I. COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN

D. OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE, VIVIENDA Y ORDENACIÓN DEL TERRITORIO

ORDEN MAV/611/2022, de 2 de junio, por la que se dicta declaración de impacto ambiental del proyecto de planta solar fotovoltaica «Valdelapiedra» de 50 MWp y línea subterránea de evacuación de 30 kV, en el término municipal de Toro (Zamora).

El titular de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, en relación con lo establecido en el artículo 11.2 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, y en virtud de las atribuciones conferidas por el artículo 52.1 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, aprobado por Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, es el órgano administrativo de medio ambiente competente para dictar la presente declaración de impacto ambiental.

El proyecto evaluado, promovido por Energías Renovables de Ormonde 46, S.L., consiste en la construcción, montaje, operación y mantenimiento de una planta solar fotovoltaica de 50 MW de potencia máxima y sus infraestructuras de evacuación asociadas formadas por una línea subterránea de media tensión a 30 kV, en el término municipal de Toro (Zamora).

La actuación se encuentra sometida al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria en aplicación de lo dispuesto en el artículo 7.1 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, al estar incluida en el Anexo I, Grupo 3, apartado j) «Instalaciones para la producción de energía eléctrica a partir de la energía solar destinada a su venta a la red, que no se ubiquen en cubiertas o tejados de edificios existentes y que ocupen más de 100 ha de superficie».

Considerando adecuadamente tramitado el expediente, de acuerdo con el procedimiento establecido en la normativa de aplicación anteriormente citada, vista la propuesta de la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Zamora, y a iniciativa de la Dirección General de Infraestructuras y Sostenibilidad Ambiental,

RESUELVO

Dictar la declaración de impacto ambiental sobre el proyecto de planta solar fotovoltaica «Valdelapiedra» de 50 MWp y su línea de evacuación de 30 kV, en el término municipal de Toro (Zamora), que figura como Anexo.

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 59 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, aprobado por Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, esta declaración de impacto ambiental se hará pública en el Boletín Oficial de Castilla y León, para general conocimiento, se comunicará a los interesados y al ayuntamiento afectado por el proyecto, se notificará al promotor y se remitirá al órgano sustantivo para que sea incluida entre las condiciones de la autorización.

Valladolid, 2 de junio de 2022.

El Consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio

Fdo.: Juan Carlos Suárez-Quiñones Fernández

ANEXO

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL SOBRE EL PROYECTO DE PLANTA SOLAR FOTOVOLTAICA «VALDELAPIEDRA» DE 50 MWp Y LÍNEA SUBTERRÁNEA DE EVACUACIÓN DE 30 kV, EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE TORO (ZAMORA)

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El proyecto evaluado, promovido por Energías Renovables de Ormonde 46, S.L., contempla la construcción, puesta en funcionamiento y explotación de una planta solar fotovoltaica, así como las infraestructuras necesarias para su conexión a la red, con objeto de generar energía eléctrica de origen renovable para su incorporación a la red de distribución eléctrica.

El proyecto incluye la instalación de una planta solar fotovoltaica denominada «Valdelapiedra» con una potencia pico total instalada de 50 MWp y potencia nominal de inversores de 40 MW, así como su línea de evacuación de 30 kV, en el término municipal de Toro, en la provincia de Zamora.

El proyecto de la planta solar y la línea eléctrica se ubica sobre la parcela 20 del polígono 13 del término municipal de Toro, resultando una superficie total de implantación de 109 ha aproximadamente. El área de ocupación de la planta solar se caracteriza por la presencia de tierras de cultivos y masas arbóreas, destacando como núcleos de población más próximos, Matilla la Seca, a unos 3 km de distancia al norte de la planta, Fresno de la Ribera, a unos 6 km de distancia al suroeste y Toro a unos 7 km al sureste.

A continuación, se describen detalladamente las instalaciones que integran el proyecto evaluado:

  • • Planta solar fotovoltaica «Valdelapiedra».
  • La instalación solar objeto del proyecto está compuesta por 99.990 módulos fotovoltaicos de silicio monocristalino de 500 Wp. Estos módulos se agrupan en 1.019 seguidores fotovoltaicos hincados directamente al terreno con seguimiento a un eje. La configuración de la planta se realiza formando subcampos, cada uno de ellos dotado de un centro de transformación o Power Station.
  • La corriente continua procedente de los módulos fotovoltaicos será invertida a corriente alterna en el interior de cada centro de transformación mediante inversores, que irán conectados a un transformador de potencia de media tensión, los cuales elevarán la tensión a 30 kV.
  • Asimismo, el proyecto contempla la construcción de las instalaciones auxiliares para mantener la seguridad y el correcto funcionamiento del parque.
  • Durante la fase de construcción se habilitarán dos zonas de acopio para depositar el material y maquinaria necesarios, que permitan el desarrollo de la obra, zonas específicas para el estacionamiento y mantenimiento de vehículos y maquinaria, lugares de almacenamiento de residuos y las instalaciones de seguridad y salud.
  • La red de viales está constituida por el vial de acceso al parque y los caminos interiores para el montaje y mantenimiento de los diferentes componentes.
  • • Línea de evacuación de media tensión de 30 kV.
  • La planta solar se conectará mediante dos circuitos eléctricos subterráneos de 30 kV, procedentes de los diferentes transformadores y evacuará a una subestación colectora y elevadora ubicada a unos 2,8 km en línea recta, al noroeste de las instalaciones de la planta «Valdelapiedra» denominada SET Valdecarretas Norte 30/132 kV, subestación compartida con otros promotores y fuera del alcance de la presente declaración de impacto ambiental. Desde dicha SET, la energía será evacuada por una línea de alta tensión de 132 kV hasta la SET Toro Renovables 30/66/132/400 kV, elevándose nuevamente la tensión a 400 kV para su conexión final con la SET Valdecarretas 400 kV, propiedad de Red Eléctrica de España (REE) y objeto de otro expediente.

El acceso a la planta solar se realizará por la autovía A-11, tomando la salida n.º 438, ubicada a la altura del P.K. 438,5 de la citada autovía. Asimismo, se ha planteado un acceso alternativo desde el este, por un paso elevado situado en las inmediaciones del P.K. 433,7 de la A-11.

El proyecto también contempla la ejecución del resto de obras y de instalaciones necesarias, como son el despeje y adecuación del terreno, vallado perimetral con malla cinegética, apertura de zanjas y entubados para cableados, sistema de iluminación, sistemas de monitorización, viales internos y drenajes longitudinales y transversales para la evacuación de aguas pluviales, así como las infraestructuras de apoyo a los trabajos y otras necesarias para la salud e higiene de los trabajadores.

ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL

El estudio de impacto ambiental recoge un análisis de alternativas para la ejecución del proyecto, justificando la selección del mejor emplazamiento para la planta en las inmediaciones de la SET Valdecarretas Norte 30/132 kV en base a criterios técnicos, energéticos y medioambientales.

Bajo estos criterios, se han identificado un total de 3 ubicaciones para la planta, junto con los trazados de las líneas de evacuación de la energía eléctrica generada, valorándolas y comparándolas con la alternativa 0 o de no actuación.

De este modo, el estudio de impacto ambiental presenta, además de la alternativa cero, tres alternativas de emplazamiento para la planta fotovoltaica.

  • – Alternativa 0. Equivaldría a la no ejecución del proyecto.
  • – Alternativa 1. Localiza el proyecto al sur de la autovía A-11, con una superficie de afección de 109 ha.
  • – Alternativa 2. Esta alternativa presenta una superficie de unas 116 ha y se ubicaría al sur de la carretera ZA-P-2307 y al norte de la A-11.
  • – Alternativa 3. La poligonal se ubicaría al oeste de Pozoantiguo, al este de Matilla la Seca y atravesando la carretera ZA-P-2307, con una poligonal de 118 ha.

El estudio de impacto ambiental analiza las alternativas propuestas concluyendo que el área más favorable para la implantación de la planta solar, se corresponde con la propuesta para el desarrollo de la alternativa 1. Esta alternativa no es atravesada por ningún curso fluvial y se caracteriza por una mínima presencia de hábitats de interés comunitario en el interior de su poligonal y por no presentar afección sobre masas forestales. Asimismo es la alternativa en la que la mayor parte de los terrenos se corresponden con formaciones detríticas de permeabilidad baja y en la que la distancia a la SET es de aproximadamente 800 m en línea recta con lo que resulta técnicamente viable evacuar la energía mediante una red subterránea de media tensión, evitando de este modo la implantación de una línea eléctrica aérea de evacuación.

