I. COMUNIDAD DE CASTILLA Y LEÓN

D. OTRAS DISPOSICIONES

CONSEJERÍA DE ECONOMÍA Y HACIENDA
SERVICIO TERRITORIAL DE INDUSTRIA, COMERCIO Y ECONOMÍA DE LEÓN

RESOLUCIÓN de 24 de mayo de 2022, del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de León, relativa a la autorización administrativa y declaración de impacto ambiental del parque eólico denominado «Peña del Gato», en los términos municipales de Torre del Bierzo, Igüeña y Villagatón (León). Expte.: PE-240/2020.

ANTECEDENTES DE HECHO

1.– El 30 de julio de 2018, el T.S.J. de Castilla y León acuerda anular la Resolución de 8 de mayo de 2017 dictada por la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en León (Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo) por la que se otorga autorización administrativa del parque eólico Peña del Gato en los términos municipales de Igueña, Villagatón y Torre del Bierzo (León) al considerar que la misma ha sido dictada para eludir el cumplimiento de la Sentencia dictada por esta Sala en fecha 30 de septiembre de 2013, debiendo hacerse de nuevo una tramitación completa, sin que quepa omitir ningún trámite, dado que no se realizó el preceptivo trámite de competencia de proyectos recogido en el artículo 7 del Decreto 189/1997, lo cual exige una nueva tramitación.

2.– Con objeto de dar cumplimiento a los pronunciamientos judiciales, con fecha 5 de junio de 2020, ENERGÍAS ESPECIALES DEL ALTO ULLA, S.A. procede a solicitar se someta el proyecto al trámite de competencia de proyectos según se contempla en el Decreto 189/97 y en caso de ser superado se someta a la tramitación de una nueva Declaración de Impacto Ambiental y una nueva Autorización Administrativa para El Parque Eólico Peña del Gato. Con esta nueva solicitud se inicia la tramitación, del expediente PE-240/2020 que está relacionado directamente con la tramitación del expediente 212/01, para las instalaciones ya ejecutadas.

3.– A los efectos previstos en el artículo 7 del Decreto 189/1997, de 26 de septiembre, en el B.O.C. y L. de fecha 4 noviembre de 2020 se somete al trámite información pública relativa a la solicitud de autorización administrativa del parque eólico «Peña del Gato», a instalar en los términos municipales de Torre del Bierzo, Igüeña y Villagatón (León).

4.– Superado el trámite de competencia de proyectos, la solicitud de Autorización Administrativa Previa y de Construcción fue sometida al trámite de información pública, siendo publicados los anuncios en el «B.O.C.y L.» de fecha 05/03/2021, en el «B.O.P.» de fecha 24/02/2021, asimismo se enviaron los anuncios para ser expuestos en el tablón de anuncios de los ayuntamientos afectados y, constan en el expediente escritos de los Ayuntamientos de Torre del Bierzo, de 22 de abril de 2021, de Igüeña de 18 de marzo de 2021 y de Villagatón de 27 abril de 2021, haciendo constar que el proyecto ha estado expuesto en los tablones de anuncios de los citados Ayuntamientos.

5.– Se recibieron alegaciones de PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DE LA CORDILLERA CANTÁBRICA (19/04/2021), Asociación española para la Conservación y Estudio de los Murciélagos (20/04/2021), SOCIEDAD ESPAÑOLA DE ORNITOLOGIA (20/04/2021), SERVICIO TERRITORIAL DE AGRICULTURA, GANADAERIA Y DESARROLLO RURAL DE LEÓN (07/04/2021), Confederación Hidrográfica del Mino-Sil (24/04/2021), Confederación Hidrográfica del Duero (05/05/2021), Diputación de León (15/05/2021), Ayuntamiento de Villagatón(14/05/2021) el Servicio Territorial de Cultura (09/04/2021) y Telefónica (19/07/2021).

6.– Todas las alegaciones fueron recibidas fuera del plazo de 30 días otorgado en la información pública, y todas ellas fueron debidamente respondidas por Energías Especiales Alto Ulla, S.A.U.

7.– La totalidad del expediente, con las alegaciones y las respuestas de la empresa promotora se remiten al Servicio de Medio Ambiente.

8.– Mediante ORDEN FYM/227/2022, de 16 de marzo, se dicta declaración de impacto ambiental del proyecto del parque eólico «Peña del Gato», en los términos municipales de Igüeña, Torre del Bierzo y Villagatón (León), promovido por «Energías Especiales Alto Ulla, S.A.U.», publicado en el B.O.C. y L. de fecha 25 de marzo de 2022.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

1. La competencia para dictar resolución viene atribuida al Jefe del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de conformidad con lo establecido en el artículo 3.1 del Decreto 189/1997, de 26 de septiembre, por el que se regula el procedimiento para la autorización de las instalaciones de producción de electricidad a partir de la energía eólica, así como con el artículo 53 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, y con los artículos 12 y 15 del Decreto 127/2003, de 30 de octubre, por el que se regulan los procedimientos de autorizaciones administrativas de instalaciones de energía eléctrica en Castilla y León.

2. Son de aplicación a la presente Resolución, además de la disposición antedicha en materia de competencia, el R.D. 1955/2000 de 1 de diciembre por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica, el Decreto-Ley 4/2020 de 19 de junio y el Decreto 13/2013, de 18 de abril, que modifica el Decreto 127/2003, de 30 de octubre, por el que se regulan los procedimientos de autorizaciones administrativas de instalaciones de energía eléctrica en Castilla y León, en la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico y el Real Decreto 413/2014, de 6 de junio, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos, la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, la Ley 9/2018, de 5 de diciembre, por la que se modifica la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, el Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, el Decreto 189/1997, de 26 de septiembre, por el que se regula el procedimiento para la autorización de las instalaciones de producción de electricidad a partir de la energía eólica y demás disposiciones vigentes de general aplicación.

3. En cuanto al contenido de las alegaciones presentadas por los interesados, las mismas se refieren a aspectos relativos a la Evaluación de Impacto Ambiental, que han sido contestados en la Declaración de Impacto Ambiental, que se incorpora a la presente Resolución.

Vista la propuesta de la sección de Industria y energía de fecha 20 de mayo de 2022

RESUELVO

Otorgar la AUTORIZACIÓN ADMINISTRATIVA Y DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL, a la empresa energías especiales alto ulla, s.a., el parque eólico denominado «Peña del Gato», en los términos municipales de Torre del Bierzo, Igüeña y Villagatón (León). Expte.: PE-240/2020, cuyas características principales son las siguientes:

  • a) Titular: Energías Especiales Alto Ulla, S.A., con C.I.F. A83195438 y domicilio en Calle Doctor Joaquín Aznar Molina, 2, Zaragoza
  • b) Ubicación: Términos Municipales de Torre del Bierzo, Igüeña y Villagatón
  • c) Finalidad de la instalación: Producción de electricidad a partir de energía eólica.
  • d) Características principales: El parque eólico, de 50 MW de potencia eléctrica bruta, estará integrado por 25 aerogeneradores tripala de velocidad fija y regulación activa de potencia por pérdida aerodinámica, de 2.000 KW de potencia nominal unitaria, convenientemente distribuidos. Cada aeroturbina genera energía a 690 V, la cual se eleva a 30 kV en el transformador de 2.100 kVA de potencia aparente que lleva incorporado a pie de torre. Los aerogeneradores se conectarán entre sí a través de los correspondientes conductores enterrados y cabinas de entrada-salida de línea de forma que se constituirán cuatro líneas de generación en 30 kV. Tanto la interconexión entre aerogeneradores como la evacuación de la energía generada en conjunto, se realizarán en subterráneo, en 30 kV hasta la subestación de parque, donde se elevará la tensión a 132 kV. Dicha subestación verterá a una línea eléctrica de 132 kV que transportará la energía hacia la subestación de Villameca donde se recoge el recurso eólico de la zona. La línea de 132 kV forma parte de la infraestructura de evacuación común de la zona. Dicha línea, ya se encuentra en servicio y sirve además en la actualidad para la evacuación de la energía generada en el Parque Eólico Valdelín.
  • e) Presupuesto total: 54.519.627 €. (CINCUENTA Y CUATRO MILLONES QUINIENTOS DIECINUEVE MIL SEISCIENTOS VEINTISIETE euros).

Conforme a la reglamentación técnica aplicable y con las siguientes condiciones:

Primero.– Las contenidas en la Declaración de Impacto Ambiental, publicada en el B.O.C. y L. de fecha 25 de marzo de 2022 y que se incorpora íntegramente a la presente Resolución.

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL SOBRE EL PROYECTO DEL PARQUE EÓLICO «PEÑA DEL GATO», EN LOS TÉRMINOS MUNICIPALES DE IGÜEÑA, TORRE DEL BIERZO Y VILLAGATÓN (LEÓN)

ANTECEDENTES

La tramitación del proyecto del parque eólico Peña del Gato se inició con la presentación del mismo, el 22 de noviembre de 2001, en el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de León. El proyecto promovido por Promociones Energéticas del Bierzo, S.L., en los términos municipales de Villagatón, Igüeña y Torre del Bierzo, consistía en un parque eólico de 33 aerogeneradores de 1.500 kW de potencia nominal unitaria, con una potencia total instalada de 49,5 MW.

Mediante Resolución de 11 de febrero de 2008, de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, en León, se hace pública la declaración de impacto ambiental del proyecto y por Resolución de la Viceconsejería de Economía de 10 de marzo de 2008, se otorga la autorización administrativa y por Resolución de 11 de marzo de 2008 se aprueba el proyecto de ejecución.

Con fecha 17 de julio de 2008 se presentó un proyecto modificado con el fin de reducir el número de aerogeneradores manteniendo la potencia nominal del parque. El nuevo proyecto modificado cuenta con 25 aerogeneradores (8 menos que el proyecto inicial) de 2.000 kW de potencia nominal unitaria, siendo la potencia total instalada de 50 MW. Dicho proyecto modificado fue informado favorablemente por la Comisión Territorial de Prevención Ambiental de León de 29 de enero de 2009 y posteriormente aprobado por Resolución del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de León de 29 de junio de 2009.

Con fecha 30 de septiembre de 2013, mediante Sentencia n.º 1606/2013, de la Sala de lo Contencioso Administrativo, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León estima el Recurso Contencioso Administrativo n.º 1630/2009 interpuesto por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) contra la desestimación presunta del recurso de alzada interpuesto frente a la resolución administrativa de 10 de marzo de 2008 de la Viceconsejera de Economía, por la que se otorga autorización administrativa al Parque Eólico «Peña del Gato», siendo anulada la mencionada declaración de impacto ambiental por no ser no ser conforme a derecho.

En diciembre de 2014 la empresa promotora realizó una solicitud de modificación de las condiciones de la declaración de impacto ambiental del parque eólico Peña del Gato, ante el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de León, al amparo de lo establecido en el artículo 44 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental. Dicha solicitud fue desestimada por Resolución de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en León de 2 de junio de 2015. No obstante, se da conformidad a las medidas propuestas para la mejora del hábitat y de la avifauna, debiendo incorporar las mismas al programa de vigilancia ambiental, de acuerdo a lo dispuesto en el punto 13 de la declaración de impacto ambiental.

Posteriormente, mediante Sentencia de fecha 13 de julio de 2015, la sección quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto contra la Sentencia n.º 1606/2013 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Con fecha 1 de octubre de 2015 tiene entrada en el registro de la Consejería de Economía y Hacienda, oficio de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia con sede en Valladolid, por el que se remite copia de la resolución dictada por el Tribunal Supremo y testimonio de la sentencia n.º 1606 de 30 de septiembre de 2013, que tiene el carácter de firme, a fin de que se lleve a puro y debido efecto lo en ella acordado.

Con fecha 31 de marzo de 2016 la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Valladolid, ha dictado Auto n.º 55/2016 por el que se desestima el recurso de reposición interpuesto frente al Auto n.º 321/2015, de 18 de diciembre, por el que se rechazan las pretensiones formuladas por la mercantil Energías Especiales del Alto Ulla, S.A.U. en el incidente de ejecución relativo a la citada sentencia de 30 de septiembre de 2013.

Con fecha 11 de julio de 2016, la Consejería de Economía y Hacienda emite Orden EYH/674/2016, de 11 de julio (B.O.C. y L. n.º 149, de 3 de agosto de 2016) de ejecución de la ejecución de la Sentencia n.º 1606/2013 dictada por La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en el procedimiento ordinario n.º 1630/2009 seguido a instancia de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), relativa al parque eólico Peña del Gato. En ella se dispone la retroacción del procedimiento administrativo, referente al citado parque eólico, al momento de presentación del estudio de impacto ambiental completo ante el órgano sustantivo competente (Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de León, como órgano sustantivo competente), sin perjuicio de que el promotor pueda solicitar que el órgano ambiental elabore el documento de alcance de conformidad con lo dispuesto en los artículos 33.2. a) y 34 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, motivo por el que se presenta un nuevo proyecto a tramitación.

