I. COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN

D. OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, VIVIENDA Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO

RESOLUCIÓN de 27 de mayo de 2022, de la Secretaría General de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, relativa a la modificación de la Orden de 22 de enero de 2008, de la Consejería de Medio Ambiente, por la que se concede autorización ambiental a la planta de producción de plomo y el vertedero de residuos asociado, ubicados en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid), titularidad de «Metalúrgica de Medina, S.A.», como consecuencia de la modificación sustancial n.º 2, (MS 2). Expte.: 001-20-MSVA.

Vista la solicitud de modificación sustancial de la planta de producción de plomo, ubicada en la carretera Pozaldez el término municipal de Medina del Campo (Valladolid) formulada por METALÚRGICA DE MEDINA, S.A. (MEMESA) y teniendo en cuenta los siguientes:

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.– La instalación de producción de plomo en la carretera Pozaldez, s/n, y el vertedero de residuos industriales en el paraje el Romanero, en el término municipal de Medina del Campo Valladolid) titularidad de METALÚRGICA DE MEDINA, S.A., con código PRTR 2702, están afectadas por las siguientes disposiciones relativas a la autorización ambiental:

  • – Orden de 22 de enero de 2008 de la Consejería de Medio Ambiente por la que se concede Autorización Ambiental a la empresa Metalúrgica de Medina, S.A. para el proyecto de las actuales instalaciones fabriles, del nuevo horno de rejilla en la carretera Pozaldez, s/n, y del vertedero de residuos industriales existentes y su ampliación en un nuevo vaso de vertido en el paraje el Romanero, en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid) (B.O.C. y L. n.º 43 de 3 de marzo de 2008).
  • – Orden de 27 de julio 2009 de la Consejería de Medio Ambiente por la que se concede autorización de inicio de actividad a Metalúrgica de Medina, S.A. para el proyecto de las instalaciones fabriles existentes, del nuevo horno de rejilla en la carretera Pozaldez, s/n, y del vertedero existente de residuos industriales y su ampliación a un nuevo vaso de vertido en el paraje el romanero, en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid) y se procede a la modificación de la orden de 22 de enero de 2008 de la consejería de medio ambiente de autorización ambiental (B.O.C. y L. n.º 151 de 10 de agosto de 2009).
  • – Orden de 26 de enero de 2010, de la Consejería de Medio Ambiente, por la que se resuelve considerar como modificación no sustancial la reducción de los valores límite de emisión, incremento de los controles y reducción del vertido de aguas en las instalaciones fabriles y de eliminación de residuos de la empresa Metalúrgica de Medina, S.A. ubicadas en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid) y se modifican las ordenes de 22 de enero de 2008 y de 27 de julio de 2009 de la consejería de medio ambiente por las que se concede autorización ambiental y autorización de inicio respectivamente. (B.O.C. y L. n.º 20 de 1 de febrero de 2010).
  • – Orden de 8 de junio de 2011, de la Consejería de Medio Ambiente, por la que se autoriza como modificación no sustancial la sustitución de varias perolas de lingoteo y del horno rotativo n.º 1 en las instalaciones de Metalúrgica de Medina, S.A. en Medina del Campo (Valladolid) (B.O.C. y L. n.º 131 de 7 de julio de 2011).
  • – Orden FYM/353/2014, de 29 de abril, por la que se actualiza la autorización ambiental otorgada a el proyecto de las actuales instalaciones fabriles del nuevo horno de rejilla en la carretera Pozaldez, s/n, y del vertedero de residuos industriales existentes y su ampliación en un nuevo vaso de vertido en el paraje el Romanero, titularidad de Metalúrgica de Medina, S.A., en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid), mediante modificación de la Orden de 22 de enero de 2008, de la Consejería de Medio Ambiente (B.O.C. y L. n.º 88 de 12 de mayo de 2014).
  • – Resolución de 18 de febrero de 2016, de la Secretaría General de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, por la que se modifica la Orden de 22 de enero de 2008, de la Consejería de Medio Ambiente, por la que se concede autorización ambiental para las instalaciones fabriles y el vertedero de residuos industriales, ubicados en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid), titularidad de «Metalúrgica de Medina, S.A.», como consecuencia de la modificación sustancial n.º 1, MS-1. (B.O.C. y L. n.º 48 de 10 de marzo de 2016).
  • – Orden FYM/1341/2018, de 28 de noviembre, por la que se modifica la Orden de 22 de enero de 2008, de la Consejería de Medio Ambiente, por la que se concede autorización ambiental a la planta de producción de plomo y el vertedero de residuos asociado, ubicados en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid), titularidad de «Metalúrgica de Medina, S.A.», como consecuencia de las Modificaciones No Sustanciales 11 y 12 (MNS n.º 11 y 12). (B.O.C. y L. n.º 243 de 18 de diciembre de 2018).

Además, la empresa comunicó varias modificaciones no sustanciales que no han requerido modificar la autorización ambiental de esta instalación.

Segundo.– Con fecha 24 de febrero de 2020, METALÚRGICA DE MEDINA, S.A., solicita una modificación sustancial de la actividad de producción de plomo ubicada en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid), consistente en el incremento de la capacidad de producción para llegar a 70.000 toneladas al año de plomo y aleaciones de plomo.

A la solicitud se adjunta el estudio de impacto ambiental del proyecto. A lo largo de la tramitación del expediente se recibe documentación complementaria requerida por esta administración.

Tercero.– La Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, somete al trámite de información pública y consulta a las administraciones el proyecto de ampliación de la capacidad de tratamiento mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León n.º 243 de 23 de noviembre de 2020, y remisión para exposición pública en el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Medina del Campo (Valladolid).

Teniendo en cuenta las alegaciones recibidas y que la tramitación del expediente de adaptación a las mejores técnicas disponibles sobre tratamiento de residuos no había finalizado, se requiere al promotor la documentación necesaria para evaluar las MTD que se van a implantar y se repite el trámite de información pública y consultas mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León n.º 112 de 11 de junio de 2021, y remisión para exposición pública en el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Medina del Campo (Valladolid).

El contenido de las alegaciones y las consideraciones sobre las mismas se resumen en el Anejo 1 de esta Resolución y se han tenido en cuenta en las condiciones ambientales que se aplican en esta modificación.

Cuarto.– Concluido el período de información pública, se remite el expediente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid como órgano ambiental, para la tramitación del expediente de evaluación de impacto ambiental y se solicita informe, relativo al proyecto de modificación sustancial, a los siguientes organismos:

  • – Confederación Hidrográfica del Duero
  • – Agencia de Protección Civil
  • – Servicio de Residuos y Suelos Contaminados
  • – Ayuntamiento de Medina del Campo

El contenido de los informes recibidos se ha tenido en cuenta en el condicionado ambiental de esta Resolución.

Quinto.– Con fecha 16 de diciembre de 2021 se recibe en el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático el borrador de la declaración de impacto ambiental a los efectos del trámite indicado en el artículo 20 del Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, aprobado por el Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre (en adelante Reglamento de emisiones industriales).

Sexto.– A través de Resolución de 16 de diciembre de 2021, de la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, se dicta la declaración de impacto ambiental sobre el proyecto de ampliación de la capacidad de producción y adaptación a las conclusiones de las mejores técnicas disponibles para las industrias de metales no ferrosos, de las instalaciones fabriles y vertedero de residuos industriales ubicados en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid), promovido por Metalúrgica de Medina, S.A. La Declaración de Impacto Ambiental se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León.

Séptimo.– Con fecha 20 de diciembre de 2021 el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático, tras realizar una evaluación ambiental del proyecto en su conjunto, emite informe.

Octavo.– Con fecha 21 de diciembre de 2021 se inicia el trámite de audiencia a los interesados. Durante este trámite, se reciben alegaciones que se resumen en el Anejo 1.

Noveno.– Con fecha 25 de enero de 2022, el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático, emite informe propuesta provisional. Dicho informe se traslada junto con las alegaciones recibidas en el trámite de audiencia al Servicio de Residuos y Suelos Contaminados que emite informe el 2 de febrero de 2022 y a la Agencia de Protección Civil el 18 de febrero de 2022. El Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático emite informe relativo a emisiones a la atmosfera y ruido con fecha 26 de enero de 2022.

Décimo.– El 30 de marzo de 2022, la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental formula informe propuesta que se somete a la consideración del Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León.

Undécimo.– De acuerdo con lo establecido en el artículo 19 de la Ley 11/2003, de 8 de abril, y en relación con lo estipulado en el artículo 3.2 del Decreto 24/2013, de 27 de junio, por el que se regulan las funciones, composición y funcionamiento de las Comisiones Territoriales de Medio Ambiente y Urbanismo y del Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León, a la vista del resultado del trámite de información pública, de los informes emitidos y del resultado del trámite de audiencia a los interesados, el Consejo de Medio Ambiente, Urbanismo y Ordenación del Territorio de Castilla y León, en la sesión celebrada el 18 de mayo de 2022 elabora la correspondiente Propuesta de Resolución de modificación de la autorización ambiental.

Los antecedentes de hecho mencionados encuentran su apoyo legal en los siguientes:

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero. El Órgano competente para dictar la presente resolución es la Secretaría General de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 25.1. c), del Decreto 30/2021, de 4 de noviembre, por el que se desconcentran competencias del titular de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, en los titulares de sus órganos directivos centrales y en los de las Delegaciones Territoriales de la Junta de Castilla y León, en cuanto estamos en un supuesto en el que el proyecto está incluido en el ámbito de aplicación de la normativa de impacto ambiental de proyectos y la Declaración de Impacto Ambiental se ha desconcentrado en la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, y en el artículo 19 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, aprobado por el Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre (en adelante texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León).

Segundo. El expediente se ha tramitado según lo establecido en el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre (en adelante texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación), en el Reglamento de emisiones industriales y en el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León.

Tercero. Teniendo en cuenta lo establecido en el artículo 10.1 del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, y en el artículo 45.1 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, la modificación de las actividades o instalaciones sujetas a autorización ambiental podrá ser sustancial o no sustancial.

A tales efectos, el artículo 14.1 del Reglamento de emisiones industriales determina que se considerará que se produce una modificación en la instalación cuando, en condiciones normales de funcionamiento, se pretenda introducir un cambio no previsto en la autorización ambiental originalmente otorgada, que afecte a las características, a los procesos productivos, al funcionamiento o a la extensión de la instalación.

En este contexto, en el artículo 14.1 del citado Reglamento, de acuerdo con el mencionado artículo 10 del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación se establecen los criterios para determinar el carácter sustancial o no sustancial de las modificaciones de las actividades o instalaciones.

De este modo, una modificación es sustancial cuando represente una mayor incidencia sobre la seguridad, la salud de las personas y el medio ambiente y concurra cualquiera de los criterios que fijan dichos preceptos, sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado 2 del citado artículo 14, así como en los supuestos establecidos en el apartado 3 de dicho artículo. Así mismo, según lo establecido en el artículo 45.2 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, se considerará modificación sustancial el supuesto en el que el titular de la instalación deba adquirir la consideración de gestor de residuos para el tratamiento in situ.

Conforme a lo recogido en el apartado 3 del citado artículo 10, en caso de que el titular de la instalación proyecte realizar una modificación de carácter sustancial, esta no podrá llevarse a cabo hasta que la autorización ambiental no sea modificada.

En el presente caso, el incremento de la capacidad de producción solicitado supera las 4 toneladas por día de fusión de plomo por lo que, al superar el umbral recogido en el Anejo I del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, debe ser tramitada como modificación sustancial. Para esta modificación no será necesaria la construcción de nuevas instalaciones. Conforme a lo expresado en el artículo 14.1 del Reglamento de emisiones industriales, los cambios en la producción notificados suponen una modificación de la instalación dado que afectan al funcionamiento de esta.

Cuarto. Esta modificación sustancial conlleva la modificación de la Orden de 22 de enero de 2008 de la Consejería de Medio Ambiente, en concreto, de los Anexos I y II a los efectos de modificar la descripción de las instalaciones y determinar los condicionantes ambientales que les afectan.

En concreto, las modificaciones del Anexo I se llevan a cabo para actualizar la descripción de las instalaciones y las clasificaciones ambientales.

En el Anexo II «condicionado ambiental» se actualiza y se modifica con relación al incremento de capacidad productiva y adaptación a la normativa vigente y teniendo en cuenta las MTD´s aplicables al sector.

Por otra parte, conforme a lo recogido en el Artículo 14.4. del Reglamento de emisiones industriales, cuando se solicita una modificación sustancial con posterioridad a otra y otras no sustanciales, antes de la revisión de la autorización ambiental o durante el proceso que media entre sus revisiones, deberán examinarse conjuntamente todas las modificaciones no sustanciales previas junto con la sustancial que se pretenda. Una vez realizado dicho examen podrá procederse a la modificación de la autorización. En este caso, posteriormente a la MS-1, deben tenerse en cuenta las modificaciones no sustanciales 11 y 12 (MNS-11 y MNS-12).

Según el artículo 15.9 del Reglamento de emisiones industriales, la resolución que apruebe la modificación sustancial se integrará en la autorización ambiental junto a las modificaciones habidas desde su otorgamiento en un único texto. Siendo esto así, procede integrar la modificación actual en la autorización ambiental para las instalaciones fabriles y en vertedero de residuos industriales, ubicados en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid) titularidad de Metalúrgica de Medina, S.A. con base a las disposiciones que se relacionan en el Fundamento de Derecho Primero, en los Anexos I y II incluidos en el anejo 2 de la presente resolución, y que sustituyen a los Anexos I y II, de la Orden de 22 de enero de 2008 de la Consejería de Medio Ambiente.

Habiéndose tramitado el procedimiento según se refiere en los antecedentes de hecho, y considerando lo dispuesto en el artículo 45.4 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León relativo a la publicidad de las modificaciones sustanciales de las autorizaciones ambientales, una vez resuelto, la modificación se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León.

Se incluye el ANEJO 1 en el que se recoge un resumen de las alegaciones recibidas y las consideraciones sobre las mismas.

VISTOS

Los antecedentes de hecho mencionados, la normativa relacionada en los Fundamentos de Derecho y las demás normas de general aplicación,

RESUELVO

Primero. Modificar la Orden de 22 de enero de 2008 de la Consejería de Medio Ambiente por la que se concede autorización ambiental a la planta de producción de plomo y el vertedero de residuos asociado, ubicados en el término municipal de Medina del Campo (Valladolid), titularidad de Metalúrgica de Medina, S.A., como consecuencia como consecuencia de la modificación sustancial n.º 2, (MS 2) en los términos expuestos en el fundamento de derecho tercero de esta Resolución.

En concreto, se modifican el Anexo I «Descripción de la instalación» y el Anexo II «Condicionado Ambiental», que se sustituyen por los Anexos I y II incluidos en el anejo 2 de esta Resolución, y que incorporan las adaptaciones y modificaciones expresadas en el fundamento de derecho tercero.

Segundo. La validez de esta resolución está condicionada al cumplimiento de las obligaciones derivadas de la normativa medioambiental que resulten de aplicación y del condicionado ambiental que se recoge en el Anexo II de la presente resolución, con independencia del cumplimiento del resto de la normativa sectorial.

Tercero. A partir de la notificación de la resolución, el titular de la autorización ambiental dispondrá de un plazo de 5 años, para iniciar la actividad objeto de la modificación sustancial n.º 2 (MS-2). La comunicación se realizará mediante la presentación de una declaración responsable conforme a lo dispuesto en los artículos 38 y 39 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León y en el artículo 12 del Reglamento de emisiones industriales.

Contra la presente Resolución, que pone fin a la vía administrativa, se podrá interponer recurso potestativo de reposición según lo dispuesto en el artículo 116 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Publicas y del Procedimiento Administrativo Común en el plazo de un mes, a contar desde el día siguiente al de su notificación, o contencioso-administrativo ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en el plazo de dos meses, a contar desde el día siguiente al de su notificación, de conformidad a lo establecido en la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Valladolid, 27 de mayo de 2022.

El Secretario General de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio,

Fdo.: Ángel María Marinero Peral

ANEJO 1

RESUMEN DE ALEGACIONES PRESENTADAS EN PROCEDIMIENTO DE MODIFICACIÓN SUSTANCIAL 2

Durante el trámite de información pública se recibieron alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción de Valladolid y por la asociación FACUA Castilla y León –Consumidores en Acción. Los dos escritos recibidos tienen un contenido similar. Durante el trámite de audiencia se recibieron alegaciones de Ecologistas en Acción de Valladolid.

Se resume a continuación el contenido de las alegaciones y las consideraciones sobre las mismas.