Una vez seleccionada la alternativa 1, se ha analizado el tipo de tecnología de captación de energía fotovoltaica más viable para este proyecto, eligiendo el sistema de seguidores a un eje por presentar un mejor comportamiento ambiental y económico.

El documento señala que el proyecto no presenta coincidencia territorial con ningún espacio incluido en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León, ni con lugares incluidos en la Red Natura 2000, si bien, se señala que el área del proyecto se encuentra cerca de la Zona de Especial Conservación ZEC ES4170083 Riberas del Río Duero y afluentes, situada a unos 5 km al sur. Por otra parte, en el estudio de impacto ambiental se ha identificado la coincidencia en la zona de implantación de la planta solar con el hábitat de interés comunitario Matorrales termomediterráneos y pre-estépicos (5330). Próximos a la zona del proyecto se han identificado, además, los hábitats Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas del Molinion-Holoschoenion: Juncal churrero ibérico oriental (6420), Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga (4090), Bosques galería de Salix alba y Populus alba (92A0), Bosques de Quercus ilex (9340) y otros dos considerados hábitats prioritarios, como Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodietea (6220) y Vegetación gipsícola ibérica (1520).

En cuanto a importancia ecológica, valor natural y grado de protección de la vegetación en el ámbito de actuación, el estudio de impacto ambiental cita la especie Barlia robertiana (Loisel) Greuter, catalogada como especie de atención preferente según el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León.

En lo que respecta a la fauna, cabe destacar, en la zona próxima del proyecto, la presencia entre otras especies, de aguilucho cenizo (Circus pygargus) y de sisón (Tetrax tetrax), especies consideradas como vulnerables y de milano real (Milvus milvus) considerada en peligro de extinción. En el estudio de avifauna y quirópteros de las áreas de todas las plantas solares que se implantarán en la zona, destacan, además de las anteriormente citadas, la presencia de especies protegidas como el buitre negro (Aegypius monachus) y el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), catalogadas como vulnerable y en peligro de extinción, respectivamente.

El documento señala que no existe coincidencia con zonas húmedas incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León, ni con montes de utilidad pública, siendo el más cercano, el monte San Lorenzo y Cima, situado a 12,1 km del área del proyecto.

El cauce más próximo a la planta solar es el arroyo de Fuente del Obispo que, en su punto más próximo, discurre a unos 200 m de distancia al sur del vallado.

En la prospección arqueológica realizada en el área del proyecto no se ha observado ninguna concentración de material representativo que pudiera evidenciar la presencia de yacimientos arqueológicos y/o elementos etnográficos de interés, no encontrándose afectados directamente por el proyecto los yacimientos arqueológicos documentados en el término municipal de Toro. El promotor propone llevar a cabo un control general de obra de todos los movimientos de tierra, tanto en el espacio de la planta solar como de la línea eléctrica.

Completada la descripción del medio y conocidas las principales características del proyecto, se han identificado, en las diferentes fases (previa, construcción, explotación y desmantelamiento), un total de 82 impactos potenciales sobre el medio, 12 de ellos positivos. Los impactos negativos incidirán especialmente sobre el paisaje, el suelo, la flora y la fauna, mientras que los impactos positivos repercutirían de manera directa sobre la socioeconomía de la zona.

En el estudio de impacto ambiental se incluye, además de un exhaustivo inventario ambiental, un estudio de sinergias, impacto paisajístico, avifauna y quirópteros, impacto cultural y de análisis de riesgos y vulnerabilidades. Asimismo, el documento recoge una batería de medidas preventivas, correctoras y compensatorias, así como un programa de vigilancia ambiental.

Entre las principales medidas preventivas, correctoras y compensatorias propuestas destacan el soterramiento de la línea eléctrica, el control arqueológico de los movimientos de tierras y la realización de una prospección previa de fauna.

El programa de vigilancia ambiental incluido en el estudio de impacto ambiental plantea el seguimiento de las medidas protectoras y correctoras contenidas en dicho documento. Este programa permitirá medir la eficacia de las medidas protectoras, correctoras y compensatorias propuestas y adoptar otras nuevas si fuese necesario.

El estudio de impacto ambiental concluye que el impacto global del proyecto sobre la conservación de los recursos naturales y sobre el mantenimiento de la calidad de vida del entorno resultaría compatible, tras la aplicación de las medidas preventivas, correctoras y compensatorias propuestas, considerando además los efectos sinérgicos y acumulativos.

TRAMITACIÓN Y ANÁLISIS TÉCNICO DEL EXPEDIENTE

Solicitud de inicio del procedimiento. Con fecha 28 de octubre de 2020 el promotor solicita al órgano sustantivo, Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de Zamora, las autorizaciones pertinentes y el inicio del procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria del proyecto reseñado.

Información pública. El Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de Zamora, de conformidad con la diferente normativa sectorial de aplicación y en cumplimiento de lo establecido en el artículo 36 de la Ley 21/2013, acuerda someter a información pública la solicitud de autorización administrativa previa y evaluación de impacto ambiental para una instalación de producción de energía eléctrica mediante tecnología solar fotovoltaica, denominada «Valdelapiedra», situada en el término municipal de Toro (Zamora), mediante anuncio publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León n.º 46, de 8 de marzo de 2021, Boletín Oficial de la Provincia de Zamora n.º 27, de 8 de marzo de 2021, en los diarios «La Opinión de Zamora» y «El Norte de Castilla», en la sede electrónica www.energia.jcyl.es, y en el tablón de edictos municipal del Ayuntamiento de Toro, sin que se hayan recibido alegaciones.

Consulta a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas. De acuerdo con lo establecido en el artículo 37 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, han sido consultadas las siguientes Administraciones públicas afectadas y personas interesadas:

  • – Confederación Hidrográfica del Duero, que emite informe.
  • – Sección de Protección Civil de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, que emite informe.
  • – Servicio Territorial de Cultura y Turismo de Zamora, que emite informe.
  • – Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, que emite informe.
  • – Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Zamora, que emite informe.

Los informes recibidos en la fase de consultas se han tenido en cuenta en la formulación de esta declaración de impacto ambiental, destacando los referidos a:

Afección al Patrimonio Cultural. El Servicio Territorial de Cultura y Turismo de Zamora remite el 23 de marzo de 2021 el acuerdo adoptado por la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Zamora de fecha 27 de octubre de 2020, en el que se recibe de conformidad el informe técnico presentado sobre los trabajos de prospección arqueológica realizados en la zona, asumiendo las medidas correctoras planteadas en el mismo, y que se han tenido en cuenta en la redacción de la presente declaración de impacto ambiental.

Afección al dominio público hidráulico y la calidad de las aguas. La Confederación Hidrográfica del Duero informa, con fecha 16 de abril de 2021, sobre el estudio de impacto ambiental, estableciendo una serie de consideraciones generales en relación con la posible afección al dominio público hidráulico, a las aguas subterráneas y en relación con la captación de aguas superficiales o subterráneas. En cuanto a la calidad de las aguas superficiales o subterráneas, se recogen en el informe una serie de medidas correctoras específicas para evitar que se produzcan vertidos accidentales al dominio público hidráulico en la fase de obras o de funcionamiento. Finalmente establece una serie de consideraciones en relación con el uso de las mejores tecnologías disponibles y sobre actuaciones no previstas.

Recepción y análisis técnico del expediente. El 16 de diciembre de 2021 se recibe en el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, remitido por el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de Zamora, el expediente de evaluación de impacto ambiental ordinaria, según establece el artículo 39.3 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, y se procede al análisis técnico del mismo, de acuerdo con lo establecido en el artículo 40 de dicha norma.

El expediente recibido en el órgano ambiental contiene la solicitud de inicio correspondiente realizada por el promotor, junto con la documentación adicional aportada posteriormente y el resultado de los trámites de información pública y de las consultas a las Administraciones públicas y personas interesadas detallados anteriormente.

Con fecha 31 de marzo de 2022 el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora emite informe relativo a las afecciones al medio natural del proyecto, que constituye el Informe de Evaluación de las Repercusiones sobre la Red Natura 2000 (IRNA), tal y como se define en el artículo 5 del Decreto 6/2011, de 10 de febrero, por el que se establece el procedimiento de evaluación de las repercusiones sobre la Red Natura 2000 de aquellos planes, programas o proyectos desarrollados en el ámbito territorial de la Comunidad de Castilla y León. Dicho informe concluye que, tras estudiar la ubicación de las actuaciones previstas, se comprueba que no existe coincidencia geográfica del proyecto con la Red Natura 2000, ni se prevé la existencia de afecciones indirectas, ya sea individualmente o en combinación con otros, que pudieran causar perjuicio a la integridad de cualquier lugar incluido en aquella, siempre y cuando se cumplan las condiciones en él expuestas.