Con el objetivo de dar cumplimiento a la citada sentencia de fecha 13 de julio de 2015, con fecha 1 de agosto de 2016, la empresa Energías Especiales Alto Ulla, S.A. presenta para su tramitación administrativa el proyecto y su correspondiente estudio de impacto ambiental, junto con otra documentación acompañante, obteniendo la declaración de impacto ambiental favorable por ORDEN FYM/310/2017, de 17 de abril (B.O.C. y L. n.º 81 de 2 de mayo de 2017).

El 30 de julio de 2018, el T.S.J. de Castilla y León acuerda anular la Resolución de 8 de mayo de 2017 dictada por la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en León (Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo) por la que se otorga autorización administrativa del parque eólico Peña del Gato en los términos municipales de Igueña, Villagatón y Torre del Bierzo (León) al considerar que la misma ha sido dictada para eludir el cumplimiento de la Sentencia dictada por esta Sala en fecha 30 de septiembre de 2013, debiendo hacerse de nuevo una tramitación completa, sin que quepa omitir ningún trámite, dado que no se realizó el preceptivo trámite de competencia de proyectos recogido en el artículo 7 del Decreto 189/1997, lo cual exige una nueva tramitación.

El parque eólico Peña del Gato se encuentra construido desde 2009 y desde entonces ha estado en funcionamiento de forma intermitente como consecuencia de los procedimientos judiciales expuestos con anterioridad.

En la actualidad el parque está sin operación, si bien se han venido realizando los controles y seguimientos ambientales de manera sistemática con el mismo alcance que durante el período de explotación anterior.

Al tratarse de una evaluación de impacto ambiental efectuada como consecuencia de sentencia firme de un proyecto parcial o totalmente realizado, la evaluación se efectúa de conformidad con lo establecido en la Disposición Adicional decimosexta de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental y por tanto se fundamenta en los principios recogidos en la norma, sustituyendo el de acción preventiva y cautelar por el de compensación y reversión de impactos causados y teniendo en cuenta la realidad física existente.

El promotor ha ido presentando anualmente los informes semestrales de seguimiento ambiental y los informes mensuales y quincenales de vigilancia ambiental, así como los estudios de avifauna. Cabe destacar que en el año 2017 se instalaron sistemas de detección autónomos en 5 de los aerogeneradores del parque eólico, uno por cada alineación (posiciones 1, 8, 11, 17 y 18), mediante los cuales se detecta automáticamente la presencia de aves, realizando por un lado la activación de sonidos de aviso/disuasión y, en caso de riesgo de colisión, la parada automática del aerogenerador. En el informe semestral de 2018, de fecha 30 de julio de 2018, se incluye como Anexo un «Estudio específico para la caracterización de la comunidad de quirópteros en el parque eólico Peña del Gato».

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El parque eólico Peña del Gato se localiza en la provincia de León, en los términos municipales de Igüeña, Torre del Bierzo y Villagatón, en terrenos situados al norte de la localidad de Brañuelas y al este de las localidades de Almagarinos y Pobladura de las Regueras. Geográficamente se ubica sobre los Montes de León al sureste de la sierra de Gistreo, ocupando una franja de altitud de entre 1.150 y 1.322 metros.

El proyecto está constituido por 25 aerogeneradores de 2.000 kW de potencia unitaria, y 50 MW de potencia total, con una altura de buje de 80 m y un diámetro de rotor de 90 m, estando agrupados en cinco alineaciones diferentes.

La interconexión entre aerogeneradores y la evacuación de la energía, se realiza mediante líneas subterráneas de media tensión (30 kV) agrupadas en cuatro circuitos de generación, que a su vez se conectan de manera subterránea con la subestación transformadora ubicada anexa al parque eólico en el extremo sur de la poligonal de la instalación.

La conexión de la subestación con la línea de evacuación se realiza mediante circuito subterráneo 132 kV en configuración entrada-salida de 300 m de longitud desde este entronque se transporta la energía hasta la subestación colectora de Villameca mediante línea eléctrica aérea de 132 kV en simple circuito a la cual también evacúan los parques eólicos Valdelín y Anexo Valdelín, construidos y en explotación, formando parte del denominado «Nudo Villameca». De esta manera se pretende dar cumplimiento al principio de minimización de infraestructuras eléctricas que exige la legislación sectorial, evitando la duplicidad de infraestructuras gracias al uso compartido de las mismas.

Los núcleos de población susceptibles de ser afectados por el proyecto, por su cercana ubicación, son las localidades de Almagarinos al oeste del parque, Pobladura de las Regueras al noroeste y Brañuelas al sureste, en cuyos terrenos se ubica gran parte del proyecto.

El parque presenta coincidencia territorial con varios Montes de Utilidad Pública pertenecientes administrativamente a las entidades locales de Brañuelas y Villagatón (N.° 65), Los Barrios de Nistoso (N.° 66), Tremor de Abajo (N.° 339), Almagariños(N.° 351), y Pobladura de las Regueras (N.° 355).

El acceso al parque eólico se realiza a través de una amplia red de caminos, pistas y carreteras locales que en su mayoría ya estaban presentes con anterioridad a la construcción del parque (86% del total). Una de las vías de acceso parte desde la A6, que discurre al sur de la poligonal del parque, tomando la salida dirección Brañuelas en el km 202, siguiendo por la CV 160/11 o la LE-450, o desde la antigua N-6 por la carretera local CV-127-10, que atraviesa la poligonal del parque por su zona noroeste y la LE-451 que llega hasta Brañuelas desde el este.

La ubicación de los aerogeneradores del parque eólico Peña del Gato no tiene continuidad con ninguna otra instalación eólica de la zona, lo cual propicia que no existan accesos o viales compartidos con ningún otro parque eólico construido o proyectado.

La obra civil consistió en la ejecución de los accesos y viales interiores, la cimentación de los aerogeneradores, zanjas para cables, canalizaciones para red de tierras, edificio de control y cimentaciones de aparellaje eléctrico de la subestación.

El edificio de control fue construido con elementos prefabricados y chapado de piedra en el zócalo de la fachada exterior, para armonizar con la tipología constructiva de la zona. En su interior dispone de varias dependencias para cubrir las diferentes actividades que se van a desarrollar: sala de celdas de media tensión, sala de control, sala de contadores, aseos, despacho, almacén-taller y almacén de residuos peligrosos.

En el parque de intemperie se ubica el transformador de potencia 30/132 kV, los trafos de tensión e intensidad, el interruptor, seccionador y las autoválvulas, así como las baterías de condensadores y grupo electrógeno.

El parque eólico cuenta con una torre meteorológica de 78 m de altura, de celosía autosoportada (sin cables de arriostramiento), cercana al aerogenerador n.º 13, con diferentes tipos de sensores (anemómetros, veletas, detector de lluvia, sensores de humedad-temperatura y presión barométrica, etc.).

La línea eléctrica de evacuación de la energía producida, que da servicio a varios parques eólicos de la zona y se dirige hacia la subestación de Villameca, no forma parte de este proyecto.

ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL

El estudio de impacto ambiental del proyecto del Parque Eólico Peña del Gato, redactado en diciembre de 2020, cumple con lo establecido en la Ley 21/2013, de evaluación ambiental, y la Ley 9/2018, de 5 de diciembre, que la modifica.

El estudio incluye junto a los apartados dedicados a la justificación, antecedentes, descripción general y situación del proyecto, un análisis de alternativas técnicamente viables y las acciones asociadas que podrían generar un impacto sobre el medio, a la vista de las cuales se justifica la solución adoptada.

Posteriormente, se describen el medio físico, biótico, socioeconómico y cultural de la zona de ubicación del proyecto, con el fin de identificar los factores susceptibles de sufrir un potencial impacto.

El estudio de impacto presenta un apartado en el cual se identifican y valoran los impactos ambientales previsibles, directos o indirectos, tanto en la solución propuesta como en las alternativas planteadas, con objeto de determinar la mayor o menor gravedad de los mismos. En el apartado 8 se realiza un análisis de la vulnerabilidad y riesgos del proyecto.

Tras la valoración, se definen y detallan las medidas encaminadas a la prevención, compensación o mitigación de los efectos significativamente negativos, y finalmente, se elabora un programa de vigilancia y seguimiento ambiental para asegurar la aplicación de dichas medidas. Dicho programa contempla además el análisis de las tendencias de los efectos previstos en el estudio de impacto ambiental y la posible aparición de otros nuevos. Por último, se compila todo el contenido en un documento de síntesis.

El estudio de impacto ambiental incluye en varios anexos los siguientes documentos:

  • – Anexo I «Planos».
  • – Anexo II «Estudio de Avifauna». En él se estudian las especies presentes, se analiza el riesgo de colisión y los posibles efectos acumulativos y/o sinérgicos, presentando en un capítulo específico un estudio sobre la ecología y posibles amenazas sobre el urogallo cantábrico.
  • Los datos obtenidos en los informes de seguimiento ambiental realizados durante un periodo de 10 años, indican la presencia en el área de estudio de un total de 85 especies de avifauna, obteniéndose una media mensual de observaciones de 28,468 aves. Las especies más abundantes (con media mensual superior a 2 individuos) son el acentor común y el carbonero garrapinos.
  • Se ha calculado el índice de Riesgo Específico (SRI) para aquellas especies de aves presentes en el área de estudio que presentan una mortalidad no despreciable (>0,01 aves/año) y se han considerado tres escenarios, sin evitación, con una tasa de evitación del 95% y del 99%, (corregidos con la media de días anuales de niebla en los cuales se estima que la tasa de evitación es nula) y el índice de Riesgo Total de Colisión (TRI), obteniendo una TRI de 6,351 aves/año (0,254 aves/aerg. año) para una tasa de evitación del 0%, y una TRI de 0,698 aves/año para una tasa de evitación del 95%. (0,028 aves/aerg.año). Los resultados obtenidos, sobre la base de los datos recopilados, indican un escenario de mortalidad poco significativa en el escenario conservador de evitación. Estos resultados se ven corroborados por los datos reales obtenidos en los seguimientos ambientales practicados mensualmente durante 5 años, que demuestran cifras de colisión muy poco significativas.
  • Estudiando los posibles efectos sinérgicos y/o acumulativos el estudio concluye que, de acuerdo a los resultados del modelo de riesgo de colisión, el efecto conjunto del Parque Eólico «Peña del Gato» junto con los otros parques existentes en la envolvente de 5 km implica un riesgo anual total de colisión de 18,403 aves al año, que considerando la existencia de acciones evasivas por parte de las aves cuando se acercan a un aerogenerador, se reduce en un escenario con una tasa de evitación del 95% a 2,022 aves al año y con una tasa de evitación del 99% a 1,332 aves al año. Se considera por tanto que el efecto sinérgico producido por la explotación del parque eólico Peña del Gato con los parques situados en la envolvente de 5 km es no significativo.
  • Respecto al urogallo cantábrico se estudian los datos disponibles y la evolución de sus poblaciones. En el estudio se indica que todas las instalaciones del parque eólico «Peña del Gato» se encuentran fuera de la Áreas Críticas de urogallo declaradas por el Decreto 4/2009, de 15 de enero, así como fuera de la ZEPA Omaña (ES0000364). El núcleo poblacional Boeza de urogallo situado al oeste del parque eólico, se encuentra bastante aislado del resto de poblaciones y el flujo de intercambio genético ocurre principalmente hacia los núcleos situados al N. Se señala que entre las poblaciones de urogallo de Boeza y el PE Peña del Gato se encuentra el Valle de Tremor, que consta de carreteras de uso frecuente, varios núcleos de población, superficies industrializadas e incluso de una explotación minera a cielo abierto, por lo que existen restricciones y una fragmentación histórica entre estas poblaciones y la zona donde se ubica el PE Peña del Gato. Ni los estudios científicos ni los censos oficiales o datos de seguimiento ambiental indican la presencia actual o histórica de urogallo cantábrico en el entorno del parque eólico Peña del Gato.
  • – Anexo III «Estudio de potenciales efectos acumulativos y sinérgicos de las instalaciones del Nudo de Villameca» que incluye un análisis del riesgo de colisión de las aves con los aerogeneradores o con la Líneas eléctricas aéreas, un análisis del riesgo de colisión de quirópteros, análisis de la posible pérdida de conectividad ecológica, además de dedicar un capítulo específico a los posibles efectos sobre el urogallo cantábrico. Incluye también un estudio de las emisiones acústicas y la potencial afección sobre la calidad paisajística y analiza los posibles efectos acumulativos y/o sinérgicos sobre la Red Natura 2000 y los espacios protegidos.
  • En este estudio se concluye que, considerándose todos los análisis realizados a lo largo del presente documento y sobre la base de los datos estudiados, no se observa un efecto acumulativo y/o sinérgico significativo entre las diferentes instalaciones evaluadas, siendo los efectos identificados compatibles con los factores analizados y, en especial, con la avifauna presente y el urogallo cantábrico así como también con la Red Natura 2000 y restantes áreas protegidas cercanas a las instalaciones eólicas.
  • Aunque se observa un incremento no significativo de la probabilidad de colisión de la avifauna y la quiropterofauna (se estima un riesgo de colisión de quirópteros de 0,906 ejemplares/año), en el caso de las afecciones sobre Red Natura 2000 y espacios protegidos y la calidad acústica, no se observa efecto sinérgico alguno pues la distancia existente sobre las diversas instalaciones previene del solapamiento de los impactos de estas.
  • Al respecto de la pérdida de conectividad y la fragmentación de hábitats debida a la presencia de todas las instalaciones consideradas tampoco se obtuvo una reducción significante.
  • No obstante, la presencia de todas las instalaciones ocasionará un impacto visual perceptible, aunque el solapamiento de sus cuencas visuales indica que el efecto acumulativo y/o sinérgico que se daría entre ellas, será no significativo, pues las instalaciones se encuentran lo suficientemente alejadas entre sí.
  • – Anexo IV «Análisis de pérdida de conectividad ecológica». El área del estudio abarca una zona de 5 km de radio alrededor de las instalaciones y considera tres escenarios diferentes, uno inicial que analiza la conectividad previa a la construcción del proyecto, un escenario actual con la presencia de las instalaciones y un tercer escenario con el proyecto en fase de explotación.
  • Se concluye que el Parque Eólico Peña del Gato no tiene un impacto significativo en la pérdida de conectividad ecológica, no produciendo una fragmentación significativa del hábitat que impida que el área de implantación del parque pueda ser transitada por la fauna. Asimismo, al no darse ningún incremento apreciable entre las instalaciones incluidas dentro de la envolvente del PE Peña del Gato se puede afirmar que no existirán efectos sinérgicos con aquellas instalaciones ubicadas dentro de esa envolvente.
  • Sobre el efecto de las instalaciones sobre el urogallo cantábrico, se concluye que el hecho de que la especie no se haya distribuido por la zona de implantación del parque eólico, tanto actualmente como históricamente, indica que la instalación no supone un riesgo de producir un efecto barrera sobre la especie. Sobre todo, teniendo en cuenta que la zona no presenta hábitats de calidad para la dispersión de la especie. No obstante, en el hipotético e improbable caso de que la especie utilizase el área como corredor ecológico en un futuro próximo, se estima la pérdida de conectividad del área es no significativa cómo para producir una limitación a esos desplazamientos.
  • – Anexo V «Anteproyecto de desmantelamiento, restauración e integración paisajística». Incluye un plan de seguimiento de las actuaciones de restauración previstas y presupuesto.
  • – Anexo VI «Estudio de afección sobre la Red Natura 2000» en el cual se describen los hábitats y taxones potencialmente afectados que incluye la ZEC y la ZEPA Omañas diferenciando cuatro unidades ambientales: matorral, melojares, abedulares y herbazales y los hábitats y taxones de flora y fauna que pueden ser potencialmente afectados. El estudio estima un impacto compatible sobre los ecosistemas y un impacto no significativo sobre los hábitats de interés comunitario. Respecto a las especies como el oso pardo y el urogallo cantábrico, estiman que no se producirán afecciones directas sobre ellas. Las afecciones indirectas sobre el oso pardo serán de escasa magnitud, ya que el ruido y en la fase de funcionamiento no va a interferir sobre su actividad, por lo que califica el impacto como no significativo, debido a su carácter indirecto y temporal. La afección sobre especies de avifauna y, más concretamente, sobre el urogallo cantábrico se considera compatible, debido a la baja posibilidad de que puedan producirse colisiones y alteración del hábitat, durante la fase de explotación, ya que las zonas de presencia habitual del urogallo quedan bastante alejadas del parque eólico «Peña del Gato».
  • El estudio concluye que el desarrollo del proyecto no implicará la pérdida significativa de superficie de Red Natura 2000, puesto que no ocupa ningún terreno ubicado en ésta. No obstante, sí que podría generar una afección sobre las poblaciones de urogallo por alteración del hábitat por la instalación de elementos antrópicos, aunque el 97,3% de las áreas importantes para la conectividad no son afectados por estos elementos y están ubicadas en zonas ZEPA.
  • En el apartado 5 de este anexo se incluyen todas las acciones tendentes a prevenir, controlar y atenuar los potenciales impactos indirectos detectados sobre la Red Natura 2000 y sus elementos constituyentes, así como las medidas correctoras o compensatorias seleccionadas para mejorar el hábitat y la conectividad para el urogallo y también otro conjunto de medidas de aplicación directa sobre la especie como son el control de depredadores, análisis genético, radioseguimiento, control de la actividad cinegética, señalización de cierres ganaderos, actuaciones a nivel de paisaje como repoblaciones para favorecer la conectividad o acciones para conseguir una mayor diversidad de hábitats, etc.
  • Estas medidas permitirán minimizar los impactos detectados y sus posibles repercusiones a corto o medio plazo sobre la Red Natura 2000, hasta su compatibilidad. Por tanto, se valora el impacto global sobre la Red Natura 2000 como no significativo, y en lo referente a las poblaciones de urogallo cantábrico el impacto se considera como compatible, concluyendo que el proyecto del Parque eólico Peña del Gato no producirá afecciones que estén fuera de la compatibilidad sobre hábitats o taxones de interés comunitario y por lo tanto no existirá perjuicio a la coherencia de la Red Natura 2000 ni a la integridad de las ZEC y ZEPA Omañas.
  • – Anexo VII recoge el Documento de síntesis del estudio de impacto.
  • En el estudio de impacto se evalúan cuatro alternativas, que incluyen la alternativa 0 que implica la no realización del proyecto; la alternativa 1, hace referencia al proyecto inicial en el que se planteaban 33 aerogeneradores de 1.500 kW; la alternativa 2 que es la finalmente elegida, con 25 aerogeneradores de 2.000 kW, y por último, la alternativa 3, que valora la opción de la reposición del área a sus condiciones iniciales, desmantelando las instalaciones del proyecto.
  • La elección de la alternativa 2 se justifica por tener un menor número de turbinas eólicas (un 24 % menos), lo que supone una menor longitud de viales de nueva construcción (11,5 % inferior), menor longitud de acondicionamiento de viales (35 % menos) y, menor movimiento de tierras (51% inferior), así como el replanteamiento de las posiciones de los aerogeneradores para el alejamiento de éstos del elemento de interés cultural «La Braña». Además, al tener un número menor de máquinas implica un menor riesgo de afección a aves y quirópteros, sobre el proyecto planteado en la alternativa 1.
  • Por todo ello se concluye que, una vez analizadas las alternativas planteadas, el proyecto actualmente construido (Alternativa 2) es la más adecuada desde el punto de vista ambiental, ya que permite aprovechar los beneficios de la producción eólica de energía eléctrica minimizando las afecciones sobre el medio natural y cultural de su entorno.

El estudio contiene un apartado dedicado a la identificación y valoración de los impactos más significativos, y otro destinado a la valoración del impacto global. La identificación de los impactos ambientales deriva del estudio de las interacciones entre las acciones incluidas en el proyecto (fases de construcción, funcionamiento y desmantelamiento) y los factores ambientales y socioeconómicos.

Las interacciones se enfrentan en una matriz causa efecto desarrollándose una clasificación inicial entre impactos no significativos e impactos significativos para cada alternativa, caracterizándose estos últimos mediante un método que permite clasificar cada uno de los impactos en las categorías establecidas por la legislación: impactos compatibles, moderados, severos o críticos.

Se analiza cualitativamente el signo, el tipo, si existen efectos acumulativos o sinérgicos, la duración, reversibilidad, recuperabilidad y periodicidad. Dichos indicadores cualitativos son transformados en valores numéricos para calcular la importancia de los impactos producidos sobre cada factor ambiental. Los impactos calificados como recuperables son analizados posteriormente tras la aplicación de medidas preventivas y correctoras.

Una vez valorada la magnitud de afección a cada uno de los factores ambientales el estudio determina la importancia de cada uno de ellos en cuanto a su mayor o menor contribución al valor ambiental de la zona. Para ello se reparten las unidades de importancia entre todos los factores implicados, siendo este reparto proporcional al peso ambiental de cada factor. Estos datos se analizan en una tercera matriz de Importancia.

El estudio de impacto ambiental concluye que no existe ningún impacto relevante de carácter crítico, habiendo sido valorados como compatibles más del 60 % de los impactos significativos detectados, un 22% como moderados y un 11% como severos.

El elemento natural sobre el que han sido detectadas más afecciones en las diferentes fases es el paisaje, siendo el segundo elemento más afectado la comunidad faunística, la cual se ve afectada tanto directa como indirectamente por la afección producida sobre sus hábitats.

También concluye que las medidas preventivas y correctoras adoptadas y los resultados de los seguimientos ambientales realizados durante 10 años indican que las afecciones producidas sobre la fauna son sensiblemente menores a las estimadas durante la valoración de impactos y poco significativas, especialmente comparadas con otros parques eólicos. Y no se han detectado cambios en la estructura y dinámica de las especies, ni colisiones significativas en los años de explotación.

En tercer lugar, han sido detectadas afecciones sobre las comunidades y especies vegetales de interés comunitario (brezales), afectadas por las actuaciones previstas en las tres fases de desarrollo del proyecto. De la misma manera que para el caso de la comunidad faunística, los datos de los seguimientos ambientales realizados concluyen que la restauración vegetal de las zonas afectadas ha permitido revertir a la situación inicial el estado de las comunidades vegetales en gran parte, salvo en aquellos lugares en los que por la propia ocupación de las instalaciones no es posible que la vegetación se desarrolle, si bien estas superficies representan un pequeño porcentaje dentro de toda la zona del parque

En el estudio se establecen medidas preventivas, protectoras y compensatorias realizadas en la fase de construcción. Dichas medidas ya han sido llevadas a cabo con resultados satisfactorios y han sido tenidas en cuenta durante la valoración de impactos realizada en este documento. También se establece el programa de vigilancia ambiental y su posterior seguimiento.

En función de lo anterior y de los datos procedentes de los seguimientos realizados durante las fases de construcción y explotación (mientras estuvo en funcionamiento), el estudio concluye que el parque eólico Peña del Gato presenta un impacto ambiental global compatible, siendo de aplicación todas las medidas preventivas, correctoras y compensatorias propuestas en el estudio de impacto ambiental, así como en el programa de vigilancia ambiental.

La infraestructura de evacuación no es objeto del proyecto, por lo que no se incluye, como tal, dentro del estudio de impacto ambiental del presente proyecto pues dispone de proyecto propio al ser una instalación transversal que da servicio a varios parques eólicos que existen también en la zona. Sin embargo, sí se valoran los potenciales impactos ambientales derivados de su ejecución, tanto de forma individual como sinérgica en el Anexo III «Estudio de Potenciales Efectos Acumulativos y Sinérgicos de las Instalaciones del Nudo Villameca».

TRAMITACIÓN Y ANÁLISIS TÉCNICO DEL EXPEDIENTE

Solicitud de inicio del procedimiento.

Con fecha 8 de junio de 2020 tiene entrada en el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de León, escrito remitido por la empresa promotora, Energías Especiales Alto Ulla, S.A.U., en el cual expone que al objeto de dar cumplimiento a los pronunciamientos judiciales, solicita se someta el proyecto del Parque Eólico «Peña del Gato», en los TT.MM. de Igüeña, Villagatón y Torre del Bierzo al trámite de competencia de proyectos según se contempla en el Decreto 189/97, de 26 de septiembre, por el que se regula el procedimiento para la autorización de las instalaciones de producción de electricidad a partir de la energía eólica, y, en caso de ser superado, se solicita la tramitación de una nueva declaración de impacto ambiental y una nueva autorización administrativa, aportando para ello tanto el proyecto de ejecución como la memoria necesaria para el trámite de competencia y el estudio de impacto ambiental. Con fecha 24 de septiembre de 2020 la empresa promotora completa la documentación presentada.