  • 1. Incremento en la cantidad de residuos peligrosos gestionados en las instalaciones de MEMESA, pasando de 52.000 toneladas en 2008 a casi 72.000 en 2013 y a más de 234.000 en 2019.
  • De acuerdo con las memorias presentadas, la cantidad de residuos tratados por MEMESA ha ido aumentando de forma proporcional a su capacidad de producción de metal y dependiendo de la materia prima utilizada (distintos residuos de los que obtener plomo). Las cantidades de residuos peligrosos gestionadas en los últimos años han sido:
  • Año

    RP ENTRADA (t)

    METAL PRODUCIDO (t)

    2014

    61.431,11

    43.936

    2015

    62.885,03

    43.339

    2016

    70.268,99

    43.408

    2017

    83.737,21

    52.419

    2018

    84.614,71

    54.318

    2019

    91.600,67

    55.828

    2020

    86.686,62

    54.467

  • Dependiendo del tipo de residuos que se utilicen como materia prima se producirá más menos cantidad de metal. En el caso de que se utilizaran únicamente baterías para la producción de 70.000 t de plomo se requerirían 134.000 t de baterías. Este extremo no suele darse ya que se utilizan otras materias primas además de baterías.
  • 2. La mayor parte de los residuos gestionados son importados desde diversos países (Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Noruega o Portugal) dando lugar a un fuerte incremento de la generación de residuos peligrosos con destino a eliminación en vertedero.
  • El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino en colaboración con las Comunidades Autónomas, y si fuera necesario con otros Estados miembros, tomará las medidas adecuadas, sin perjuicio de la aplicación de la jerarquía de residuos en su gestión, para establecer una red integrada de instalaciones de eliminación de residuos y de instalaciones para la valorización de residuos domésticos mezclados, incluso cuando la recogida también abarque residuos similares procedentes de otros productores, teniendo en cuenta las mejores técnicas disponibles. Consecuentemente, el Servicio de Residuos y Suelos Contaminados informa que no se produce una vulneración del principio de suficiencia y proximidad al no ser directamente aplicable a los residuos de baterías de plomo.
  • 3. En la última petición MEMESA solicita un nuevo aumento de la capacidad de tratamiento para llegar a las 70.000 toneladas al año de plomo y aleaciones de plomo, lo que respecto a la capacidad anteriormente autorizada supone un incremento de 18% y de un 40% sobre lo inicialmente autorizado.
  • La instalación ha ido incrementando su capacidad de producción y modernizando sus instalaciones como consecuencia de su adaptación a las condiciones del mercado. Se trata de una instalación que recicla residuos (baterías y otros) para la recuperación de plomo, evitando de este modo la explotación de recursos naturales. Debido incremento de producción solicitado, aunque no se proyectan cambios en las instalaciones, la ampliación actual se tramita como modificación sustancial y así mismo conlleva una evaluación de impacto ambiental. Estos procedimientos garantizan una tramitación exhaustiva, durante la cual se lleva a cabo el estudio del proyecto por todos los organismos que deben informar en materia de sus competencias y se da acceso y conocimiento del mismo a asociaciones público en general a través de la exposición pública del proyecto.
  • 4. Como ha indicado el órgano ambiental la documentación aportada es muy escasa, teniendo en cuenta que el 30 de junio de 2020 expiró el plazo para revisar la autorización ambiental de la instalación a la Decisión de Ejecución (UE) 2016/1032 de la Comisión de 13 de junio de 2016 por la que se establecen las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) conforme a la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, para las industrias de metales no ferrosos (DOUE de 30 de junio de 2016), sin que dicha revisión se haya llevado a cabo.
  • Para subsanar este aspecto se cursó requerimiento para la justificación de la implementación de las mejores técnicas disponibles para el sector, en base a las conclusiones publicadas. Con la nueva documentación aportada se consideró que procedía la realización de una nueva información pública que se llevó a cabo mediante anuncio publicado en el B.O.C. y L. n.º 112 de 11 de junio de 2021.
  • 5. Por otra parte, el Estudio de Impacto Ambiental no precisa el aumento de las emisiones al aire, al agua y al suelo ni de la generación de residuos peligrosos que se derivaría de la modificación sustancial solicitada, no contempla más alternativas que la planteada por el promotor y la alternativa 0, no cuantifica ninguno de los efectos ambientales apuntados, no concreta las medidas ni el programa de vigilancia ambiental con un detalle mínimo razonable y omite el resumen no técnico.
  • Como se ha señalado en el punto anterior posteriormente a estas alegaciones, se realizó una nueva información pública en la que se expuso toda la documentación del expediente. La documentación expuesta incluía la documentación de subsanación de evaluación de impacto ambiental, para lo cual el promotor remitió un nuevo estudio de impacto ambiental que se expuso como documento aparte.
  • En este segundo trámite no se recibieron alegaciones.
  • En el trámite de audiencia se reciben alegaciones referentes a los siguientes aspectos:
    • 1. La ampliación solicitada no es ambiental ni sanitariamente admisible.
    • El tema de la ampliación se ha repite respecto a las alegaciones en información pública. Respecto a la incidencia medioambiental ha sido evaluada a lo largo de la tramitación y en el condicionado ambiental se recogen todas las prescripciones que se deben cumplir para llevar a cabo la actividad y los controles que se deben efectuar. Todo ello de acuerdo con la normativa aplicable y las mejores técnicas disponibles para este sector de la actividad.
    • Respecto a la incidencia sobre la salud hay que señalar que las referencias aportadas no se refieren a la zona que nos compete. Se desconoce de dónde sale el coste sanitario adjudicado a esta actividad en Medina del Campo.
    • 2. MEMESA omite la documentación preceptiva sobre accidentes industriales graves.
    • Como se ha señalado en los antecedentes de hecho, con fecha 25 de enero de 2022, el Servicio de Prevención Ambiental y Cambio Climático, emite informe propuesta provisional. Dicho informe se traslada junto con las alegaciones recibidas en el trámite de audiencia al Servicio de Residuos y Suelos Contaminados que emite informe el 2 de febrero de 2022 y a la Agencia de Protección Civil el 18 de febrero de 2022.
    • La Agencia de Protección Civil recoge en su informe de 18 de febrero de 2022 que el proyecto no está sujeto a las disposiciones del Real Decreto 840/2015, de 21 de septiembre, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas, al no estar presentes sustancias peligrosas en cantidades iguales o superiores a las especificadas en la columna 2 de las partes 1 y 2 del Anexo I del dicho Real Decreto. Se propone la modificación del contenido del apartado 2 referido al control inicial de la actividad (MS2).
    • 3. La revisión de la autorización no adopta las mejores técnicas disponibles.
    • Aplicando el principio de eficacia administrativa el procedimiento de revisión para la adaptación a las mejores técnicas disponibles se acumuló a la tramitación de la modificación sustancial y por tanto finalizará con este. Se ha revisado la aplicación de las mejores técnicas disponibles en los valores límite de emisión y se recogen valores límite, más restrictivos en el condicionado ambiental.
    • CNAE 2009: 2443 producción de plomo, zinc y estaño

      CNAE (secundario):

      Reglamento de emisiones industriales

      Epígrafe IPPC (principal)

      2.5b)

      Epígrafe IPPC (secundario)

      5.4

      Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental

      Artículo 7.1.c) Modificación que cumple, por sí sola, los umbrales recogidos en el Anexo I Grupo 4 I

      Código CAPCA según el Real decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y se establecen las disposiciones básicas para su aplicación

      Grupo A código 03 03 07 01 Grupo B 09 04 01 02 Vertedero

      Categoría: Ley 1/2005, de 9 de marzo, por la que se regula el régimen del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero

      No aplica

      Grupo: RD 117/2003, de 31 de enero sobre limitación de emisiones de compuestos orgánicos volátiles debidas al uso de disolventes en determinadas actividades

      No incluida

      Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular.

      Productor de residuos..................................… 07P02094700000051

      Gestor de residuos no peligrosos.................... 07G04124700000051

      Gestor de residuos peligrosos......................... 07G01974700000051

      Vertido de aguas residuales

      A cauce público……………………………………..…….….

      A cauce y colector municipal…..…………………………....

      A colector municipal………………………………………….

      Sin vertidos líquidos (vertido cero)………..………………..

      CNAE–Real decreto 9/2005 de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados

      Incluida

      Real Decreto 840/2015, de 21 de septiembre, por el que se aprueban medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas.

      No incluida

      Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental

      Afectada por ser actividad IPPC Nivel 1

      Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León

      Área ruidosa. Tipo 4.

      Aplicación de las MTD´s del sector

      DECISIÓN DE EJECUCIÓN (UE) 2016/1032 DE LA COMISIÓN de 13 de junio de 2016 por la que se establecen las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) para las industrias de metales no ferrosos conforme a la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo.

      Sistema de gestión medioambiental certificado

      Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001: 2015 Sistema de Gestión Medioambiental: ISO 14001:2015

3.– DESCRIPCIÓN DE LA INSTALACIÓN Y DE LA ACTIVIDAD SEGÚN PROYECTO

La actividad se desarrolla en la planta industrial que la empresa Metalúrgica de Medina, S.A. (MEMESA) posee en la carretera Pozaldez, s/n de Medina del Campo, dedicada a la obtención de plomo de segunda fusión mediante la valorización de residuos de plomo (fundamentalmente tratamiento de baterías usadas y otros residuos de plomo). El vertedero para residuos propios, resultantes de la actividad anterior, se localiza en el paraje el Romanero en la misma localidad.

Proceso productivo principal

  • – Desguace de baterías que tritura las mismas mediante molino de martillos, separando las partes metálicas (rejillas y bornas de plomo), pastas (óxidos y sulfatos de plomo) y el polipropileno de la carcasa.
  • – La fusión junto con otros fundentes de las materias primas se lleva a cabo en hornos rotativos. El material fundido se recoge en lingoteras.
  • – En la planta de refino y aleación se fabrican los lingotes de plomo y distintas aleaciones de plomo con otros metales.

Neutralización de electrolito

El tratamiento del electrolito que se extrae de las baterías usadas se realiza mediante neutralización con hidróxido cálcico (cal) resultando del proceso sulfato cálcico (yeso). La operación de tratamiento al que se somete el electrolito es el siguiente:

  • – El electrolito se pasa por bombeo al reactor de neutralización donde hay un control de nivel de máximo y mínimo. Se neutraliza con hidróxido cálcico dosificando desde el depósito.
  • – Después de agitar un tiempo determinado (hasta pH constante) se bombea la papilla directamente al filtro prensa para obtener tortas de yeso.
  • – El líquido del filtrado, que es prácticamente agua pura, se vierte juntamente con la corriente de aguas residuales para ser sometida al proceso de depuración.
  • – El yeso obtenido se almacena en un silo para su secado de forma natural.

Instalaciones para los procesos

  • – Planta de desguace de baterías, automatizada, que tritura las baterías mediante molino de martillos separando las partes metálicas, pastas y el polipropileno de la carcasa. Se encuentra equipada con un scrubber que recoge los gases del desguace.
  • – Para la fusión de las materias primas junto con fundentes se cuenta con dos hornos rotativos de fusión dotados con cámaras de postcombustión y depuración de gases mediante filtros de mangas. Se dispone de lingoteras para recoger el material fundido.
  • – Planta de refino y aleación para la fabricación de lingotes de plomo y aleaciones con otros metales; dicho proceso se realiza en 6 perolas, utilizando para la alimentación de los quemadores gas natural. Los gases procedentes de las emisiones de estas perolas se depuran mediante filtros de mangas.

La instalación para la neutralización del electrolito consta de los siguientes elementos:

  • – Cuatro depósitos de 25 m3 de capacidad cada uno, fabricados en fibra de poliéster, para almacenamiento de ácido, alojados en fosos de retención, debidamente impermeabilizados, cada depósito va provisto de una bomba sumergida, tuberías y válvulas de llenado y vaciado.
  • – Reactor de 50 m3 de capacidad, fabricado en fibra de poliéster, provisto de agitador, sondas de nivel máximo-mínimo y peachimetro.
  • – Depósito para almacenamiento de hidróxido cálcico (cal apagada) de 40 m3 de capacidad, fabricado en acero al carbono esmaltado, con válvula para la carga desde camión cisterna.
  • – Sin-fin inclinado de 6 m de longitud, fabricado en acero AISI-316, para dosificación de la cal en el reactor.
  • – Bomba neumática de impulsión para alimentar la papilla de yeso en el filtro prensa.
  • – Filtro prensa de 40 placas fabricadas en teflón 800 x 800 mm, con capacidad de filtración de 4 t/hora, y fabricado en acero al carbono esmaltado.
  • – 2 contenedores de 1 m3 de capacidad cada uno fabricados en acero al carbono esmaltado, para recoger las tortas de yeso prensado.

Todas las instalaciones descritas anteriormente, junto con otras auxiliares y complementarias, entre las que se encuentran una estación depuradora de aguas residuales, se encuentran en la Ctra. de Pozaldez, s/n de Medina del Campo.

Instalación de eliminación de residuos

En el paraje el Romanero (parcelas 4 y 5 del polígono 10), del mismo término municipal se encuentra ubicado el vertedero para residuos propios de la instalación descrita anteriormente. El vertedero cuenta con dos vasos de vertido, el primero con una capacidad de 44.000 m³ se encuentra sellado. El segundo vaso, colindante al primero, se encuentra actualmente activo y con una capacidad inicial de 173.000 m³. Para la impermeabilización del vaso dos se establecieron condiciones análogas a la realizada en el vaso uno: barrera de materiales arcillosos de alta impermeabilidad y geomembrana de polietileno de alta densidad protegida por geotextil.

Capacidad de producción de la instalación

La capacidad máxima de producción autorizada de plomo y aleaciones de plomo es de 70.000 t/año.

Vertedero: Vaso 1 ya sellado

Vaso 2 capacidad estimada para 173.000 m³.

Consumo de recursos

Consumo de agua

m3/ año

Pozo de la fábrica

7.000

Pozo del vertedero

3.000

Consumo de energía eléctrica

MWh/año

Energía eléctrica

12.000

Combustibles

cantidad/año

Gasóleo

121.519 l

Gas natural

3.659.128 m3

Fuel oil

3.135.388 k

4.– INCIDENCIA AMBIENTAL DE LA ACTIVIDAD

Emisiones atmosféricas

Las emisiones a la atmósfera proceden, en cuanto a focos canalizados, de los hornos de la instalación. Para su reducción se mantendrán los sistemas de depuración de gases y se establecen las medidas de control de los niveles que se emiten a la atmosfera.

Por otra parte, las emisiones difusas que tienen lugar sobre todo en los procesos de carga y descarga, tanto en la recepción y salida de materiales como en distintas fases operativas, en la purificación de los materiales y en el conformado de los productos. En este caso se establecen medidas que incluyen buenas prácticas operativas y el uso de filtros en las naves para minimizar la salida al exterior de partículas procedentes de la ventilación de las naves.

En cuanto al traslado de residuos desde la factoría hasta el vertedero se establece el uso de lonas para evitar tanto los derrames como las emisiones de polvo en los trayectos.

Ruido. Las emisiones de ruido y vibraciones proceden principalmente del desarrollo de la actividad industrial (las instalaciones y el equipamiento) y el tránsito de vehículos a motor. Se recogen en la autorización las medidas de control para verificar el cumplimiento de los límites establecidos.

Producción y gestión de residuos

La instalación está catalogada como gestor de residuos. Las baterías usadas constituyen la principal materia prima para la producción de plomo en distintas aleaciones que confieren a este material las propiedades demandadas por el mercado en cada momento.

La gestión de los residuos está sometida a las condiciones de la normativa sectorial aplicable a esta actividad y debe cumplir con lo establecido en la autorización.

La instalación cuenta con un vertedero de residuos propios cuyas condiciones de explotación y mantenimiento se incluyen en este mismo texto, además de estar sujeto al cumplimiento de la normativa específica para este tipo de instalaciones.

La modificación sustancial de tratamiento de electrolito supuso una reducción en el traslado de residuos peligrosos propiciando la gestión del residuo en las propias instalaciones. Se dará preferencia a la valorización frente a la eliminación, en el propio vertedero, para el «yeso» resultante de la neutralización, siempre que sea posible, para lo cual deberán buscarse alternativas en el mercado.

Vertido de aguas residuales

No existen vertidos al dominio público hidráulico, el vertido se evacúa al sistema de saneamiento municipal de Medina del Campo. No se realiza vertido de aguas de proceso de la instalación y las condiciones de calidad de las aguas se recogen en esta autorización ambiental. Con la modificación sustancial no se modifican las condiciones previamente establecidas. Se incluyen las medidas de protección informadas por la Confederación Hidrográfica del Duero.

Protección del suelo y de las aguas superficiales y subterráneas

En esta autorización se recogen las medidas generales de control periódico del suelo y de las aguas subterráneas durante el desarrollo normal de la actividad, las medidas a adoptar en condiciones excepcionales y el modo de actuar en los casos de ampliación o modificación de las instalaciones.

La actividad está afectada por el Real decreto 9/2005 de 14 de enero, deberá por tanto realizar los controles y aportar la documentación correspondiente ante el órgano competente en materia de suelos contaminados.

El depósito de residuos deberá contar con medidas de control y seguimiento durante al menos 30 años a partir de la aprobación de la clausura de la instalación de eliminación.

De acuerdo con lo recogido en el informe de la Confederación Hidrográfica del Duero al no haber cambios en la actividad no es necesario incluir nuevas medidas de protección de las aguas subterráneas.

ANEXO II

CONDICIONADO AMBIENTAL

1. MEDIDAS DE DISEÑO EJECUCIÓN Y CONSTRUCCIÓN

Ampliación del vertedero

En este apartado se recogen las medidas que fueron establecidas para el diseño y ejecución de la ampliación del vertedero que se encuentra actualmente en funcionamiento ya que la verificación de su ejecución se mantiene vigente durante la explotación del vertedero y durante el mantenimiento posclausura.