El informe indica que no existe coincidencia geográfica con vías pecuarias, con espacios incluidos en el Plan de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León, con el ámbito de aplicación de planes de recuperación o de conservación de especies protegidas, con montes de utilidad pública, con zonas húmedas catalogadas, ni con ejemplares incluidos en el Catálogo de Especímenes Vegetales de singular relevancia de Castilla y León. Sin embargo, señala que en el ámbito del proyecto, se ha constatado la presencia de dos especies incluidas en el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León, Barlia robertiana (Loisel) Greuter y Ephedra distachya subsp. distachya con la categoría de atención preferente.

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

Una vez realizado el análisis técnico del expediente, se determina, a los solos efectos ambientales, informar FAVORABLEMENTE la ejecución del proyecto de planta solar fotovoltaica «Valdelapiedra» de 50 MWp y su línea de evacuación de 30 kV, en el término municipal de Toro (Zamora), en su Alternativa 1. Todo ello, siempre y cuando se cumplan las condiciones que se establecen en esta declaración de impacto ambiental, sin perjuicio del cumplimiento de otras normas vigentes que pudieran impedir o condicionar su realización.

1. Actividad evaluada. La presente declaración de impacto ambiental se refiere al «Proyecto administrativo Parque fotovoltaico Valdelapiedra 40 MW/50 MWp – Término Municipal de Toro (Zamora)», visado en noviembre de 2020, a su estudio de impacto ambiental, de octubre de 2020, al «Estudio de efectos acumulativos y sinérgicos de las plantas solares Valdelapiedra, Valdenogal, Elawan Valdecarretas I, Ibérica I y Zamora Solar I», de diciembre de 2020, que obran en el expediente y demás información o documentación complementaria incorporada al mismo, promovido por Energías Renovables de Ormonde 46, S.L.

2. Afección a Red Natura 2000 y otros valores naturales. Según informe emitido con fecha 31 de marzo de 2022 por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, se concluye que el proyecto no presenta coincidencia geográfica con la Red Natura 2000, ni se prevé la existencia de afecciones indirectas, ya sea individualmente o en combinación con otros proyectos, que pudieran causar perjuicio a la integridad de cualquier lugar incluido en aquella, siempre y cuando se cumplan las condiciones expuestas posteriormente. Estas conclusiones, junto con las condiciones establecidas, constituyen el Informe de Evaluación de las Repercusiones sobre la Red Natura 2000 (IRNA), tal y como se define en el artículo 5 del Decreto 6/2011, de 10 de febrero.

3. Medidas protectoras. Las medidas preventivas y correctoras, a efectos ambientales, a las que queda sujeta la ejecución del proyecto evaluado son las siguientes, además de las contempladas en el estudio de impacto ambiental y demás documentación complementaria que figura en el expediente, en lo que no contradigan a lo estipulado en esta declaración de impacto ambiental:

  • a) Protección del Patrimonio Cultural y Arqueológico. A la vista del resultado de la prospección arqueológica realizada sobre los terrenos de actuación del proyecto se deberá llevar a cabo un control general de todos los movimientos de tierra, tanto en el espacio de la planta solar, desmontes, explanaciones, zanjas eléctricas, vallado, etc., como de la línea eléctrica. Dicho control se realizará mediante visitas periódicas, y todos los trabajos de índole patrimonial serán dirigidos por técnico competente en la materia (arqueólogo), quien, en su caso, gestionará las posibles incidencias en materia patrimonial.
  • b) Protección de los suelos. Con el fin de conservar la capa vegetal del suelo, no se removerá ni retirará el suelo fértil y los movimientos de tierra se reducirán al mínimo indispensable. Los movimientos de tierras que sean necesarios para la ejecución del proyecto se harán de forma selectiva, reservando y tratando adecuadamente la tierra fértil para su aprovechamiento posterior en la adecuación de los terrenos alterados antes de la finalización de las obras, de manera que no se produzca el vertido o depósito de tierras sobrantes en el entorno, en especial en zonas de carácter forestal. El acopio se realizará en cordones de reducida altura para evitar la compactación de la tierra y el arrastre por escorrentía de los nutrientes. Si el tiempo de permanencia de estas acumulaciones es elevado, se procederá a su revegetación con especies vegetales adecuadas para evitar la pérdida de funcionalidad de la misma.
  • Si durante el movimiento de tierras de las obras de construcción de la planta apareciese cualquier tipo de residuo en el suelo, ya sean domésticos o de construcción y demolición u otros, deberá procederse a su retirada inmediata y a su entrega a gestor autorizado. Los áridos o productos de cantería que se utilicen en la ejecución de las obras procederán, siempre que sea técnicamente posible, de los desmontes o vaciados de la propia obra y si fuera preciso importar nuevos materiales, éstos deberán provenir de explotaciones o instalaciones debidamente autorizadas.
  • En todo caso, se prohíbe el hormigonado y/o asfaltado de cualquiera de los viales, tanto de los existentes como de los proyectados.
  • Se buscarán todas las soluciones posibles para evitar o reducir la transformación del suelo sobre el que se asienta la planta fotovoltaica, por lo que no se eliminará la tierra vegetal, como máxima garantía de conservación.
  • Las zanjas de cableado y los viales internos entre los seguidores y los módulos, no se pavimentarán ni se cubrirán con grava o zahorra. Solo para aquellos caminos principales que sí deban estar pavimentados, se emplearán zahorras o materiales de la misma tonalidad que el entorno y, con preferencia, procedentes de canteras locales o próximas.
  • c) Protección de la actividad agrícola. Las obras de ejecución se realizarán evitando en lo posible los momentos finales de desarrollo y maduración de los cultivos existentes.
  • Se respetarán los elementos de drenaje tales como marcos, caños y pasos salvacunetas, asegurando el uso y continuidad de los mismos. Asimismo, se adecuará la nueva instalación al entorno agropecuario existente, asegurando la continuidad y funcionalidad de la red de infraestructura viaria.
  • Se respetarán los servicios de los elementos que componen las infraestructuras de regadío, respetando las servidumbres correspondientes de tuberías.
  • Los hitos y/o mojones existentes que delimitan fincas rústicas que sean alterados, deberán ser replanteados en su lugar inicial, con la supervisión de los técnicos competentes.
  • Se atenderá a la normativa vigente en cuanto a las zonas clasificadas como Suelo Rústico con Protección Agropecuaria (SR-PA) del término municipal de Toro.
  • Dado que la zona regable del Canal de San José (Zamora-Valladolid) está considerada de interés general, en caso de conflicto debe prevalecer el interés general sobre el interés particular del proyecto.
  • Los accesos a las fincas de labor que puedan verse afectados por la ejecución de las obras del proyecto, se mantendrán en su estado original, o se realizarán otros de nueva ejecución de acuerdo con el propietario.
  • En caso de daños o deterioros a las infraestructuras, éstas se deberán restituir a la situación previa con su completa funcionalidad.
  • d) Protección de las aguas. Con carácter general no podrán interceptarse ni modificarse cauces públicos en cualquiera de sus dimensiones espaciales, debiendo solicitar el promotor de la actuación, autorización expresa ante la Confederación Hidrográfica del Duero para la realización de las obras que afecten a los cauces públicos y a sus zonas de policía. Todas las actuaciones respetarán el dominio público hidráulico y las servidumbres legales y en particular, la servidumbre de uso público y de policía con las condiciones establecidas en la normativa de aguas.
  • Si fuera necesaria la captación de aguas superficiales y/o subterráneas, previamente será preciso obtener del Organismo de cuenca la correspondiente autorización o concesión administrativa, según proceda, teniendo en cuenta la normativa en vigor.
  • Durante los movimientos de tierras se instalarán dispositivos que eviten el arrastre de sólidos previos a la evacuación de las aguas de escorrentía superficial, así como otras posibles medidas para reducir al mínimo el riesgo de contaminación de las aguas superficiales.
  • Las instalaciones eventuales de aseos y duchas contarán con depósitos estancos, sin salida al exterior, para recoger y almacenar las aguas residuales generadas, las cuales serán retiradas de forma periódica para su tratamiento mediante gestor autorizado.
  • En los casos en los que se contemple la realización de vertidos sobre algún elemento del dominio público hidráulico, se deberá disponer previamente de la correspondiente autorización de vertido del Organismo de cuenca.
  • Cualquier acopio de materiales, se ubicará de manera que se impida cualquier riesgo de vertido, ya sea directo o indirecto, por escorrentía, erosión, infiltración u otros mecanismos, sobre las aguas superficiales o subterráneas.
  • Se deberán tomar las medidas oportunas para asegurar que, en ningún caso, se produzcan vertidos de aceites, combustibles, lubricantes, u otras sustancias similares al terreno o a los cursos de agua. En todo caso, es deseable la elaboración de protocolos de actuación específicos en prevención de la ocurrencia de vertidos accidentales de este tipo de sustancias para actuar de manera rápida y evitar la contaminación de las aguas, dado que parte de la planta fotovoltaica y del trazado de la línea de evacuación se sitúan sobre materiales detríticos de alta o muy alta permeabilidad.
  • Para la elección de la ubicación de las instalaciones auxiliares, se deberá evitar la ocupación del dominio público hidráulico y de la zona de servidumbre de los cauces. Se evitará también, en la medida de lo posible, la ocupación de la zona de policía de cauce público y de los terrenos situados sobre materiales de alta permeabilidad. Las zonas donde se ubiquen las instalaciones auxiliares y parques de maquinaria deberán ser impermeabilizadas para evitar la contaminación del suelo y de las aguas subterráneas. Las aguas procedentes de estas zonas, deberán ser recogidas y gestionadas adecuadamente para evitar la contaminación del dominio público hidráulico.
  • e) Protección de la fauna. El estudio de impacto ambiental se centra principalmente en el estudio de la avifauna y los quirópteros, por lo que se deberá valorar y detallar el uso del territorio por parte de otros grupos faunísticos, con el fin de obtener unos resultados que ayuden a mejorar las medidas preventivas y correctoras propuestas y establecer medidas compensatorias más acordes a la realidad del territorio, entre otros, de los siguientes:
    • – Otros mamíferos presentes en la zona que puedan verse directamente afectados por el cambio de uso del suelo, entre los que figurarían algunos ungulados, roedores y diversas especies de carácter cinegético, así como sus predadores.
    • – Anfibios, directamente relacionados con las charcas y lagunas presentes en toda la zona de implantación del proyecto, así como reptiles.
    • – Invertebrados, en especial en el caso de posibles especies catalogadas y de insectos vinculados al medio acuático, que podrían ser afectados por la instalación de los paneles fotovoltaicos.
  • Además de valorar su posible presencia, dentro del programa de vigilancia ambiental, será necesario la realización de un seguimiento que analice el uso que hacen del territorio, su movilidad y desplazamientos en la zona, de todos los grupos de fauna, en especial de grandes vertebrados y quirópteros.
  • En el programa de vigilancia ambiental, se incluirá un análisis del efecto que la implantación del proyecto puede tener sobre los desplazamientos de grandes mamíferos, en especial la posible afección de estos en relación con las carreteras ubicadas en el entorno inmediato de la planta fotovoltaica, estableciéndose las medidas preventivas y correctoras necesarias, e incluyendo la valoración de su efectividad al correspondiente programa de seguimiento ambiental.
  • Se deberá considerar el trazado de corredores o de pasos artificiales con anchura suficiente y debidamente bio-mimetizados en el entorno (diseño, formas, materiales, colores, anclajes, especies, etc.) que, siguiendo el trazado de caminos o viales para evitar una mayor fragmentación, resulten suficientemente atractivos a las especies que puedan verse desplazadas. Estos corredores serán manejados durante el tiempo necesario, al objeto de conseguir en ellos la implantación de un mosaico vegetal en el que existan zonas despejadas de pradera que, con el tiempo, puedan resultar atractivas a la fauna. Por ello, se podría aprovechar para favorecer y/o restaurar el hábitat 5330 Matorrales termomediterráneos y pre-estépicos, que se verá afectado por la línea de evacuación subterránea de esta planta fotovoltaica.
  • Los corredores de fauna que se diseñen para garantizar la permeabilidad de las instalaciones a la fauna de gran tamaño, procurarán la recuperación de la vegetación natural de la zona, prestando especial atención a la posibilidad de recuperar los hábitats de interés comunitario que puedan verse afectados por la ejecución del proyecto.
  • Se analizará la viabilidad de establecer medidas encaminadas a la corrección y/o compensación de los efectos del proyecto sobre las poblaciones localizadas de aves esteparias, aguilucho cenizo (Circus pygargus), aguilucho pálido (Circus cyaneus), milano real (Milvus milvus), cernícalo primilla (Falco naumanni) y águila imperial ibérica (Aquila adalberti), como corredores para microfauna o núcleos de cría de conejo, especies presa para rapaces.
  • Se construirán refugios de microfauna, tanto en el perímetro como en el interior de la instalación, tales como majanos de piedra, construcciones de madera, etc.
  • Aunque en el estudio de impacto ambiental ya se incluye la instalación de medidas activas de protección de la pequeña fauna de la zona tales como cajas nido para aves y siembra de especies herbáceas y arbustivas, las medidas a aplicar para su distribución serán las siguientes:
    • – Se instalará una caja nido para aves por cada 4 ha de terreno ocupadas por la planta fotovoltaica y su línea de evacuación. Algunas de ellas se diseñarán para favorecer la posible presencia de rapaces, tanto diurnas como nocturnas. Se colocarán en postes de madera a 4 m de altura sobre el suelo.
    • – Se instalarán posaderos para rapaces que complementen la presencia de cajas nido, a modo de postes de 45 m de alto con listón superior para favorecer la presencia de este grupo de aves. El número final se definirá en función de las cajas nido resultantes y de la ubicación de las mismas.
    • – Se instalará un refugio para quirópteros por cada 4 ha de terreno, en las mismas condiciones que las planteadas para las aves. Dada la escasez de arbolado, se basarán en poste de madera de 4-5 m, con la caja refugio en la parte superior. Se estudiarán las zonas más viables para su colocación y los modelos más adecuados para las especies de interés, incidiendo en las más cercanas a masas de agua (zona encharcables, balsas de riego, etc.).
    • – Se instalarán granjas o refugios para polinizadores, a razón de uno por cada 4 ha de terreno. Se favorecerá su presencia en las zonas que mantengan vegetación natural, en las proximidades de zonas arboladas, en el entorno de humedales, lagunas o zonas encharcadizas, así como en las franjas de vegetación de nueva creación asociadas al vallado perimetral de la planta, en especial en el interior del mismo para facilitar su preservación.
    • – Se instalarán majanos u otras estructuras similares, que favorezcan la presencia en la planta fotovoltaica de roedores, micromamíferos y otros taxones (reptiles, insectos, etc.) que puedan considerarse presas potenciales para distintos predadores, en especial avifauna protegida de la zona. Se instalará uno por cada 4 ha de terreno ocupado. En el entorno de los majanos y en las áreas donde se instalen granjas de polinizadores, y de cara a potenciar la presencia de fauna, se mantendrá un 10% de superficie sin desbrozar.
  • Se recomienda implementar el desarrollo de un programa de medidas agroambientales ante la pérdida de hábitat utilizable por las aves esteparias, mediante la incorporación de áreas de reserva de cultivo cerealista o barbecho, con las siguientes características:
  • Para compensar las superficies afectadas por la ejecución del proyecto, cuando las parcelas afectadas se encuentren en una zona catalogada como de alta sensibilidad para esteparias, deberá ser compensada el 100% de la superficie afectada. En caso de que se trate de zonas con sensibilidad media, el porcentaje de compensación será del 60% y en zonas de sensibilidad baja, el porcentaje de compensación será del 30%. Se establecerán y mantendrán las superficies necesarias durante toda la vida útil del proyecto.
  • Para ello deberán aplicarse las siguientes consideraciones:
    • – Cultivo de zonas de cereal de secano en zonas ocupadas por otros cultivos.
    • – Sustitución de cultivos por alfalfa de secano, por la importancia demostrada de este cultivo para la avutarda (Otis tarda) y el sisón (Tetrax tetrax).
    • – Minimización del uso de fitosanitarios de tal forma que se permita el aumento de las poblaciones de artrópodos, factor de vital importancia para la supervivencia de los pollos.
    • – Uso de variedades de cereal de ciclo largo, lo que se traduce en que la época de cosecha se desarrolle en momentos no tan cruciales para la reproducción de las especies esteparias, evitándose así la destrucción de nidos durante la cosecha mecanizada. En todo caso, la cosecha de cereal se realizará a partir del 15 de julio.
    • – Mantenimiento de zonas de barbecho de larga duración (entre 1 y 3 años). Estas zonas son hábitat favorable para la reproducción, la nidificación y la alimentación de los pollos.