Información pública del proyecto y del estudio de impacto ambiental.

El Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de León, en calidad de órgano sustantivo, de conformidad con la normativa sectorial de aplicación para la aprobación del proyecto, así como en cumplimiento de lo establecido en el artículo 55 del Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, en relación con el artículo 36 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, modificada por la Ley 9/2018, de 5 de diciembre, acordó someter a información pública el proyecto y el estudio de impacto ambiental.

Para ello se han publicado anuncios en el Boletín Oficial de la Provincia de León (n.° 37 de 24 de febrero de 2021) y en el Boletín Oficial de Castilla y León (n.° 45 de 5 de marzo de 2021). También constan en el expediente escritos de los Ayuntamientos de Torre del Bierzo, de 22 de abril de 2021, de Igüeña de 18 de marzo de 2021 y de Villagatón de 27 abril de 2021, haciendo constar que el proyecto ha estado expuesto en los tablones de anuncios de los citados Ayuntamientos.

Por último, el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía solicita, al amparo de las leyes de transparencia, acceso a la información pública y participación ciudadana, la publicación del proyecto en el Portal de Energía y Minería.

Durante el periodo de información pública se han presentado las siguientes alegaciones:

El 20 de abril de 2021 la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica alega, que el proyecto colisiona con los objetivos de conservación de la biodiversidad de la UE; que el estudio de impacto ambiental tiene baja calidad e incumple los requisitos de la Ley 21/2013 y con las consideraciones de la Sentencia 1603/2013 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León; que falta una consideración rigurosa y objetiva de los impactos sinérgicos y acumulativos y de la afección sobre espacios protegidos; que es insuficiente la valoración de los impactos sobre los hábitats prioritarios, la afección crítica e irreversible sobre la biodiversidad, y en particular, sobre una especie en peligro de extinción, el urogallo cantábrico, el impacto sobre la geodiversidad, el paisaje y el medio ambiente en general. El alegante solicita el desmantelamiento del parque eólico.

El 20 de abril de 2021, la Sociedad Española de Ornitología SEO/BirdLife presenta alegaciones e indica que el estudio de impacto ambiental no ofrece un análisis actualizado y riguroso de la situación actual del urogallo cantábrico; que en septiembre se declara la situación crítica de varias especies entre ellas el urogallo cantábrico y se declaran de interés especial las obras y proyectos encaminados a la recuperación de dichos taxones y no se han analizado las consecuencias de esta catalogación en el EsIA; que tampoco se ha contemplado en el mismo la colisión de una hembra de urogallo cantábrico en un parque cercano; que en el EsIA se insiste en argumentar que no existen registros de tiempo de vuelo para varias especies y no se indica ninguno para las especies de galliformes, debido a que el modelo calcula el riego de colisión contra las palas y este grupo realiza vuelos cortos y pesados que no llegan a gran altura, además de ser una especie capaz de realizar vuelos en masas frondosas densamente arboladas. Y que el estudio intenta desvincular la instalación de estos proyectos en zonas con presencia de urogallo, con su descenso poblacional. Finalmente solicitan que se modifique el estudio por su manifiesta insuficiencia en los términos expuestos.

El 21 de abril de 2021, la Asociación para la conservación y el estudio de los murciélagos (SECEMU) presenta alegación exponiendo que existe una gran mortandad en este grupo faunístico debida a la proliferación de parques eólicos en España. Señalan que el impacto no puede evaluarse parque a parque, que es necesario realizar un análisis global del conjunto de instalaciones a escala regional. Exponen que, en los estudios de evaluación de impacto ambiental de los parques eólicos realizados en España, con frecuencia los murciélagos quedan relegados a un segundo plano en relación a las aves y que, dada la ausencia de trabajos para valorar el impacto de las instalaciones sobre los murciélagos solicitan la paralización de la tramitación y la inadmisión de la documentación hasta disponer de estudios sobre quirópteros y efectos acumulativos y sinérgicos.

Respecto al trabajo de campo realizado exponen que el estudio de impacto carece de un estudio de quirópteros propio, que la mortalidad estimada durante los seguimientos realizados los últimos 10 años por aerogenerador y año de 0,004, es una cifra muy alejada de los valores medios conocidos para parques europeos, y que en el estudio de impacto ambiental presentado no se menciona ninguna medida preventiva o correctora eficaz y homologada, específica para quirópteros y proponen como medida preventiva o correctora la parada de los aerogeneradores durante las noches con viento de baja velocidad, ya que es en esos períodos cuando la mortalidad de los murciélagos es mayor.

Que el método de seguimiento en la fase de explotación, planteado en el plan de vigilancia ambiental es confuso en cuanto a la metodología a seguir, refiriéndose en un punto a las directrices establecidas por la SECEMU y en otro punto a las directrices de EUROBATS. Consideran que la frecuencia de las visitas en el caso de los murciélagos debe ser inferior a los 10 días para que los resultados sean fiables y que es muy importante que la búsqueda de los cadáveres se haga con perros adiestrados.

El promotor responde a las alegaciones indicando que el estudio de impacto ambiental hace un análisis riguroso no solo de la situación del urogallo cantábrico, sino de las medidas encaminadas a su mejora y conservación. Hace referencia al Anexo III «Estudio de Potenciales efectos acumulativos y sinérgicos de las instalaciones del Nudo Villameca» donde se analizan los efectos de las instalaciones existentes dentro de la envolvente de 5 km considerada para la evaluación de los efectos sobre el urogallo cantábrico. Se puntualiza que la necropsia realizada a la hembra de urogallo cantábrico encontrada muerta, no concluía con certeza que dicha muerte fuera como resultado de colisionar contra un aerogenerador. También señala que la valoración de los impactos producidos sobre la comunidad de quirópteros se basa en el seguimiento ambiental realizado a lo largo de 10 años, con técnicos cualificados para ello y visitas quincenales. Así mismo, dentro del plan de vigilancia ambiental y las medidas preventivas y correctoras incluidos en el estudio de impacto ambiental, se estipula un seguimiento específico de las especies que permitirá ampliar el conocimiento sobre el uso del espacio en la zona, algo que también permitirá decidir acerca del resto de medidas preventivas y correctoras que podrían aplicarse, como las que propone la SECEMU. También se plantea una mejora en cuánto al seguimiento de la mortalidad de quirópteros en la instalación mediante el incremento de la periodicidad del seguimiento y la aplicación de medidas preventivas, correctoras y compensatorias al respecto. Finalmente, se indica que el documento cumple escrupulosamente con todo lo indicado en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

Consultas a las Administraciones Públicas afectadas y a las personas interesadas.

El órgano sustantivo efectuó el trámite de consultas a las Administraciones Públicas afectadas y personas interesadas, de acuerdo con lo establecido en el artículo 37 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, siendo consultadas las siguientes Administraciones Públicas afectadas y personas interesadas:

  • • Servicio Territorial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de León.
  • • Servicio Territorial de Fomento de León. Secc. de Cons. y Explot. de Carreteras.
  • • Servicio Territorial de Fomento de León. Secc. de Urbanismo.
  • • Servicio Territorial de Cultura y Turismo de León. Secc. de Patrimonio Cultural.
  • • Servicio Territorial de Medio Ambiente de León.
  • • Confederación Hidrográfica del Miño-Sil.
  • • Confederación Hidrográfica del Duero.
  • • Confederación Hidrográfica del Cantábrico.
  • • Subdelegación del Gobierno en León.
  • • Universidad de León.
  • • Diputación Provincial de León.
  • • Cámara de Comercio de León.
  • • Ente Regional de la Energía.
  • • Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica.
  • • Asociación SEO/BirdLife.
  • • Asociación Ecologistas en Acción.
  • • Asociación para la Conservación del Urogallo.
  • • Asociación ecologista Tyto Alba.
  • • Fundación Oso Pardo Cantábrico.
  • • Ayuntamiento de Igüeña.
  • • Ayuntamiento de Villagatón.
  • • Ayuntamiento de Torre del Bierzo.
  • • Junta Vecinal de Almagarinos.
  • • Junta Vecinal de Pobladura de las Regueras.
  • • Junta Vecinal de Brañuelas.

Con fecha 26 de abril y 30 de abril de 2021, con el fin de dar cumplimiento al artículo 38 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, se remiten desde el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía a la empresa promotora, los condicionados, informes y alegaciones recibidos para que presten su conformidad o formulen los reparos que estimen oportunos.

Cabe indicar que tanto los informes como las alegaciones recibidas han sido tenidos en cuenta en la elaboración de la presente declaración de impacto ambiental.

Recepción del expediente, inicio de la evaluación de impacto ambiental ordinaria y análisis técnico del expediente.

Con fecha 29 de junio de 2021, tiene entrada en el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, nota interior del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía, con la remisión de diferente documentación para la tramitación ambiental del expediente.

La documentación recibida contiene la solicitud de inicio realizada por el promotor, la acreditación de recepción por parte del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía, la documentación técnica aportada por el promotor, así como el resultado de los trámites de información pública, de las consultas a las Administraciones Públicas y personas interesadas, alegaciones recibidas y contestación de las mismas por parte del promotor.

La documentación técnica aportada por el órgano sustantivo consta de:

  • • Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto del Parque Eólico «Peña del Gato», en los Términos Municipales de Igüeña, Torre del Bierzo y Villagatón (León), elaborado en diciembre de 2020, que incluye los siguientes anexos:
    • – Anexo I. Planos.
    • – Anexo II. Estudio de Avifauna.
    • – Anexo III. Estudio de Potenciales Efectos Acumulativos y Sinérgicos de las instalaciones del nudo de Villameca.
    • – Anexo IV. Análisis de pérdida de conectividad.
    • – Anexo V. Anteproyecto de Desmantelamiento, Restauración e Integración Paisajística.
    • – Anexo VI. Estudio de Afección sobre la Red Natura 2000.
    • – Anexo VII. Documento de síntesis.
  • • Proyecto de ejecución del Parque Eólico «Peña del Gato», en los Términos Municipales de Igüeña, Torre del Bierzo y Villagatón (León), elaborado en abril de 2016.

Se realiza el análisis técnico del expediente, en calidad de órgano ambiental, de acuerdo con lo establecido en el artículo 40 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre. Todos los informes emitidos se han tenido en cuenta para la elaboración de la presente declaración de impacto ambiental.

En este sentido se informa que la tramitación de este procedimiento se ha llevado a cabo por personal al servicio de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, competente en la materia, de conformidad con lo dispuesto en el Decreto 23/2019, de 1 de agosto, por el que se establece la estructura orgánica de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Cabe destacar de forma resumida el contenido de algunos de los informes recibidos:

Red Natura 2000 y otros valores naturales.

El Servicio territorial de Medio Ambiente de León emite informe relativo a las afecciones al medio natural del proyecto en el que se concluye que, tras estudiar la ubicación de las actuaciones previstas, se comprueba que no existe coincidencia geográfica del proyecto con ningún espacio incluido en el Plan de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León. Asimismo, se comprueba que no existe coincidencia geográfica del proyecto con la Red Natura 2000, ni se prevé la existencia de afecciones indirectas, ya sea individualmente o en combinación con otros, que pudieran causar perjuicio a la integridad de cualquier lugar incluido en aquella. En cuanto a los taxones presentes, se considera que las actuaciones proyectadas no causarán perjuicio a su integridad siempre que se cumplan las condiciones expuestas posteriormente.

Estas conclusiones, junto con las condiciones establecidas, constituyen el Informe de Evaluación de la Repercusiones sobre la Red Natura 2000 (IRNA) tal y como se define en el artículo 5 del Decreto 6/2011, de 10 de febrero.

El proyecto PE Peña del Gato no presenta coincidencia territorial con el ámbito de aplicación del Plan de Recuperación del oso pardo, ni del urogallo cantábrico, ni con ninguna zona de especial protección. Tampoco presenta coincidencia con áreas sensibles propuestas para el oso pardo, ni áreas críticas definidas para el urogallo cantábrico, por tanto, se considera que es compatible con los objetivos de conservación establecidos en los citados planes y no va a producir afecciones sobre las poblaciones de estas especies.

En base a los datos disponibles, no se considera que las instalaciones del Parque Eólico Peña del Gato puedan suponer una afección a las poblaciones de oso pardo.