  • A) Los estudios geotécnicos utilizados en el proyecto de ampliación del vertedero para determinar la permeabilidad de los terrenos y el espesor de la terraza superior del Duero se basan en sondeos geotécnicos realizados para la realización del vaso de vertido ya existente, ejecutados en su lugar de emplazamiento. Pese a estar las dos ubicaciones (vertedero existente y ampliación de este) a escasos metros, es necesarios la determinación de la potencia de la terraza y del valor de la permeabilidad de los terrenos terciarios donde se ubicará el nuevo vaso de vertido en base a nuevos estudios y sondeos geotécnicos realizados en dicha ubicación. El fin es constatar la «no existencia de cambio geológicos ni morfológicos» tal y como se expone en el documento de Aclaraciones a las cuestiones planteadas referentes al estudio de impacto ambiental y proyecto de ampliación del vertedero presentado por METALÚRGICA DE MEDINA, S. A.
    • – Para ello se construirán un mínimo de tres sondeos de investigación geotécnica, en las ubicaciones previstas para los piezómetros (más dos dentro del vaso del vertedero) de forma que tras su construcción sean instalados como medidores de un posible nivel del agua. La profundidad de dichos sondeos no ha de ser inferior, a la de la cota de apoyo del vertedero más dos veces el espesor requerido a la barrera geológica natural requerida (para el caso de vertidos peligrosos el espesor de la barrera geológica requerido es de 5 m).
    • – El conjunto de los sondeos permitirá conocer la columna estratigráfica representativa de las zonas de apoyo inferior y laterales del vertedero, así como confirmar la no existencia de niveles freáticos en los terrenos donde se implantará el vertedero, tal y como se especifica en el estudio geológico-geotécnico anexado en el Proyecto de ampliación del vertedero de residuos en Medina del Campo.
    • – Se llevarán a cabo los ensayos y estudios geológicos-geotécnicos pertinentes con el fin de obtener la caracterización de los terrenos de ubicación del nuevo vaso de vertido, y en función de ello modificar o no el diseño constructivo del nuevo vertedero en base a las especificaciones técnicas descritas en el R.D. 1481/2001.
    • – Dada la cercanía del antiguo vertedero, el estudio hidrogeológico realizado para el vertedero existente se da por válido para la ampliación del mismo salvo en el caso de detectar nivel freático local. En este caso se realizará un nuevo estudio hidrogeológico, piezometría, direcciones de flujo y localización de los puntos de descarga conocidos. También se incluirá un análisis de las variaciones estacionales de este nivel freático, así como un inventario de puntos de agua en una zona comprendida en un mínimo de 2 km. de diámetro alrededor del vertedero. El informe se acompañará de un mapa a escala adecuada en el que se reflejará la situación de cada punto de agua y una base de datos con los datos disponibles.
    • – El trabajo será supervisado por un Técnico cualificado.
  • B) El diseño constructivo del nuevo vertedero deberá realizarse de acorde con lo establecido por el Real Decreto 1481/2001 para vertederos de residuos peligrosos. En tal R.D. entre otras especificaciones técnicas se indica que la base y los lados del vertedero dispondrán de una capa mineral con unas condiciones de permeabilidad y espesor cuyo efecto combinado en materia de protección del suelo, de las aguas subterráneas y de las aguas superficiales sea por lo menos equivalente al derivado de los requisitos siguientes:
  • Vertederos para residuos peligrosos: k 1,0 *10-9 m/s; espesor 5 m.
  • C) La distancia vertical existente entre la cota mínima del fondo de excavación o de apoyo del sistema de impermeabilización artificial y el nivel freático medio, será superior a 5 m. En cualquier caso, el nivel freático en un periodo húmedo no podrá alcanzar la cota mínima del fondo de excavación del vaso de vertido o de apoyo del sistema de impermeabilización artificial. A los efectos de la presente restricción identificación de su posición en condiciones normales durante un periodo húmedo y un periodo seco.
  • Si se detectase un ascenso excepcional del nivel freático y en caso de ser necesario, se incorporarán los sistemas de subdrenaje (separados respecto a la red de lixiviados) que garanticen que aún en esta circunstancia excepcional, no se produce entrada de agua freática en la masa de residuos.
  • D) El control de las aguas subterráneas se realizará tal y como se expone en el documento presentado «Proyecto de ampliación del vertedero» y su «Estudio de impacto ambiental» mediante los cuatro piezómetros proyectados. Las características de estos piezómetros serán las expuestas en la documentación presentada. En el caso de no encontrar nivel freático local en ninguno de ellos, al menos uno de los sondeos deberá realizarse hasta el cumplimiento de alguna de las siguientes condiciones: penetrar en el nivel freático regional en una longitud de 5 m. o alcanzar la profundidad (desde cota superficial del terreno) máxima de 50 m. El muestreo tanto de los niveles de la profundidad del nivel piezométrico como de toma de muestras para su posterior analítica, en caso de existir nivel de agua, tendrá una periodicidad trimestral.
  • E) Los parámetros a analizar en el muestreo de aguas subterráneas deberían ser como mínimo, los mismos que los citados anteriormente.
  • F) Durante la fase de construcción, explotación y clausura del vertedero, se cumplirán las medidas de carácter preventivo y corrector propuestas en el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de ampliación del vertedero de residuos industriales de Medina del Campo, así como las diferentes acciones propuestas en el Plan de Vigilancia Ambiental.

Prescripciones adicionales establecidas en la Declaración de Impacto Ambiental:

Ensayos y prueba.– Las unidades de obra relacionadas con la seguridad, impermeabilización, estanqueidad y buen funcionamiento de la actividad requerirán los ensayos y pruebas que determinen las vigentes normas técnicas de control para cada tipo de material; a estos efectos se presentará un Documento de Control de Calidad de la obra firmado por el Director de Obra.

Ubicación del vaso y balsa.– La base del vaso de vertido y de la balsa de lixiviados estarán sobre zona no alterada del sustrato terciario.

Impermeabilización artificial.– La colocación de la arcilla de aporte en la base y laterales del vaso y de la balsa de lixiviados se realizará de tal manera que se garantice en todo su espesor un coeficiente de permeabilidad K menor o igual a 10-9 m/s; para ello se establecerán ensayos específicos integrados en el Plan de Control de Calidad de las Obras.

En todo caso, la base y los lados del vertedero dispondrán de una capa mineral con las condiciones de permeabilidad establecidas para este tipo de vertederos en el Real Decreto 1481/2001, de 27 diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero.

Geotextil.– Con el fin de proteger la lámina artificial de impermeabilización y considerando las características morfológicas de los residuos, el geotextil que se colocará sobre la lámina de polietileno de alta densidad en la parte en contacto con los residuos deberá ser de densidad superficial mínima de 1.200 gr./m2.

Balsa lixiviados.– La balsa de lixiviados se aislará con cerramiento perimetral independiente, disponiéndose una escala hasta el fondo.

Zanja de drenaje.– Se ejecutará en la propia parcela una zanja drenante o dispositivo similar para evacuar las aguas pluviales recogidas en la cuneta perimetral.

Sellado de piezómetros.– Con anterioridad al inicio de las obras se sellarán todos los sondeos piezómetricos que no vayan a formar parte de la red de control.

Certificación ejecución de obras.– Se certificará por organismo de control acreditado la correcta ejecución de las siguientes unidades de obra: Colocación de arcillas de aporte alcanzando la permeabilidad citada, sellado de la lámina e impermeabilización de conductos y de estructuras de hormigón.

Deposición residuos.– El Plan de Explotación establecerá un sistema de deposición y extendido; determinará el espesor máximo de la capa de residuos en que se procederá a su compactación, cubrición con materiales inertes, estabilizantes o reductores de la movilidad de los constituyentes metálicos contenidos en el residuo.

Red piezométrica de control.– El Procedimiento de Control y Vigilancia durante la fase de explotación contemplará el diseño de una red piezométrica de control que incluirá, al menos, un piezómetro aguas arriba y dos aguas abajo. Dicha red piezométrica deberá ser aprobada por el órgano sustantivo.

2. MEDIDAS PARA EL CONTROL INICIAL DE LA ACTIVIDAD MS-2

De conformidad con lo recogido en los artículos 38 y 39 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, el titular de la instalación comunicará el inicio o puesta en marcha de la actividad mediante la presentación de una declaración responsable de conformidad con lo establecido en la normativa sobre procedimiento administrativo común, indicando la fecha de puesta en marcha de la actividad y el cumplimiento de las condiciones fijadas en la autorización ambiental, así como que dispone de la documentación que se relaciona en el apartado 2 del citado artículo 39.

El titular deberá incrementar la fianza un 40% sobre la ya depositada, para adecuar la misma a este y los anteriores incrementos de la capacidad productiva. Se aportará justificante del depósito de dicha fianza.

En paralelo a lo anterior, deberá presentar un nuevo análisis de riesgos medioambientales y en su caso, constituir la correspondiente garantía financiera a los efectos de dar cumplimiento a lo indicado en la Ley 26/2007, de 23 de octubre.

Previamente a la comunicación de inicio el titular deberá disponer de la documentación que acredite el cumplimiento de todas las determinaciones contenidas en esta Resolución.

3. FASE DE EXPLOTACIÓN

A. Adaptación a las MTD

La empresa se encuentra certificada en el Sistema de Gestión Medioambiental según Norma Internacional ISO. Actualmente la ISO 14001:2015. Se deberá estudiar la adhesión al Reglamento CE n.º 1221/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS).

La documentación técnica aportada por Metalúrgica de Medina, S.A., cuya actividad consiste en la obtención de plomo de segunda fusión mediante la valoración de residuos de plomo (fundamentalmente tratamiento de baterías usadas y otros residuos de plomo), en las instalaciones de Medina del Campo, recoge la tecnología prevista y otras técnicas utilizadas para reducir las emisiones, y cumplir las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) para las industrias de metales no ferrosos, de conformidad con la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo antes del 18 de agosto de 2022. Según consta en la documentación aportada por la empresa, aportada por MEMESA, se recoge el cumplimiento de estas en el siguiente resumen:

MTD 1: Metalúrgica de Medina tiene implantado un Sistema de Gestión Ambiental según la norma ISO-14001 y cumple con todas las condiciones que se establecen en esta MTD.

MTD 2: Con objeto de realizar un uso eficiente de la energía, Metalúrgica de Medina utiliza oxígeno puro en los quemadores para conseguir una fusión autógena o combustión completa de las materias primas que contienen azufre o carbono.

Se recirculan los gases de combustión a través de un quemador de oxicombustible para recuperar la energía contenida en el carbono orgánico total presente.

Por otra parte, en los ventiladores de los filtros de los hornos y planta de refino se utilizan motores eléctricos de alta eficiencia equipados con mecanismo de frecuencia variable y el sistema de extracción utiliza sistemas de control para el ajuste de velocidad y activación automática.

MTD 3: Con el fin de mejorar el impacto general en el medio ambiente, el departamento de control de calidad de Metalúrgica de Medina:

Inspecciona y selecciona las materas primas, que son pesadas y mezcladas con los aditivos o fundentes para obtener la mezcla más precisa posible, y máximo rendimiento. Se aplican las técnicas de reducción en los hornos para un rendimiento eficiente.

Se vigilan los parámetros fundamentales en el proceso de reducción en los hornos y en las calderas de refino, como la presión y la temperatura de los gases. Se controla el pH y el flujo de aguas residuales.

MTD 4: Con el fin de reducir las emisiones atmosféricas canalizadas de polvo y metales, Metalúrgica de Medina lleva a cabo mediciones con medios propios, en todos los focos de proceso. Adicionalmente, se realizan mediciones mensuales externas por entidad certificada y homologada y los resultados se comunican a la Junta de Castilla y León.

MTD 5: Con el fin de reducir las emisiones difusas, la instalación dispone sistemas de aspiración localizada y recogida del polvo de proceso en contenedores en recintos cerrados. El polvo no se almacena y se recicla como una materia prima más. Los viales se riegan diariamente y el agua de limpieza se recoge para su tratamiento en depuradora propia.

MTD 6: Las fuentes de emisión difusa más importantes se encuentran identificadas y se aplican técnicas de reducción:

El polvo de los filtros de mangas se recoge en bolsas de plástico humedecidas y se traslada a la zona de preparación de cargas para el mezclado con materias primas.

Se dispone de duchas en el techo del almacén de escorias de fundición.

Se utilizan silos cerrados en la nave de preparación de cargas de los hornos, que además se encuentra aislada del resto de instalaciones de la fábrica.

Un camión barredora que aspira en húmedo los suelos de la fábrica. Los residuos aspirados y una vez desecados se introducen en los hornos junto con el resto de las materias primas.

MTD 7: Las fuentes de emisión difusa más importantes se encuentran identificadas y se aplican técnicas como las que a continuación se relacionan:

Almacenamientos en silos y recintos cerrados, aspersores de agua para humedecer las escorias, extractores de aire en los puntos de carga y descarga,

Los silos donde se almacenan las baterías a granel y productos de desguace se encuentran protegidos con una capa de arcilla compactada, una lámina de polietileno de alta densidad y una capa de hormigón de 20 cm. En el caso del almacenamiento de baterías a granel, además de lo anterior, se ha forrado el suelo con chapa de acero inoxidable en toda su extensión, soldando sus juntas.

El electrolito de las baterías se almacena en depósitos de fibra de poliéster.

MTD 8: Para evitar las emisiones difusas provenientes de la manipulación y transporte de materias primas, éstas se sitúan cerca del punto de suministro, en recipientes cerrados y se utilizan distintas técnicas de aspiración, barrido, aspersión, riego, etc.

MTD 9: Para evitar las emisiones difusas provenientes de la producción de metales se usan hornos cerrados cubiertos completamente por unas campanas conectadas a sistemas de aspiración, controlado de forma automática, con el fin de mantener presión negativa de manera continua.

Todas las materias captadas por los filtros de los tres procesos (almacenamiento, manipulación y transporte y producción) son recogidas, humedecidas y junto con las barreduras de la fábrica, una vez secos son tratados en hornos como el resto de las materias primas.

MTD 10: Con el fin de vigilar las emisiones atmosféricas con la frecuencia establecida, se controlan los siguientes parámetros:

Se realizan dos mediciones mensuales (una interna y otra externa por OCA). Se dispone de medición de partículas en continuo en el foco P3 correspondiente a los hornos.

Metales: se analiza antimonio, arsénico, cadmio, cobre, plomo, cromo, manganeso, níquel y cinc. También se realizarán mediciones de SO2, COVT y de NOx con las frecuencias y condiciones establecidas en el condicionado ambiental.

Por otra parte, en la documentación se recoge que en postcombustión se alcanzan 850°C, como mínimo, para quemar el posible carbono volátil.

El análisis de PCDD/F dioxinas y furanos se realiza dos veces al año, El mínimo establecido en la Decisión de Ejecución (UE) 2016/1032 de la Comisión de 13 de junio de 2016.

MTD 11: Con objeto de reducir las emisiones atmosféricas de mercurio Metalúrgica de Medina manifiesta que tanto las materias primas como los aditivos que utiliza están libres de mercurio.

MTD 12: El titular declara que la instalación no produce emisiones con alto contenido en azufre, encontrándose el nivel de emisión por debajo de los límites establecidos en las MTD.

MTD 13: Se utilizan quemadores de oxicombustible (Fuel-oxígeno) para limitar las emisiones de NOx procedentes del proceso de fusión.

MTD 14, 15, 16 y 17: La instalación dispone de una estación de tratamiento de aguas residuales que utiliza métodos físico-químicos y de ósmosis inversa para minimizar el vertido de las aguas de proceso. Se dispone de una balsa para la recogida de pluviales con destino a reutilización en diferentes procesos.

El agua de refrigeración en las plantas de fusión y refino circula por circuito cerrado

MTD 18: Los motores de los ventiladores de los filtros, el molino de martillos y el de cuchillas empleados en la planta de desguace de baterías se encuentran encerrados en cabinas acústicas. Además, los motores que emiten ruido se ubican asientan soportes anti-vibraciones.

MTD 19: Se reduce al mínimo el uso de materiales olorosos y se dispone de cámaras con quemadores de postcombustión en los hornos rotativos que alcanzan una temperatura superior a 850ºC con el objeto de reducir las emisiones de olores.

Conclusiones sobre las MTD para la producción de plomo

MTD 90, 91 y 92: Con el fin de reducir las emisiones difusas procedentes de la preparación, medición, mezcla de materiales primarios y secundarios, carga y descarga se llevan a cabo diferentes técnicas como: humedecer las escorias de plomo y trabajar en recintos cerrados con aspiración tanto para las escorias como para la mezcla de los materiales empleados en los hornos.

Las cargas se llevan a cabo en recintos cerrados, hornos con presión negativa. Todo el sistema de carga y sangría, así como los hornos están cubiertos completamente por una campana dotada de un sistema de extracción de aire conectado a un sistema de filtración de mangas provisto de membrana filtrante PTFE.