    • – Las parcelas seleccionadas para la implantación de medidas compensatorias se localizarán en la misma provincia donde se produzca la afección por la ejecución de las instalaciones fotovoltaicas proyectadas. Deberá tratarse de superficies llanas o de escasa pendiente, dominadas por cultivos herbáceos de secano. Además, se encontrarán a cierta distancia de terrenos de naturaleza urbana o urbanizable y de líneas eléctricas de trasporte o distribución que no cuenten con dispositivos anticolisión o electrocución. Las medidas a adoptar en estas superficies deben ir más allá de los requisitos que los beneficiarios de ayudas de la PAC deban cumplir por la condicionalidad reforzada (buenas prácticas agrícolas y medioambientales y requisitos legales de gestión), y deben realizarse sobre parcelas que no estén acogidas a ecoesquemas, medidas agroambientales u otras ayudas de compensación de lucro cesante, o diseñarse de forma que resulten claramente adicionales o complementarias de dichas medidas, debiendo evitarse en todo momento cualquier posibilidad de doble financiación.
  • El seguimiento de la efectividad de las medidas agroambientales de protección de las aves esteparias implantadas deberá ser incluido en el programa de vigilancia ambiental, de cara a poder analizar la evolución de las poblaciones de aves esteparias implicadas, e igualmente del águila imperial ibérica (Aquila adalberti).
  • Asimismo, de forma experimental, se propone la adecuación de alguna de las cubiertas en los edificios o instalaciones proyectados, para que puedan acoger espacios adecuados para la nidificación del cernícalo primilla, e incluso, la creación de primillares, siguiendo el ejemplo de los sistemas constructivos tradicionales, orientados a la generación de una posible colonia. Para ello, se analizará la posibilidad de acondicionar algunas de estas cubiertas en los edificios proyectados, considerando la necesidad de que las mismas deberán situarse a una altura superior a los 5-6 m. También podrá valorarse la construcción, siguiendo sistemas constructivos tradicionales, de pequeñas edificaciones que, a modo de los antiguos transformadores ya en desuso, ofrezcan condiciones que puedan resultar atractivas a esta especie, muy querenciosa por entornos humanizados. Dado que la vida útil del proyecto está estimada en 25-30 años, si en un plazo de tiempo breve se detectara la presencia de la especie, la iniciativa se podría complementar con otras medidas encaminadas a consolidar la viabilidad de las puestas de forma semicontrolada, de cara a fomentar pollos que, debidamente marcados, tras las migraciones se reubicarán en una zona con condiciones favorables para su permanencia.
  • Para favorecer a la población de águila imperial ibérica (Aquila adalberti) presente en el entorno del nudo Valdecarretas Norte se establecerá un plan de seguimiento de la especie en la zona, de cara a conocer de forma precisa su evolución. Si se confirmara el asentamiento de la especie en la zona, al cabo de siete años se establecerá un programa de radiomarcaje de dos ejemplares que será determinado por personal especializado del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora.
  • Considerando que la zona de implantación de la planta fotovoltaica resulta idónea para la nidificación de aguilucho cenizo (Circus pygargus) y para la presencia invernal de milano real (Milvus milvus), además de ser un entorno característico para especies tan importantes como el sisón (Tetrax tetrax) y la avutarda (Otis tarda), con carácter previo al inicio de las obras se realizarán prospecciones que descarten la posible presencia a nivel local de estas especies. En caso de determinarse la presencia de nidos, la zona donde se hubieran encontrado, así como un radio de protección adicional de 50 m, deberá ser acotada de forma preventiva y se comunicará de manera inmediata al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora.
  • Los paneles fotovoltaicos contarán con dispositivos que minimicen el efecto reflectante y eviten el efecto de la luz polarizada, tal y como se recoge en el estudio de impacto ambiental presentado. Asimismo contarán con rejillas blancas no polarizantes, que fragmenten la superficie y eviten el efecto de confusión de hábitat que pueden generar sobre algunos taxones.
  • El vallado perimetral de la instalación deberá estar diseñado para evitar un posible efecto barrera, resultando completamente permeable y seguro para los vertebrados terrestres de tamaño mediano/grande, hasta el tamaño del lobo. Este deberá responder a las siguientes características:
    • – La altura del vallado se limitará a un máximo de 2 m. En ningún caso se utilizará malla de simple torsión o tipo gallinero. No contendrá alambre de espino ni otros elementos cortantes o punzantes que puedan causar daños a la fauna.
    • – No se instalarán voladizos o viseras en la parte superior, ni otros dispositivos o trampas que impidan o dificulten la salida de la fauna de los recintos.
    • – El vallado será de tipo cinegético o ganadero, con una luz de malla amplia. Contará con malla anudada de alambre galvanizado, con un entramado en su zona inferior, más próxima al suelo, de 30 cm de separación entre hilos verticales y 30 cm de separación entre los horizontales.
    • – Se evitará el enterramiento o su anclaje al suelo en la parte inferior del vallado, para permitir a ciertos mamíferos excavar pasos que comuniquen el exterior e interior de los recintos.
    • – A lo largo de todo el perímetro del vallado, se instalarán placas para aumentar la visibilidad del mismo y evitar el riesgo de colisión de la avifauna. Estas placas serán de color blanco mate, resistentes a la intemperie y de dimensiones mínimas de 30 x 25 cm, y se ubicarán en el tercio superior de la malla y a diferentes alturas (al tresbolillo) cada 10 m.
    • – Sin comprometer la seguridad de las instalaciones, y al objeto de conseguir la máxima permeabilidad para un espectro de fauna tan amplio como sea posible, se proyectarán gateras o pasos de fauna de dimensiones amplias (40x40 cm). Se podrán complementar con zonas donde se proceda a la elevación de la parte inferior de todo el vallado 20-30 cm por encima del terreno. Estos pasos se instalarán en zonas reconocidas como corredores, que ya se conozcan o que se vayan identificando a lo largo del seguimiento ambiental del proyecto. Se distribuirán a razón de un paso cada 150 m de vallado.
    • – Para evitar la duplicidad de vallados y su efecto acumulativo, se eliminarán, en su caso, otros vallados existentes dentro de las parcelas afectadas por el proyecto en una distancia inferior a 10 m del nuevo cerramiento. En el caso de la existencia de vallados en las parcelas colindantes no incluidas en el proyecto se deberá evitar la coincidencia de dobles vallados.
  • Dado que el periodo estimado para las obras de la planta fotovoltaica es de 12 meses, se minimizarán las posibles molestias a la fauna, en especial durante la época de reproducción. Durante la fase de explotación, se buscarán fórmulas para minimizar posibles molestias sobre la fauna derivadas de los ruidos que puedan generarse en las instalaciones.
  • Si se detectan madrigueras, nidos o cualquier otra evidencia de la presencia de fauna, se evitará una actuación directa sobre los mismos, en especial si están ocupados.
  • Los registros, arquetas, conducciones, etc., asociados a la instalación de la planta y su línea de evacuación deberán contar con sistemas para evitar la caída en ellos de pequeños vertebrados y, sobre todo, disponer de elementos de escape que garanticen su posible salida en caso de quedar atrapados.
  • En los paneles solares que se dispongan en las proximidades de zonas húmedas deberá considerarse de forma específica el efecto que el reflejo de la luz en estos elementos puede tener sobre algunos insectos, en especial sobre los insectos acuáticos, así como para pequeñas aves y quirópteros. Los paneles solares que se seleccionen deberán contar con los elementos disuasorios que se consideren más adecuados para minimizar la mortalidad de insectos acuáticos y evitar que estos hagan sus puestas en ellos, ya que se ven atraídos por la luz polarizada y pueden confundir la superficie de los paneles con la lámina de agua.
  • Asimismo se establecerán las medidas necesarias que contribuyan a minimizar la posible colisión de pequeñas aves y de quirópteros con los paneles y se buscarán fórmulas para minimizar posibles molestias sobre la fauna derivadas de los ruidos que puedan generarse en la instalación, como ocurre con las pantallas vegetales, que además de minimizar el impacto visual reducen en parte el ruido que produce la instalación.
  • En ningún caso se emplearán productos biocidas, fitosanitarios o químicos de cualquier tipo que puedan afectar a la fauna, en especial a la microfauna o permanecer en la cadena trófica, de cara a garantizar su disponibilidad para otras especies. Si durante la vida útil del proyecto fuera necesario su almacén en las instalaciones, las salas donde se guarden deberán contar con sistemas de aislamiento capaces de evitar cualquier efecto indeseado como consecuencia de un vertido accidental.
  • f) Protección de los hábitats naturales y la vegetación. A pesar de que, según se indica en el estudio de impacto ambiental, no se ha constatado la presencia de flora protegida en la zona de implantación del proyecto, y que esta se considera poco probable en parcelas con un uso agrario, se realizará una prospección de flora previa al inicio de las obras para descartar la posible presencia de especies protegidas, de cara a que, en caso de detectarse estos ejemplares, puedan establecerse las medidas preventivas o correctoras que se consideren necesarias, tal y como se ha hecho con otros valores ambientales, como la avifauna. De igual modo, se considera necesaria una valoración precisa de la distribución real de los hábitats de interés comunitario en el terreno. La nueva información que pueda generarse, será plasmada en la correspondiente cartografía temática detallada. La prospección de flora previa al inicio de las obras será realizada por personal experimentado, para detectar o descartar la presencia de taxones de flora protegida, especialmente en los hábitats favorables presentes, realizándose en época adecuada, tanto en los terrenos afectados por la planta fotovoltaica como para la línea eléctrica de evacuación. En el caso de detectarse ejemplares protegidos, se procederá a señalizar su ubicación y se dará aviso al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora. En todo momento se considerará la especial sensibilidad de la flora catalogada, por lo que se deberá prestar una especial atención a su conservación. Se redactará un documento específico que incorpore las medidas propuestas que sea necesario aplicar, que será consensuado con los técnicos del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora. Se valorarán, entre otras acciones, pequeñas modificaciones del trazado o de la instalación de elementos, la generación de condiciones favorables, así como la viabilidad de una posible translocación de ejemplares.
  • Durante la fase de construcción se deberán aplicar de forma muy detallada las distintas medidas propuestas en el estudio de impacto ambiental y en el documento específico que se consensue, de cara a evitar o a minimizar cualquier posible afección. Si se detecta la presencia de flora protegida, su seguimiento deberá ser también incorporado al programa de vigilancia y seguimiento ambiental, para la valoración periódica de la afección del proyecto a estas especies, teniendo en cuenta que el seguimiento de estas especies de flora puede tener un efecto muy positivo en la conservación de los hábitats a los que están vinculadas.
  • En relación a los hábitats de interés comunitario presentes en el ámbito de implantación del proyecto:
    • – De forma previa al inicio de los trabajos se definirán las zonas de intervención, de las que quedarán excluidos los terrenos en los que se detecte la presencia de hábitats de interés comunitario. Se establecerá un perímetro máximo sobre el que se podrá actuar en lo relativo a excavaciones, apertura de zanjas, instalación de casetas u otros elementos móviles, depósito temporal de materiales y residuos o cualquier otra actuación necesaria durante las obras, a efectos de limitar la afección al suelo y a la vegetación.
    • – Asimismo, se preservarán los recintos clasificados en el SIGPAC como superficies forestales (FO) y praderas (PR), limitándose la zona de intervención a recintos clasificados como tierras arables (TA). Estas superficies presentan masas forestales, praderas encharcables, grupos de vegetación natural arbolada y de matorral, cuya conservación resulta de gran importancia desde diferentes puntos de vista.
    • – En las zonas donde estén presentes hábitats de interés comunitario, no se ubicarán zonas de acopio, de depósito temporal de residuos, instalaciones auxiliares o cualquier otra, aunque sea de carácter temporal. Tampoco se circulará sobre ellas, y se evitará su pisoteo.
    • – Durante el replanteo inicial de los trabajos deberán determinarse los puntos concretos donde pueda mantenerse la vegetación natural, en especial si se trata de un hábitat de interés comunitario, de cara a evitar la instalación en esas zonas de ningún tipo de infraestructura que pudiera conducir a su destrucción, especialmente en lo que respecta a la línea de evacuación subterránea que es coincidente con el HIC 5330. Estos puntos deberán ser debidamente señalizados para evitar en ellos el pisoteo, la circulación de vehículos o cualquier otra posible intervención, a pesar de que en las visitas de campo hechas por el equipo redactor del estudio de impacto ambiental, no encontrara presencia de dicho hábitat.
    • – Para evitar la posible afección a estos hábitats, el trazado soterrado para la línea de evacuación proyectada se hará coincidir, lo máximo posible, con los márgenes de caminos y vías de comunicación existentes.
    • – Cuando alguna de estas condiciones pueda variar lo proyectado, previamente a su aprobación, deberá presentarse una adenda con la nueva superficie propuesta. Dicha adenda deberá ser informada positivamente por parte del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora antes de la aprobación definitiva de este proyecto.
  • Dada su importancia para la conservación de ciertas especies, se prestará especial atención a la posible presencia de zonas húmedas y encharcamientos naturales estacionales. Se deberá realizar un inventario de charcas y lagunas en el entorno del proyecto.
  • Deberán recuperarse los hábitats naturales que puedan verse afectados por el conjunto del proyecto, como pueden ser las praderas naturales o las zonas húmedas y encharcables.
  • Se respetará en todo lo posible el arbolado existente en las zonas del interior de los vallados, al objeto de mejorar la integración la planta fotovoltaica, y favorecer la presencia de fauna que los utiliza como posaderos, zona de refugio o alimentación, e incluso, como zona de cría.
  • Para la adecuación de las instalaciones o para cualquier otra intervención necesaria de restauración vegetal, el Material Forestal de Reproducción a emplear (frutos y semillas, plantas y partes de plantas) deberá proceder de las áreas recogidas en la normativa por la que se aprueba el Catálogo que delimita y determina los Materiales de Base para la producción de Materiales Forestales de Reproducción identificados y obtenidos en un proveedor autorizado conforme a lo establecido en la norma por la que se regula la comercialización de los materiales forestales de reproducción en la Comunidad de Castilla y León. En ningún caso podrán utilizarse especies incluidas en el Catálogo español de especies exóticas invasoras.
