constituido por los aquellas áreas del Término Municipal que las Normas estiman necesario proteger por su interés, calidad, riqueza, tradición, singularidad u otras características agrícolas, ganaderas o forestales.

En esta categoría se encuadran las bolsas de parcelas existentes en el interior de las manzanas delimitadas por la Calle Real, Calle Fray Luis de León, Calle Vergel, Calle Castro y Calle Pizarro, de Lillo del Bierzo destinadas de manera tradicional al cultivo de pequeños huertos de autoabastecimiento, de carácter familiar, sufriendo una sucesiva subdivisión motivada por procesos hereditarios, que han configurado una particular estructura parcelaria intrincada y abigarrada.

Dada la singularidad y arraigada tradición de estos terrenos, desde las Normas se estima necesario preservarlos de la urbanización, manteniendo su actividad tradicional, y limitando la aparición de otros usos que desvirtúen su configuración histórica.»

«Se justificará que los suelos categorizados como suelo Urbano no Consolidado cumplen con los requisitos para ser suelo urbano que se indican el Art. 23 del RUCyL.»

Se incluye una justificación en el apartado 3.1.1 de la Memoria Vinculante.

«Se delimitan 14 sectores de uso residencial, ocupando una superficie 122.921 m2, se prevén 363 viviendas, no se establece la ordenación detallada de ninguno de ellos, sin embargo se incluyen en la ficha determinaciones de ordenación detallada, que aunque se indique orientativo, no supone ninguna información adicional que mejore su posterior desarrollo, ya que dichos parámetros ya están definidos con valores máximos por el RUCyL. Por tanto se deberá eliminar dichos parámetros para evitar posibles errores o confusiones y limitarse a cumplir lo establecido en los artículos 122 y 125 del RUCyL, incluyendo, si se considera conveniente, lo establecido en este último como determinaciones de ordenación general potestativas, que resultarían vinculantes para el planeamiento de desarrollo. Se eliminará la ordenanza asignada en los planos de ordenación a los sectores de suelo urbano no consolidado, ya que no tienen la ordenación detallada establecida. Se definen los parámetros de ordenación general del Art. 122 del RUCyL en las fichas de los sectores, sin embargo se indicará si existe algún uso prohibido.»

Se ha eliminado de las fichas de los sectores de suelo urbano no consolidado los parámetros de ordenación detallada que se indicaban de modo orientativo, así como la ordenanza asignada en los planos de ordenación.

Se incluyen en las fichas, como determinación de ordenación general establecida en el Art. 122 del RUCyL, los usos prohibidos en todos los sectores de suelo urbano no consolidado.

«Se justificará la demanda de suelos productivos conforme a los criterios establecidos en el Art. 27 del RUCyL. Se definen los parámetros de ordenación general del Art. 122 del RUCyL en las fichas de los sectores, sin embargo se indicará si existe algún uso prohibido.»

Se incluye en el apartado 3.1.1 de la memoria Vinculante la justificación señalada:

«Las demandas de suelo para los usos productivos parten de la reconversión del sector de la minería del carbón, que comenzó en 1986, con una reducción de la actividad en los siguientes años, en el marco económico de la Unión Europea, cerrando las explotaciones que no eran rentables y subvencionando sólo aquellas consideradas estratégicas. Como consecuencia de ello, se produjo una enorme pérdida de puestos de trabajo, que provocó un descenso significativo de la población en las cuencas mineras, particularmente en la cuenca carbonífera de El Bierzo, que producía casi la mitad de todo el carbón extraído en nuestro país.

Comparada esta gráfica con la de la evolución de la población, es evidente la correlación entre ambas, poniendo de manifiesto que el decaimiento de la minería, ha provocado un descenso continuado en los censos de población municipales, no explicable por otras causas, en búsqueda de nuevos caminos y oportunidades laborales lejos de Fabero.

La despoblación ha castigado con especial virulencia estas zonas, los datos del Instituto Nacional de Estadística así lo confirman. En la última década, la crisis de la minería ha “diezmado” la población de estas áreas de la provincia, dejando un 15,13% menos de habitantes.

La despoblación y la falta de oportunidades laborales son dos fenómenos que se retroalimentan, formado el ‘coctel’ perfecto para que las nuevas generaciones pierdan la esperanza en el futuro, conduciendo al total abandono de los núcleos rurales, según una tendencia demográfica ya iniciada.