MTD 93: Las emisiones atmosféricas de polvo, y metales procedentes de la refusión, afino y lingoteo del plomo secundario se minimizan al disponer de campanas provistas de sistema de extracción de aire. También se tapan las calderas durante las operaciones de afino, y adicción de reactivos necesarios.

MTD 94 y 95: Para las emisiones canalizadas de polvo se utilizan filtros de mangas y para las emisiones atmosféricas de polvo y metales procedentes de la preparación de las baterías (trituración, tamizado y clasificación) la instalación dispone de un lavador scrubber.

MTD 96 y 97: Con el fin de reducir las emisiones atmosféricas de polvo y metales, durante las fases de carga, fusión y sangría de plomo secundario, así como las de refusión, afino, moldeo en la producción de plomo secundario, la instalación dispone de filtros de mangas.

MTD 98 y 99: Con objeto de reducir las emisiones atmosféricas de compuestos orgánicos y las emisiones atmosféricas de PCDD/F (dioxinas y furanos) procedentes de la fusión de las materias primas de plomo secundario, se optimizan las condiciones de combustión, cada horno dispone de cámara de postcombustión provista de quemador que mantienen la temperatura igual o superior a 850 °C.

MTD 100: con objeto de reducir las emisiones atmosféricas de SO2, procedentes de la fusión de las materias primas de plomo secundario se optimizan las condiciones de oxicombustión.

MTD 101: con objeto de reducir la contaminación del suelo y de las aguas subterráneas que pudiera producirse en las operaciones de almacenamiento, trituración, tamizado y clasificación de las baterías, la instalación dispone de suelos resistentes al ácido y diferentes sistemas de impermeabilizado en función de si las baterías se encuentran paletizadas o a granel.

El suelo de la nave de almacenamiento de baterías a granel y el de la nave de trituración y separación de baterías tiene inclinación suficiente para recoger las escorrentías de ácido en un tanque y someterlas a neutralización con hidróxido cálcico.

MTD 102 y 103: Con objeto de evitar que se generen aguas residuales procedentes del proceso de lixiviado alcalino se reutiliza el agua del proceso por medio de una estación propia. La parte de agua con alta concentración en sales sódicas es empleada para el enfriamiento de las escorias de fundición.

MTD 104: Para reducir las cantidades de residuos destinados a eliminación, procedentes de la producción de plomo secundario, la empresa reutiliza el polvo procedente del sistema de captación de todos los filtros del proceso como si de otra materia prima se tratase. Se recupera el Sn y el Sb de las impurezas de afino y se reutiliza el polvo recogido de los viales de la fábrica.

MTD 105: el polipropileno de las baterías se somete a lavado, cortado y se vende a empresas recicladoras para fabricación de nuevas cajas de baterías. Los separadores (principalmente de polietileno) con alto contenido en plomo se utilizan para alimentar el horno, de modo que además de utilizarse como aporte de reductor, se recupera el plomo contenido.

MTD 106: el yeso obtenido en la recuperación del ácido sulfúrico obtenido en el proceso de recuperación de baterías se utiliza como mortero para mezclar con las escorias de fundición lo que reduce considerablemente el consumo de arena, reduce la generación de polvo en el vertedero y produce un efecto de cimentación.

MTD 107: Se reutilizan residuos como materia prima de los hornos, (polvo, de los filtros, residuos procedentes de los procesos de refino, residuos de limpieza de las instalaciones y barrido de suelos)

Con la implementación de los sistemas de medición y control de COVT (carbono orgánico volátil total) y de NOX (óxidos de nitrógeno), se considera que Metalúrgica de Medina, S.A, justifica el cumplimiento de las mejores técnicas disponibles de acuerdo a lo establecido en la DECISIÓN DE EJECUCIÓN (UE) 2016/1032 DE LA COMISIÓN de 13 de junio de 2016 por la que se establecen las conclusiones sobre las mejores técnicas disponibles (MTD) conforme a la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, para las industrias de metales no ferrosos.

B. Protección del medio ambiente atmosférico

La presente autorización se concede con los límites y condiciones que se establecen a continuación.

B.1. Emisiones canalizadas: descripción

El epígrafe del Catálogo de Actividades Potencialmente Contaminantes a la Atmósfera (Código CAPCA) es el siguiente:

Actividad

Grupo

Código

Producción de plomo secundario con capacidad de fusión > 4 t/día

A

03 03 07 01

La relación de focos de emisión de la instalación, y características técnicas, es la siguiente:

LISTADO DE FOCOS CANALIZADOS

Código Foco (2)

Descripción de fuentes de emisión (1)

Código CAPCA (3)

Sistema de depuración

P1

Desguace de baterías

B 09 04 01 02

Scrubber

P2

Naves de materias primas

B 09 04 01 02

Filtro de mangas

P3

Hornos de fusión II y III

A 03 03 07 01

Filtro de mangas

P5

Aleaciones

A 04 03 06 01

Filtro de mangas

C6*

Perola 6

A 04 03 06 01

C7*

Perola 7

A 04 03 06 01

C8*

Perola 8

A 04 03 06 01

C9*

Perola 9

A 04 03 06 01

C10*

Perola 10

A 04 03 06 01

C11*

Perola 11

A 04 03 06 01

  • Notas: (1) Denominación genérica del foco.
  • (2) Código numérico asignado al foco de emisión.
  • (3) Código asignado por el Real Decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y se establecen las disposiciones básicas para su aplicación.
  • (*) De los 6 focos de combustión C6 a C11, como máximo cinco podrán emitir de manera simultánea entre ellos.

Cualquier modificación relacionada con los límites y características de las emisiones atmosféricas que impliquen un cambio en su caracterización, nuevos focos de emisiones y/o cambios significativos en las emisiones habituales generadas por los mismos que pueda alterar lo establecido en las presentes condiciones, se tramitará según lo recogido en la normativa sobre prevención y control integrados de la contaminación.

B.2. Emisiones canalizadas: Valores Límite de Emisión (VLEs)

Para la determinación de los valores límite de emisión, se han tenido en cuenta las características técnicas de la instalación, la clasificación de los focos de emisión de acuerdo al catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera (CAPCA), el control de las emisiones que pueden repercutir en la calidad del aire de su entorno, en base a lo establecido en el RD 100/2011, de 28 de enero, el RD 1024/2017, de 22 de diciembre, así como los documentos BREF sobre las mejores técnicas disponibles para las industrias de metales no ferrosos, de los principios generales de monitorización y la Decisión de Ejecución (UE) 2016/1032 de la Comisión de 13 de junio de 2016 por la que se establecen las conclusiones sobre las mejoras técnicas disponibles (MTD) conforme a la Directiva 2010/75/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, para las industrias de metales no ferrosos.

Se considera por tanto fijar los siguientes VLE:

Id Foco (1)

Código CAPCA (2)

Parámetro (Sustancia)

Valores límite de emisión

Periodicidad Control

Criterio de fijación

Norma de referencia

Cantidad

Unidad (3)

P1

B09040102

Partículas

5

mg/Nm3

Continuo

Decisión de Ejecución (UE) 2018/1147

EN 13284-1

Plomo

1

Anual

EN 14385

P2

B09040102

Partículas

5

Mensual

Plomo

1

Anual

EN 14385

Zn+Sb+Cr+Cu+Mn+As+Cd+Ni

2

EN 14385

P3

A03030701

Partículas

4

Continuo

EN 13284-1

Plomo

1

Anual

EN 14385

Zn+Sb+Cr+Cu+Mn+As+Cd+Ni

2

EN 14385

Dioxinas y furanos

0,1

EN 1948, partes 1, 2 y 3

COV’s

40

EN 12619

SO2

350

EN 14791

P5

A04030601

Partículas

5

Continuo

EN 13284-1

Plomo

1

Anual

EN 14385

Zn+Sb+Cr+Cu+Mn+As+Cd+Ni

2

C6-C11

A04030601

NOx

200

Continuo

RD 1042/2017

EN 14792

  • Notas:
  • (1) Código numérico asignado al foco de emisión.
  • (2) Denominación genérica del foco.
  • (3) Los valores límite de emisión indicados para gases de proceso están determinados a una temperatura de 273,15 K, una presión de 101,3 kPa, sin corrección del contenido de O2.
  • (*) De los 6 focos de combustión C6 a C11, como máximo cinco podrán emitir de manera simultánea entre ellos.

Todos los focos responden a la descripción de emisiones sistemáticas, conforme al artículo 2, j) del Real Decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y se establecen las disposiciones básicas para su aplicación, por lo tanto, estarán exentos de control.

Todos los focos de emisión de la planta deberán disponer de sitios y secciones de medición conforme a la norma UNE-EN 15259, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera.

Tal como establece el Real Decreto 508/2007 de 20 de abril por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas, además de los parámetros de emisión con obligación de medir y regulados con un VLE, se notificarán las cantidades de aquellos contaminantes susceptibles de ser emitidos de acuerdo a la actividad desarrollada y que figuran en su Anexo II, indicando si la información está basada en mediciones, cálculos o estimaciones.

B.3. Control interno de emisiones atmosféricas

Registro de emisiones a la atmósfera. La planta dispondrá de un registro adaptado a su gestión interna, que contemple lo indicado con carácter orientativo en la Guía Técnica sobre registros de emisiones que figura en la página web de la Junta de Castilla y León https://medioambiente.jcyl.es/web/es/calidad-ambiental.html, en el que se recogerán los resultados de los controles realizados en los focos de emisión y cualquier incidencia significativa relacionada con las emisiones a la atmósfera.

El autocontrol mediante medición de las emisiones en focos de proceso y combustión podrá ser por el titular o por empresa externa contratada que tenga implantado alguno de los siguientes sistemas de calidad: UNE-EN ISO 17025 o UNE-EN-ISO 9000 o equivalente, y en vigor el certificado correspondiente.

En los autocontroles de los focos de combustión y proceso, el control de medición de los parámetros indicados en cada foco será mediante realización de 1 medida, en lugar de 3.

El autocontrol de los focos de proceso de las emisiones de partículas equipados con filtros de mangas o lavadores será realizado con la finalidad de comprobar la eficacia de los sistemas de depuración.

Se realizará por tanto la monitorización anualmente mediante el uso de parámetros asociados al funcionamiento efectivo del equipo de depuración mediante la medición y registro del parámetro de la «caída de presión» en los mismos.

Equipo controlado

Control

Valor de control

Ciclón

Consumo de energía

>420 A

Filtro de mangas

Pérdida de carga

< 3 veces la pérdida de carga inicial

Asimismo, se registrarán las operaciones asociadas a la variabilidad de la caída de presión, como son la limpieza o sustitución de mangas. La vigilancia del estado de los filtros de mangas estará relacionada con el correcto funcionamiento de los manómetros, como medidores de la caída de presión. La verificación de dichos manómetros estará incluida en el plan de mantenimiento.

Se contará con un plan de gestión dirigido a reducir las emisiones causadas en condiciones distintas a las normales de funcionamiento, incluidos periodos de arranques y paradas. Se incluirá un plan de mantenimiento preventivo específico y diseño adecuado de los sistemas que puedan tener un impacto en las emisiones a la atmósfera, y un registro del tipo y duración de las emisiones causadas por estas circunstancias, y en su caso medidas correctoras aplicadas si fuera necesario.

Los registros y el plan de mantenimiento estarán a disposición de los inspectores de la Consejería de Fomento y Medio ambiente en las inspecciones de control y seguimiento de la instalación.

B.4. Control externo de emisiones

Los controles externos reglamentarios de las emisiones serán realizados a través de Organismo acreditado en el sector medioambiental por ENAC bajo la norma UNE-EN ISO17025, con la periodicidad y las condiciones establecidas en las tablas anteriores.

El número de mediciones a realizar en los controles externos reglamentarios de partículas será de 3 medidas de al menos 30 minutos cada una de ellas a lo largo de un periodo de 8 h, a menos que sea un proceso discontinuo, en cuyo caso será un número representativo de mediciones a lo largo del tiempo total del proceso.

En controles externos reglamentarios de los gases de combustión serán 3 medidas de 1h cada una de ellas, y en los autocontroles se realizará 1 única medida de 1h

El informe del Organismo de Control Acreditado se redactará teniendo en cuenta el condicionado de la autorización ambiental y codificación de focos. Además de los parámetros limitados, el informe deberá recoger:

  • • Régimen de operación de cada fuente generadora de emisiones.
  • • Régimen de operación durante la medición.
  • • Caudal de emisión.
  • • Velocidad de salida de gases.
  • • Tª de salida de gases.
  • • Contenido en humedad de los gases.
  • • Contenido de oxigeno de los gases.
  • • N.º de horas de funcionamiento del proceso asociado al foco/año.
  • • Metodología de toma de muestras y análisis de los parámetros objeto de control.
  • • Estado de la conducción de la emisión.

Las muestras analizadas deberán ser representativas de la emisión, debiendo ser tomadas en momentos en los que la carga es previsible que sea mayor, en consideración al funcionamiento de la instalación.

B.5. Superación de Valores Límite de Emisión

Se considerará que se cumplen los VLE si la media de las 3 medidas realizadas expresadas en las mismas condiciones en las que se define el VLE, es igual o inferior al VLE, y ninguna de las medidas individuales es superior a 1,4 veces el VLE. En los controles en los que sea necesaria una única medida, el resultado de esa media deberá ser inferior o igual al VLE.

En los valores medidos en continuo se considerará que:

  • • se cumple el valor límite de emisión para corto plazo si el 94% de los valores medios semi/horarios validados a lo largo de un año no supera el valor límite de emisión establecido y (en el caso de no invalidarse porque no lo recoge la autorización) ningún valor medio semi/horario excede el 200% el VLE,
  • • se cumple el valore límite de emisión para largo plazo si el 97% de las medias diarias o de largo plazo no supera el 110%del VLE diario o de largo plazo.

Si se superara alguno de los VLE, en el plazo de quince días desde que la empresa tenga conocimiento de este hecho, deberá presentar ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente correspondiente un informe en el que se expliquen las causas que originaron dicha superación y en su caso, las medidas correctoras que se han decidido adoptar, con plazo concreto para su ejecución.

En todo caso en el plazo de un mes, a contar desde que se corrijan las causas de la superación o se implementen las medidas correctoras necesarias, la empresa presentará nueva medida de los parámetros superados, debiendo presentar de forma inmediata dichos resultados en el Servicio Territorial de Medio Ambiente correspondiente.

Si de la situación de superación de los VLE pudieran derivarse incidentes en la calidad del aire del entorno, se podrán adoptar por la Consejería de Medio Ambiente las medidas cautelares que se estimen convenientes para que dichas circunstancias no se prolonguen en el tiempo.

B.6. Metodología de Mediciones

Para la realización de los ensayos de los parámetros especificados en la autorización se emplearán las normas de referencia legal o técnicamente establecidas. En caso de llevar a cabo, procedimientos desarrollados internamente por el laboratorio, se deberá justificar convenientemente que los mismos están basados, igualmente, en las normas de referencia legal o técnicamente establecidas.

De cualquier modo, las normas de referencia serán siempre UNE-EN (o del Comité Europeo de Normalización, CEN), EPA, Standard Methods, o cualquier otro organismo reconocido. En cualquier caso, también podrá ser empleado alguno de los métodos especificados «Documento de orientación para la realización del EPER» o en el documento de referencia de los principios generales de monitorización (Documento BREF).

En el caso de no disponer de método de referencia en la normativa sectorial, se propone que la jerarquía para definir métodos de referencia sea la siguiente:

  • a) Métodos UNE equivalentes a normas EN. También se incluyen los métodos EN publicados, antes de ser publicados como norma UNE.
  • b) Métodos UNE equivalentes a normas ISO.
  • c) Métodos UNE, que no tengan equivalencia ni con norma EN ni con norma ISO.
  • d) Otros métodos internacionales.
  • e) Procedimientos internos admitidos por la Administración.

B.7. Niveles y controles de Inmisión. Emisiones difusas

Existen emisiones difusas derivadas de la manipulación de materias primas, del almacén de escorias, de la nave de preparación de cargas de los hornos y de la zona de rodaje. En los procedimientos internos de trabajo de la instalación deberá tenerse en cuenta esta posibilidad, incluyendo las medidas preventivas adecuadas que minimicen en la medida de lo posible estas emisiones difusas. Con carácter no limitativo se implantarán las siguientes medidas:

  • • Se establecerán rutas de circulación interna de los vehículos y se limitará la velocidad de estos en el interior de la instalación.
  • • Las operaciones de carga y descarga se deben realizar únicamente en los lugares habilitados al efecto.
  • • La realización de las operaciones de carga y descarga se adecuarán al tipo de residuo manipulado de manera que se evite la rotura de circuitos que puedan dar lugar al escape de gases contaminantes y se minimicen las emisiones de polvo.
  • • Dadas las características de la actividad no se establecen valores límite de emisión a la atmósfera ni la obligación de realizar controles periódicos ni al inicio, ni durante su funcionamiento normal.

Se presentará anualmente junto con el informe ambiental el Plan de control de Emisiones Difusas en el Servicio Territorial de Medio Ambiente correspondiente, que contendrá información detallada de:

  • – Características y procedencia de las emisiones difusas
  • – Régimen de emisión
  • – Medidas generales y específicas para el control de emisiones difusas
  • – Programa de autocontrol de emisiones difusas
  • – Sistema de registro de las operaciones llevadas a cabo para el control de emisiones difusas

B.8. Ruido y Vibraciones

Los principales focos de emisión de ruidos de la instalación son:

Principales focos emisores de ruidos

Desarrollo de la actividad

Tránsito de camiones

Niveles de Ruido.