  • Los trabajos de desbroce previo de vegetación de las superficies afectadas por la implantación del proyecto y la línea de evacuación, no podrán ejecutarse dentro del período comprendido entre el 1 de abril y el 15 de junio, período de reproducción de numerosas especies presentes en la zona del proyecto, de cara a evitar cualquier posible interferencia sobre la fauna, en especial en el caso de especies catalogadas.
  • Para realizar cualquier intervención sobre el arbolado que resulte imprescindible, y con carácter previo a la misma, deberá contarse con la correspondiente autorización tramitada ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora.
  • Se deberá prestar especial atención a las tareas de mantenimiento y control de la vegetación espontánea que pueda surgir tanto en la planta fotovoltaica (bajo los seguidores y en los pasillos de separación), como en el conjunto del parque solar. Se empleará preferentemente pastoreo controlado no pudiendo sobrepasar las 0,2 UGM/ha. En su defecto se puede realizar con maquinaria, fuera del periodo reproductor de las aves. En caso de efectuarse tratamiento mecánico, este se efectuará de abril a junio, en todo caso siguiendo la Orden vigente por la que se fija la época de peligro alto de incendios forestales en la Comunidad de Castilla y León, se establecen las normas sobre el fuego y se fijan medidas preventivas para la lucha contra incendios forestales.
  • g) Protección de los terrenos cinegéticos. En relación con las especies de fauna cinegética presentes en el área de implantación del parque solar, serán de aplicación las medidas generales recogidas en cuanto a la fauna, así como cuantas medidas preventivas o correctoras se establecen en el estudio de impacto ambiental aportado.
  • Dado que el proyecto es coincidente con terrenos cinegéticos y la actividad cinegética se puede ver condicionada por la ejecución de la planta solar, será responsabilidad del promotor contactar con antelación suficiente con los titulares de los derechos cinegéticos de cara a la obtención de la información, autorizaciones y permisos que correspondan de acuerdo con lo establecido en la normativa cinegética de Castilla y León.
  • Deberán mantenerse en su ubicación y estado, cualquier tipo de señal que identifique estos terrenos como cinegéticos; en caso que alguna pudiera verse afectada por el proyecto, deberá ser repuesta por el promotor en su lugar correspondiente conforme a la legislación vigente.
  • h) Protección de las vías pecuarias. Se deberán extremar las precauciones, en especial durante la fase de construcción, para evitar efectos indirectos indeseados sobre las vías pecuarias, derivados de su posible utilización como viales de acceso a las distintas plantas, subestaciones y líneas eléctricas o para el tránsito de vehículos y maquinaria. Deberá contemplarse el efecto de un previsible incremento del tráfico por las zonas que, en la actualidad, soportan un uso principalmente agropecuario. Se implementará un plan de obra en el que se analice el uso de caminos alternativos para minimizar el posible impacto que el tránsito de vehículos y maquinaria pueda tener sobre las vías pecuarias.
  • Dado que las vías pecuarias forman parte del dominio público, deberán ser preservadas íntegramente de acuerdo con la legislación sectorial. Durante las distintas fases del proyecto, incluida la de desmantelamiento de las instalaciones una vez finalizada su vida útil, y más allá del posible tránsito por los caminos integrados en los terrenos de las mismas, cualquier otro uso necesario sobre estas vías, de forma previa a la ejecución de cualquier actuación que afecte sus terrenos, deberá contar con la preceptiva autorización del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora.
  • Al objeto de evitar intrusiones y dado que muy cerca de la planta fotovoltaica discurre la vía pecuaria Cordel de Toro a Puebla de Sanabria, previamente a la ejecución de las obras será necesario el reconocimiento y la delimitación de dicha vía pecuaria, junto con el personal competente del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora.
  • i) Protección contra incendios. Se extremarán las precauciones para no ocasionar incendios forestales, debiendo adoptar todas las medidas necesarias para ello y cumpliendo todo lo especificado en la correspondiente Orden vigente por la que se regula el uso del fuego y se establecen medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales en Castilla y León. En especial se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:
    • – Durante la fase de construcción y posteriormente en los trabajos de mantenimiento que fueran necesarios, se deberá cumplir con lo establecido en la mencionada Orden, que establece que el uso de maquinaria y equipos cuyo funcionamiento generen o puedan generar deflagración, chispas o descargas eléctricas, tales como sopletes, soldadores, radiales, etc., está prohibido durante la época de peligro alto de incendios forestales. Sin embargo, éstas se pueden utilizar en las actividades programadas en acciones de mantenimiento o nueva construcción de servicios de energía eléctrica siempre y cuando hayan sido comunicadas convenientemente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora y se realicen conforme a las medidas preventivas que éste establezca en cada caso.
    • – Por otro lado, de cara a proteger las instalaciones del posible impacto de un incendio forestal, al mismo tiempo que evitar que un incendio originado en el interior del parque fotovoltaico pueda propagarse al exterior del mismo dañando las masas forestales cercanas, hay que atender a la mencionada Orden que indica que las viviendas, edificaciones, urbanizaciones, instalaciones aisladas, zonas ajardinadas, instalaciones de carácter industrial, deportivo o recreativo, campings, ubicados en el ámbito de aplicación de la presente orden deberán estar dotadas de una franja perimetral de seguridad de 25 m de anchura mínima, libre de residuos y vegetación seca, con la vegetación herbácea segada y con la masa arbórea y arbustiva aclarada. Complementariamente es recomendable que dentro de dicha banda perimetral se cree y mantenga una línea cortafuegos de 5 m de anchura, preferiblemente en la cara exterior del vallado perimetral. Estas bandas cortafuegos se mantendrán libres de cualquier tipo de vegetación por medios mecánicos (gradeo o arado).
  • j) Protección de la atmósfera. Para evitar la producción de polvo, se efectuarán riegos periódicos en las pistas de acceso y en la zona de ejecución de las obras, si las condiciones meteorológicas y circunstancias del trabajo lo aconsejan, además de ejecutar cualquier otra medida adecuada a tal fin, todo ello con objeto de cumplir la normativa vigente de protección del medio ambiente atmosférico.
  • Para prevenir, evitar o reducir la generación de emisiones en su conjunto, las nuevas instalaciones deberán diseñarse básicamente con las mejores técnicas disponibles establecidas a través de las guías oficiales disponibles a nivel nacional o europeo.
  • k) Contaminación acústica. Se atenderá a lo dispuesto en la normativa vigente en materia de ruido en Castilla y León, cumpliéndose los niveles establecidos de transmisión de ruido por causas derivadas de la actuación en todas sus fases.
  • Los trabajos cuya emisión de ruido superen los 55 dB(A) a una distancia de 250 m de la fuente emisora, no podrán ejecutarse dentro del periodo comprendido entre el 1 de abril y el 15 de junio, periodo de reproducción de numerosas especies presentes en la zona del proyecto.
  • l) Contaminación lumínica. Se reducirán al máximo la iluminación y los trabajos nocturnos durante la fase de construcción. Se instalarán luminarias dotadas de pantallas que limiten la dispersión de la luz e impidan las emisiones luminosas directas por encima de la horizontal, de tal forma que se reduzca la contaminación lumínica y se minimice el efecto que la luz pueda tener sobre la fauna nocturna, evitando posibles deslumbramientos, desorientaciones o colisiones.
  • m) Gestión de residuos. Se controlará el cumplimiento de la normativa vigente en materia de residuos y suelos contaminados. Se evitará el manejo incontrolado y la posibilidad de contaminación directa o indirecta por la gestión de aceites, combustibles y residuos procedentes de los vehículos y maquinaria en general. No podrán acopiarse aceites, grasas o residuos, ni efectuarse operaciones de mantenimiento y/o reparación de la maquinaria y vehículos en general, fuera de las zonas específicamente adecuadas para ello, evitándose en todo momento el vertido de sustancias que puedan contaminar el suelo, las aguas y los acuíferos de la zona.
  • En caso de accidente o vertido accidental de residuos peligrosos, deberá procederse a la contención, retirada y entrega a gestor autorizado y a la recogida y gestión del suelo afectado conforme establezca la normativa de residuos y suelos contaminados.
  • Se elaborarán protocolos de actuación específicos en previsión de la ocurrencia de incidentes de este tipo en los que se produzcan vertidos de sustancias contaminantes sobre el terreno, para poder así actuar de la manera más rápida posible y evitar la contaminación de aguas superficiales y/o subterráneas.
  • El promotor será el responsable de mantener limpias las obras y sus alrededores de materiales sobrantes, así como de la retirada de las instalaciones provisionales que no sean necesarias. Durante la fase de funcionamiento se generarán diversos tipos de residuos derivados del mantenimiento de las instalaciones, por lo que se deberá disponer de un punto de almacenamiento adecuado para estos residuos, especialmente para los peligrosos, con las suficientes medidas de protección frente a contaminaciones accidentales o vertidos. Cualquier incidencia relativa a la detección de residuos derivados del mantenimiento de las instalaciones en el entorno de la planta deberá ser incluida en el correspondiente informe de seguimiento.
  • n) Impacto paisajístico e integración ambiental. Se deberá contemplar, entre otros factores, la adecuación de las características constructivas de las instalaciones a lo establecido en la normativa municipal vigente, buscando la integración visual de edificios, construcciones (aunque sean móviles) y de los equipamientos, adecuando los acabados, texturas y tonalidades a la tipología constructiva local. Se prestará especial atención a los acabados del proyecto en aspectos como la adaptación de viales interiores, el mantenimiento de zonas con vegetación natural tan extensas como sea posible, el vallado perimetral de planta, así como a un correcto mantenimiento de las instalaciones.
  • Sin perjuicio de lo establecido en el planeamiento urbanístico que resulte de aplicación, para mejorar la integración visual de las construcciones, los acabados exteriores de las mismas deberán tener un tratamiento de color y textura acorde al entorno, evitando materiales que desvaloricen el paisaje por su color, brillo o naturaleza. Se seleccionarán las tonalidades propias de las construcciones tradicionales locales, prestando especial atención tanto a los cerramientos exteriores como a las cubiertas.
  • Se buscarán siempre soluciones que minimicen el impacto sobre la biodiversidad y sobre el paisaje, valorándose positivamente la siembra de herbáceas y matorral, además de la implantación de especies arbóreas como encinas o frutales como el almendro, para la naturalización de la parcela en las zonas no ocupadas por instalaciones y como pantalla vegetal alrededor de todo el cerramiento de la planta. De este modo, además de mejorar la integración paisajística de la planta fotovoltaica, se contribuirá a favorecer la presencia de biodiversidad. Se primará la utilización de especies propias del entorno como genistas, labiadas y rosáceas y otras propias del cortejo florístico de la zona, evitando en todo caso la introducción de especies foráneas, orientando su resultado a la creación de un mosaico vegetal que reproduzca el paisaje agrario tradicional, en el que alternen setos vivos y linderos de disposición irregular, con bosquetes y zonas de arbolado disperso y áreas de pradera y matorral.
  • Durante la fase de construcción, se utilizarán únicamente los caminos ya existentes. Es previsible que se produzcan efectos indirectos asociados a la utilización de los mismos para la circulación de vehículos y maquinaria pesada, y a la ocupación temporal de terrenos para la instalación de acopios y depósitos temporales, casetas de obra, parque de maquinaria, residuos, etc., por lo que estas zonas deberán estar debidamente acotadas y señalizadas de forma previa al inicio de los trabajos. Durante el desarrollo de las obras, y sobre todo a su finalización, las áreas afectadas, deberán quedar completamente despejadas y recuperadas de cara a minimizar su impacto visual, dejando el terreno en condiciones favorables para la recuperación natural del mismo.
  • Las pantallas vegetales que se instalen tanto en el interior como en el exterior de los vallados, evitarán disposiciones lineales y se diseñarán de forma irregular, al objeto de generar mosaicos de vegetación que simulen la vegetación natural en alturas, formas, texturas, etc.
  • Se mantendrán, en la medida de lo posible, los árboles y las pequeñas manchas de vegetación dispersas en la zona de implantación de planta, en especial cuando coincidan con zonas marginales o ausentes de infraestructuras del interior del vallado, de cara a mejorar la integración de las instalaciones, y a contribuir a la biodiversidad en el interior de las instalaciones. De igual manera se respetará el arbolado presente en el trazado de las zanjas para las líneas de evacuación y en los caminos de acceso.
  • ñ) Plan de autoprotección. De acuerdo con la Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia, la actividad deberá elaborar un Plan de Autoprotección que deberá acompañar a los restantes documentos necesarios para el otorgamiento de la autorización necesaria para el comienzo de la actividad. Una vez elaborado el Plan de Autoprotección deberá ser inscrito en el Registro de Planes de Autoprotección de Castilla y León.
  • o) Restauración final de zonas alteradas por las instalaciones auxiliares. Al final de la fase de obras se restaurarán todas aquellas superficies que no sean ocupadas de forma permanente, realizándose la remodelación topográfica y el suavizado de todos los taludes, junto a la restauración de estas zonas con especies vegetales.
  • p) Cese de actividad. Si por cualquier causa cesara la actividad, de forma temporal o definitiva, el promotor establecerá un plan de actuación que será presentado ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, para su aprobación.
  • En las fases de paralización de la operación de la planta, será responsabilidad del promotor el adecuado mantenimiento y conservación de las infraestructuras y equipos, así como su reparación, sustitución o desmantelamiento, en caso de que su deterioro ponga en peligro las condiciones mínimas de seguridad o exista riesgo de afección al medio.
  • q) Desmantelamiento. Al final de la vida útil de la planta solar, cuando el sistema de producción de energía deje de ser operativo o se paralice definitivamente su funcionamiento, deberá garantizarse el desmantelamiento de toda la instalación y edificaciones, se retirarán todos los equipos, residuos y materiales sobrantes y se procederá a la restauración e integración paisajística de toda área afectada. Para garantizar el desmantelamiento, se presentará un proyecto de desmantelamiento y restauración de la zona afectada, debiéndose incorporar un presupuesto valorado de este coste.