Es preciso, pues, articular las medidas oportunas que permitan la reconversión real del sector y de la mano de obra que estaba nítidamente orientada a la minería hacia otros sectores de la actividad económica y, más concretamente al sector productivo. Es imprescindible enriquecer y diversificar el tejido productivo de Fabero para plantear alternativas a la minería, que ya no es una opción laboral, para de este modo fijar población.

Resulta por tanto un objetivo fundamental favorecer la funcionalidad del tejido productivo, la atracción de nuevas inversiones y la capacidad para incorporar las innovaciones tecnológicas.

Para ello, es preciso disponer de manera urgente del suelo necesario que sea capaz de dar acogida a dicho tejido productivo, evitando su huida a emplazamientos alejados de Fabero, lo que sin duda ahondaría en la problemática del despoblamiento ya descrito.

Así, el Ayuntamiento de Fabero, pretende implementar desde las propias Normas los mecanismos que posibiliten la acogida inmediata, y con la más directa disponibilidad, de las iniciativas que surgen para dar alternativas a su población laboral. Estas iniciativas son tanto internas, para dar servicio a las demandas de la todavía numerosa población existente, como de inversión exterior, en procesos productivos de bienes para su distribución en otros ámbitos geográficos.

Por ello, las Normas estiman prioritario dar continuidad a las frustradas iniciativas de generación de suelo industrial propuestas en las Normas Subsidiarias Municipales, canalizando las actuaciones realizadas, redefiniendo los límites allí planteados, y solventando las dificultades que impidieron la aprobación del sector industrial objeto de la modificación puntual que finalmente no contó con aprobación definitiva por causas administrativas, que planteaba habilitar para el uso industrial un área de propiedad municipal.

De esta manera, las NUM, tras su análisis, plantean la reconsideración, redefinición y delimitación de los terrenos que se proponen como Suelo urbanizable con uso industrial.»

«En el Art. 7.2.3, se deberá referir no solo a las viviendas sino a todo tipo de construcciones en función de la definición de núcleo de población establecido en la Disposición adicional única del RUCyL, y que se recoge en el Art. 7.2.1. del Documento Normativo.»

Se modifican los artículos 7.2.2 y 7.2.3 de la Normativa Urbanística en el sentido expuesto.

«Existe discrepancia entre las definiciones de los usos que se realizan en el Título II: CONDICIONES GENERALES DE USOS y el Capítulo 3 del Título VII: NORMAS DE PROTECCIÓN DEL SUELO RÚSTICO, se define en este último como uso comercial los hoteles y restaurantes, sin embargo en la definición que se realiza de los usos comerciales en el Título II de las NUM no se relacionan los mismos.»

Se corrige el documento y se incluyen tanto los alojamientos turísticos como los restaurantes, ambos definidos en el uso terciario por las NUM, en el apartado E «Otros usos de interés público».

«En cuanto al régimen establecido para el SRPI y SRPN-cr se indicará dónde se aplica el régimen establecido en las NUM ya que la clasificación viene motivada por la legislación sectorial y el régimen aplicable es el establecido en la misma.»

Se modifican los artículos 7.4.5 y 7.4.4 de la Normativa Urbanística y se añade el siguiente párrafo:

«En todo caso, sobre los terrenos clasificados con esta categoría, se aplicará simultáneamente tanto lo establecido en dicha legislación (sectorial), como el régimen de protección establecido en las Normas Urbanísticas, prevaleciendo siempre la condición más restrictiva».

«La reciente modificación de la Ley 5/1999, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León por la Ley 5/2019, de 19 de marzo (B.O.C. y L. n.º 59 de 26 de marzo de 2019), afecta al régimen del suelo rústico, por tanto se deberán adaptar las presentes NUM a lo establecido en la citada modificación.»

Se adapta a la modificación de la Ley 5/1999 el artículo 7.1.3 de la Normativa Urbanística y se incluye un nuevo apartado para la minería energética y se señalan los uso prohibidos, conforme a la nueva redacción de la Ley.

No obstante se deberá incluir también en el Art. 7.3.3 de la Normativa Urbanística la referencia a la minería energética.

«Se da cumplimiento al artículo 121 del RUCyL, que determina que las Normas Urbanísticas deben catalogar los elementos del término municipal que merezcan ser protegidos, conservados o recuperados por sus valores naturales o culturales. El Catálogo establece tres niveles de protección según lo establecido en el artículo 121.2.a) del RUCyL: Protección Integral, Protección Estructural y Protección Ambiental. No obstante se deberá indicar el cumplimiento del deber de adaptación al entorno conforme al artículo 17, especificando cuales son los invariantes del entorno de referencia.»