Durante el funcionamiento de la actividad no se sobrepasarán los niveles ruido en el ambiente exterior e interior que determina Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León. En el ambiente exterior del recinto de la instalación no se sobrepasarán los siguientes valores:

NIVELES MÁXIMO dB (A)

Tipo de zona

Diurno (8 a 22 h)

Nocturno (22 a 8 h)

Zona Industrial

65

55

(*) Cuando en el proceso de medición de un ruido se detecte la presencia de componentes tonales emergentes, componentes de baja frecuencia o ruido de carácter impulsivo se aplicará el LKeq,T

donde:

  • • El índice de ruido LKeq,T es el nivel de presión sonora continuo equivalente ponderado A, (LAeq,T), corregido por la presencia de componentes tonales emergentes, componentes de baja frecuencia y ruido de carácter impulsivo, de conformidad con la expresión siguiente:
  • LKeq, T = LAeq,T+ K t + k f + Ki

donde:

  • • K t es el parámetro de corrección asociado al índice LKeq,T, para evaluar la molestia o los efectos nocivos por la presencia de componentes tonales emergentes, calculado por aplicación de la metodología descrita en el Anexo V.1;
  • • k f es el parámetro de corrección asociado al índice LKeq,T, para evaluar la molestia o los efectos nocivos por la presencia de componentes de baja frecuencia, calculado por aplicación de la metodología descrita en el Anexo V.1;
  • • Ki es el parámetro de corrección asociado al índice LKeq, T para evaluar la molestia o los efectos nocivos por la presencia de ruido de carácter impulsivo, calculado por aplicación de la metodología descrita en el Anexo V.1;
  • • T= 5 segundos

Control externo de niveles de ruido.

El programa de vigilancia ambiental incluirá una medición del ruido e informe técnico, que acredite el cumplimiento de los niveles de ruido en el ambiente exterior, tanto diurno como nocturno, realizado por Organismo de Control Acreditado. El número de puntos de medida será representativo de los niveles sonoros transmitidos por la instalación.

Este control se realizará con una frecuencia bienal si bien, y en función de los resultados, se podrá modificar la frecuencia de los controles o la incorporación de medidas correctoras adicionales.

Se emitirá informe realizado por un Organismo de Control Acreditado describiendo la relación de las medidas adoptadas por la empresa para reducir o minimizar las emisiones de ruido, incluyendo los resultados de las mediciones realizadas, régimen de operación durante el control, fecha y hora de la medición.

C. Producción y Gestión de residuos

La capacidad máxima de producción autorizada en las instalaciones de Metalúrgica de Medina, S.A. será de 70.000 t/año de plomo y aleaciones de plomo (plomo fino). La capacidad máxima de gestión de residuos será la correspondiente a la capacidad de producción de la planta y dependerá de los residuos utilizados dentro de los autorizados. El rendimiento de paso de plomo bruto a plomo fino es del orden del 96%, este porcentaje depende de la materia prima que pueda utilizarse en cada momento El electrolito que puede neutralizarse en la instalación es el procedente de las baterías gestionadas, teniendo en cuenta la capacidad máxima de producción autorizada y en base al contenido de electrolito de las baterías se estima que la cantidad de tratamiento anual de electrólito, utilizando únicamente baterías, sería de unas 15.000 t/año.

C.1. Prescripciones generales

La actividad se deberá ajustar a la jerarquía de residuos establecida en el artículo 8 de la Ley 7/2022, de 8 de abril. Deberá proceder, con el fin de fomentar la reutilización y reciclado de los residuos producidos, a realizar una separación en origen por flujo de materiales que permita su recogida selectiva Se tendrán en cuenta los objetivos de reutilización, reciclado y valorización establecidos en los planes autonómicos aprobados en materia de residuos.

Los residuos se deberán mantener almacenados en condiciones adecuadas de higiene y seguridad, de manera que permita el almacenamiento segregado de los residuos generados, evitando en todo momento mezclas indeseadas, disponiendo de sistemas que eviten los vertidos accidentales y disponiendo de sistemas de contención y recogida de posibles derrames.

Los residuos urbanos y «asimilables a urbanos» deberán almacenarse, segregarse y gestionarse de acuerdo con lo señalado en las correspondientes ordenanzas municipales.

C.2. Producción de residuos

Los procesos en los que potencialmente se pueden generar residuos son:

  • 1. Oficinas y servicios generales.
  • 2. Procesos auxiliares y mantenimiento general de las instalaciones
  • 3. Proceso productivo

Los principales residuos que se generan, tanto peligrosos como no peligrosos, se relacionan a continuación.

Descripción

Denominación

Tipo

LER

Proceso

Plásticos procedentes de materias primas.

Envases de plástico

RNP

150102

3

Palets

Envases de madera

RNP

150103

3

Papel y cartón

Envases de papel y cartón Fracciones recogidas selectivamente: Papel y cartón

RNP

150101 200101

1 Y 2

Chatarra férrica

Limaduras y virutas de metales férreos Polvo y partículas de metales férreos

RNP

120101 120102.

3

Residuos metálicos de construcción y demolición

Metales mezclados

RNP

170407

2

Residuos de tóner

Residuos de tóner de impresión distintos de los especificados en el código 080317

RNP

080318

1

Residuos asimilables a urbanos

Mezclas de residuos municipales

RNP

200301

1

Aceites hidráulicos de mantenimiento

Aceites hidráulicos minerales no clorados

RP

130110*

2

Aceites minerales de mantenimiento

Aceites minerales no clorados de motor, de transmisión mecánica y lubricantes

RP

130205*

2

Envases vacíos

Envases que contienen restos de sustancias peligrosas o están contaminados por ellas

RP

150110*

2

Trapos de limpieza y filtros

Absorbentes, materiales de filtración (incluidos los filtros de aceites no especificados en otra categoría), trapos de limpieza y ropas protectoras contaminados por sustancias peligrosas

RP

150202*

2

Residuos de limpieza de los tanques de combustible

Residuos que contienen hidrocarburos

RP

160708*

2

Materiales de desmontaje o mejora de instalaciones

Materiales de construcción que contienen amianto

RP

170605*

2

Fluorescentes

Tubos fluorescentes y otros residuos que contienen mercurio

RP

200121*

2

Materiales de desmontaje o mejora de instalaciones

Mezclas, o fracciones separadas de hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos que contienen sustancias peligrosas

RP

170106*

2

Ácido sulfúrico

Ácido sulfúrico y ácido sulfuroso

RP

060101*

3

Impurezas de refinación Pb/Sb

Residuos que contienen otros metales pesados

RP

060405*

3

Escorias de horno

Escorias de la producción primaria y secundaria

RP

100401*

3

Residuos sólidos del tratamiento de gases

Residuos sólidos del tratamiento de gases

RP

100406*

3

Revestimientos y refractarios procedentes de procesos metalúrgicos

Otros revestimientos y refractarios procedentes de procesos metalúrgicos que contienen sustancias peligrosas

RP

161103*

3

Lodos de tratamiento físico-químico que contienen sustancias peligrosas

Lodos de tratamiento físico-químico que contienen sustancias peligrosas

RP

190205*

3

Sulfato cálcico impuro (yeso) procedente del tratamiento del ácido sulfúrico

Residuos mezclados previamente compuestos exclusivamente por residuos no peligrosos (yesos).

RNP

190203

3

Sulfato cálcico impuro (yeso) procedente del tratamiento del ácido sulfúrico que contiene restos de sustancias peligrosas

Residuos mezclados previamente compuestos exclusivamente por al menos un residuo peligroso (yesos).

RP

190204*

3

Equipos de ofimática y otros con componentes peligrosos

Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos: equipos desechados que contienen componentes peligrosos

RP

160213*

1 Y 2

Equipos de ofimática y otros sin componentes peligrosos

Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos: equipos desechados distintos de los especificados en los códigos 160209 a 160213

RNP

160214

1 Y 2

Pilas y acumuladores

Fracciones recogidas selectivamente: baterías y acumuladores

RP

200133*

1 Y 2

Denominación y código LER según Decisión de la Comisión 2014/955/UE, de 18 de diciembre de 2014 por la que se modifica la Decisión 2000/532, sobre la lista de residuos, de conformidad con la Directiva 2008/98/CE del Parlamento y del Consejo¨.

El titular deberá tener en cuenta las siguientes condiciones relativas los residuos producidos:

  • • Todos los residuos producidos deberán ser gestionados conforme a la Ley 7/2022, de 8 de abril, y demás normativa de desarrollo. Su gestión deberá atender a la jerarquía de residuos dispuesta en el artículo 8 de dicha Ley, por el siguiente orden de prioridad: prevención, preparación para la reutilización, reciclado, otro tipo de valorización incluida la energética y eliminación.
  • • El productor encargará el tratamiento de residuos a una entidad o empresa, o a un negociante, todos ellos registrados conforme a lo establecido en la Ley 7/2022, de 8 de abril.
  • • El productor de residuos, para facilitar la gestión de sus residuos, está obligado a suministrar a las empresas autorizadas para llevar a cabo la gestión de residuos la información necesaria para su adecuado tratamiento y eliminación.
  • • Como productor de residuos peligrosos, antes de su traslado desde el lugar de origen hasta una instalación de tratamiento o eliminación, tendrá que contar con un compromiso documental de aceptación por parte del gestor
  • • En relación con el almacenamiento, la mezcla, el envasado y etiquetado de los residuos en el lugar de producción, el productor deberá cumplir las obligaciones establecidas en los artículos 20 y 21 de la citada Ley 7/2022, de 8 de abril. En este sentido:
    • – Deberá mantener los residuos almacenados en condiciones adecuadas de seguridad e higiene, mientras se encuentren en su poder.
    • – El almacenamiento de residuos no peligrosos en el lugar de producción será inferior a dos años cuando se destinen a valorización y a un año cuando se destinen a eliminación. En el caso de residuos peligrosos la duración máxima en ambos casos será inferior a 6 meses.
    • – No se mezclarán ni diluirán los residuos peligrosos con otras categorías de residuos peligrosos ni con otros residuos, sustancias o materiales.
    • – Se almacenarán, envasarán y etiquetarán los residuos peligrosos en el lugar de producción antes de su recogida y transporte con arreglo a las normas aplicables. El cobertizo previsto para almacenamiento de residuos peligrosos deberá tener capacidad de almacenamiento para albergar el total de residuos peligrosos que se estima producir, en adecuadas condiciones de seguridad.
  • • Se deberá disponer de un archivo, físico o telemático, donde se recoja por orden cronológico, la cantidad y naturaleza del residuo, proceso que genera el residuo, identificación del transportista, frecuencia de recogida, identificador del gestor autorizado de destino de cada residuo y operación de tratamiento o eliminación de destino del residuo. En el archivo se incorporará la información contenida en la acreditación documental de las operaciones de producción y gestión de residuos. Este archivo afecta a cualquier tipo de residuo producido. La información archivada se mantendrá a disposición de las autoridades competentes a efectos de inspección y control.
  • • El titular de la instalación deberá presentar en el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid, cada cuatro años, contados a partir de la fecha de presentación del primero, el correspondiente estudio de minimización de los residuos generados por unidad producida, con el compromiso de reducción de la producción. El estudio de minimización se deberá adaptar al condicionado ambiental de la autorización teniendo en cuenta la modificación sustancial. La empresa deberá cumplir las medidas que figuran en el estudio de minimización de residuos peligrosos y aquellas que se consideren necesarias propuestas por la Consejería competente en materia de medio ambiente.
  • • Cualquier incidencia o accidente que se produzca, con posible afección medioambiental, durante la generación o almacenamiento de los residuos peligrosos, deberán ser notificados de forma inmediata al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid. Los residuos peligrosos que pudieran generarse, en este caso, deberán ser recogidos y gestionados como tales.

Cualquier modificación relacionada con la producción de residuos que implique un cambio en su caracterización, producción de nuevos residuos y/o cambios significativos en las cantidades habituales generadas de los mismos que pueda alterar lo establecido en las presentes condiciones, deberá ser comunicada, si se trata de una modificación no sustancial, o solicitada, si se trata de una modificación sustancial, a la Consejería competente en materia de medio ambiente.

C.3 Instalaciones y actividad de gestión de residuos

C.3.1. Prescripciones generales

La gestión de los residuos se estará a lo dispuesto en la Ley 7/2022, de 8 de abril, y en las demás normas de desarrollo.

La gestión de los residuos se deberá ajustar a la jerarquía de residuos establecida en el artículo 8 de la Ley 7/2022, de 8 de abril. De este modo, la operación de tratamiento del electrolito se desarrollará con la finalidad última de alcanzar el máximo porcentaje de reciclado y/o valorización posible del sulfato cálcico, minimizando la generación de residuos que tengan como destino la eliminación.

Para la gestión de los residuos autorizados se utilizarán las zonas descritas en el Anexo I. La admisión y gestión de los residuos se realizará de acuerdo con el procedimiento de gestión interno.

El titular deberá realizar cada ocho años un control por entidad acreditada del estado de conservación de las instalaciones (pavimentación, impermeabilización de soleras, arquetas, etc.) de forma que se acredite que se mantienen las características técnicas de las zonas autorizadas.

Cualquier incidencia que afecte a la actividad, durante las operaciones de gestión de los residuos o en los procedimientos de control y vigilancia del vertedero, con posible afección medioambiental, deberá comunicarse inmediatamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid.

C.3.2. Planta de producción de plomo: condiciones de la instalación y de la actividad de gestión de residuos

  • • Residuos autorizados y condiciones generales de la actividad

A los efectos establecidos en la Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados, la instalación tiene la consideración de gestor de residuos peligrosos y no peligrosos para las siguientes operaciones de gestión:

Código (1)

Descripción

R13

Acumulación de residuos para someterlos a cualquiera de las operaciones enumeradas entre R1 y R12 (con exclusión del almacenamiento temporal previo a la recogida en el lugar de la producción).

R4

Reciclado o recuperación de metales y de compuestos metálicos.

D5

Vertido en lugares especialmente diseñados, por ejemplo, colocación en celdas estancas separadas, recubiertas y aisladas entre sí y el medio ambiente, etc.).

D9

Tratamiento físico-químico

R5

Reciclado o recuperación de otras materias inorgánicas

La capacidad de tratamiento de las instalaciones, tanto la referida al plomo como al electrolito, viene limitada por la capacidad máxima de producción autorizada que es de 70.000 t/año de plomo y aleaciones de plomo.

La operación de tratamiento del electrolito de las baterías consiste en su neutralización con hidróxido de calcio, obteniendo como producto resultante sulfato cálcico (yeso). El yeso se separa por filtración para ser valorizado o gestionado en el vertedero, en función de las posibilidades y de la calidad resultante. Esta operación de tratamiento se autoriza exclusivamente para el electrolito procedente de las baterías tratadas en la instalación para la obtención de plomo como materia prima. Esta autorización no habilita al titular para la recepción de electrolito o ácido sulfúrico procedente de empresas externas.

La gestión del yeso resultante del proceso de tratamiento del electrolito de las baterías se realizará por 2 vías:

  • • Valorización material del sulfato cálcico.
  • • Eliminación mediante su vertido en el vertedero titularidad de Metalúrgica de Medina, S.A.

La cantidad estimada anual de generación de yeso es de 2.500 toneladas.

Dado que la gestión de los residuos se debe ajustar a la jerarquía de residuos establecida en el artículo 8 de la Ley 7/2022, de 8 de abril, la operación de tratamiento del electrolito se desarrollará con la finalidad última de alcanzar el máximo porcentaje de reciclado y/o valorización posible del sulfato cálcico, minimizando la generación de residuos que tengan como destino la eliminación.

Con la finalidad de facilitar la valorización material y búsqueda de vías de valorización del sulfato cálcico, el titular habilitará una zona de almacenamiento de sulfato cálcico con una capacidad de almacenamiento instantánea de 500 toneladas.

El titular dispondrá de un plan para el impulso de la valorización material del sulfato cálcico, donde conste: vías de valorización del sulfato cálcico, requisitos de calidad del sulfato cálcico para los distintos usos, programa de controles y analíticas de seguimiento de la calidad del sulfato cálcico. Dicho plan se revisará y actualizará cada 3 años.

Los residuos susceptibles de ser gestionados son los siguientes:

DENOMINACIÓN

LER

Residuos que contienen otros metales pesados

060405*

Escorias de la producción primaria y secundaria

100401*

Granzas y espumas de la producción primaria y secundaria

100402*

Partículas procedentes de los efluentes gaseosos

100404*

Otras partículas y polvo

100405*

Residuos sólidos del tratamiento de gases

100406*

Baterías de plomo

160601*

Lodos de tratamientos físico-químicos que contienen sustancias peligrosas

190205*

Otros residuos (incluidas mezclas de materiales) procedentes del tratamiento mecánico de residuos que contienen sustancias peligrosas

191211*

Baterías y acumuladores especificados en los códigos 160601*, 160602* o 160603* y baterías y acumuladores sin clasificar que contiene esas baterías.