Las instalaciones del PE Peña del Gato se encuentran fuera de la Áreas Críticas de urogallo declaradas dentro del Decreto 4/2009 de 15 de enero, por el que se aprueba el Plan de Recuperación del Urogallo Cantábrico, así como fuera de la ZEPA Omaña (ES0000364). El área crítica más próxima se ubica en dicha ZEPA a algo más de 8 Km en línea recta del parque, con varias alineaciones montañosas intermedias.

En mayo de 2020, se localizó una hembra de urogallo de comportamiento anómalo en la localidad Pobladura de las Regueras. Este comportamiento se ha observado en otras ocasiones durante la época de celo, en la que determinados ejemplares hembra realizan desplazamientos en búsqueda de ejemplares macho. El ejemplar se trasladó a una zona con presencia constatada de ejemplares macho de la especie, donde ha permanecido desde entonces, existiendo constancia de reproducción. Por ello se establecerán medidas protectoras en esta declaración de impacto ambiental con el fin de detectar la posible presencia de esta especie.

En relación con el cumplimiento de lo previsto en el artículo 4, punto 3, del Decreto 63/2007, de 14 de junio, por el que se crean el Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León y la figura de protección denominada Microrreserva de Flora, se hace constar que, consultada la información disponible, en el ámbito de afección del proyecto, se ha señalado la presencia de las especies catalogadas: Senecio doria L, Festuca elegans Boiss y Narcissus triandrus L. subsp. triandrus . Se considera que las actuaciones previstas no suponen afección a las poblaciones de dichas especies, siempre y cuando se cumplan las condiciones expuestas posteriormente. Se constata la no coincidencia de la actividad con propuestas de Microrreserva de Flora.

Se constata la no coincidencia con ejemplares incluidos en el Catálogo Regional de Árboles Notables, según lo establecido en el Decreto 63/2003, de 22 de mayo, ni con zonas húmedas incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León.

En la zona se encuentran los siguientes hábitats de interés comunitario, ninguno de carácter prioritario: 4030 Brezales secos (todos los subtipos); 4090 Brezales oromediterráneos endémicos con aliaga; 8130 Desprendimientos mediterráneos occidentales y termófilos de los Alpes; 8230 Roquedos silíceos con vegetación pionera. En la fase de explotación no son previsibles afecciones significativas sobre los mismos siempre que se cumpla el condicionado expuesto más adelante.

En el área de influencia del proyecto, se encuentran zonas con presencia de especies de interés que en muchos casos ostentan algún grado de protección en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (LESRPE). Todos los grupos relacionados han sido tenidos en cuenta en el estudio de impacto ambiental.

En relación a los insectos, estudios recientes (Interference of Flying Insects and Wind Parks, Franz Trieb, 2018) han puesto de manifiesto cómo los insectos migradores utilizan corrientes de aire rápidas para un desplazamiento más eficiente hacia sus zonas de cría o alimentación. El resultado se constata en los depósitos de restos de insectos que se acumulan sobre las palas y que han de limpiarse periódicamente. Por ello se establecerán medidas para minimizar esta afección.

En relación con las posibles afecciones a las poblaciones de quirópteros, tanto el estudio de impacto ambiental y programa de vigilancia ambiental como el estudio de potenciales efectos acumulativos y sinérgicos, consideran el grupo de la quiropterofauna en un apartado específico. En base a la metodología utilizada por el promotor en el citado programa de vigilancia ambiental («Guidelines for consideration of bats in wind farms projects» de EUROBATS), se ha establecido un plan de seguimiento mediante el estudio del uso del espacio de los murciélagos, a través de inspección de posibles refugios en un radio de 10 km y realización de muestreos en 6 estaciones, ubicadas en los distintos grupos de aerogeneradores y transectos de detección de quirópteros a lo largo de las líneas de aerogeneradores. Con los datos obtenidos se procederá a un tratamiento de los mismos para calcular el nuevo índice de riesgo de colisión desarrollado por Band. Se preve el seguimiento durante un año, pudiendo prorrogarse a dos anualidades adicionales en función de los resultados.

Se cita que en los 10 años de funcionamiento del parque eólico Peña del Gato únicamente se tiene constancia de la aparición de 1 murciélago muerto y con las metodologías aplicadas para el cálculo del Índice de Riesgo Total se concluye que «no existe una afección significativa sobre dichas comunidades». Dadas las características de las masas forestales existentes en la zona, son más frecuentes los refugios que se encuentran en entornos urbanos y antropizados que los de naturaleza forestal. Las especies de quirópteros que se localizan en las cuadrículas 10*10 coincidentes, son: Myotis emarginatus, Rhinolophus ferrumequinum, Rhinolophus hipposideros y Pipistrellus pipistrellus, presentando las 3 primeras hábitos cavernícolas y hábitos fisurícolas la última. En base a datos existentes en la zona, tanto los facilitados por el promotor como los existentes en el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, y en publicaciones científicas sobre las poblaciones de quirópteros en el entorno, con el fin de prevenir posibles impactos sobre las poblaciones de los mismos, se adaptarán las condiciones de funcionamiento de los aerogeneradores, introduciendo las oportunas medidas protectoras en la presente declaración de impacto ambiental.

El parque eólico «Peña del Gato» posee expediente de concesión para uso privativo de los terrenos en MUP, LE-O-83/08, de acuerdo con la Ley 3/2009, de 6 de abril, de Montes de Castilla y León, en sus artículos 61 al 69. No se ven afectadas vías pecuarias.

La mayoría de los aerogeneradores: A07, A08, A11, A12, A13, A14, A15, A16, A17, A20, A21, A22, A23 y A24, se ubican en una zona que presentan valores del Índice de sensibilidad ambiental baja, según la herramienta cartográfica confeccionada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Los aerogeneradores A01 a A06, A09, A10 y A25 presentan valores de Índice de sensibilidad ambiental moderada, estando solo los A18 y A20 en zona de máxima sensibilidad, debido a su mayor proximidad a zonas urbanas.

En la provincia de León, en enero y abril de 2017 se localizaron un ejemplar hembra de urogallo cantábrico y un ejemplar de perdiz roja muertos en las proximidades de uno de los aerogeneradores del parque eólico «Anexo de Valdelín» cuyo diagnóstico presuntivo fue muerte por traumatismo, hecho que propició la apertura de expediente informativo, mediante Resolución de 3 de febrero de 2017, del Servicio Territorial de Medio Ambiente, por la que se acordó, entre otros aspectos, la señalización de la torre de los aerogeneradores para alcanzar los objetivos de mayor visibilidad por especies del grupo de gallináceas. Por ello se establecerán medidas protectoras en el condicionado de la presente declaración de impacto ambiental.

Durante la tramitación del procedimiento de evaluación de impacto ambiental llevado a cabo en 2017, para este mismo parque eólico de Peña del Gato, se solicitó información sobre los datos de la especie que pudiesen obrar en la Sección de Ordenación y Mejora IV y en los archivos de la Guardia Civil, ya que aparecen menciones de la misma en informes de dichas dependencias, en la Sentencia de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, de fecha 13 de julio de 2015, relativa al Parque Eólico Peña del Gato. Figuran en el expediente de evaluación de impacto ambiental correspondiente informe de contestación de la Guardia Civil del jefe de la Patrulla del Seprona de Fabero, de 13 de febrero de 2017 (10087180-R), en relación a datos sobre la presencia de oso pardo y urogallo cantábrico en la zona de Peña del Gato, en el que se informaba: «En cuanto a la presencia de Urogallo, no se tiene constancia de la misma, a fecha de la confección de este informe, en la zona referenciada» y Nota Interior de 2 de marzo de 2017 de la Sección de Ordenación y Mejora IV al Servicio Territorial de Medio Ambiente en el que se informaba: «En esta Sección Territorial no hay datos de especies en los montes, ya que el trabajo que se tiene asignado es la gestión de los montes de Utilidad Pública que se encuentran dentro de la delimitación territorial de dicha Sección. En relación con la Nota Interior de fecha 26 de diciembre de 2007, debido a la no exactitud de los terrenos a ocupar, pudo ser que la observación hecha se refiriese a masas próximas a la ubicación del parque».

En mayo de 2013 se publicó el artículo «Genetic diversity, structure and conservation of the endangered Cantabrian Capercaillie in a unique peripheral hábitat (Alda, F. et al, 2013)», cuyos resultados muestran una carencia de diferenciación genética significativa entre las poblaciones principales y las de la periferia, y que el flujo genético debe ocurrir hacia el Norte, ya que no hay hábitat disponible hacia el Sur.

Existe un estudio encargado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente denominado «Estudio, análisis y evaluación de la conectividad de las poblaciones de urogallo y su hábitat. Zona Sur del área de distribución de la especie (Línea Estudios y Proyectos, S.L. Informe inédito, 2016)». En el mismo se identifican las áreas núcleo que juegan un papel más importante en la conectividad. Los corredores potenciales (caminos de coste mínimo) más importantes en la conectividad funcional de toda el área de estudio se encuentran dentro de la zona central de la ZEPA «Alto Sil», siendo los responsables del 94,6% de la disponibilidad del hábitat dependiente de las conexiones entre todas las áreas núcleo. En la ZEPA «Omañas» también se localizan áreas de importancia en la conectividad funcional. En este estudio, en el entorno del Parque Eólico Peña del Gato, los enlaces entre áreas núcleo se corresponden con caminos «no funcionales». Los resultados parecen dirigirse en el mismo sentido que los resultados del estudio genético citado anteriormente.

No obstante, dado que no se puede descartar el movimiento esporádico de algún ejemplar desde la zona de Boeza, se establecen medidas adicionales que complementen el programa de seguimiento programado.

Patrimonio cultural y arqueológico.

Según el informe realizado por el Servicio Territorial de Cultura y Turismo de León, las obras ya han sido ejecutadas y, por tanto, sometidas a los estudios y controles arqueológicos que fueron autorizados y llevados a cabo anteriormente.

El Delegado Territorial de León informó favorablemente el proyecto, en el sentido de considerarlo compatible con la conservación del patrimonio arqueológico y etnológico, estableciendo una serie de medidas correctoras que han sido incluidas en esta declaración de impacto ambiental.

Medio hídrico y calidad de las aguas.

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil concluye que los impactos que pueden originar los proyectos de parques eólicos se producirán fundamentalmente en la fase de construcción y afectarían al régimen hidrológico y a la calidad de las aguas. Al estar el parque eólico de Peña del Gato ya construido, solo cabe pronunciarse sobre si la ubicación de los aerogeneradores es conforme a la legislación de aguas, que en efecto lo es, ya que se localizan fuera de la zona de policía de los cauces más cercanos.

Por otro lado, la red de drenaje superficial no ha sido modificada pues se ha dotado de cunetas de paso a los caminos internos del parque (en su gran mayoría caminos ya existentes antes de la construcción del parque), a la vez que se han diseñado los trazados bajo los criterios de minimización de desmontes y taludes y con suaves pendientes, lo que evita la creación de arrastres y favorece el drenaje natural del terreno.

En la fase de funcionamiento los posibles impactos sobre la calidad de las aguas se deberían a operaciones de mantenimiento. Para prevenirlo se han adoptado medidas tales como soleras de hormigón en la subestación, cubetos de retención, fosas sépticas estancas, etc. El almacenamiento de residuos se realiza en una caseta habilitada para ello, mediante contenedores a adecuados para cada tipo de residuo hasta la recogida por parte del gestor autorizado. Las instalaciones cuentan con depósitos de abastecimiento de agua.

Por tanto, cabe decir que la ubicación del parque eólico Peña del Gato no afecta al dominio público hidráulico ni a sus zonas de protección y su ubicación es conforme a la legislación de aguas.

En la fase de funcionamiento, con respecto a la calidad de las aguas, deberán adoptarse las medidas preventivas y correctoras necesarias para evitar la incorporación de fugas o derrames al dominio público hidráulico y los vertidos al terreno y a los cursos de agua. Se planificarán medidas para prever estas situaciones en especial todo lo relacionado con las zonas de tránsito de vehículos y de acumulación de materiales.

La Confederación Hidrográfica del Duero informa que consultada la cartografía solo se ubican en su demarcación los aerogeneradores A1, A9 y A25, por tanto, se informa favorablemente por no afectar a ningún cauce competencia de la C. H. D., situándose las instalaciones y actuaciones previstas fuera de zona de policía de cauce público.

Compatibilidad urbanística.