4. Medidas compensatorias. El promotor deberá definir y ejecutar un plan de medidas compensatorias encaminadas a la mejora del medio natural en sus diferentes aspectos, en coordinación con la Dirección General competente en materia de protección del medio natural. Este plan de medidas deberá estar aprobado por la citada Dirección General antes del inicio de la construcción de las instalaciones objeto de esta declaración de impacto ambiental.

5. Protección del Patrimonio Histórico y Arqueológico. Con independencia del cumplimiento de las medidas indicadas en el apartado 3.a) de esta declaración de impacto ambiental, si en el transcurso de las obras apareciesen en el subsuelo restos históricos, arqueológicos o etnológicos, se paralizarán éstas en la zona afectada, procediendo el promotor a ponerlo en conocimiento de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, que dictará las normas de actuación que procedan, en aplicación del artículo 60 de la Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León.

6. Proyecto de Integración Ambiental. Se deberá realizar un proyecto de integración ambiental que recoja todas las medidas protectoras, correctoras y/o compensatorias planteadas en el estudio de impacto ambiental, en la documentación complementaria aportada, así como en esta declaración de impacto ambiental. Dicho documento técnico tendrá el carácter de un proyecto completo, deberá ser redactado por técnico competente y habrá de incluir la correspondiente dirección de obra responsable de su ejecución.