200133*

Metales no férreos

160118

Residuos de la construcción y demolición: Plomo

170403

Metales no férreos procedentes del tratamiento mecánico de residuos

191203

Otros residuos que puedan ser valorizados en esta instalación por su contenido en plomo

Ácido sulfúrico y ácido sulfuroso procedente de las baterías gestionadas en la propia instalación

060101*

Denominación y código LER según Decisión de la Comisión 2014/955/UE, de 18 de diciembre de 2014 por la que se modifica la Decisión 2000/532, sobre la lista de residuos, de conformidad con la Directiva 2008/98/CE del Parlamento y del Consejo.

Los residuos generados en la realización de la actividad productiva serán entregados a gestor autorizado externo, o bien trasladados al vertedero propio, aquellos residuos que estén autorizados y de acuerdo con las condiciones recogidas para la gestión del vertedero.

Las instalaciones dispondrán de un sistema de lavado de vehículos.

  • • Archivo cronológico

De conformidad con el artículo 64 de la Ley 7/2022, de 8 de abril, deberá disponer de un archivo cronológico que permita el seguimiento diferenciado y particularizado de cada una de las operaciones de gestión de residuos para los que está autorizado. En el archivo cronológico se incorporará la información contenida en la acreditación documental de las operaciones de producción y gestión de residuos. Se guardará la información archivada durante, al menos, tres años.

El archivo cronológico deberá permitir diferenciar la gestión final de los residuos originados como consecuencia de las operaciones de gestión (tratamiento de baterías), de los residuos producidos como consecuencia de las actividades de tratamiento del electrolito u otras operaciones ajenas a su condición de gestor de residuos. En este sentido, el archivo cronológico deberá incorporar la información relativa al destino final del sulfato cálcico generado como consecuencia del tratamiento del electrolito.

  • · Suelos contaminados

El titular de la actividad deberá presentar los correspondientes informes de situación a los que se refiere el artículo 3 del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares parea la declaración de suelos contaminados.

D. Tratamiento de efluentes en la planta de producción de plomo

Las aguas de proceso se recircularán con carácter general, si bien excepcionalmente, en situaciones de fuerte pluviometría o con el fin de rebajar la dureza del agua, se pueden generar vertidos muy limitados que, previo tratamiento en la depuradora de la instalación, cumplirán los valores límite de Reglamento del Servicio Municipal de Saneamiento y Vertidos de Medina del Campo. Las concentraciones máximas instantáneas permitidas en el citado Reglamento Municipal son:

PARÁMETRO

Concentración/(mg/l)

DBO5

400

DQO

1.000

PH

6-9,5

Temperatura (0C)

400

Sólidos en suspensión

500

Aceites y grasas

100

Cloruros

1.500

Sulfatos

500

Fosforo

10

Nitrógeno

50

Manganeso

2

Aluminio

5

Aluminio

1

Plomo

1

Cromo total

3

Cromo hexavalente

1

Cobre

3

Zinc

5

Estaño

2

Níquel

5

Mercurio total

0,002

Cadmio

1

Hierro

5

Boro

4

Cianuros

3

Sulfuros

5

Conductividad (µS/cm)

2.500

Detergentes

6

Pesticidas

0.10

Sangre

0

Con carácter general la frecuencia de los análisis será la establecida en el citado Reglamento Municipal y además en cada fase de descarga se tomarán muestras sobre las que se medirán el pH, demanda química de oxigeno (DQO), sólidos en suspensión y los siguientes metales: arsénico, cadmio, cobre, níquel, plomo y zinc.

  • • Condiciones generales de las instalaciones de la planta de fabricación para la protección de las aguas establecidas por la Confederación Hidrográfica del Duero

De acuerdo con la documentación aportada el objetivo de la actividad es vertido «cero», realizando vertidos a la red raramente. En este sentido, puesto que el vertido de aguas residuales se realiza al colector municipal de Medina del Campo, de acuerdo con el artículo 101.2 del Texto Refundido de la Ley de Aguas (modificado por el Real Decreto-Ley 4/2007, de 12 de abril) la autorización y control de los vertidos de las aguas residuales procedentes de la actividad industrial le corresponderá al Ayuntamiento de Medina del Campo, debiendo exigir a la empresa que disponga de un sistema de tratamiento adecuado previo al vertido a colector municipal y que cumpla la Ordenanza Municipal de vertidos.

La actividad, por tanto, no precisa, de acuerdo con la legislación de aguas y en materia de competencia de este Organismo de cuenca, autorización de vertido al Dominio Público Hidráulico.

En el caso de que se produzcan daños al Dominio Público Hidráulico como consecuencia de una mala gestión de los residuos, se exigirá al titular la responsabilidad por acciones causantes de daños al DPH derivadas del incumplimiento del artículo 97 del TRLA (Art. 234.c RDPH).

No se realizarán vertidos de efluentes sin tratar a las aguas superficiales, ni a los terrenos próximos a ellas, colindante o no, esté regulado o no, o sea previsible que por escorrentía o infiltración pudieran contaminarse tales aguas superficiales o los acuíferos subterráneos.

No obstante, si las circunstancias descritas en la documentación aportada cambiasen, de manera que pueda ser previsible la realización de un vertido al Dominio Público Hidráulico, deberá comunicarlo por escrito a la Confederación Hidrográfica del Duero y a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a los efectos de iniciar el procedimiento correspondiente. En caso de producirse vertido al Dominio Público Hidráulico sin la correspondiente autorización, se incoarán las actuaciones que en derecho procedan.

Si bien se comunica que, en el supuesto que se produzcan modificaciones significativas en aspectos cualitativos o cuantitativos del vertido municipal de Medina del Campo, dicha administración municipal deberá solicitar ante el Organismo de cuenca, la revisión de la autorización de vertido otorgada a dicho Ayuntamiento.

Cualquier acopio de materiales se ubicará de manera que se impida cualquier riesgo de vertido, ya sea directo o indirecto; por escorrentía, erosión, infiltración u otros mecanismos sobre las aguas superficiales o subterráneas.

Se deberán tomar las medidas oportunas para asegurar que, en ningún caso, se produzcan vertidos de aceites, combustibles, lubricantes, u otras sustancias similares al terreno o a los cursos de agua; sin perjuicio de lo cual se recomienda la elaboración de protocolos de actuación específicos en previsión de la ocurrencia de incidentes de este tipo, para poder así actuar de la manera más rápida posible y evitar la contaminación de las aguas superficiales y/o subterráneas.

Para la elección de la ubicación de las instalaciones auxiliares se deberá evitar la ocupación del dominio público hidráulico y de la zona de servidumbre de los cauces. Se evitará también, en la medida de lo posible, la ocupación de la zona de policía de cauce público y de terrenos situados sobre materiales de alta permeabilidad.

Las zonas en las que se ubiquen las instalaciones auxiliares y parques de maquinaria deberán ser impermeabilizadas para evitar la contaminación de las aguas subterráneas. Las aguas procedentes de la escorrentía de estas zonas impermeabilizadas deberán ser recogidas y gestionadas adecuadamente para evitar la contaminación del dominio público hidráulico.

En relación a las aguas residuales generadas por la eventual instalación de aseos, duchas… en las casetas de obra…, se recomienda la disposición de un depósito estanco, sin salida al exterior, que almacene las aguas residuales para, posteriormente, ser retiradas de forma periódica para su tratamiento mediante gestor autorizado. No obstante, en el caso de que, finalmente, se produjera vertido sobre algún elemento del dominio público hidráulico, previamente, se deberá disponer de la correspondiente autorización de vertido de la Confederación Hidrográfica del Duero, según lo establecido en el Reglamento del Dominio Público Hidráulico.

Toda actuación no prevista en la documentación aportada que surja en el transcurso de las obras y durante la vida útil de las instalaciones, así como en la fase de desmantelamiento de las mismas, en su caso, y que pueda afectar al dominio público hidráulico será puesta en conocimiento del Organismo de cuenca, a la mayor brevedad posible.

E. Prescripciones genéricas para garantizar la protección del suelo y las aguas subterráneas

  • 1. Los productos químicos (materias primas y/o auxiliares, residuos, etc.) que se encuentren en fase líquida, deberán ubicarse sobre cubetos de seguridad que garanticen la recogida de posibles derrames. Los sistemas de contención (cubetos de retención, arquetas de seguridad, etc.) no podrán albergar ningún otro líquido, ni ningún elemento que disminuya su capacidad, de manera que quede disponible su capacidad total de retención ante un eventual derrame. Los sistemas de desagüe de los cubetos permanecerán siempre cerrados y, periódicamente, se efectuará un control sobre su adecuado funcionamiento, estanquidad de la llave de cierre y funcionamiento.
  • 2. En ningún caso se acumularán productos químicos (materias primas y/o auxiliares, residuos, etc.) de ningún tipo, en áreas no pavimentadas que no estén acondicionadas para tal fin.
  • 3. El titular mantendrá actualizado un programa de mantenimiento que incluya, al menos, una inspección anual, que asegure la impermeabilización y estanqueidad de recipientes, conductos y del pavimento en las zonas de generación y almacenamiento y uso de productos químicos (materias primas y/o auxiliares, residuos, etc.).
  • Para asegurar un resultado óptimo de este plan, se considera necesario que todo el personal esté informado y comprometido con aplicación de las medidas que lo conforman.
  • Las operaciones de mantenimiento de este programa quedarán documentadas y registradas de acuerdo con las normas internas de funcionamiento de la instalación. En su caso, se repararán las zonas del pavimento y elementos dañados. Tales revisiones y/o reparaciones deberán quedar reflejadas documentalmente mediante registros, en los que deberán figurar, al menos, los siguientes aspectos: fecha de la revisión, resultado de la misma y material empleado en la reparación.
  • El programa de mantenimiento deberá permanecer en la instalación a disposición para inspección oficial.
  • 4. Se mantendrán actualizados protocolos de actuación, en caso de posibles derrames o fugas de sustancias químicas (materias primas y/o auxiliares, residuos, etc.) en la instalación. Cualquier derrame o fuga que se produzca, de tales sustancias, deberá recogerse inmediatamente, y el resultado de esta recogida se gestionará adecuadamente de acuerdo a su naturaleza y composición.
  • Dichos protocolos de actuación deberán permanecer en la instalación a disposición para inspección oficial.
  • 5. En caso de ampliación de la actividad, se notificará al órgano competente en materia de medio ambiente, a fin de que determine los contenidos mínimos del informe que, en aplicación del artículo 3.4. del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, debieran presentarse.
  • 6. Controles periódicos de aguas subterráneas y suelos:
  • Se deberán realizar controles periódicos para conocer
    • • el estado de las aguas subterráneas, cada 5 años
    • • el estado de situación del suelo, cada 5 años
  • 7. En función de los resultados obtenidos en los controles, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente o la Confederación Hidrográfica del Duero, en el ámbito de sus competencias, podrán requerir la modificación de la periodicidad o las características de los controles o, en su caso, establecer las medidas complementarias de protección ambiental que fueran precisas para garantizar el cumplimiento de lo establecido en la normativa aplicable.
  • 8. En el caso de realizarse en el emplazamiento actividades cambios de uso deberán actualizarse el Plan de control y seguimiento del estado del suelo y de las aguas subterráneas, en el plazo de 3 meses, desde que se produzcan los cambios.
  • 9. En el supuesto de que se produzca cualquier derrame o fuga accidental que pudiera dar lugar a la contaminación del suelo o las aguas subterráneas el titular de la instalación deberá realizar una caracterización analítica del suelo en la zona potencialmente afectada en el plazo de 3 meses desde que se detecten el derrame o fuga accidental. Si las concentraciones de contaminantes superan los Niveles Genéricos de Referencia, según Real Decreto 9/2005, se deberá realizar, además, una evaluación de riesgos nueva. Tales circunstancias deberán notificarse a la Consejería competente en materia de medio ambiente, adjuntándose los informes requeridos por la normativa aplicable (artículo 3.5. del Real Decreto 9/2005, de 14 de enero).
  • • Otras condiciones relativas a la protección del suelo y de las aguas subterráneas:

En las edificaciones 2, 3, 4 y 5 establecidas en el proyecto:

Todas las zonas de proceso, almacenamiento o manipulación de materiales dispondrán de soleras impermeables, estando en zonas cubiertas y con cerramientos verticales de forma que las aguas pluviales no puedan ponerse en contacto con dichos materiales y no se generen lixiviados de éstos.

Las condiciones de hormigón del suelo y de las impermeabilizaciones de las instalaciones deberán ser revisadas con una periodicidad anual de igual modo se revisará el estado de las cubiertas y cierres laterales de las instalaciones, para, en el caso de detectar deterioros en las mismas, proceder a su reparación.

Los fosos de 1,30 m y 1,50 m de profundidad ubicados junto a los hornos de plomo en la edificación 5 se mantendrán debidamente impermeabilizados.

El electrolito liberado de las baterías deberá ser almacenado en depósitos de características adecuadas al residuo. Para este fin la instalación dispondrá 4 depósitos de 25 m3 cada uno, con cubetos de retención debidamente impermeabilizados para la recogida del electrolito en caso de fugas. Las conducciones al tanque de neutralización serán aéreas, de modo que cualquier fuga será detectada inmediatamente. El conjunto de la instalación (almacenamiento, conducciones, tanque) estará situada en una nave cubierta, dotada de suelo impermeabilizado con medidas adicionales en aquellas zonas en las se pueda producirse algún derrame.

Las escorias se almacenarán en una nave cerrada y cubierta. El suelo de la nave, impermeabilizado y protegido, contará con una gruesa solera de hormigón cubierta en toda su extensión con railes de acero para evitar roturas del hormigón en el proceso de vuelco de las lingoteras. El plan de mantenimiento de la instalación incluirá la revisión periódica ocular del estado de la solera de la nave, contemplando las acciones a tomar en el caso de detectar alguna anomalía que pudiera generar un foco de contaminación del suelo o de las aguas.

F. Vertedero: Condiciones relativas a la instalación y a la actividad de eliminación de residuos

  • • Residuos autorizados y condiciones generales de la actividad de eliminación

El primer vaso de vertido existente ubicado en la parcela rústica N.º 4 y 5 del polígono catastral 10 (paraje el Romanero), en el término municipal de Medina del Campo se encuentra sellado. El nuevo vaso de vertido ubicado en las parcelas rústicas N.º 9 y 10 del polígono catastral 10 (paraje el Romanero), en el término municipal de Medina del Campo se encuentra activo; la capacidad total de almacenamiento se estima en 173.000 m3 de residuos.

Se garantizará que la gestión del vertedero estará en manos de una persona con cualificación técnica adecuada y se llevarán a cabo un plan de formación profesional y técnica del personal del vertedero durante la vida útil del mismo.

Solo se podrán destinar a eliminación en vertedero los residuos que hayan sido tratados previamente, salvo para aquellos que no admitan tratamiento, para los que su valorización no resulte técnica, económica y medioambientalmente viable, en aplicación del principio de jerarquía de residuos establecido en el artículo 8 de la Ley 7/2022, de 8 de abril.

La entrada de cualquier residuo en el vertedero ya sea para su depósito o como material de cubrición, será considerada todos los efectos como una operación de eliminación (D5).

El plan de explotación del vertedero deberá actualizarse de acuerdo con la producción de residuos autorizada.

Los residuos admisibles en el vertedero son los citados a continuación, siempre que sus características físicas permitan su vertido en esta instalación y técnica y económicamente no sea viable su valorización.

DESCRIPCIÓN

LER (1)

Escorias de la producción primaria y secundaria

100401*

Mezclas, o fracciones separadas de hormigón, ladrillos, tejas y materiales cerámicos que contienen sustancias peligrosas

170106*

Residuos mezclados previamente compuestos exclusivamente por residuos no peligrosos (yesos).

190203

Residuos mezclados previamente compuestos por al menos un residuo peligroso (yesos).

190204*

Código LER según Decisión de la Comisión 2014/955/UE, de 18 de diciembre de 2014 por la que se modifica la Decisión 2000/532, sobre la lista de residuos, de conformidad con la Directiva 2008/98/CE del Parlamento y del Consejo.

El resto de los residuos generados en las instalaciones, deberán gestionarse a través de gestores autorizados.

Cualquier modificación respecto a la actividad a desarrollar o a la relación de residuos deberá contar con la autorización expresa de la Consejería competente en materia de medio ambiente.

En cuanto a la eliminación de residuos en vertedero, la validez de la autorización se encuentra condicionada al desarrollo de cuantas acciones de control y prevención de la contaminación se especifiquen en la normativa aplicable relativa a la eliminación de residuos en vertedero.

La empresa Metalúrgica de Medina, S.A. llevará un registro específico de las incidencias acaecidas en la instalación de vertido.

  • • Condiciones de eliminación en el vertedero: procedimiento de admisión y acceso a la instalación

Para todos los residuos que se depositen en el vertedero, la entidad explotadora cumplirá con el procedimiento de admisión de residuos dispuesto en el Real Decreto 646/2020, de 7 de julio, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero y en el resto de normativa aplicable.