Se incluye un párrafo en relación con el cumplimiento del Art. 17 del RUCyL en el Capítulo II del Catálogo de Elementos Protegidos.

«Se han incluido en suelo urbano consolidado actuaciones aisladas que abre vías públicas de nueva creación. El Art. 219.4 del RUCyL establece que las actuaciones aisladas de urbanización y normalización se limitan a ceder los terrenos necesarios para regularizar las vías públicas existentes. Por tanto deberá revisarse la delimitación de las actuaciones aisladas afectadas y si no resulta posible su delimitación según la normativa, estaríamos ante un cambio en la ordenación urbanística que supondría un cambio de la categoría de suelo urbano. (Lillo del Bierzo). Las actuaciones aisladas en el núcleo de Lillo del Bierzo se delimitan en suelo Rústico con protección agropecuaria, incumpliendo lo establecido en el Art. 210 del RUCyL. La actuación aislada de ocupación directa deberá cumplir lo establecido en el Art. 228 y 229 del RUCyL y quedar reflejado en la ficha que la define. En los planos de ordenación figuran delimitadas actuaciones aisladas que no se corresponden con las fichas del documento de Normativa. (AA-E2).»

Se suprimen las fichas de las Actuaciones aisladas de Normalización de Lillo del Bierzo, dado que no se delimita ninguna actuación aislada en el citado núcleo.

Se incluye la ficha descriptiva de la actuación aislada de expropiación AA-E2.

Se corrige la ficha descriptiva de la Actuación Aislada de Ocupación Directa AA-OD-1, para incluir el reconocimiento del derecho a su integración en el sector de Suelo Urbanizable S2.

«El Art. 64 de la LUCyL establece que los usos del suelo, incluidas las construcciones e instalaciones, que siendo anteriores a la aprobación definitiva del planeamiento urbanístico, resultaran disconformes con las determinaciones del mismo, podrán ser declaradas fuera de ordenación. En particular, se declararán siempre fuera de ordenación aquellos usos emplazados en terrenos que en virtud del nuevo planeamiento deban ser objeto de cesión o expropiación. Por tanto según el Art. 127 del RUCyL se debe relacionar los usos del suelo y en especial las construcciones e instalaciones que se declaren fuera de ordenación y la ubicación en los planos de ordenación.»

Se modifican los planos de la serie PO-02 y se localizan las edificaciones declaradas fuera de Ordenación.

«Sin embargo solo se delimita, en la documentación gráfica, como actuaciones aisladas o integradas según los Arts. 446, 452 y 460 del RUCyL el área del Poblado de Diego Pérez incluyendo en la normativa la ficha correspondiente, por tanto se deberá corregir el documento, bien identificando el resto de actuaciones aisladas de rehabilitación, regeneración y renovación urbana o corrigiendo dicha referencia en la Memoria Vinculante. Asimismo debe quedar reflejado en el instrumento de planeamiento el cumplimiento del Art. 17 de la LUCyL para las actuaciones de regeneración y renovación urbana.»

Se modifica el apartado 3.2.1 de la Memoria Vinculante y se clarifica que solo se delimita un área de Rehabilitación Urbana y el resto de zonas señaladas se fomenta las actuaciones de rehabilitación a través de las ordenanzas.

Se incluye en la Ficha del Área de Rehabilitación Urbana el siguiente párrafo:

«Dado que las presentes Normas Urbanísticas no incrementan el aprovechamiento respecto de las Normas Subsidiarias del año 1995, en aplicación del artículo 17 de la LUCyL, corresponde a los propietarios el aprovechamiento real, que se obtiene aplicando las determinaciones del planeamiento a la superficie bruta de sus parcelas».

«Las NUM establecen las determinaciones de ordenación detallada en los tres sectores de Suelo Urbanizable que delimita (SUR-OD SECTOR 1, SUR-OD SECTOR 2, SUR-OD SECTOR 3). Se cumplen las reservas mínimas de Equipamientos, Espacios Libres Públicos y aparcamientos, se establece un único ámbito de gestión urbanística integrada –Unidad de Actuación– coincidente con la delimitación de los Sectores y no se incluyen las reservas de suelo para servicios urbanos del Sector en las condiciones señaladas en el apartado 5 del artículo 104 del RUCyL. Se deberá calcular el aprovechamiento medio del sector según lo establecido en el Art. 107 del RUCyL, indicando los coeficientes de ponderación asignados a cada uso compatible.»