Con objeto de proceder a su supervisión técnica, se deberá presentar el proyecto de integración ambiental ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora previamente al inicio de las obras o durante las primeras fases de las mismas.

7. Programa de vigilancia ambiental. Con antelación al inicio de la actividad, el promotor presentará ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, el programa de vigilancia ambiental contenido en el estudio de impacto ambiental, que se complementará de forma que contemple las medidas protectoras incluidas en esta declaración de impacto ambiental y se facilite el seguimiento de las actuaciones proyectadas durante la fase de obras, así como en las fases de funcionamiento y de abandono de la instalación. Para ello se deberán cumplir los contenidos y exigencias para el programa de vigilancia ambiental de la Instrucción 4/FYM/2020, de 15 de junio, de la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal, sobre los contenidos mínimos exigibles a los estudios de EIA de instalaciones de energía renovables para su compatibilidad con los hábitats naturales, la flora y la fauna.

8. Informes periódicos. A partir del inicio de las actuaciones, el promotor presentará semestralmente un informe sobre el desarrollo del programa de vigilancia ambiental y sobre el grado de cumplimiento y eficacia de todas y cada una de las medidas protectoras de esta declaración de impacto ambiental y del estudio de impacto ambiental, ante el órgano sustantivo. Este informe incluirá todos los informes y estudios exigidos por esta declaración.

9. Coordinación técnica. Para la resolución de las dificultades que pudieran surgir de la aplicación o interpretación de las medidas protectoras establecidas en esta declaración de impacto ambiental, así como para la valoración y corrección de impactos ambientales imprevistos, deberá contarse con la colaboración técnica del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora.

10. Comunicación de inicio de actividad. En cumplimiento de lo establecido en el artículo 43 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, el promotor deberá comunicar al órgano ambiental la fecha de comienzo de la ejecución del proyecto. Igualmente, de acuerdo con el artículo 60 del texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, aprobado por Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, el promotor deberá comunicar asimismo al órgano ambiental, las fechas de final de las obras e inicio de la fase de explotación de la planta.

11. Modificaciones. Cualquier variación en los parámetros o definición de las actuaciones proyectadas que pudiera producirse con posterioridad a esta declaración de impacto ambiental, deberá ser notificada previamente a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, que prestará su conformidad, si procede, sin perjuicio de la tramitación de las licencias o permisos que en su caso, correspondan. Se consideran exentas de esta notificación, a efectos ambientales, las modificaciones que se deriven de la aplicación de las medidas protectoras de esta declaración de impacto ambiental.

Con independencia de lo establecido en el punto anterior, las condiciones recogidas en esta declaración de impacto ambiental podrán modificarse cuando concurra alguna de las circunstancias recogidas en el artículo 44 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

12. Seguimiento y vigilancia. El seguimiento y vigilancia del cumplimiento de lo establecido en esta declaración de impacto ambiental corresponde a los órganos competentes por razón de la materia, facultados para el otorgamiento de la autorización del proyecto, sin perjuicio de que el órgano ambiental pueda recabar información de aquellos al respecto, así como efectuar las comprobaciones necesarias en orden a verificar el cumplimiento del condicionado ambiental.

13. Coordinador ambiental de obra. El promotor dispondrá de la asistencia de una dirección ambiental de obra, cuya designación será comunicada al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, que se responsabilizará de la adopción de las medidas preventivas, correctoras y compensatorias, del desarrollo del programa de vigilancia ambiental y de la emisión de los informes técnicos periódicos sobre el cumplimiento de la presente declaración de impacto ambiental.

14. Vigencia de la declaración impacto ambiental. Esta declaración de impacto ambiental perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios si, una vez publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León, no se hubiera comenzado la ejecución del proyecto o actividad en el plazo de cuatro años, a cuyo efecto el promotor deberá comunicar al órgano ambiental, con antelación suficiente, la fecha de comienzo de ejecución del proyecto. En tales casos el promotor deberá iniciar de nuevo el trámite de evaluación de impacto ambiental del proyecto, salvo que se acuerde una prórroga de la vigencia de la declaración de impacto conforme a lo establecido en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

15. Publicidad de la autorización del proyecto. Conforme a lo establecido en el artículo 42 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, el órgano sustantivo que autorice o apruebe la actuación a que se refiere esta declaración de impacto ambiental deberá remitir al Boletín Oficial de Castilla y León, en el plazo de 15 días desde que se adopte la decisión de autorizar o denegar el proyecto, un extracto del contenido de dicha decisión. Asimismo publicará en su sede electrónica la decisión sobre la autorización o denegación del proyecto, y una referencia del boletín oficial en el que se publicó la declaración de impacto ambiental.