Las escorias deberán depositarse una vez finalizado el proceso de maduración a efectos de evitar incendios. Para ello, dichos residuos se someterán a una inspección visual antes de la carga en los medios de transporte para su envío.

Anualmente se efectuará, una caracterización completa de una muestra representativa de los residuos destinados a vertedero. La muestra se tomará a la entrada del vertedero. Una vez puesta en marcha la modificación sustancial se realizará una caracterización del residuo de «yeso» que en todo caso será previa al primer vertido de este.

En el caso de que se produjeran cambios en el proceso, derivados de la incorporación de materias primas distintas a las especificadas en la documentación, o por modificaciones de instalaciones, se aportará una caracterización básica de los residuos a verter.

La entidad explotadora, deberá disponer de un libro de control en el que se registren todas las entradas de residuos, indicando las cantidades y el código LER correspondiente. Así mismo dispondrá de un archivo o registro documental, físico o informatizado, en el que se recoja la información de la caracterización básica, de las pruebas de cumplimiento, del procedimiento de verificación in situ y, en su caso, de los métodos rápidos de prueba en relación con los residuos que admita. Este archivo deberá conservarse hasta la aprobación de la clausura definitiva del vertedero.

El depósito y extensión de los residuos se realizará según lo establecido en el plan de explotación; una vez alcanzado el espesor máximo de la capa de residuos, se procederá a su compactación, cubrición con materiales inertes, estabilizantes o reductores de la movilidad de los constituyentes metálicos contenidos en el residuo.

Para eliminar los residuos adheridos a las ruedas, bajos, o cajas de camiones y de la máquina que se utilice para el nivelado y la compactación, se diseñará un sistema de lavado de camiones a la salida del vaso en zona adecuada al efecto. De igual modo, en las instalaciones de las que proceden los residuos, se dispondrá de un sistema de lavado de vehículos.

El depósito dispondrá de vallado y de sistema de acceso que garantice la no accesibilidad en ausencia de personal autorizado. Todo el perímetro de la parcela estará rodeado por una valla metálica, de dos metros de altura y malla de 2 cm., reforzada en su base para evitar la entrada de fauna de pequeño tamaño, además de un sistema de acceso que garantice la no accesibilidad en ausencia de personal autorizado.

  • • Procedimientos de vigilancia y control del vertedero

La entidad explotadora notificará sin demora al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid y al Ayuntamiento de Medina del Campo todo efecto negativo significativo sobre el medio ambiente puesto de manifiesto en los procedimientos de control y vigilancia.

Los procedimientos de control y vigilancia durante la fase de explotación del vertedero se ajustarán a lo dispuesto en el artículo 15 del Real Decreto 646/2020, de 7 de julio. El programa de control y vigilancia se desarrollará tal como se especifica en el Anexo III del citado Real Decreto y conforme a lo establecido en los siguientes apartados.

Datos meteorológicos

Se aportarán los siguientes datos meteorológicos recogidos en la estación existente en las instalaciones de gestión ubicadas en la Carretera Pozaldez, s/n:

Parámetro (1)

Frecuencia

Volumen de precipitación

Diaria

Temperatura mínima, máxima, 14:00h HCE

Diaria

Dirección y fuerza del viento dominante

Diaria

Evaporación lisímetro

Diaria

Humedad atmosférica 14:00 h HCE

Diaria

Presión atmosférica

Diaria

  • (1) En caso de no obtener los datos meteorológicos a través de la estación ubicada en las instalaciones propias, la empresa deberá proponer un método alternativo para su validación por parte de la Administración.

Datos de emisión: control de aguas, lixiviados

Deberán recogerse en la balsa de lixiviados, muestras representativas. La toma de muestras y medición (volumen y composición) del lixiviado deberá realizarse por separado en cada punto en que descargue el lixiviado de la instalación, según las normas de calidad y muestreo correspondientes.

Para el control de los lixiviados, deberá tomarse una muestra representativa de la composición media. Teniendo en cuenta las características de los residuos y del vertedero se analizarán con la frecuencia indicada los siguientes analitos:

Toma de muestras y análisis a realizar para el control de los lixiviados

Variables de control

Frecuencia

Parámetros (*)

Volumen de los lixiviados

Mensual

Composición de los lixiviados

Trimestral

pH Conductividad Pb, Fe, Cu, Cr, Ni, Cd, Zn, Sn, Sb, Ca, Al y Ag Sulfuros, Sulfatos y Arsénico Ecotoxicidad

  • (*) Cualquier cambio en los parámetros a analizar será autorizado por el órgano competente en materia de medio ambiente.

Control de aguas subterráneas

Los parámetros que habrán de analizarse en las muestras tomadas serán similares a las realizadas para los lixiviados, variando en función de la calidad de las aguas subterráneas.

Toma de muestras y análisis a realizar para el control de las aguas subterráneas

Variables de control

Frecuencia

Parámetros (*)

Nivel de las aguas subterráneas

Trimestral

Composición de las aguas subterráneas

Trimestral

pH Conductividad Pb, Fe, Cu, Cr, Ni, Cd, Zn, Sn, Sb, Ca, Al y Ag Sulfuros, Sulfatos y Arsénico Ecotoxicidad

  • (*) Cualquier cambio en los parámetros a analizar será autorizado por el órgano competente.

Las mediciones para controlar la posible afección del vertido de residuos a las aguas subterráneas, se realizará en, al menos, los 3 piezómetros de control del vaso de vertido existente, los 4 piezómetros de control del nuevo vaso de vertido y el sondeo de abastecimiento a las propias instalaciones, ubicado entre los dos vasos de vertido. El número de puntos de control podrá aumentarse por la Dirección General de Prevención Ambiental y Ordenación del Territorio en caso de necesidad tras informe justificado.

Como valor de referencia inicial se tomarán las analíticas efectuadas en las aguas subterráneas durante el período de construcción.

La toma de muestras se realizará según las normas UNE–ISO actualizadas.

Actuaciones si se alcanzan los niveles de intervención

En el caso de que se alcancen los niveles de intervención en el vertedero existente o en la ampliación del vertedero se realizarán las siguientes actuaciones:

  • – Se cumplirá las indicaciones y medidas descritas en el Programa de Vigilancia Ambiental expuesto en el «Estudio de impacto ambiental del proyecto de ampliación del vertedero de residuos industriales de Medina del Campo.
  • – En el caso de verificar un cambio significativo en la calidad del agua subterránea, derivado del contacto con lixiviados de los residuos almacenados en los dos vertederos, o de cualquier otra actividad relacionada con las actividades desarrollada en los vertederos, se confirmaría el fallo en los sistemas de impermeabilización y habrá que proceder a aplicar el Plan de Emergencia definido en el Estudio de Impacto Ambiental, salvo que la frecuencia de la toma de muestras y análisis de aguas subterráneas pasará a ser quincenal.
  • – Antes de iniciar las operaciones de explotación del depósito se analizarán muestras de las aguas del sondeo de captación y de los piezómetros de control, con el fin de establecer valores de referencia para posteriores análisis de aguas. Los resultados analíticos deben haberse enviado a la Confederación Hidrográfica del Duero para definir en base a ellos los valores de intervención.

Control de las infraestructuras y topografía

Con una periodicidad semanal se revisarán visualmente las instalaciones (taludes, arquetas, redes de drenaje, etc.) para comprobar que no existe deterioro de estas que pueda condicionar el funcionamiento de la instalación.

Bianualmente y siempre que se aprecie disfunción en las redes de drenaje, se realizará el control del estado de estas mediante un sistema de cámaras de vídeo para comprobar su adecuado funcionamiento.

Siempre que se estime preciso, se efectuará la limpieza de las cunetas perimetrales de drenaje de las aguas pluviales.

Anualmente se desarrollará un estudio geotécnico y topográfico a fin de comprobar la estabilidad de taludes, cierres y depósitos de residuos al objeto de adoptar las acciones precisas en caso de observarse alteraciones. Así mismo, con periodicidad anual, se realizará un estudio para la descripción del vertedero: superficie ocupada por los residuos, volumen y composición de los mismos, métodos de depósito, tiempo y duración del depósito, cálculo de la capacidad restante de depósito que queda disponible en el vertedero.

Si desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid, por causas debidamente justificadas, se estima oportuno modificar la frecuencia o los parámetros de control indicados, ello será comunicado a la empresa Metalúrgica de Medina, S.A., la cual estará obligada a proceder a su desarrollo en un plazo máximo de cuatro meses.

Todos los análisis indicados en este apartado serán siempre realizados por laboratorios debidamente acreditados, excepto los controles meteorológicos que serán realizados internamente, garantizando la correcta calibración de los equipos de medida.

• Cese de la actividad de vertido y clausura del vertedero

El cese de la actividad deberá ser comunicado por Metalúrgica de Medina, S.A. con anticipación suficiente, para su aprobación, a la Consejería competente en materia de medio ambiente. Acompañará a la comunicación un “Plan de Clausura” que justifique la forma en que ésta se llevará a cabo; el emplazamiento donde se encuentran ubicadas las instalaciones de valorización quedará en las mismas condiciones ambientales que al comienzo de la actividad.

En cuanto a la clausura del vertedero, total o parcial, de acuerdo con el artículo 16 del Real Decreto 646/2020, de 7 de julio, el procedimiento, podrá iniciarse previa notificación del titular del vertedero a la autoridad competente, a petición de la entidad explotadora con autorización de la autoridad competente o por decisión motivada de dicha autoridad.

Un vertedero o parte de este sólo podrá considerarse definitivamente clausurado después de que la autoridad competente haya realizado una inspección final in situ, haya evaluado todos los informes presentados por la entidad explotadora y le haya comunicado la aprobación de la clausura efectuada.

Tras la clausura definitiva del vertedero, la entidad explotadora será responsable de su mantenimiento, de la vigilancia, análisis y control de los lixiviados del vertedero y de los gases generados, así como del régimen de aguas subterráneas en las inmediaciones de este por un periodo mínimo de 30 años, todo ello conforme a lo dispuesto en el Real Decreto 646/2020, de 7 de julio.

Lo indicado en los puntos anteriores será igualmente aplicable en el caso de los sellados parciales, los cuales podrán ser aceptados tras justificación de la independencia de las zonas afectadas por el sellado parcial, respecto del resto del vertedero que permanecerá activo.

G. Control, Seguimiento y Vigilancia

G.1. Prescripciones generales

En caso de incumplimiento de las condiciones impuestas en la presente autorización se estará a lo dispuesto en el Título IV Disciplina ambiental, del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación y en el Título X Régimen sancionador del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León.

Se deberán tener en cuenta los controles establecidos en esta Resolución y en la Declaración de Impacto Ambiental, en concreto y desde la fecha de la Declaración deberá presentarse anualmente, un informe sobre el desarrollo del Programa de Vigilancia Ambiental al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid.

El titular establecerá un programa de inspección y mantenimiento que asegure la impermeabilización y estanqueidad del pavimento de las zonas de almacenamiento de productos químicos, de aceites (nuevos y usados) y de residuos peligrosos. Se redactarán protocolos de actuación, en caso de posibles derrames o fugas de sustancias químicas (materias primas y/o auxiliares, residuos, etc.) en la instalación.

El titular de la actividad conservará los registros documentales contemplados en la presente autorización durante el periodo de vigencia de esta.

En el caso de que se establezcan nuevos procedimientos informáticos de suministro de información, el titular de la actividad lo implantará en el plazo que a tal efecto se señale.

El seguimiento y vigilancia del cumplimiento de lo establecido en esta Resolución corresponde a la Consejería competente en materia de medio ambiente, salvo las correspondientes a las condiciones establecidas por la legislación sectorial aplicable, que corresponderá a los órganos competentes por razón de la materia.

El titular de la actividad deberá prestar la colaboración necesaria a los inspectores, a fin de permitirles realizar cualesquiera exámenes, controles, toma de muestras y recogida de información necesaria para el cumplimiento de su misión.

G.2. Remisión de Informes periódicos

MEMESA remitirá al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid la siguiente documentación en los diez primeros días de cada mes:

  • – Cantidades y tipos de residuos enviados a la instalación de vertido.
  • – Los resultados de los controles de emisiones a la atmósfera.

La información referida a los traslados de residuos se realizará en el formato, con el contenido y por los medios informáticos establecidos por la competente en materia de medio ambiente.

Anualmente, y antes del 1 de abril, el titular remitirá al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid, un informe anual que contemple los siguientes aspectos:

  • – Documento donde se recojan los puntos expresados anteriormente en esta autorización ambiental, y copia de todos los informes a los que se hace referencia en el articulado de esta autorización.
  • – Resumen de las medidas de control y seguimiento en materia de protección del medio ambiente atmosférico, residuos y protección de las aguas superficiales y subterráneas.
  • – Una memoria resumen de la información contenida en el archivo cronológico, relativa tanto a los residuos gestionados como los producidos como consecuencia de las actividades autorizadas y del mantenimiento de las instalaciones. Se incluirá informe sobre la producción de residuos peligrosos y no peligrosos generados, detallando cantidades según código LER y acreditación del sistema de gestión final realizado.
  • – Resumen de las operaciones de mantenimiento realizadas en la instalación y que puedan tener implicaciones directas o indirectas en la incidencia medioambiental de la instalación, tales como mantenimiento de equipos de extinción de incendios o de almacenamiento de productos químicos que deberán realizarse según las correspondientes instrucciones técnicas.
  • – Tal y como se establece en el artículo 15 del Real Decreto 646/2020, de 7 de julio, la entidad explotadora presentará un informe que incluya los resultados del programa de vigilancia y control.

Cada cinco años La entidad explotadora presentará la actualización del análisis económico mencionado en el artículo 9 del Real Decreto 646/2020, de 7 de julio.

Se remitirán los informes recogidos en los distintos apartados de la autorización ambiental con la periodicidad y los plazos en ellos indicados.

G.3. Notificación de emisiones

En aplicación del Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas, y del artículo 7.2 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, se notificarán a la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental las emisiones anuales de la instalación a través de la web: «PRTR España | Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (PRTR-España)», del Ministerio competente en materia de Medio Ambiente.

G.4. Responsabilidad Medioambiental

La instalación está afectada por la Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental. En este sentido, de acuerdo con el artículo 34.3 del Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007, de 23 de octubre, aprobado por el Real decreto 2090/2008, de 22 de diciembre el operador debe actualizar el análisis de riesgos medioambientales siempre que lo estime oportuno y en todo caso, cuando se produzcan modificaciones sustanciales de la actividad, en la instalación o en la autorización sustantiva, a este fin, deberán presentar una nueva declaración responsable de haber realizado un nuevo análisis de riesgos medioambientales y en su caso, de haber constituido la correspondiente garantía financiera. En concreto esta obligación se sustanciará con la comunicación de inicio de cualquier modificación sustancial o revisión de oficio.

H. Medidas a adoptar en situaciones de funcionamiento anormales y prevención de accidentes

Condiciones de paradas y arranque

En todo caso durante las operaciones de parada o puesta en marcha de la instalación para la realización de trabajos de mantenimiento y limpieza, deberán asegurarse en todo momento los controles establecidos en la autorización.

El titular de la instalación comunicará a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente las paradas prolongadas de la actividad, ya sean previstas o no, pudiéndose en este caso, establecer medidas tendentes a garantizar el control ambiental de la instalación.

Fugas y fallos de funcionamiento

Cuando se produzcan situaciones accidentales con riesgo medioambiental como derrames y emisiones por fugas y fallos de funcionamiento se actuará según lo establecido en el plan de emergencia. En caso de rotura o fuga de algún depósito de almacenamiento además se procederá por cualquier medio a la contención inmediata de los líquidos o productos almacenados. Los residuos generados deberán ser gestionados adecuadamente.

Para las sustancias residuales que se prevea manejar que puedan tener riesgo de explosión, se establecerán las medidas adecuadas de prevención y protección de forma que se minimice el riesgo para los operarios y el entorno. En concreto se evitará que estas sustancias entren en contacto con otras utilizadas en la instalación con las que puedan resultar incompatibles.

En caso de avería de las instalaciones o equipos de depuración de vertidos se procederá de manera inmediata a su reparación, sin perjuicio de tomar aquellas medidas necesarias para evitar daños al medio ambiente o a terceros. Se deberá informar de forma inmediata tal avería al Ayuntamiento de Medina del Campo y al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid.

Cualquier imprevisto que se produzca con posible incidencia medioambiental deberá comunicarse inmediatamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid.

Seguridad y prevención de accidentes

Se llevarán a cabo todas las medidas necesarias para que quede garantizada la protección del medio ambiente y la salud de las personas ante cualquier situación fuera de la normalidad en cuanto al funcionamiento de las instalaciones.

De acuerdo con lo informado por la Agencia de Protección Civil, el establecimiento no está afectado por Real Decreto 840/2015, de 21 de septiembre.

Deberán cumplirse estrictamente todas y cada una de las normativas aplicables en materia de protección contra incendios, almacenamiento de productos químicos, instalaciones de agua, instalaciones térmicas, almacenamiento de productos peligrosos, aparatos a presión, seguridad en la maquinaria, trabajo en atmósferas explosivas, etc., para lo cual se deberá disponer de la documentación acreditativa que garantice el cumplimiento de la normativa.

Cualquier incidente o accidente que se produzca durante el desarrollo de la actividad, con posible incidencia medioambiental, deberá comunicarse inmediatamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Valladolid.