Se incluye un nuevo artículo en la Normativa Urbanística denominado CONDICIONES DE URBANIZACIÓN donde se establecen las condiciones de localización de los centros de transformación, indicando que se permiten su ubicación en las vías públicas o en los espacios libres públicos.

Se incluyen nuevos cuadros en la Memoria Vinculante donde se detalla el aprovechamiento medio de los sectores y los coeficientes de ponderación.

«De acuerdo con el Art. 117 del RUCyL, entre los objetivos de las NUM, está establecer la ordenación detallada en los sectores de suelo urbanizable en los que se considere oportuno habilitar su ejecución directa sin necesidad de planeamiento de desarrollo, se motivará adecuadamente el ejercicio de dicha opción, así como el interés público que justifique que un instrumento de planeamiento general anticipe la ordenación detallada. Al respecto, en los sectores en los que las NUM establezcan la ordenación detallada, la documentación aportada debe coincidir con la determinada por RUCyL para los Estudios de Detalle y Planes Parciales. (Estudio Económico y planos de la red de vías públicas y servicios urbanos).»

Se incluye una justificación en el apartado 3.2.2 de la Memoria Vinculante:

«El artículo 128 del RUCyL faculta a Las Normas Urbanísticas Municipales para establecer la ordenación detallada de los sectores de suelo urbano no consolidado y urbanizable donde se estime oportuno habilitar su ejecución directa sin necesidad de planeamiento de desarrollo.

Tal y como se expuso anteriormente, en el apartado 3.1.1 b de las presente Memoria, es objetivo fundamental de las NUM favorecer la creación de tejido productivo y la atracción de nuevas inversiones, disponiendo de manera urgente el suelo necesario que sea capaz de darles acogida, una vez que la actividad minera, fuente casi en exclusiva de empleo para los habitantes de Fabero, ha sido totalmente desmantelada.

Considerando el interés general que representa la urgente demanda de creación de empleo, el Ayuntamiento no solo ha dispuesto a través del planeamiento la necesaria clasificación del suelo, dando continuidad a las iniciativas ya anteriormente surgidas y al esfuerzo económico realizado para adquirir terrenos, sino que, en orden a la efectiva disponibilidad y habilitación del suelo productivo, decide acometer la ordenación detallada de los sectores, de forma que aquél suelo pueda ser puesto en funcionamiento y a disposición de las empresas interesadas, en el plazo más breve de tiempo.

Así, las presentes Normas Urbanísticas Municipales de Fabero contienen entre sus determinaciones la Ordenación Detallada de los tres Sectores de Suelo Urbanizable Industrial clasificados, dada la importancia estratégica del desarrollo de este tipo de suelo con vistas a cubrir el descenso de empleo surgido tras la crisis del sector minero en toda la cuenca carbonífera del Bierzo.»

En relación con el estudio económico se añade un sub-apartado g) en el apartado 3.2.2 de la Memoria Vinculante, denominado Estudio Económico, con el contenido señalado para los Estudios de Detalle en el Art. 136 del RUCyL. Además se corrige un error (Informe de Sostenibilidad Económica) en la superficie del viario.

«Una vez finalizada la exposición, solicita la palabra D.ª Amelia Biain González, Jefa del Servicio Territorial de Cultura, quien manifiesta que en relación con el informe sectorial emitido por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural, en fecha 5 de julio de 2019 se publica en el B.O.C. y L. n.º 128 la «RESOLUCIÓN de 21 de junio de 2019, de la Dirección General de Patrimonio Cultural, por la que se incoa procedimiento para la declaración de la Cuenca Minera de Fabero (León), como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Etnológico», por lo que dado que el informe se emitió con anterioridad a dicha Resolución, considera necesario que deba volver a pasar por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural antes de proceder a la aprobación definitiva del instrumento de planeamiento urbanístico.

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural en sesión celebrada el día 28 de agosto de 2019 acuerda:

«INFORMAR FAVORABLEMENTE el documento de aprobación provisional de las Normas Urbanísticas Municipales de Fabero, en el ámbito de las competencias de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de León, a los efectos de dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 54 de la Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, y en los artículos 90 a 92 del Reglamento para la Protección del Patrimonio Cultural de Castilla y León, aprobado por Decreto 37/2007, de 19 de abril, con la siguiente INDICACIÓN:

  • Se deberá modificar el catálogo de elementos protegidos del municipio distinguiendo los que se encuentran o no incluidos en la descripción y delimitación que acompaña a la Resolución de 21 de junio de 2019, de la Dirección General de Patrimonio Cultural, por la que se incoa procedimiento para la declaración de la cuenca minera de Fabero como Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Etnológico.»