El Servicio Territorial de Fomento de León informa que los terrenos afectados están situados en los términos municipales de Igüeña, Villagatón y Torre del Bierzo. Las Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Igüeña clasifican el suelo donde se sitúa la instalación como Suelo Rústico Protección Natural (SRPN) y Suelo Rústico Protección Especial (SRPE). Las Normas Urbanísticas Municipales de Villagatón clasifican el suelo afectado por el proyecto como Suelo Rústico Común (SRC). Las Normas Urbanísticas Municipales de Torre del Bierzo indican que el suelo sobre el que se encuentra el parque eólico se clasifica como Suelo Rústico Común (SRC).

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

Una vez realizado el análisis técnico del expediente se informa FAVORABLEMENTE a los solos efectos ambientales, el desarrollo del proyecto referenciado, siempre y cuando se cumplan las condiciones que se establecen en esta declaración de impacto ambiental, las medidas protectoras y correctoras del proyecto, del estudio de impacto ambiental y todos sus Anexos, en cuanto sean compatibles con aquellas, y sin perjuicio del cumplimiento de las normas urbanísticas o de cualquier otro tipo, que puedan impedir o condicionar su realización.

1. Actividad evaluada. La presente declaración de impacto ambiental se refiere al proyecto de ejecución de «Parque eólico Peña del Gato» de abril de 2016 y a su estudio de impacto ambiental de diciembre de 2020, ubicado en los términos municipales de Torre del Bierzo, Igüeña y Villagatón (León), promovido por Energías Especiales del Alto Ulla, S.A.U.. El estudio de impacto ambiental incluye Estudio de Potenciales Efectos Acumulativos y Sinérgicos de las instalaciones del nudo de Villameca y Estudio de avifauna, entre otros documentos.

2. Afección a la Red Natura 2000. De acuerdo al Informe de Evaluación de las Repercusiones sobre la Red Natura 2000, emitido en cumplimiento del Decreto 6/2011, de 10 de febrero, por parte del órgano competente, tras estudiar la ubicación de las actuaciones previstas, se comprueba que no existe coincidencia geográfica del proyecto con la Red Natura 2000, ni se prevé la existencia de afecciones indirectas, ya sea individualmente o en combinación con otros, que pudieran causar perjuicio a la integridad de cualquier lugar incluido en aquella. En cuanto a los taxones presentes, se considera que las actuaciones proyectadas no causarán perjuicio a su integridad siempre que se cumplan las condiciones expuestas posteriormente.

3. Medidas protectoras. Las medidas preventivas y correctoras a efectos ambientales, a las que queda sujeto el funcionamiento del proyecto evaluado, son las siguientes, además de las contempladas en el proyecto y en el estudio de impacto ambiental, en lo que no contradigan a las incluidas en esta declaración de impacto ambiental:

  • a) Protección de infraestructuras y vías de acceso. Los caminos utilizados deberán mantenerse en buen estado, debiendo restaurarse o restituirse adecuadamente los sistemas de drenaje y otras infraestructuras de los mismos que se vean afectadas. Se respetarán las servidumbres de paso existentes.
  • Se habilitarán medidas para minimizar la incorporación de polvo y barro a las carreteras que dan acceso al parque.
  • Si fuera necesario la utilización de áridos para realizar alguna obra de mantenimiento o similar, estos deberán proceder de explotación minera debidamente autorizada, prohibiéndose expresamente la utilización de los acúmulos de piedra existentes, dado su importante papel como refugios de fauna.
  • Se señalizará el riesgo de desprendimiento de placas de hielo de las palas de los aerogeneradores.
  • b) Protección del suelo. Si fuera necesario realizar movimientos de tierra para el correcto funcionamiento del parque, estos se reducirán al mínimo imprescindible, dejando el terreno afectado adecuadamente restaurado al finalizar los trabajos.
  • Las tierras, cantos rodados u otros materiales procedentes de las excavaciones y movimientos de tierras deberán ser aprovechados para el relleno posterior, de manera que no se produzca el vertido o depósito de tierras sobrantes en el monte.
  • c) Protección de las aguas. Se evitarán vertidos de cualquier sustancia ya sean directos o indirectos, por escorrentía, erosión, infiltración u otros mecanismos sobre el terreno, las aguas superficiales o subterráneas.
  • Especialmente durante las labores de mantenimiento de instalaciones, en las zonas de tránsito de vehículos, acumulación de materiales, mantenimiento de maquinaria e instalaciones auxiliares. Se deberán adoptar las medidas preventivas y correctoras necesarias para evitar la incorporación de fugas o derrames de aceites, combustibles, cementos y otros al dominio público hidráulico.
  • En caso de posibles daños o alteraciones del drenaje natural del terreno, estos serán responsabilidad de la empresa promotora, debiendo restaurarse la zona afectada adecuadamente. Si fuera necesario realizar alguna modificación en el parque eólico, no se llevarán a cabo ni desvíos ni retenciones temporales de caudales. En el caso de que se justifique como única solución, será necesario obtener las preceptivas autorizaciones para ello.
  • El abastecimiento de agua para las instalaciones sanitarias se realizará mediante depósito, para evitar la captación en pozo, de modo que se elimine cualquier impacto sobre la presión extractiva en las masas de agua subterránea o alteraciones en su régimen hidrogeológico. En el caso de que finalmente se produjera vertido sobre algún elemento del dominio público hidráulico, previamente se deberá disponer de la correspondiente autorización de vertido del Organismo de cuenca, según lo establecido en el Reglamento de Dominio Público Hidráulico.
  • Con carácter general, toda actuación no prevista en la documentación aportada y que surja en el trascurso de la fase de funcionamiento o desmantelamiento de las instalaciones, que pueda afectar al dominio público hidráulico, será puesta en conocimiento del Organismo de cuenca correspondiente.
  • d) Protección de la fauna. Previamente al inicio de la fase de funcionamiento del parque, se realizará una prospección del terreno por personal especializado en fauna, con objeto de identificar la presencia de ejemplares de fauna sometida a régimen especial de protección, así como lugares de nidificación o refugios de quirópteros. En caso de resultado positivo de la prospección, se planificarán las actuaciones para evitar molestias a la reproducción, o establecer áreas de protección en torno a las zonas de cría, poniéndolo en conocimiento del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León para que valore las medidas oportunas a adoptar.
  • La zona de afección del parque eólico se mantendrá limpia de basuras, muladares, carroñas y similares para evitar posibles accidentes de aves por colisión.
  • Con el fin de prevenir posibles impactos sobre las poblaciones de quirópteros, se retrasará el inicio del arranque de los aerogeneradores, hasta los 5-6 m/s de velocidad de viento, durante las primeras horas de la noche (desde una hora antes del ocaso hasta tres horas después del orto) en los meses de julio a octubre, ambos inclusive, al coincidir con las velocidades de viento, horas y fechas más activas para los quirópteros. Una vez evaluada la efectividad de esta medida y teniendo en cuenta los resultados obtenidos en el «Estudio específico para la caracterización de la comunidad de quirópteros en el PE Peña del Gato» de mayo de 2018, presentado como anexo con el informe de vigilancia ambiental de 30 de julio de 2018, podrá valorarse la conveniencia de esta condición o matizarse los parámetros indicados en la misma.
  • La planificación de seguimientos de poblaciones de quirópteros llevada a cabo en el estudio mencionado en el punto anterior, y los previstos en el programa de vigilancia ambiental, se adaptarán a lo establecido en la Instrucción 4/FYM/2020, de 15 de junio, de la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal, sobre los contenidos mínimos exigibles a los estudios de impacto ambiental de instalaciones de energía renovables para su compatibilidad con los hábitats naturales, la flora y la fauna.
  • Si se detectara una alta mortandad de ejemplares de quirópteros en alguno de los aerogeneradores, se deberán proponer medidas adicionales para aminorar este impacto, como la parada de las posiciones con incidencia sobre las poblaciones, durante determinadas horas o fechas, cumpliendo con el Protocolo de parada de aerogeneradores conflictivos, adoptado por la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con carácter general para su aplicación en los procedimientos de evaluación de impacto ambiental de proyectos de parques eólicos. Este protocolo podrá ser facilitado al promotor desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León y se incorporará, junto con lo especificado en la instrucción anteriormente citada, dentro del programa de vigilancia ambiental.
  • En relación con la iluminación de los aerogeneradores del parque eólico para la seguridad aérea, deberá optarse por aquella que genere un mínimo impacto sobre la fauna. Se priorizará la emisión de señales luminosas intermitentes y, en periodo nocturno y en horas crepusculares, de luz roja frente a blanca, que parece resultar menos lesivo para la fauna voladora, salvo circunstancias insalvables relacionadas con la seguridad en la navegación aérea, en base a los establecido en la «Guía de señalamiento e iluminación de turbinas y parques eólicos» de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).
  • La adaptación a esta guía, debe hacerse ajustándose a los mínimos imprescindibles para minimizar los impactos referidos, atendiendo especialmente al apartado 5.2.3.3 Agrupaciones de aerogeneradores / parques eólicos, cuando señala que puede omitirse la iluminación de alguno de los aerogeneradores que conforman una agrupación […]. Dada la continuidad de algunos aerogeneradores con otros parques instalados, cabe estudiar corredores iluminados generados por el conjunto de parques, para procurar crear una señal luminosa mínima pero efectiva, que abarque en conjunto el mayor número de parques, prescindiendo de puntos de luz innecesarios técnicamente, si así lo corroborase la AESA.
  • El seguimiento destinado a la detección de cadáveres se llevará a cabo según lo establecido en la Instrucción 4/FYM/2020, utilizando perros adiestrados mediante recorridos en bandas paralelas de entre 3 y 5 metros de anchura, dependiendo de la cobertura de vegetación existente y en un radio de 100 metros. Se revisarán todos los aerogeneradores, con un intervalo de búsqueda nunca superior al estimado de desaparición de los restos, con un máximo de 3 días en el periodo estival. Los ejemplares localizados deberán ser identificados de forma fehaciente por técnico especializado. Si fuese necesario se enviarán muestras de tejidos para la realización de análisis moleculares.
  • La Junta de Castilla y León, en base al Plan de Monitorización de la Biodiversidad, está desarrollando trabajos de seguimiento de las poblaciones de quirópteros forestales y cavernícolas, así como el seguimiento de la mortalidad de aves y quirópteros en los parques eólicos, estudios que se encuentran en fase de ejecución. En función de los datos que se obtengan de estos estudios y seguimientos de la Junta de Castilla y León y de los que proporcione el seguimiento incluido en el Plan de Vigilancia Ambiental del Estudio de Impacto Ambiental, se podrá llevar a cabo una adaptación del condicionado establecido.
  • Como medida preventiva de evitación de colisiones de especies declaradas en peligro de extinción, se realizará un análisis de los sistemas de señalización admitidos en la «Guía de señalamiento e iluminación de turbinas y parques eólicos», de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, y se procederá a la señalización de las torres de la línea de aerogenadores que ocupan las posiciones más cercanas a Pobladura de las Regueras (PG-18, PG-19, PG-20, PG-21 y PG-22), de forma que se incremente su visibilidad, así como de los que ocupan la posición oeste del parque eólico, (posiciones PG-1, PG-2, PG-6, PG-7, PG-8, PG-16 y PG-17).situados a unos 3,5 Km de los cantaderos de urogallo mencionados anteriormente.
  • Se mantendrá en perfecto funcionamiento los sistemas de detección autónomos instalados en 5 de los aerogeneradores del parque eólico, uno por cada alineación, durante el año 2017, con el objeto de objeto reducir y disuadir las posibles colisiones que pudieran producirse contra ellos.
  • Según los datos aportados en el informe semestral de vigilancia ambiental de julio de 2018, los 5 dispositivos anticolisión por detección instalados en el parque en 2017 no detectaron la presencia de ejemplares de urogallo cantábrico. Se deberán revisar todas las grabaciones realizadas hasta la actualidad y conforme a los resultados obtenidos, el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León podrá requerir a la empresa promotora la instalación de más unidades en otros aerogeneradores o la incorporación de nuevos sistemas de grabación que amplíen la zona a la parte correspondiente de la torre del aerogenerador no ocupada por las palas. Se dará traslado al Servicio Territorial de Medio Ambiente de León de los datos obtenidos.
  • En cada grupo de cámaras de los 5 sistemas DT Bird instalados se colocará al menos una en la posición que cubra el rango de vuelo del urogallo cantábrico, y si fuera necesario, se instalará una cámara adicional. De esta forma se facilitaría la detección de posible movimiento esporádico de ejemplares de urogallo, así como de otras posibles especies de gallináceas, con características de vuelo similar. Se dará traslado al Servicio Territorial de Medio Ambiente de los resultados y de las imágenes obtenidas.
  • En relación con la fauna, los seguimientos del programa de vigilancia ambiental se realizarán conforme a los requerimientos establecidos en la Instrucción 4/FYM/2020, de 15 de junio. Se anotarán los datos de todos los ejemplares observados (tanto vivos como muertos), recogiendo fecha de la observación, especie, coordenada, comportamiento y cualquier otro dato de interés. Estos datos se trasladarán al Servicio Territorial de Medio Ambiente para que se incorporen a las bases de datos de la Administración. Si en alguno de los recorridos de seguimiento se detectase material genético de urogallo cantábrico, se procederá a su recogida, anotando fecha, coordenadas y recolector.
  • Se establecerá un protocolo entre el promotor del parque eólico y el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, para fijar los procedimientos de gestión de la información generada por el sistema de protección de avifauna y los datos de seguimiento de fauna obtenidos, y establecer las pautas de actuación en caso de incidencias.
  • En caso de realizarse trabajos de mejora de hábitat de urogallo cantábrico, se llevarán a cabo en coordinación con el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León y según lo recomendado en el «Estudio, análisis y evaluación de la conectividad de las poblaciones de urogallo y su hábitat. Zona Sur del área de distribución de la especie» y otros documentos generados al respecto. Estas mejoras se incorporarán a las «Actuaciones de manejo y gestión del hábitat del urogallo», descritas en las Actas del Grupo de Trabajo de situación crítica del urogallo cantábrico, creado al amparo de la Orden TEC/1078/2018, de 28 de septiembre, por la que se declara la situación crítica de varias especies incluido el Tetrao urogallus cantabricus en España, y se declaran de interés general las obras y proyectos encaminados a la recuperación de dichos taxones.
  • En caso de detectarse la presencia de ejemplares o rastros de urogallo cantábrico en las inmediaciones, o en los cantaderos más cercanos al parque, se prohíbe la realización de actuaciones en el periodo comprendido entre el 15 de diciembre y el 31 de julio, con objeto de evitar la afección a las poblaciones de urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) durante épocas sensibles de cortejo, reproducción y cría. Entre las fechas señaladas quedará restringido el tránsito de todo tipo de vehículos sobre los viales de acceso y comunicación entre los grupos de las diferentes infraestructuras. El Servicio Territorial de Medio Ambiente de León establecerá las condiciones de ejecución y control que se consideren necesarias para cualquier actuación entre las fechas señaladas.
  • Se instalarán placas de color claro al tresbolillo en todos los vallados perimetrales a las instalaciones y de las edificaciones para aumentar la visibilidad de los mismos y evitar la colisión de fauna y aves contra ellos; la distancia entre estas placas será inferior a 5 metros.
  • El programa de vigilancia ambiental deberá analizar la interacción del parque eólico sobre la comunidad de los insectos y, en base a los resultados, proponer medidas para minorar la potencial afección de este grupo faunístico con los aerogeneradores.
  • El programa de vigilancia ambiental se revisará una vez finalizado el primer año de funcionamiento de las instalaciones del parque eólico y, en base a los datos obtenidos, se fijará el seguimiento de fauna más conveniente y su periodo de vigencia.
  • Se prohíbe destruir, deteriorar, retirar y alterar la ubicación o posición de los carteles o señales indicadores de la condición cinegética de un terreno, induciendo a error sobre ella. Si como consecuencia de los trabajos se eliminaran señales «de cualquier orden», indicadoras de cotos privados de caza, estas se repondrán en su lugar correspondiente conforme a la legislación vigente.
  • En relación con la fauna silvestre y especies cinegéticas se planificarán los trabajos para no afectar a la época de reproducción de las especies, y restringir los mismos, lo máximo posible a la zona de proyecto, sin afectar zonas adyacentes; se limitará la velocidad de los vehículos para evitar atropellos accidentales de animales; se regarán las pistas y caminos para evitar en lo posible la generación de polvo y se protegerán zanjas y/o excavaciones, para evitar caídas y accidentes.
  • Dado que la actividad cinegética pudiera quedar condicionada por la ejecución del proyecto, será responsabilidad del promotor contactar con antelación suficiente con los titulares de los cotos de caza al objeto de compatibilizar la operación del parque eólico con la actividad cinegética, de acuerdo con la Ley de Caza de Castilla y León.
  • Si durante la fase de funcionamiento del parque y como consecuencia de los seguimientos periódicos y estudios, se detectase una afección significativa de algún aerogenerador a especies voladoras, podrá ser modificada su ubicación o limitarse su funcionamiento a juicio del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, en tanto se adoptan medidas correctoras concretas.
  • Se respetarán las zonas que tengan relevancia en el hábitat para la conservación de la fauna, por escasez de estos valores naturales, en cuanto a la alimentación, abrigo, reproducción y cría (linderos de fincas, matas, zarzas, arbustos, matorrales, majanos, chozos, puntos de agua: manantiales, captaciones, fuentes, arroyos, regatos, agua embalsada, etc.).
  • Se continuará con el seguimiento de las medidas de mejora de hábitat contempladas en el «Plan de Medidas realizadas en coordinación con el Servicio Territorial de Medio Ambiente» (apartado 10.1.4 del estudio de impacto ambiental). Asimismo, se tendrán en cuenta las directrices que estipula el Plan de Recuperación del Urogallo Cantábrico en la Comunidad de Castilla y León al respecto de la gestión forestal y la mejora del hábitat para la especie.
  • Se deberá aplicar, en su caso, el Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto de 2008, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.
  • e) Protección de la vegetación, de la flora protegida y hábitats de interés comunitario. En el caso de detectarse ejemplares de flora protegida, sobre todo durante la fase de desmantelamiento y restauración, se procederá a señalizar el lugar y se dará aviso al Servicio Territorial de Medio Ambiente, que propondrá las medidas a llevar a cabo, como, por ejemplo, pequeñas modificaciones de ejecución, de replanteo o translocación de ejemplares.
  • Se deberá evitar la afección a los hábitats de interés comunitario presentes, teniendo especial consideración de los que se localizan en vaguadas y arroyos de los principales cauces, así como de zonas encharcadas o de elevada humedad edáfica, por ser estos lugares donde se localizan hábitats de interés comunitario prioritario y taxones de flora protegida. Se minimizará la afección a la vegetación arbórea y arbustiva y la afección a terrenos repoblados con arbolado.
  • En las instalaciones que se ejecuten sobre hábitats de interés comunitario, se procederá a jalonar la zona afectada para evitar una afección mayor por circulación de maquinaria, etc.
  • La afección a la vegetación se reducirá a aquella que resulte estrictamente imprescindible para la correcta ejecución de los trabajos. En caso de que sea precisa la corta o poda de algún ejemplar arbóreo o el desbroce de vegetación, se deberá realizar un señalamiento previo para constatar la presencia o no de hábitats o especies de interés o protegidas. En caso afirmativo, la ejecución de las actuaciones se deberá ajustar al período que se establezca más apropiado por los agentes medioambientales, en función del ciclo biológico de las especies presentes.
  • f) Protección de la atmósfera. Para evitar la emisión de polvo y partículas durante la fase de funcionamiento del parque, siempre que las condiciones climatológicas y circunstancias del trabajo lo aconsejen, se procederá al riego de caminos y demás infraestructuras, y se limitará la velocidad de tránsito por los accesos y viales del parque a 30 km/h.
  • Deberá cumplirse lo establecido en la normativa sectorial vigente que regule la calidad del aire y la protección de la atmósfera.
  • g) Contaminación acústica. Se atenderá a lo dispuesto en la normativa vigente en materia de ruido en Castilla y León, cumpliéndose los niveles establecidos de transmisión de ruido por causas derivadas del funcionamiento o desmantelamiento del proyecto.
  • Se incorporará al programa de vigilancia ambiental el seguimiento y control de ruidos en las fases del proyecto, debiendo aplicarse, en caso de que se detecten niveles de inmisión acústica que superen los valores admisibles según normativa, medidas complementarias que se estimen necesarias, como la limitación de velocidad de aerogeneradores en periodos nocturnos si fuese el caso.
  • h) Contaminación lumínica. Con independencia de las obligaciones establecidas en materia de seguridad aérea, la instalación y los elementos de iluminación exteriores se diseñarán e instalarán de manera que se prevenga la contaminación lumínica y se favorezca el ahorro, el uso adecuado y el aprovechamiento de la energía, contando con los componentes necesarios para este fin, de acuerdo con la normativa vigente, reduciéndose al máximo la iluminación nocturna hacia el exterior de las instalaciones.
  • i) Prevención de incendios forestales. Durante la fase de funcionamiento del proyecto, se respetarán las normas de incendios, cumpliendo con la normativa vigente en la Orden FYM/510/2013 de 25 de junio, por la que se regula el uso del fuego y se establecen medidas preventivas para la lucha contra los incendios forestales en Castilla y León.
  • Se contará con sistemas ignífugos envolventes o de pantalla en los lugares donde se trabaje con elementos cuyo funcionamiento genere chispas o fuego (radiales, sopletes, soldadores…), a fin de evitar que el desprendimiento de chispas, llamas, descargas eléctricas o deflagraciones puedan originar focos de incendio.
  • Si accidentalmente se ocasionara un foco de incendio que no puede controlarse de inicio se cursará llamada telefónica al Centro Provincial de Mando de León con la mayor urgencia posible.
  • Todas las líneas de evacuación eléctrica soterradas estarán permanentemente identificadas sobre el terreno con marcas indelebles (mojones, hitos o similares, visibles mediante pinturas llamativas). Tanto las líneas de evacuación eléctrica, como los viales de acceso e interiores del parque eólico, se acondicionarán mediante su desbroce de todo tipo de vegetación leñosa.
  • j) Gestión de residuos y de suelos contaminados. Todos los residuos que se generen en el desarrollo de la actividad en sus diferentes fases, serán segregados según su categoría, almacenados en adecuadas condiciones y entregados a gestores autorizados, según establece la normativa vigente en la normativa sectorial de residuos.
  • En todo momento se evitará el abandono de cualquier tipo de residuo, se efectuará una gestión adecuada de los restos, residuos y basuras generados eliminando los riesgos de contaminación de suelos y de las aguas tanto superficiales como subterráneas, así como su depósito en los terrenos próximos de forma intencionada o por traslado imprevisto debido al viento o a otros elementos.
  • La empresa promotora será responsable de mantener limpia la zona de afección del parque eólico y sus alrededores durante la fase de funcionamiento. Los residuos generados en esta fase (aceites minerales, trapos impregnados, combustibles, etc.), en su mayoría peligrosos, procedentes del mantenimiento de los aerogeneradores y la maquinaria auxiliar, deberán disponer de un punto de almacenamiento específico. Este punto de almacenamiento deberá proteger el suelo de posibles contaminaciones, por derrames o vertido, mediante un cubeto de recogida y deberá estar situado bajo una cubierta que le proteja de las inclemencias meteorológicas, evitando su manejo incontrolado y la posibilidad de contaminación directa o inducida. Será necesaria la elaboración de protocolos de actuación específicos en previsión de la ocurrencia de incidentes de este tipo, para poder así actuar de la manera más rápida posible y evitar la contaminación de las aguas superficiales y/o subterráneas.
  • k) Afección a Montes de Utilidad Pública. El proyecto se ubica en Montes de Utilidad Pública. En el caso de que para la ejecución del mismo se necesite afectar más terreno que el autorizado en el expediente LE-O-83/08, con carácter previo a la realización de las actuaciones previstas, deberá solicitarse la correspondiente concesión de uso privativo en Monte de Utilidad Pública, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 61 a 69 de la Ley 3/2009, de 6 de abril, de Montes de Castilla y León.
  • Las actuaciones que se realicen en cualquiera de los caminos que den acceso a M.U.P., deberán ser compatibles con los aprovechamientos y otras obras de carácter forestal que en él se desarrollen, y así mismo no deberán interferir con el uso común de los montes colindantes.
  • No se circulará con maquinaria ni vehículos fuera de los caminos existentes, ni se utilizarán dichos terrenos como lugar para realizar acopios de materiales, parque de maquinaria o instalaciones auxiliares que sean previamente autorizadas.
  • l) Integración paisajística y restauración. Se minimizará la transformación del suelo sobre el que se asienten las infraestructuras, la apertura de zanjas y los trabajos de cimentación deberán ceñirse a los proyectados y por tanto evaluados ambientalmente. No son admisibles modificaciones sobre lo proyectado si no es previa justificación y solicitud de informe de afección.
  • Las zanjas de cableado para los trabajos de mantenimiento, así como los viales y pistas de cualquier tipo no se podrán pavimentar, ni cubrir con grava o zahorra. Aquellos caminos principales que inevitablemente deban pavimentarse, se realizará con zahorras de la misma tonalidad que el entorno, debiendo justificarse la no existencia de otras alternativas para su autorización.
  • El edificio de control debe mantenerse integrado paisajísticamente, con un acabado de piedra del lugar. La iluminación que se instale en el edificio de control y en la subestación evitará la difusión innecesaria de la luz por encima del plano horizontal.
  • Se deberán respetar los majanos de piedra, así como pequeñas superficies de monte, linderos con alineaciones de vegetación arbórea/arbustiva, así como arbolado disperso, prestando especial atención a las quercíneas y otras frondosas. Si excepcionalmente, en el desarrollo del proyecto, fuese necesaria la corta de arbolado, deberá justificarse la no existencia de otras alternativas para su autorización, que en cualquier caso estará sujeta a lo recogido en la Ley 3/2009, de 6 de abril, de Montes de Castilla y León, exigiéndose la obtención previa de la correspondiente autorización o comunicación, que incluirá las condiciones para su ejecución y el tratamiento de los restos generados.
  • Se procurará la mejora de hábitats en áreas alejadas del propio parque para disuadir a la fauna sensible a colisiones, creando ambientes con un efecto llamada alternativo eficaz. Todas las operaciones de restauración deberán coordinarse con el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León al objeto de determinar los métodos y objetivos de restauración a emplear y comprobar la idoneidad de las actuaciones.
  • La supervivencia y buen estado de conservación de las zonas restauradas deberán ser incluidos en los objetivos del programa de vigilancia ambiental, procediéndose a las operaciones de reposición que resulten necesarias.
  • El Material Forestal de Reproducción a emplear en la restauración vegetal (frutos y semillas, plantas y partes de plantas) habrá de cumplir lo establecido en el Decreto 54/2007, de 24 de mayo, por el que se regula la comercialización de los materiales forestales de reproducción en la Comunidad de Castilla y León, y su procedencia estar conforme con el Catálogo de Material Forestal de Reproducción vigente que los delimita y determina.
  • m) Maquinaria. Será responsabilidad del promotor el adecuado mantenimiento y conservación de las infraestructuras y equipos, así como su reparación, sustitución o desmantelamiento, en caso de que su deterioro ponga en peligro las condiciones mínimas de seguridad o exista riesgo de afección al medio.
  • n) Afecciones medioambientales sobrevenidas. Cualquier accidente o incidente que se produzca durante el desarrollo del proyecto con posible incidencia medioambiental, deberá comunicarse inmediatamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente de León. Toda actuación no prevista en la documentación aportada, que surja durante las distintas fases y/o durante la vida útil del parque eólico, será puesta en conocimiento del órgano sustantivo y del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León.
  • ñ) Cese de actividad. Si por cualquier causa cesara la actividad, de forma temporal o definitiva, el promotor establecerá un plan de actuación que será presentado ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León para su aprobación. En las fases de paralización de la operación del parque, será responsabilidad del promotor el adecuado mantenimiento y conservación de las infraestructuras y equipos, así como su reparación, sustitución o desmantelamiento, en caso de que su deterioro ponga en peligro las condiciones mínimas de seguridad o exista riesgo de afección al medio.
  • o) Desmantelamiento. Al final de la vida útil del parque, cuando el sistema de producción de energía deje de ser operativo o se paralice definitivamente su funcionamiento, deberá garantizarse el desmantelamiento de todas las instalaciones y edificaciones, incluidas las subterráneas, siempre que no suponga un perjuicio para el medio ambiente, y la retirada de todos los equipos, residuos y materiales sobrantes procediéndose a la restauración e integración paisajística de toda el área afectada. Se presentará un proyecto de desmantelamiento y restauración de la zona afectada, debiéndose incorporar un presupuesto valorado.