I. Otras condiciones administrativas

I.1. Modificaciones de la instalación o de la actividad y revisión de la autorización

La modificación de una instalación o actividad sometida a autorización ambiental podrá ser sustancial o no sustancial.

El titular de una instalación que pretenda llevar a cabo una modificación sustancial, lo justificará en atención a los criterios señalados en los apartados 4 y 5 del artículo 10 del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación y en las normas que la desarrollan. Dicha modificación sustancial no podrá llevarse a cabo en tanto la autorización ambiental no sea modificada.

En caso de que el titular proyecte realizar una modificación de carácter no sustancial deberá comunicarlo previamente a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, exponiendo las razones y adjuntando los documentos necesarios para su justificación, siendo de aplicación lo señalado en los artículos 10.4 y 10.5 de la citada Ley. Dicha Consejería, en función de las características de esta decidirá si procede, o no, a modificar la autorización ambiental.

En un plazo máximo de 4 años a partir de la publicación, en su caso, de nuevas las conclusiones relativas a las mejores técnicas disponibles del sector de la actividad principal de la instalación, el órgano administrativo competente en materia de medio ambiente garantizará que:

  • – Se hayan revisado y, si fuera necesario, adaptado todas las condiciones de la presente autorización ambiental para garantizar el cumplimiento de la normativa de prevención ambiental. A tal efecto, a instancia del órgano competente, el titular presentará toda la documentación referida en el artículo 12 del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, que sea necesaria para la revisión de las condiciones de la autorización ambiental. La revisión tendrá en cuenta todas las conclusiones relativas a los documentos de referencia MTD aplicables a la instalación, desde que la autorización fuera concedida, actualizada o revisada.
  • – La instalación cumple las condiciones de la autorización.
  • – En el supuesto de que la instalación no esté cubierta por ninguna de las conclusiones relativas a las MTD, las condiciones de la autorización se revisarán y, en su caso, adaptarán cuando los avances en las mejores técnicas disponibles permitan una reducción significativa de las emisiones.

En cualquier caso, la autorización ambiental será revisada de oficio cuando concurra alguno de los supuestos establecidos en el artículo 26.4 del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación.

I.2. Condiciones de transmisión de la titularidad

La transmisión de la autorización ambiental requiere comunicación a la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental y estaría, en su caso, sujeta a la previa comprobación, por la autoridad competente, de que las operaciones de tratamiento de residuos y las instalaciones en que aquellas se realicen cumplen con lo regulado en la Ley 7/2022, de 8 de abril, y demás normas de desarrollo.

I.3. Condición de operador de la instalación

Cuando el operador de la instalación no coincida con el titular de esta, le corresponderá a aquel el cumplimiento de todas las obligaciones impuestas en la presente autorización ambiental durante el periodo que dure su responsabilidad como tal. Tendrá condición de operador, cualquier persona física o jurídica que cumpla los requisitos recogidos, en este sentido, en la Ley 26/2007, de 23 de octubre y en la Ley 7/2022, de 8 de abril.

I.4. Disposiciones relativas al cese temporal de la actividad y cierre de la instalación

El cese temporal de la actividad y cierre de la instalación se regirá por lo dispuesto en el artículo 23 del texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, y en el artículo 13 del Reglamento de emisiones industriales. En particular:

  • – El titular de la autorización ambiental deberá presentar una comunicación previa al cese temporal de la actividad ante la autoridad competente que otorgó la autorización. La duración del cese temporal de la actividad no podrá superar los dos años desde su comunicación.
  • – Durante el periodo en que una instalación se encuentra en cese temporal de su actividad o actividades, el titular:
    • a) Deberá cumplir con las condiciones establecidas en la autorización ambiental en vigor que le sean aplicables,
    • b) Podrá reanudar la actividad de acuerdo con las condiciones de la autorización, previa presentación de una comunicación al órgano competente.
    • c) Podrá realizar el cambio de titularidad de la instalación o actividad previa comunicación al órgano competente; el nuevo titular continuará en las mismas condiciones de la autorización ambiental i en vigor, de manera que no será considerada como nueva instalación.
  • – Transcurridos dos años desde la comunicación del cese temporal sin que el titular haya reanudado la actividad o actividades, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente le comunicará que dispone de un mes para acreditar el reinicio de la actividad, procediendo a continuación en consecuencia.

En el caso de que se produzca la demolición y desmantelamiento de las instalaciones existentes la gestión de los residuos de construcción y demolición generados en la ejecución de las obras debe realizarse conforme lo establecido tanto en la Ley 7/2022, de 8 de abril, como en el Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

En el caso de cierre de la instalación se deberá presentar un informe de situación del suelo según lo recogido en el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero.

Las condiciones de clausura del vertedero y mantenimiento posterior se encuentran recogidas en el apartado correspondiente a dicha instalación de eliminación.

J. Otras prescripciones sectoriales

Prevención de la contaminación lumínica. De acuerdo con la Ley 15/2010, de 10 de diciembre, de Prevención de la Contaminación Lumínica y del Fomento del Ahorro y Eficiencia Energéticos Derivados de Instalaciones de Iluminación la instalación y los elementos de iluminación se han de diseñar e instalar de manera que se prevenga la contaminación lumínica y se favorezca el ahorro, el uso adecuado y el aprovechamiento de la energía, y han de contar con los componentes necesarios para este fin.

Eficiencia energética. Con el fin de realizar mejoras continuas y sistemáticas del rendimiento energético de la instalación, incluyendo el uso de la energía, la eficiencia energética y el consumo energético, se fomentarán las acciones tendentes a reducir los consumos de energías procedentes de fuentes no renovables y se estudiará la implantación de sistemas normalizados y certificables de eficiencia energética, así como la implantación de sistemas de autoabastecimiento de energía de fuentes renovables.

Higiene y sanidad. Las instalaciones con probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella (torres de refrigeración, condensadores evaporadores, agua caliente sanitaria, agua fría de consumo humano y agua de sistema contra incendio) deberán cumplir con lo establecido en el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la Legionelosis.

Sistema de gestión medioambiental. Como herramienta para garantizar la mejora del comportamiento medioambiental y dar cumplimiento a lo establecido al respecto en la implantación de las mejores técnicas disponibles para este tipo de actividades se implantará un sistema de gestión ambiental, estudiando para ello la posibilidad de adhesión al Reglamento CE n.º 1221/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2009, relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales (EMAS).

Esta autorización no faculta por si sola a ejecutar obras en zonas sujetas a algún tipo de limitación en su destino o uso con la aplicación de la normativa vigente, por lo que el interesado habrá de obtener, en su caso, las pertinentes autorizaciones de los Organismos competentes de la Administración correspondiente.

En todo caso se deberán cumplir tanto la normativa urbanística como el resto de las normas vigentes que pudieran impedir o condicionar la actividad, en aquellos aspectos no regulados en esta autorización ambiental.

Para la resolución de las dificultades que puedan surgir de la aplicación o interpretación de las medidas incluidas en la presente autorización, así como para la valoración y corrección de los impactos ambientales imprevistos que puedan surgir durante la ejecución de las actuaciones, deberá contarse con la colaboración técnica de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que podrá proponer la adecuación de dichas medidas a las circunstancias que puedan presentarse, así como su adaptación a la nueva normativa medioambiental de aplicación que pudiera promulgarse.

ANEXO III

INFORME COMPLEMENTARIO AL ESTUDIO HIDROGEOLÓGICO Y ADENDA PARA LA AMPLIACIÓN DEL VERTEDERO RTP DE METALÚRGICA DE MEDINA, S.A. EN EL T.M. DE MEDINA DEL CAMPO (VALLADOLID)

El informe se redacta sobre la documentación contenida en la Adenda al estudio anterior remitido el 17 de noviembre de 2009 que recoge las aclaraciones y justificaciones solicitadas por este Organismo con fecha 4 de noviembre de 2009.

El Área de Calidad de las Aguas de la C.H.D. informó preceptivamente con fecha 25 de mayo de 2007 el proyecto de ampliación del vertedero de RTP de MEMESA en el marco de la Autorización Ambiental. Este informe fue recogido como Anexo a la Resolución de 14 de febrero de 2008 de la Dirección General de Prevención Ambiental y Ordenación del Territorio por la que se hace pública la Autorización Ambiental de la empresa Metalúrgica de Medina, S.A. En él se señalaban las condiciones de control y las características que debían disponer las instalaciones para la seguridad del vertedero frente a la contaminación de las aguas subterráneas que en todo caso deben cumplir lo contenido en el Real Decreto 1481/2001 para este tipo de vertederos.

Analizada la documentación referida y a la vista del informe que este Organismo emitió en su día recogido en la Resolución de la Autorización Ambiental se hacen las siguientes consideraciones referidas al cumplimiento de las obligaciones y justificaciones al respecto:

  • • La no ejecución de dos sondeos de investigación dentro del vaso del vertedero se fundamenta «al considerarse que su construcción puede conllevar un potencial riesgo como puntos débiles, a través de los que podría producirse la migración de cualquier posible carga contaminante hacia el subsuelo. En sustitución, y para asegurar el conocimiento del medio, es preceptivo realizar cuantos sondeos de caracterización sean necesarios en el entorno, además de caracterizar mediante ensayos, en la fase de excavación, los materiales extraídos»: Justificación que consideramos suficiente.
  • • Las especificaciones del informe emitido en 2007 indicaban la necesidad de un mínimo de tres sondeos de investigación geotécnica, en las ubicaciones previstas para los piezómetros, así como que uno de los sondeos debía profundizarse hasta penetrar en el nivel freático regional, al menos, en una longitud de 5 m o alcanzar la profundidad (desde cota superficial del terreno) máxima de 50 m.
  • Del Estudio Hidrogeológico y la Adenda al mismo se sigue que, desde antes del comienzo de la actividad de vertido en el primer vaso hasta el momento actual se han realizado:
    • – Un total diecinueve perforaciones de investigación geotécnica (9 de ellas selladas posteriormente), de profundidades entre 11,54 y 27 m, dentro de la parcela en la que se sitúan las instalaciones del primer y segundo vaso de vertido, con testificación de las perforaciones y realización de ensayos de caracterización geotécnica y de permeabilidad in situ y en laboratorio. En la documentación presentada se aportan las columnas geológicas de detalle de los tres sondeos geotécnicos realizados por INCOSA en septiembre de 2009. En ninguno de los 19 sondeos realizados se cortó el nivel freático.
    • – Un sondeo de 180 m, de abastecimiento a las propias instalaciones, ubicado entre los dos vasos de vertido, del que se aporta la columna litológica de detalle y las correspondientes testificaciones geofísicas realizadas (rayos gamma natural, potencial espontáneo y resistividad).
    • Este último, entubado 300 mm y equipado con bomba sumergible vertical a 150 m de profundidad, se indica como punto elegido para el control hidrogeológico, ya que cumple todas las condiciones requeridas, además de encontrarse en el propio recinto de la instalación. Para su incorporación a la red de control se ha variado la tapa del mismo, de modo que sea posible realizar medidas de piezometría del acuífero profundo y toma de muestras de agua representativas en la vertical de las instalaciones, mediante un grifo toma muestras.
    • La cantidad de sondeos de control existente se considera suficiente a efectos de control de las aguas subterráneas.
    • – Se incluye, tal y como había sido solicitada, la caracterización hidrogeológica mediante esquema hidrogeológico de la zona y descripción de los dos sistemas hidrogeológicos diferenciados, el cuaternario superficial y el mioceno profundo.
    • Igualmente se ha realizado en noviembre de 2009 un inventario de puntos de agua en el entorno del vertedero, que incluye un total de 15 captaciones, si bien no incluye todos los puntos de un inventario previo realizado en 1996 por INCOSA debido a la no autorización de acceso a determinados puntos por parte de los propietarios o a la lejanía de los mismos respecto a la situación del vertedero.
    • Las medidas de nivel piezométrico aportadas indican una elevada variabilidad del mismo en el acuífero profundo, situación que se justifica por la existencia de un único acuífero profundo multicapa y la dependencia que tiene el nivel piezométrico del nivel productivo captado en cada caso.
    • La piezometría indica también la existencia del denominado «sumidero de Medina», que revela una inversión del flujo y la posible existencia de una divisoria hidrogeológica en la zona del vertedero, por lo que se indica la imposibilidad de establecer un mapa de isopiezas en el entorno en base a los datos disponibles. Igualmente, no es posible establecer una única dirección y sentido del flujo regional del agua subterránea, que según se desprende de la información analizada han sido modificados en el tiempo.
    • – La calidad del agua subterránea en el entorno del vertedero se justifica mediante las analíticas aportadas, de los sondeos incluidos en el inventario de puntos de agua numerados como 1 (Sondeo de abastecimiento), 3 (Sondeo Gravera) y 7 (Sondeo Las Retamas 2).
    • Según los resultados analíticos el agua de estas captaciones es en general de mineralización media, no presentando valores para ninguno de los parámetros medidos que superen los legalmente establecidos mediante el Real Decreto 140/2003 para consumo humano.
    • En el caso del denominado «sondeo de abastecimiento», en el interior de las instalaciones, se aportan dos analíticas correspondientes a febrero de 2003 y a septiembre de 2009, en las que se observa que la calidad general del agua subterránea captada por el mismo no ha sufrido variaciones significativas en ninguno de los parámetros analizados pese a la puesta en explotación del vertedero.
    • – El Real Decreto 1481/2001, para vertederos de residuos peligrosos, indica la obligatoriedad de que la base y los lados del vertedero dispongan de una capa mineral con unas condiciones de permeabilidad y espesor cuyo efecto combinado en materia de protección del suelo, de las aguas subterráneas y de las aguas superficiales sea por lo menos equivalente a:
    • k <_ 1,0 * 10" m/s; espesor >_ 5 m
    • O en caso de no existir ésta, la colocación de una barrera geológica artificial de al menos 0,50 m de espesor.
    • Si bien mediante los ensayos realizados en los sondeos geotécnicos no se asegura la existencia de la barrera geológica natural, se justifica en la Adenda al estudio la colocación de una barrera geológica artificial, de 0,5 a 0,6 m de espesor en el fondo del vaso, y de 3 m de espesor medio horizontal en los taludes laterales. Ésta se llevó a cabo, una vez terminada la excavación total, y preparado el vaso, mediante colocación y compactación en el propio vaso de los materiales encontrados, durante la excavación del vaso, a 10 m de profundidad (muestra H-25/08).
    • Esta capa mineral presenta un coeficiente de permeabilidad, obtenido mediante la realización de ensayos de los que se incluye en la documentación un Informe de Resultados de Ensayo realizado por CISECO en septiembre de 2008, de:
    • k = 4, 6*10-10
    • Este valor, se considera suficiente a efectos de impermeabilización dado que es inferior al legalmente requerido para una barrera geológica artificial.
    • Adicionalmente se han determinado valores para el coeficiente de permeabilidad de los materiales del sustrato mioceno, en los cuales según las características constructivas el vaso de vertido penetra al menos 7 m, que se encuentran en el rango entre k = 7,23*10-8 m/s para los ensayos realizados in situ y k = 5,38*10-9 m/s en los ensayos de laboratorio en célula triaxial.
    • – Junto con la colocación de esta barrera geológica artificial se detalla, en la Adenda al estudio hidrogeológico, el cumplimiento del resto de exigencias recogidas por el R.D. 1481/2001, esto es el revestimiento artificial impermeable bajo la masa de residuos y, con el fin de mantener en un mínimo la acumulación de lixiviados en la base del vertedero, un sistema de recogida de lixiviados.
    • Este último, junto con la red de recogida perimetral de aguas pluviales en los dos vasos del vertedero, se define mediante su descripción y la inclusión de un esquema constructivo de las principales conducciones de los lixiviados hacia las balsas, indicando que toda la instalación ha sido ejecutada según las especificaciones establecidas por el proyecto constructivo aprobado.

Por todo lo anteriormente expuesto se considera suficientemente justificado el cumplimiento de las condiciones establecidas en la Resolución de la Autorización Ambiental en lo que respecta a la protección de las aguas subterráneas.

No obstante, cabe recordar que, tal y como se establecía en el informe de este Organismo de 2007 y en la Autorización Ambiental, se debe cumplir que «El muestreo tanto de los niveles de la profundidad del nivel piezométrico como de toma de muestras para su posterior analítica, en caso de existir nivel de agua, tendrá una periodicidad trimestral» siendo los parámetros a analizar la menos «[…] el pH, la conductividad, hierro, cadmio, cromo, cobre, plomo, zinc, níquel, calcio, aluminio, y ecotoxicidad. A ellos habría que añadir los sulfatos y el arsénico».

Dado que solo se dispone de un punto (sondeo de abastecimiento) en el que existe la posibilidad de tomar muestras de agua subterránea y medir el nivel piezométrico junto a las instalaciones se recomienda, tal y como se ha hecho para el estudio presentado, continuar realizando medidas de nivel piezométrico periódicas en todos los puntos inventariados y toma de muestras en los sondeos Gravera y Las Retamas 2, para tener una red de control de la calidad del agua subterránea con al menos tres puntos de control en los que se detecta el nivel piezométrico regional.