Se modifica la ficha n.º 3 del Catálogo de Elementos Protegidos para relacionar los enclaves incluidos en la Resolución citada en el acuerdo de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural citado.

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente se informa, FAVORABLEMENTE las NORMAS URBANÍSTICAS MUNICIPALES DEL AYUNTAMIENTO DE FABERO, con la salvedad de las deficiencias que se recogen en el FUNDAMENTO DE DERECHO CUARTO del presente informe.

Las citadas deficiencias se consideran subsanables y por tanto se propone la aprobación definitiva por parte de la CTMAyU de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 161.3 a) del RUCyL.

Vista la propuesta, y de conformidad con ella, con el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana, con la Ley 5/1999, de 8 de abril, de Urbanismo de Castilla y León, con el Decreto 22/2004, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Urbanismo de Castilla y León, con el Decreto 24/2013, de 27 de junio, por el que se regulan las funciones, composición y funcionamiento de las Comisiones Territoriales de Medio Ambiente y Urbanismo y del Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León, así como las demás leyes, normativa de desarrollo y disposiciones concordantes en la materia de general y pertinente aplicación, la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de León, por unanimidad de sus miembros,

ACUERDA:

  • A) APROBAR DEFINITIVAMENTE LAS NORMAS URBANÍSTICAS MUNICIPALES DEL AYUNTAMIENTO DE FABERO, condicionando su eficacia y vigencia a las determinaciones especificadas en el FUNDAMENTO DE DERECHO CUARTO del presente Acuerdo, en base a lo determinado por el artículo 54.2 a) de la LUCyL y el Art. 161.3 a) del RUCyL.
  • B) En el plazo de QUINCE días hábiles, a contar desde el siguiente a la recepción del presente Acuerdo el AYUNTAMIENTO DE FABERO deberá aportar nueva documentación que incorpore las correcciones reseñadas en el apartado A) del Dispositivo del Acuerdo.
  • C) De conformidad con lo determinado por los artículos 160.2 y 160.3 del Decreto 22/2004, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León (RUCyL), deberán remitirse tres ejemplares diligenciados, en soporte papel, de la documentación técnica objeto de la aprobación definitiva condicionada a su subsanación. Así mismo, al objeto del cumplimiento de lo expresado por los artículos 174.c) y 175 del citado texto legal, deberán remitirse seis ejemplares en soporte informático (uno de ellos incluyendo, exclusivamente, la documentación determinada por el artículo 175.2 del RUCyL). Para lo que deberá acompañar una certificación acreditativa, expedida por la Secretaria del Ayuntamiento, en la que se haga constar que el contenido de los soportes digitales remitidos es fiel reflejo del documento técnico remitido en soporte papel, con las correcciones acordadas por la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de fecha 20 de diciembre de 2019.
  • D) FACULTAR, de conformidad con el Art. 4.3 del Decreto 24/2013, de 27 de junio, a la Secretaría de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo para proceder a la comprobación, con base en el correspondiente informe técnico, de la subsanación de las deficiencias establecidas en el apartado A) del Dispositivo de este Acuerdo, dando cuenta a la Comisión de lo actuado.

Se notifica al Ayuntamiento el 7 de enero de 2020, como acredita el expediente.

Con fecha 23 de enero de 2020 se recibe nueva documentación presentada por el Ayuntamiento, comprobándose el cumplimiento de las determinaciones señaladas en el Fundamento de Derecho CUARTO del Acuerdo de 20 de diciembre de 2019.

Por todo lo expuesto y en base al informe técnico, se observa que las deficiencias especificadas en el apartado A) del Dispositivo de este Acuerdo de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo, han sido subsanadas.

En virtud de lo dispuesto en el artículo 61 de la LUCyL, procede publicar el Acuerdo de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo, antes trascrito, en el Boletín Oficial de Castilla y León, a efectos de su entrada en vigor.

Contra el presente acuerdo podrá interponerse recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 112.3 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, en los artículos 10.b), 14.1 Tercera y 46 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. El plazo para su interposición será de DOS MESES, a contar desde el siguiente a su notificación. Todo ello sin perjuicio de que los interesados puedan ejercitar, en su caso, cualquier otro recurso que estimen procedente.

León, 14 de febrero de 2020.

La Secretaria
de la Comisión, Fdo.: Ruth González Miguel

V.º B.º
La Vicepresidenta de la Comisión, en funciones de Presidenta, Fdo.: Ana M.ª López Álvarez