4. Numeración de los aerogeneradores instalados. Se deberán numerar los aerogeneradores definitivamente instalados para su rápida identificación y localización in situ, de forma fácilmente visible y duradera, diferenciándolos claramente de los del mismo número de parques cercanos, mediante la inicial del parque u otro sistema.

5. Medidas de seguridad aérea. La señalización e iluminación del parque eólico deberán realizarse atendiendo a las directrices contenidas en la Guía de señalamiento e iluminación de turbinas y parques eólicos elaborada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea a partir de lo establecido en el Anexo 14 de la Organización de Aviación Civil Internacional, transpuesta a la legislación española mediante el Real Decreto 862/2009, de 14 de mayo, por el que se aprueban las normas técnicas de diseño y operación de aeródromos de uso público y se regula la certificación de los aeropuertos de competencia del Estado. En caso de existir alternativas, se deberá optar por aquella que genere un mínimo impacto sobre la fauna y paisaje.

6. Vulnerabilidad ante riesgos de accidentes. Ninguna de las actuaciones previstas, ni los diferentes usos que se asignen al suelo, debe incrementar el riesgo hacia las personas, sus bienes y el medio ambiente. Si alguna de las actuaciones derivadas de la modificación/aprobación pudiera hacerlo potencialmente, deberá hacerse un análisis previo, indicando el grado de afección, así como las medidas necesarias para evitar incrementar dichos riesgos.

7. Programa de vigilancia ambiental. Con antelación a la puesta en funcionamiento del parque eólico, el promotor presentará ante el órgano sustantivo y el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, el programa de vigilancia ambiental el cual deberá realizarse en los términos que recoge el estudio de impacto ambiental incluyendo los aspectos derivados del condicionado de esta declaración con el fin de facilitar el seguimiento ambiental de las actuaciones proyectadas durante las distintas fases de funcionamiento y abandono de la instalación.

Para conocer el impacto real del proyecto, el programa de vigilancia ambiental se pondrá en marcha y se desarrollará durante toda la vida útil del parque eólico. Deberá incluir como medida correctora, el diseño de un modelo de análisis comparativo de datos de mortandad por colisiones en el parque recogidos durante el seguimiento ambiental, para establecer comparativas entre los distintos tipos de aerogenerador existentes, y poder extraer conclusiones para futuros parques.

Si del resultado de dichos controles se detectara una elevada mortalidad de aves o quirópteros, desviaciones, incumplimientos o nuevas afecciones medioambientales, se pondrá el hecho inmediatamente en conocimiento del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León.

Igualmente, el programa de vigilancia ambiental recogerá los contenidos y las exigencias para dicho programa, conforme a lo dispuesto en la Instrucción 4/FYM/2020, de 15 de junio, de la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal, así como de cualquier otra Instrucción o requerimiento emanado en un futuro en este sentido de las diferentes unidades administrativas de la Consejería con competencias en Medio Ambiente.

8. Informes periódicos. Se deberá presentar un informe semestral (periodos enero-junio y julio-diciembre), sobre el desarrollo del programa de vigilancia ambiental, desde la fecha de inicio de la actividad del parque, en el Servicio Territorial de Medio Ambiente de León. El informe deberá recoger los datos del seguimiento de las poblaciones de avifauna y quirópterofauna y de la siniestralidad de la instalación. Además, en los informes se reflejará el grado de cumplimiento y la eficacia de las medidas preventivas y correctoras establecidas en la declaración de impacto ambiental y en el estudio de impacto ambiental.

En el caso de detectarse una elevada mortandad de aves o quirópteros, deberá ponerse el hecho inmediatamente en conocimiento del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León.

9. Coordinación ambiental. Para la resolución de las dificultades que pudieran surgir de la aplicación o interpretación de las medidas protectoras establecidas en esta declaración, así como para la valoración y corrección de impactos ambientales imprevistos y la restauración del medio natural, deberá contarse con la colaboración técnica del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León.

10. Comunicación del inicio de actividad. En cumplimiento con lo establecido en el artículo 43.1 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, el promotor deberá comunicar al órgano ambiental la fecha de comienzo de la ejecución del proyecto. Además, de acuerdo con el artículo 60 del texto refundido de Prevención Ambiental de Castilla y León aprobado por Decreto Legislativo 1/2015, de 12 de noviembre, el promotor deberá comunicar asimismo, al órgano ambiental, la fecha de inicio de operación del parque.

11. Protección del patrimonio cultural y arqueológico. Si en el transcurso de las diferentes actuaciones incluidas en el proyecto, se produjese cualquier hallazgo de índole arqueológica, se paralizarán las obras, procediendo el promotor a ponerlo en conocimiento de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en León que dictará las normas de actuación que procedan, dando cumplimiento de esta forma a lo dispuesto en el Art. 60 de la Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León y a los Arts. 121 y 126 del Reglamento para la Protección del Patrimonio Cultural de Castilla y León, aprobado por Decreto 37/2007, de 19 de abril.

12. Modificaciones. Cualquier variación en los parámetros o definición de las actuaciones proyectadas que pudieran producirse con posterioridad a esta declaración de impacto ambiental, deberá ser notificada previamente a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en León, que prestará su conformidad, si procede, sin perjuicio de la tramitación de las autorizaciones o licencias que en su caso correspondan. Se consideran exentas de esta notificación, a efectos ambientales, las modificaciones que se deriven de la aplicación de las medidas protectoras de esta declaración de impacto ambiental.

Con independencia de lo establecido en el punto anterior, las condiciones de esta declaración de impacto ambiental podrán modificarse cuando concurra alguna de las circunstancias recogidas en el artículo 44 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

13. Seguimiento y vigilancia. El seguimiento y vigilancia del cumplimiento de lo establecido en esta declaración de impacto ambiental corresponde a los órganos competentes por razón de la materia, facultados para el otorgamiento de la autorización del proyecto, sin perjuicio de que el órgano ambiental pueda recabar información de aquellos al respecto, así como efectuar las comprobaciones necesarias en orden de verificar el cumplimiento del condicionado ambiental.

Si del resultado de los controles establecidos se detectaran desviaciones o modificaciones de las medidas medioambientales, el órgano sustantivo lo pondrá en conocimiento del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León a los efectos oportunos.

14. Vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental. Esta declaración de impacto ambiental perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios si, una vez publicada en el Boletín Oficial de Castilla y León, no se hubiera comenzado la ejecución del proyecto o actividad en el plazo de cuatro años, a cuyo efecto el promotor deberá comunicar al órgano ambiental, con antelación suficiente, la fecha de comienzo de operación del parque. A solicitud del promotor, el órgano ambiental podrá prorrogar su vigencia conforme a lo establecido en el artículo 43 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

15. Publicidad de la autorización del proyecto. Conforme a lo establecido en el artículo 42 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, y sus modificaciones, el órgano sustantivo que autorice o apruebe la actuación a que se refiere esta declaración de impacto ambiental deberá remitir al Boletín Oficial de Castilla y León, en el plazo de 15 días desde que se adopte la decisión de autorizar o denegar el proyecto, un extracto del contenido de dicha decisión.

Asimismo, publicará en su sede electrónica la decisión sobre la autorización o denegación del proyecto y una referencia del boletín oficial en el que se publicó la declaración de impacto ambiental.

Segundo.– La instalación de producción que se autoriza, deberá cumplir con la normativa vigente y, en particular, por estar prevista su conexión a la red eléctrica, deberá utilizar una tecnología capaz de cumplir los requisitos establecidos en el apartados 3.1. «Condiciones de intercambio de energía» del P.O. 12.2 (Procedimiento de Operación del Sistema 12.2) regulado mediante Resolución de 11 de febrero de 2005, de la Secretaría General de la Energía, por la que se aprueba un conjunto de procedimientos de carácter técnico e instrumental necesarios para realizar la adecuada gestión técnica del Sistema Eléctrico.

Tercero.– La Administración podrá dejar sin efecto la presente Resolución en cualquier momento que se observe el incumplimiento de las condiciones impuestas en ella, previa tramitación del correspondiente procedimiento administrativo de revocación.

Esta Resolución se dicta con independencia de cualquier autorización prevista en la normativa vigente y sin perjuicio de terceros.

Contra la presente Resolución, que no pone fin a la vía administrativa, se podrá interponer RECURSO DE ALZADA en el plazo de UN MES, contado a partir del día siguiente a su notificación, ante el Ilma. Delegada Territorial de León, de conformidad con lo dispuesto en los artículos, 112, 121 y 122 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, en relación con los artículos 60 y 61 de la Ley 3/2001, de 3 de julio, del Gobierno y de la Administración de la Comunidad de Castilla y León, en relación con el artículo 7 del Decreto 25/2017, de 7 de septiembre, por el que se regula la estructura orgánica y las competencias de las Delegaciones Territoriales de la Junta de Castilla y León.

León, 24 de mayo de 2022.

El Jefe del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía,

Fdo.: Fernando Bandera González